Bra­sil. Lula: «No es solo una cama vacía en un hos­pi­tal pri­va­do y per­so­nas espe­ran­do la muer­te en casa»

Por Cláu­dia Mot­ta*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 06 de mayo de 2020

São Pau­lo – ¿Qué podrían hacer Bra­sil y los bra­si­le­ños, duran­te y des­pués de la pan­de­mia del nue­vo coro­na­vi­rus , si el país tuvie­ra un Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca a la altu­ra de los desa­fíos de la nación? Este fue el tema dis­cu­ti­do duran­te apro­xi­ma­da­men­te dos horas de diá­lo­go entre el ex pre­si­den­te Luiz Inácio Lula da Sil­va y los ex minis­tros de salud Hum­ber­to Cos­ta, José Gomes Tem­po­rão (2007−2010), Ale­xan­dre Padilha (2011−2014) y Arthur Chio­ro (2014−2016).

La pre­gun­ta par­te del hallaz­go que guió la reu­nión: la Pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca, bajo Jair Bol­so­na­ro, y la Eco­no­mía, bajo Pau­lo Gue­des, están lle­van­do a Bra­sil a una catás­tro­fe irre­me­dia­ble. Ni uno ni otro saben cómo lidiar con la nue­va pan­de­mia de coro­na­vi­rus. Tam­po­co sabe cómo pre­pa­rar el país para más tar­de. Y tie­ne que terminar.

“Tene­mos dos gran­des enemi­gos que enfren­tar. El virus en sí, los pro­ble­mas que cau­sa, las reac­cio­nes en el cuer­po humano. Y el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, que en lugar de lide­rar la lucha con­tra la pan­de­mia, es uno de los mayo­res obs­tácu­los para esta lucha. Des­obe­de­ce todas las pau­tas de salud nacio­na­les e inter­na­cio­na­les. Toda­vía vamos a vivir momen­tos muy serios ”, dice el sena­dor Hum­ber­to Cos­ta (PT-PE), minis­tro de 2003 a 2005. Para él, el país pron­to ten­drá que enfren­tar la idea de la cua­ren­te­na com­ple­ta (el cie­rre ). «O per­de­re­mos el con­trol de la pandemia».

Tem­po­rão, inves­ti­ga­dor de la Fun­da­ción Oswal­do Cruz (Fio­cruz), uno de los prin­ci­pa­les cen­tros de exce­len­cia en inves­ti­ga­ción en salud del país, cree que Bra­sil enfren­ta el mayor desa­fío de toda una gene­ra­ción. “Y lla­mo la aten­ción sobre dos aspec­tos: el des­ape­go total entre las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas y de salud. La polí­ti­ca eco­nó­mi­ca debe estar al ser­vi­cio de la salud, pero esta­mos vien­do lo con­tra­rio. No tene­mos coman­do, trans­pa­ren­cia, cohe­sión ”, cri­ti­ca al titu­lar de la car­te­ra de 2007 a 2010.

«Gobierno geno­ci­da»

“Por pri­me­ra vez, enfren­ta­mos una epi­de­mia sin la par­ti­ci­pa­ción del gobierno fede­ral. Y cuan­do apa­re­ce, tie­ne una pos­tu­ra cri­mi­nal. Vivi­mos H1N1 en 2009 y la cohe­sión, la trans­pa­ren­cia y el con­trol eran fun­da­men­ta­les. Pero tene­mos un pre­si­den­te con pro­pues­tas absur­das e irra­cio­na­les. Un com­por­ta­mien­to irres­pon­sa­ble que lle­vó a las per­so­nas a aban­do­nar el ais­la­mien­to ”, dijo Temporão.

La dipu­tada fede­ral Ale­xan­dre Padilha (PT-SP), Minis­tra de Salud del gobierno de Dil­ma Rous­seff (2011−2014) que imple­men­tó el pro­gra­ma Mais Médi­cos, lamen­ta la posi­ción de Bra­sil en el mun­do. «Cuan­do la ONU hizo su infor­me de eva­lua­ción, pro­du­jo un capí­tu­lo espe­cial sobre Bra­sil, que cla­si­fi­ca a Bol­so­na­ro como un geno­ci­dio, res­pon­sa­ble de miles de muer­tes y el sufri­mien­to de millo­nes de bra­si­le­ños», destaca.

Padilha, médi­co y pro­fe­sor de enfer­me­da­des infec­cio­sas en la USP, seña­la que somos el noveno país en núme­ro de casos, pero el segun­do en casos nue­vos todos los días. Y que en otros 126 paí­ses se pro­du­cen más prue­bas de coro­na­vi­rus que en Bra­sil. “Esto mues­tra la serie­dad de la situa­ción. La pan­de­mia lle­ga cuan­do Bra­sil es más vul­ne­ra­ble, con el aumen­to de la pobla­ción sin hogar, pro­gra­mas de aten­ción des­man­te­la­dos. Los ciu­da­da­nos están per­dien­do ingre­sos, los ancia­nos, todos ellos más frá­gi­les, más vul­ne­ra­bles. Nece­si­ta­mos accio­nes de salud y accio­nes que garan­ti­cen ingre­sos ”, dice, enfa­ti­zan­do que la salud y la eco­no­mía son inse­pa­ra­bles, y que ambos fac­to­res pue­den tener­se en cuen­ta al pla­ni­fi­car accio­nes duran­te y des­pués de la pandemia.

A tra­vés del espe­jo retro­vi­sor y en la oscuridad

Arthur Chio­ro, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Fede­ral de São Pau­lo y minis­tro en 2014 – 2015, lamen­ta el tiem­po que Bra­sil está des­per­di­cian­do bajo la pre­si­den­cia de Bol­so­na­ro. “Una de las mayo­res difi­cul­ta­des es expli­car lo inex­pli­ca­ble. Bra­sil tenía una ven­ta­ja, un perío­do de 45 días entre la lle­ga­da del covid-19 al hemis­fe­rio nor­te y al hemis­fe­rio sur. Tuvi­mos la posi­bi­li­dad de apren­der. Pero esta acti­tud de negar el impac­to de los codi­cio­sos en la vida de las per­so­nas ha hecho mucho daño. La posi­ción del Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca es increí­ble ”, dice.

“Esta­mos mane­jan­do la cri­sis mirán­do­nos en el espe­jo y en la oscu­ri­dad. El núme­ro actual de casos no sig­ni­fi­ca reali­dad. Hay más de 14 por cada caso con­fir­ma­do. Negar esta reali­dad es pro­du­cir la muer­te en la socie­dad y des­mo­vi­li­zar el esfuer­zo de res­pues­ta ”, advier­te Chioro.

Recuer­da la peri­fe­ria del covid-19, que com­bi­na con­di­cio­nes de vida pre­ca­rias con difi­cul­ta­des de ais­la­mien­to y pro­tec­ción. “No se dan polí­ti­cas eco­nó­mi­cas y toda­vía tene­mos sabo­ta­je del pre­si­den­te de la Repú­bli­ca, quien pide a sus segui­do­res que igno­ren las pau­tas de las auto­ri­da­des de salud. Bra­sil lo con­ver­ti­rá en el nue­vo epicentro «.

¿Cómo sería sin una mala gestión?

Lula y los ex minis­tros pro­du­je­ron en dos horas de con­ver­sa­ción más posi­bi­li­da­des de solu­cio­nes a la cri­sis que todo el gobierno de Bol­so­na­ro pudo pre­sen­tar en dos meses de pandemia.

Algu­nos de ellos, como la con­tra­ta­ción de camas pri­va­das inac­ti­vas y la línea úni­ca para pacien­tes, han sido pro­pues­tos por dife­ren­tes auto­ri­da­des médi­cas, pero no tie­nen oídos en el gobierno. “La epi­de­mia lle­gó a tra­vés de los ricos, pero aho­ra afec­ta a la pobla­ción más pobre. La for­ma más demo­crá­ti­ca sería crear una cola úni­ca, como lo hace­mos con la polí­ti­ca de tras­plan­te. Los más nece­si­ta­dos ocu­pan la cama, ya sea públi­ca o pri­va­da «, dijo Hum­ber­to Cos­ta, quien tie­ne un pro­yec­to de ley en el Sena­do para este propósito.

«No es jus­to que alguien esté en casa espe­ran­do que lle­gue la muer­te y el hos­pi­tal pri­va­do con una cama vacía», resu­me Lula.

Para Chio­ro, Bra­sil care­ce de la inte­gra­ción de polí­ti­cas y de un gobierno con capa­ci­dad de pen­sar. Chio­ro sugie­re la con­ver­sión inme­dia­ta de la indus­tria que está para­li­za­da, como la de los auto­mó­vi­les, para la pro­duc­ción de res­pi­ra­do­res, equi­pos de pro­tec­ción (EPP), más­ca­ras, prue­bas, gel de alcohol. “La vida pri­me­ro, lue­go la eco­no­mía. Y no nece­si­tan estar diso­cia­dos como este gobierno quie­re creer. La salud está direc­ta­men­te rela­cio­na­da con las con­di­cio­nes de vida «.

Cui­da­do básico

José Gomes Tem­po­rão está de acuer­do. “Tene­mos un gobierno que per­si­gue la cien­cia, SUS. ¿Por qué esta­mos impor­tan­do todo? Bra­sil tie­ne que for­ta­le­cer su capa­ci­dad para la pro­duc­ción local de tec­no­lo­gía, insu­mos y salud «.

Hum­ber­to Cos­ta refuer­za que, en ausen­cia de coor­di­na­ción por par­te del gobierno fede­ral, los esta­dos y muni­ci­pios tie­nen que cam­biar. “Afor­tu­na­da­men­te, tene­mos gober­na­do­res preo­cu­pa­dos por la vida huma­na. Tene­mos la suer­te de con­tar con el Con­sor­cio del Nor­des­te que per­mi­te que se lle­ven a cabo varias accio­nes jun­tas ”, compara.

“La fal­ta de coor­di­na­ción deja un gran hue­co para ser lle­na­do. La aten­ción pri­ma­ria, por ejem­plo, podría desem­pe­ñar un papel más impor­tan­te, ayu­dan­do con el tra­ba­jo de man­te­ner la cua­ren­te­na, regis­tran­do a las per­so­nas para reci­bir los R $ 600 sin tener que ir a una línea ban­ca­ria ”, sugie­re el senador.

“Si tuvié­ra­mos un gobierno res­pon­sa­ble, podría­mos reu­nir a los paí­ses para dis­cu­tir que una (posi­ble) vacu­na ten­drá que ser pro­pie­dad de la socie­dad. Los esta­dos inclu­so podrían pagar la paten­te, pero todos los paí­ses podrían usar­la ”, dice Lula. «Si no tene­mos cui­da­do, los ricos ten­drán acce­so y los pobres mori­rán de la mano».

«Nue­va normalidad»

En vis­ta de la acu­sa­ción de ali­viar el ais­la­mien­to social, Ale­xan­dre Padilha recuer­da que los empre­sa­rios quie­ren vol­ver a tra­ba­jar, pero no se aba­rro­ta­rán. “Tam­po­co acep­tan deba­tir si el SUS uti­li­za camas pri­va­das. Todos los paí­ses que se rela­ja­ron (ais­la­mien­to), tenían reglas extre­ma­da­men­te serias y estric­tas ”, expli­ca. “No pue­de pen­sar o reanu­dar las acti­vi­da­des has­ta que ten­ga 15 días con una reduc­ción en los casos con­fir­ma­dos o sos­pe­cho­sos. Eso es por­que hay casos sos­pe­cho­sos que no han sido pro­ba­dos. Lue­go, 14 días de reduc­ción de pacien­tes hos­pi­ta­li­za­dos y garan­ti­za que el sis­te­ma de salud pue­de mane­jar­lo si aumen­ta el núme­ro de casos «.

Padilha eva­lúa que no vol­ve­re­mos a la nor­ma­li­dad. “Tene­mos que cons­truir una nue­va nor­ma­li­dad. La socie­dad nece­si­ta pre­pa­rar­se. Pro­te­ja a las per­so­nas, cam­bie las más­ca­ras tres o cua­tro veces al día. Dé a todos las con­di­cio­nes para lavar­se con agua y jabón «.

El dipu­tado men­cio­na el tema de la edu­ca­ción. «¿Cómo va a revi­sar el año esco­lar, las vaca­cio­nes, cuan­do las escue­las regre­sen esta­rán en una mejor posi­ción para pro­te­ger a los estu­dian­tes y maes­tros?», Pre­gun­ta. “Tenía que haber tra­ba­jos en las escue­las para garan­ti­zar todo esto. Y cómo serán nues­tras ciu­da­des, el trans­por­te públi­co. Cons­trui­re­mos una pla­ni­fi­ca­ción con­cre­ta para que esto ya no sea un fac­tor per­ma­nen­te en la pro­pa­ga­ción de la enfer­me­dad. Y sanea­mien­to bási­co, como lavar­se las manos sin él ”.

Capa­ci­dad de producir

Deba­tir cómo serán las reglas para reanu­dar las acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas, cómo cons­truir esta nue­va nor­ma­li­dad es el papel del gobierno fede­ral, dice Padilha. “Lla­me a las indus­trias para hacer más­ca­ras, geles de alcohol, desin­fec­tan­tes. La indus­tria del auto­mó­vil para fabri­car equi­pos para el sec­tor de la salud. No pue­des depen­der de otros paí­ses. Tene­mos la capa­ci­dad de pro­du­cir para noso­tros y para otros países «.

Chio­ro está de acuer­do en que la situa­ción requie­re una nue­va for­ma de vida . “Y jun­tos sobre­vi­vi­re­mos. Si tuvié­ra­mos agen­tes de la comu­ni­dad visi­tan­do casa por casa, por ejem­plo, el nivel de com­pren­sión de la pobla­ción sobre la pan­de­mia sería dife­ren­te ”, dice. “Pero esa es la necro­po­lí­ti­ca: dejar morir. Como si la vida no valie­ra nada. Pero lucha­re­mos cada momen­to que poda­mos para que las per­so­nas tomen con­cien­cia de su papel «.

“Las per­so­nas pobres son tra­ta­das como si fue­ran núme­ros, no como si fue­ran per­so­nas. Así es como lo tra­ta Bol­so­na­ro ”, com­pa­ró Lula. “Este gobierno no se tra­ta de nada. Solo tra­ta con noti­cias fal­sas. Han pasa­do 10 días des­de que se vio al pre­si­den­te hablan­do de la pan­de­mia. Él sigue hablan­do de sus ton­te­rías. Él ha esta­do hablan­do de Moro duran­te una sema­na, Moro hablan­do de él «.

¿Y si fue­ran tú?

Lula pre­gun­tó a los ex minis­tros qué harían si aho­ra estu­vie­ran a car­go de la salud del país.

Para Hum­ber­to Cos­ta, es nece­sa­rio tomar medi­das extre­mas y defen­der cla­ra­men­te la cua­ren­te­na total. “Pre­pa­ra a la gen­te para esto. Haría esto sin pes­ta­ñear. Y bus­ca­ría apo­yo y soli­da­ri­dad de otros paí­ses. Bra­sil tie­ne rela­cio­nes con los Esta­dos Uni­dos, lo que no ayu­da a nadie. Bra­sil podría apro­ve­char el apren­di­za­je de China «.

José Gomes Tem­po­rão, para quien la inter­fe­ren­cia huma­na en la natu­ra­le­za está detrás de la pan­de­mia, argu­men­ta que un movi­mien­to impor­tan­te en defen­sa de la vida ten­dría que ser lide­ra­do por el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca. “No este, sino uno que se esfuer­za por res­pe­tar la vida y com­bi­na polí­ti­cas eco­nó­mi­cas, socia­les y de salud para pre­pa­rar a Bra­sil para cuan­do pase esta situa­ción. Y eso pone cono­ci­mien­to téc­ni­co y cien­tí­fi­co a ese ser­vi­cio. Pero no tene­mos ese liderazgo «.

Ale­xan­dre Padilha seña­la que la pro­tec­ción de los tra­ba­ja­do­res de la salud y los ser­vi­cios esen­cia­les deben ser lo pri­me­ro. “Nin­gún minis­tro o auto­ri­dad de salud pue­de dor­mir tran­qui­lo sabien­do que estos tra­ba­ja­do­res no tie­nen pro­tec­ción. En varias ciu­da­des ya no tie­ne un pro­fe­sio­nal para asis­tir. Están lejos, infec­ta­dos, murien­do. Pue­des tener cual­quier cosa, pero sin ellas nada se resol­ve­rá ”, dice. 

“Segun­do, usa­ría la fuer­za que Bra­sil siem­pre ha teni­do para coor­di­nar esta res­pues­ta. La pan­de­mia es glo­bal, la res­pues­ta tam­bién debe ser­lo, y nin­gún país sal­drá solo de ella ”. El dipu­tado seña­la que has­ta aho­ra no ha habi­do una reu­nión de Una­sur, Mer­co­sul, los BRICS. «La pan­de­mia solo se enfren­ta a mucha soli­da­ri­dad y coor­di­na­ción internacional».

SUS como legado

Arthur Chio­ro con­si­de­ra imprac­ti­ca­ble pro­du­cir algo efec­ti­vo, para el momen­to pre­sen­te y para el futu­ro, bajo el gobierno de Bol­so­na­ro. «Impo­si­ble pro­du­cir una res­pues­ta con él», evalúa.

Extien­de la inca­pa­ci­dad del país para reac­cio­nar a la polí­ti­ca eco­nó­mi­ca. “La demo­ra no es solo la fal­ta de coor­di­na­ción, sino la subor­di­na­ción a la lógi­ca eco­nó­mi­ca que impi­de la lle­ga­da de recur­sos a los muni­ci­pios. Sería nece­sa­rio estar bajo la coor­di­na­ción de un pre­si­den­te que com­pren­da la impor­tan­cia del SUS. Y, des­pués de enfren­tar la cri­sis, dejar un SUS como heren­cia de la socie­dad bra­si­le­ña como un lega­do. Sobre todo, nece­si­tas cons­truir un ambien­te de espe­ran­za, la gen­te no pue­de sucum­bir al miedo ”.

Mira toda la reunión

*Bra­sil de Fato

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *