Cuba. Piden el Nobel de la Paz para la Bri­ga­da Médi­ca cuba­na Henry Reeve

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 10 de mayo de 2020

El Comi­té Inter­na­cio­nal Paz, Jus­ti­cia y Dig­ni­dad a los Pue­blos con­vo­ca a los ami­gos de Cuba y los hom­bres y muje­res de bue­na volun­tad, a apo­yar la nomi­na­ción al Pre­mio Nobel de la Paz a la «Bri­ga­da Inter­na­cio­nal Médi­ca Espe­cia­li­za­da en Situa­cio­nes de Desas­tre y Gra­ves Epi­de­mias «Henry Reeve», por su alta con­tri­bu­ción a la huma­ni­dad en el enfren­ta­mien­to a la pan­de­mia pro­vo­ca­da por el coro­na­vi­rus Covid-19.

Más de 1500 pro­fe­sio­na­les cuba­nos de la salud, médi­cos, espe­cia­lis­tas y enfer­me­ros fue­ron soli­ci­ta­dos por 23 paí­ses de Euro­pa, Áfri­ca, Emi­ra­tos Ára­bes, Amé­ri­ca Lati­na y El Caribe.

Otras soli­ci­tu­des de coope­ra­ción se encuen­tran en cur­so, cons­ti­tu­yen­do el úni­co Con­tin­gen­te médi­co inter­na­cio­nal en dar una res­pues­ta cien­tí­fi­ca y huma­ni­ta­ria ante la pan­de­mia a esca­la mundial.

La coope­ra­ción médi­ca en Pakis­tan y Hai­tí tras los devas­ta­do­res terre­mo­tos, y el extra­or­di­na­rio éxi­to fren­te a gran­des epi­de­mias como la del Ébo­la en Áfri­ca evi­den­cian la gran for­ma­ción médi­co-cien­tí­fi­ca, la capa­ci­dad y expe­rien­cia para sal­var vidas en situa­cio­nes de Desas­tres y Gra­ves Epi­de­mias, y expre­san gran­des valo­res de altruis­mo, soli­da­ri­dad y humanismo.

«La Bri­ga­da Henry Reeve ha dise­mi­na­do un men­sa­je de espe­ran­za en todo el mun­do. Sus 7400 pro­fe­sio­na­les de la salud volun­ta­rios que la inte­gran, han tra­ta­do a más de 3,5 millo­nes de per­so­nas en 21 paí­ses enfren­tan­do los peo­res desas­tres y epi­de­mias de la últi­ma déca­da» expre­só la OMS al entre­gar el pre­mio Dr. Lee Jong-wook de Salud Públi­ca, en la cere­mo­nia rea­li­za­da en Gine­bra, en mayo del 2017, en oca­sión de la 70 Asam­blea Mun­dial de la Salud.

La ini­cia­ti­va de nomi­nar a la Bri­ga­da Henry Reeve al Pre­mio Nobel de la Paz, expre­sa­da en las redes socia­les des­de el mes de mar­zo, ha toma­do cuer­po en gru­pos de amis­tad y soli­da­ri­dad con Cuba como la Aso­cia­ción Cuba Lin­da, la Aso­cia­ción Fran­ce-Cuba y Cuba Coope­ra­ción de Francia­; el Círcu­lo de Gran­ma en Ita­lia; la pági­na crea­da en la red social Face­book, en nom­bre de los gru­pos de soli­da­ri­dad grie­gos por el des­ta­ca­do ami­go de Cuba Veli­sa­rios Kos­si­va­kis, con el nom­bre «Nobel Pri­ce for the Doc­tors of Cuba», que cuen­ta con más de 13 mil adhe­sio­nes en Gre­cia y dece­nas de miles de men­sa­jes e inter­ac­cio­nes; el Comi­té Inter­na­cio­nal Paz, Jus­ti­cia y Dig­ni­dad a los Pue­blos de Bra­sil, Cuba­nis­mo de Bél­gi­ca, el Movi­mien­to de Soli­da­ri­dad y Amis­tad Mutua Vene­zue­la-Cuba, Aus­tra­lia-Cuba Friendship Society, ACFS WA branch, la Aso­cia­ción de Soli­da­ri­dad Ára­be Lati­no­ame­ri­ca­na José Mar­tí del Líbano y Madres Sabias, de Espa­ña. A ellos se suman gru­pos de soli­da­ri­dad en EE.UU, como la Red en Defen­sa de la Huma­ni­dad-Capi­tu­lo EEUU, la Red de Soli­da­ri­dad con Cuba (NNOC), Pas­to­res por la Paz, Códi­go Rosa­do (Code­pink) y el Capi­tu­lo EEUU del Comi­té Inter­na­cio­nal Paz, Jus­ti­cia y Dig­ni­dad a los Pueblos.

Les pedi­mos estre­char lazos entre todos para tra­ba­jar en uni­dad de acción y lograr la nomi­na­ción al Nobel de la Paz a la Bri­ga­da Inter­na­cio­nal Médi­ca Cuba­na «Henry Reeve».

Mien­tras EE.UU redo­bla el blo­queo, impi­de a Cuba en medio de una pan­de­mia adqui­rir inclu­so los insu­mos sani­ta­rios para enfren­tar­la y pre­sio­na a otros paí­ses lan­zan­do una cam­pa­ña de men­ti­ras y calum­nias con­tra los médi­cos cubanos.

La retó­ri­ca del odio, expre­sa­da por Trump, Mike Pom­peo y el ser­vil secre­ta­rio de la OEA Luis Alma­gro, pare­ce no tener fin. Otros dos millo­nes de dóla­res han sido des­ti­na­dos a la Usaid para ata­car la cola­bo­ra­ción médi­ca cuba­na. «En vez de des­pil­fa­rrar en agre­sio­nes a la coope­ra­ción inter­na­cio­nal y la salud de los pue­blos, el gobierno de EE.UU debe­ría cen­trar esfuer­zos en evi­tar la enfer­me­dad y la muer­te de sus ciu­da­da­nos a cuen­ta de la Covid-19» expre­só el can­ci­ller cubano Bruno Rodrí­guez en la red social Twitter.

Con este mis­mo pro­pó­si­to en agos­to del 2019 la USAID, que sumi­nis­tra recur­sos a los pro­gra­mas sub­ver­si­vos con­tra el Gobierno cubano, des­ti­nó tres millo­nes de dóla­res. En menos de un año han diri­gi­do como míni­mo 5 millo­nes de dóla­res, sus­traí­dos del bol­si­llo de los con­tri­bu­yen­tes nor­te­ame­ri­ca­nos para des­es­ta­bi­li­zar un pro­gra­ma que solo apor­ta salud a quie­nes más lo nece­si­tan, como en la actual pan­de­mia, espe­cial­men­te a los paí­ses del ter­cer mundo.

La peque­ña y sitia­da Cuba, con­ti­núa su heroi­ca resis­ten­cia, sin dejar a nadie aban­do­na­do, pre­ser­van­do sus con­quis­tas socia­les, su sobe­ra­nía e inde­pen­den­cia. Fiel a sus prin­ci­pios de inter­na­cio­na­lis­mo y coope­ra­ción, tal como lo expre­só recien­te­men­te ante la cum­bre de los MNOAL el pre­si­den­te cubano Miguel Díaz Canel.

Cuba y sus médi­cos están dan­do el mayor ejem­plo de soli­da­ri­dad y amor al mundo.

Nobel de la Paz a la Bri­ga­da Henry Reeve

#Cuba­Sal­va­Vi­das

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *