Bra­sil. La opo­si­ción se movi­li­za con­tra la pri­va­ti­za­ción de los hos­pi­ta­les fede­ra­les en medio del avan­ce covid-19

Por Wal­ma­ro Paz*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 06 de mayo de 2020

La opo­si­ción al gobierno fede­ral ya se está movi­li­zan­do con­tra la posi­bi­li­dad de pri­va­ti­zar el Gru­po Hos­pi­ta­lar Con­ceição (GHC) y el Hos­pi­tal de Clí­ni­cas, ambos en Por­to Ale­gre, capi­tal de Rio Gran­de do Sul. Esta sema­na se anun­ció el inte­rés en la pri­va­ti­za­ción de las dos ins­ta­la­cio­nes públi­cas. pasó jun­to con el pro­yec­to del Minis­te­rio de Eco­no­mía » La recons­truc­ción del Estado «.

Con­tra las pri­va­ti­za­cio­nes, los dipu­tados fede­ra­les Maria do Rosá­rio (PT /​RS) y Fer­nan­da Mel­chion­na (PSol /​RS) se unie­ron este miér­co­les (6) con repre­sen­ta­ción en el Minis­te­rio Públi­co Fede­ral con­tra la ini­cia­ti­va. Rosá­rio entien­de que pri­va­ti­zar el gru­po hos­pi­ta­la­rio más gran­de de Rio Gran­de do Sul es incons­ti­tu­cio­nal. Mel­chion­na, por otro lado, cri­ti­có el hecho de que el pro­ble­ma sur­gió duran­te la pan­de­mia de covid-19 .

La admi­nis­tra­ción de GHC, sin embar­go, nie­ga que el pro­ce­so esté en mar­cha. Eso es lo que el pre­si­den­te Cláu­dio Oli­vei­ra le dijo a Bra­sil de Fato RS . “No hay pro­ce­so de pri­va­ti­za­ción. Lo que tene­mos es una pro­pues­ta para ven­der uno de los acti­vos de GHC, que es el edi­fi­cio del Hos­pi­tal Fémi­na, que toda­vía está en la fase de mode­la­do ”, res­pon­dió. Tam­bién expli­có que la ins­ti­tu­ción apa­re­ce en la lis­ta publi­ca­da por la Secre­ta­ría de Pri­va­ti­za­ción del Minis­te­rio de Eco­no­mía “por­que el GHC es una empre­sa esta­tal fede­ral y, por lo tan­to, pri­va­ti­za­ble. Pero eso no sig­ni­fi­ca que esté en pro­ce­so de privatización ”.

Según la direc­ción, el Gru­po Hos­pi­ta­lar Con­ceição “está com­pues­to por cua­tro hos­pi­ta­les, una Uni­dad de Aten­ción de Emer­gen­cia (UPA), 12 Uni­da­des Bási­cas de Salud (UBS), tres Cen­tros de Aten­ción Psi­co­so­cial (CAPS), una Clí­ni­ca Calle­je­ra y una Facul­tad. Cuen­ta con 9,200 emplea­dos. Sir­ve al 35% de la ciu­dad de Por­to Ale­gre y la región metro­po­li­ta­na. Su pre­su­pues­to para este año es de R $ 1,5 mil millones.

«Un cri­men con­tra el inte­rés público»

A pesar de impug­nar que el pro­yec­to está en mar­cha, la jun­ta no nie­ga la inten­ción del minis­tro de Eco­no­mía, Pau­lo Gue­des, de ven­der el GHC. Se inclui­ría en la lis­ta de empre­sas esta­ta­les que se pri­va­ti­za­rían poco des­pués de la pan­de­mia, con el pre­tex­to de obte­ner recur­sos para recu­pe­rar el pro­ce­so económico.

El pre­si­den­te del Con­se­jo de Salud del Esta­do, Cláu­dio Augus­tin, recha­za la posi­bi­li­dad de ven­ta. «El Con­se­jo tie­ne una posi­ción his­tó­ri­ca con­tra la pri­va­ti­za­ción de la salud resul­tan­te de nume­ro­sas con­fe­ren­cias de salud, a nivel muni­ci­pal, esta­tal y nacio­nal», enfa­ti­za. “Está en con­tra de la pri­va­ti­za­ción de GHC y HCPA. Pri­va­ti­zar un hos­pi­tal públi­co en medio de la pan­de­mia de covid-19 es un cri­men con­tra el inte­rés públi­co ”, refuer­za. «En el momen­to en que el gobierno debe tomar el con­trol de toda la red de hos­pi­ta­les para garan­ti­zar la asis­ten­cia a la pobla­ción, decla­ran su inten­ción de des­truir el ser­vi­cio públi­co para com­pla­cer al capi­tal finan­cie­ro inter­na­cio­nal», pregunta.

La enfer­me­dad como un «gran negocio»

Augus­tin expli­ca que el pro­yec­to es anti­guo y es par­te del des­man­te­la­mien­to del Sis­te­ma Úni­co de Salud (SUS) y la entre­ga de la pobla­ción bra­si­le­ña a la indus­tria de la enfer­me­dad, repre­sen­ta­da por las gran­des mul­ti­na­cio­na­les de la zona. «La enfer­me­dad es muy impor­tan­te para la indus­tria far­ma­céu­ti­ca y la indus­tria del diag­nós­ti­co, que invo­lu­cra elec­tro­dos, tomo­gra­fías compu­tari­za­das, reso­nan­cias, etc.», enu­me­ra. «Es un cam­po, con­ti­núa, alta­men­te espe­cia­li­za­do y tie­ne un cos­to cre­cien­te. El sec­tor de esta indus­tria tie­ne un gran inte­rés: la indus­tria quí­mi­ca que pro­du­ce pes­ti­ci­das y medi­ca­men­tos en la indus­tria far­ma­céu­ti­ca. Un ejem­plo de esto es Bayer: pro­du­ce el veneno para que las per­so­nas se enfer­men y el antí­do­to para curar­los «, registra.

Para él, está en mar­cha un pro­ce­so cre­cien­te de pri­va­ti­za­ción de toda el área de la salud: “Va des­de la aten­ción pri­ma­ria y está suce­dien­do en Por­to Ale­gre con el inten­to de trans­mi­tir toda la aten­ción bási­ca a las clí­ni­cas. Tene­mos en la indus­tria far­ma­céu­ti­ca casi todo pri­va­do. El Man­guinhos (Ins­ti­tu­to), de Fio­cruz, y algu­nos otros labo­ra­to­rios tam­bién per­ma­ne­cie­ron. Pero el res­to del públi­co ya ha sido cerra­do, inclui­do Lafergs, de RGS ”, explica.

El pro­yec­to es viejo

La ex super­in­ten­den­te del GHC duran­te el gobierno de la pre­si­den­ta Dil­ma Rous­seff, San­dra Fagun­des seña­la que la lis­ta de expro­pia­cio­nes ha exis­ti­do des­de el comien­zo del gobierno de Bol­so­na­ro. La cri­sis, de hecho, retra­ta par­te de la cri­sis eco­nó­mi­ca e, inclu­so en tér­mi­nos de salud, expli­ca situa­cio­nes que ya habían esta­do suce­dien­do. Por ejem­plo, la con­ge­la­ción de recur­sos a tra­vés del lla­ma­do PEC da Mor­te (EC95) , el des­gua­ce del SUS y su pri­va­ti­za­ción, apa­re­cen con toda fra­gi­li­dad en la pan­de­mia cuan­do hay una sobre­car­ga de deman­da. Una nue­va situa­ción hace explí­ci­tos los recur­sos que tie­ne, los recur­sos que fal­tan y los recur­sos que podría haber teni­do si el des­man­te­la­mien­to no hubie­ra sucedido.

El Hos­pi­tal Con­ceição es uno de los dos hos­pi­ta­les de refe­ren­cia en RS en el tra­ta­mien­to de coro­na­vi­rus /​Divul­ga­ción /​GHC

Ella da un ejem­plo con la polí­ti­ca de salud men­tal de que sir­ve como pro­fe­sio­nal en el cam­po. “Soy un defen­sor de la refor­ma psi­quiá­tri­ca y la lucha con­tra el asi­lo. Enton­ces, ya había una deva­lua­ción del gobierno de Temer, agra­va­da en la situa­ción actual del gobierno de Bol­so­na­ro, de la des­ca­li­fi­ca­ción de los cen­tros de aten­ción psi­co­so­cial, los CAPS, y de la red psi­co­so­cial y en la direc­ción de las comu­ni­da­des tera­péu­ti­cas ”, seña­la. “¿Qué está pasan­do aho­ra, con­ti­núa, en medio de una cri­sis? Con el argu­men­to de la pan­de­mia y tam­bién para pro­te­ger tan­to a los usua­rios como a los tra­ba­ja­do­res, se sus­pen­die­ron varias acti­vi­da­des. Pero no se sus­pen­dió la for­ma de pago. Enton­ces están usan­do el argu­men­to de que tie­nen menos pro­duc­ción y no se están logran­do los obje­ti­vos. Lue­go redu­cen los recur­sos para este ser­vi­cio. El siguien­te plan es sofo­car este tipo de ser­vi­cio dicien­do: ‘Mira, no tie­nes que,

La salud no es una mercancía.

En su opi­nión, la cri­sis tam­bién sir­ve para radi­ca­li­zar la polí­ti­ca que ya se esta­ba apli­can­do, la pri­va­ti­za­ción y el cie­rre de los ser­vi­cios. «En rela­ción con los hos­pi­ta­les, ya que no se pue­de cerrar o pri­va­ti­zar de inme­dia­to, por­que se están deman­dan­do dema­sia­do, GHC y Clí­ni­cas son refe­ren­cias», dice. Al comien­zo del perío­do de Bol­so­na­ro, la noti­cia ya esta­ba afue­ra, cuan­do anun­cia­ron las 150 empre­sas esta­ta­les que serían ven­di­das. “Bajo la pre­sión de hos­pi­ta­les y con­se­jos, el gobierno eli­mi­nó estos dos hos­pi­ta­les. Aho­ra, con la cri­sis finan­cie­ra que ya exis­te y que empeo­ra­rá des­pués de la pan­de­mia, apro­ve­cha la opor­tu­ni­dad para rein­ser­tar las Clí­ni­cas y la Con­ceição ”, evalúa.

Ella argu­men­ta que el pro­ble­ma no es finan­cie­ro. Es el valor para el SUS y el valor del tra­ba­jo del sis­te­ma públi­co. “Cerra­ría­mos dos hos­pi­ta­les gran­des. Ambos ya están bajo el dere­cho pri­va­do. Los emplea­dos son CLT. Nin­guno de ellos tie­ne emplea­dos esta­tu­ta­rios. Lo que quie­ren es asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad de la ges­tión del Esta­do y los gobier­nos, la Uni­ver­si­dad y el Minis­te­rio de Salud, y con eso, tra­ba­jar en la direc­ción de lo que ya se sabe por­que la prác­ti­ca ha demos­tra­do esto, una pre­ca­rie­dad. Y más para tra­ba­jar la salud como nego­cio. Por­que ni Cli­ni­cas ni GHC entien­den la salud como una mer­can­cía ”, concluye.

Edi­ción: Vivian Fer­nan­des y Ayr­ton Centeno 

*Fuen­te: Bra­sil de Fato Rio Gran­de do Sul

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *