Comu­ni­ca­do de Nación Anda­lu­za ante el plan de deses­ca­la­da del gobierno espa­ñol por pro­vin­cias “Por la comar­ca­li­za­ción de Andalucía”

Covid19 IX

Este vier­nes el Minis­te­rio de Salud espa­ñol anun­cia­ba que, los terri­to­rios anda­lu­ces com­pren­di­dos en las pro­vin­cias de Mála­ga y Gra­na­da segui­rían estan­do al menos una sema­na más en el máxi­mo nivel en cuan­to a res­tric­ción de dere­chos y liber­ta­des se refie­re, mien­tras que el res­to de Anda­lu­cía pasa­ría a fase 1. Ante esta deci­sión des­de Nación Anda­lu­za que­re­mos expresar:

1º Com­par­ti­mos las tesis del anda­lu­cis­mo revo­lu­cio­na­rio de Blas Infan­te que veía en las pro­vin­cias un ins­tru­men­to de impo­si­ción, cau­sa de nues­tra debi­li­dad así como un obs­tácu­lo para la cons­truc­ción nacio­nal de Anda­lu­cía. La divi­sión terri­to­rial de Anda­lu­cía impues­ta por la coro­na cas­te­lla­na divi­día nues­tro país en cua­tro rei­nos sin nin­gu­na atri­bu­ción admi­nis­tra­ti­va con­for­me a los dis­tin­tos momen­tos de nues­tra con­quis­ta: pene­tran­do por Jaén, lue­go Cór­do­ba en el Gua­dal­qui­vir medio y pos­te­rior­men­te Sevi­lla. El rei­no de Gra­na­da se corres­pon­de con el últi­mo Esta­do polí­ti­co anda­lu­sí. Lue­go se cons­ti­tu­ye­ron las Nue­vas Pobla­cio­nes de Car­los III en una nue­va divi­sión, des­ga­ja­da de los tres rei­nos ‑Jaén, Cór­do­ba y Sevi­lla- en los que esta­ban encla­va­das. En 1813 y 1822, se rea­li­za­ron nue­vas divi­sio­nes, simi­la­res a la ante­rior, aun­que ya con el nom­bre de “pro­vin­cias”. Y fue duran­te la regen­cia de María Cris­ti­na cuan­do se esta­ble­ció la divi­sión admi­nis­tra­ti­va en 49 pro­vin­cias, lige­ra­men­te modi­fi­ca­da des­pués. El pro­ce­so de pro­vin­cia­li­za­ción res­pon­de a la nece­si­dad de la monar­quía bor­bó­ni­ca de un Esta­do más cen­tra­li­za­do para apli­car de for­ma más rápi­da la auto­ri­dad cen­tra­lis­ta. La bur­gue­sía esta­ta­lis­ta que que­ría una herra­mien­ta de domi­na­ción y extrac­ción de plus­va­lías lo más per­fec­cio­na­da posi­ble: el Esta­do espa­ñol tro­cea­do en uni­da­des simi­la­res u equi­pa­ra­bles, pero arti­fi­cia­les. Ade­más con la pro­vin­cia­li­za­ción de 1833 Anda­lu­cía per­dió de miles de kiló­me­tros cua­dra­dos de terri­to­rio. Los muni­ci­pios de Alba­da­le­jo, Bien­ve­ni­da, Fuen­ca­lien­te, Villa­man­ri­que y Villa­pa­la­cios se atri­bu­ye­ron a Ciu­dad Real. Par­te de la sie­rra de Segu­ra, con Rio­par y Yes­te, a Alba­ce­te. En la par­te oes­te, los de Fre­ge­nal de la Sie­rra, Higue­ra la Real, Ahi­llo­nes, Ber­lan­ga, Val­ver­de de Lle­re­na, Mal­co­ci­na­do y toda la comar­ca de Ten­tu­dia per­te­ne­cien­te al rei­no de Sevi­lla, fue­ron tras­pa­sa­dos a la pro­vin­cia de Bada­joz. Y se divi­die­ron comar­cas que man­te­nían una gran cohe­sión inter­na, como ocu­rrió con la Alpu­ja­rra o el Aljarafe.

2º Esta divi­sión de Anda­lu­cía en pro­vin­cias ha sido repro­du­ci­da por casi todos los dis­tin­tos par­ti­dos que han gober­na­do o co-gober­na­do la Jun­ta (PSOE, PP, IU y C’s) evi­den­cian­do su impor­tan­cia para el con­trol social y polí­ti­co del Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz. Día a día la Jun­ta publi­ca los datos sobre la pan­de­mia del Covid-19 por pro­vin­cias, no por comar­cas o áreas sani­ta­rias (exis­tien­do 33 áreas sani­ta­rias en Anda­lu­cía). Si aho­ra la Jun­ta se que­ja de la deci­sión del Esta­do es (ade­más de por­que han hecho un plan­tea­mien­to pro­vin­cial al minis­te­rio de Sani­dad (aña­dien­do algu­nos con­di­cio­nan­tes en el caso de tres áreas sani­ta­rias) en vez de por áreas sani­ta­rias) por­que ambos son tan cho­vi­nis­tas que no con­tem­plan Anda­lu­cía de otra for­ma que como nación gober­na­da, y para ello divi­di­da en ocho peda­zos. Los dis­tin­tos gobier­nos de la Jun­ta no han dado paso alguno para desa­rro­llar el artícu­lo 97º del esta­tu­to actual que remi­te la deter­mi­na­ción y com­pe­ten­cias de las comar­cas a una legis­la­ción pos­te­rior y las carac­te­ri­za como «muni­ci­pios limí­tro­fes con carac­te­rís­ti­cas geo­grá­fi­cas, eco­nó­mi­cas, socia­les e his­tó­ri­cas afines».

3º Recha­za­mos que la deci­sión polí­ti­ca y sani­ta­ria sobre la deses­ca­la­da siga estan­do en Madrid, mos­tran­do cla­ra­men­te una ejem­plo del lugar des­de el que se deci­den los des­ti­nos de Anda­lu­cía. En este sen­ti­do recor­da­mos que Anda­lu­cía es un país con un terri­to­rio muy exten­so para poder auto­go­ber­nar­se; mayor que algu­nos Esta­dos euro­peos como Aus­tria, Irlan­da, Repú­bli­ca Che­ca o Bél­gi­ca. Este cen­tra­lis­mo del gobierno “de pro­gre­so” no ha sido denun­cia­do por Juan­ma Moreno ni el gobierno actual de la Jun­ta (PP‑C’s‑Vox) que, muy al con­tra­rio, lo fomen­tan y poten­cian limi­tán­do­se a cri­ti­car las deci­sio­nes por meros intere­ses par­ti­dis­tas. En su prác­ti­ca polí­ti­ca no dejan de reci­tar aquel ver­so del Can­tar del Mio Cid: “Que buen vasa­llo si tuvie­se buen señor” que sitúa al Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz como sir­vien­te del Estado.

4º Una varia­ble plan­tea­da para la deses­ca­la­da ha sido la exis­ten­cia de camas UCI sufi­cien­tes en todas las áreas sani­ta­rias anda­lu­zas. La estruc­tu­ra del Ser­vi­cio Anda­luz de Salud que con­cen­tra las camas e infra­es­truc­tu­ras sani­ta­rias y hos­pi­ta­la­rias más impor­tan­tes en las capi­ta­les de pro­vin­cia ha empu­ja­do a tomar esta como uni­dad terri­to­rial. Evi­den­cia así las caren­cias de la sani­dad públi­ca anda­lu­za. Anda­lu­cía nece­si­ta una inver­sión en sani­dad de ‑como míni­mo- el 7,5% del PIB que arti­cu­le unas infra­es­truc­tu­ras sani­ta­rias acce­si­bles para todas las anda­lu­zas, via­bles y auto­su­fi­cien­tes, inde­pe­dien­te­men­te de la comar­ca en la que vivan. En esto como en muchas otras cosas, las capi­ta­les pro­vin­cia­les repro­du­cen el mis­mo esque­ma cen­tra­lis­ta y abso­lu­ta­men­te des­igual que tie­ne el Esta­do español.

5º Des­de Nación Anda­lu­za hemos rei­vin­di­ca­do his­tó­ri­ca­men­te la comar­ca­li­za­ción de Anda­lu­cía y la des­apa­ri­ción de las dipu­tacio­nes pro­vin­cia­les. Las con­se­cuen­cias prác­ti­cas de una Anda­lu­cía divi­di­da en pro­vin­cias hoy son evi­den­tes. Sir­ven para que “nos gobier­nen mejor” pero per­ju­di­can al Pue­blo Tra­ba­ja­dor Anda­luz como en esta deses­ca­la­da, y en gene­ral en cuan­to a la des­igual dis­tri­bu­ción de las infra­es­truc­tu­ras sani­ta­rias públi­cas anda­lu­zas. Muchas comar­cas tie­nen gran arrai­go his­tó­ri­co y popu­lar (los Vélez, Hués­car, Sie­rra Mági­na, la Alpu­ja­rra, el Alja­ra­fe, la Axar­quía, los Pedro­ches, Sie­rra Sur, Cam­po de Gibral­tar, la Jan­da, el Andé­va­lo…) pero no poseen nin­gu­na reali­dad ins­ti­tu­cio­nal. A pesar de ello las comar­cas (bajo la deno­mi­na­ción de can­to­nes) ya apa­re­cían como una de las ins­ti­tu­cio­nes bási­cas de poder con un tex­to cons­ti­tu­yen­te pro­pio en la Cons­ti­tu­ción Anda­lu­za de 1883.

Las mili­tan­tes de Nación Anda­lu­za lucha­mos por una Anda­lu­cía con una nue­va terri­to­ria­li­dad dis­tin­ta a la impues­ta por la noble­za medie­val y con­ti­nua­da por el Esta­do espa­ñol moderno. Una Anda­lu­cía libre será una Anda­lu­cía estruc­tu­ra­da en comar­cas de muni­ci­pios libre­men­te fede­ra­dos. La comar­ca­li­za­ción impli­ca una nue­va estruc­tu­ra ins­ti­tu­cio­nal más cer­ca­na a nues­tra reali­dad como pue­blo, una dis­tri­bu­ción mejor y más efi­cien­te y la rede­fi­ni­ción de los meca­nis­mos de demo­cra­cia y par­ti­ci­pa­ción de las veci­nas en la toma de deci­sio­nes en unas ins­ti­tu­cio­nes que han de ser gober­na­das por las anda­lu­zas y no al revés.

¡Por la comar­ca­li­za­ción de Andalucía!

¡Por la Repú­bli­ca Anda­lu­za de Trabajadoras!

Per­ma­nen­te de la C.N. de Nación Andaluza.

Anda­lu­cía, 10 de mayo de 2020.

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *