Argen­ti­na. Paga­do­res compulsivos

Por Mario Her­nan­dez */​Resu­men Latinoamericano/​6 de mayo 2020 .—

A Ale­jan­dro Olmos (1.5.1924 – 24.4.2000)

In memo­riam

Hace 20 años falle­cía Ale­jan­dro Olmos quien lue­go de una exhaus­ti­va inves­ti­ga­ción, el 4 de abril de 1982 ‑mien­tras la dic­ta­du­ra mili­tar fomen­ta­ba la eufo­ria popu­lar por la inva­sión a las Islas Mal­vi­nas– se pre­sen­ta­ba como que­re­llan­te al Juz­ga­do Cri­mi­nal Fede­ral N° 2 e ini­cia­ba el jui­cio a la deu­da externa.

En el trans­cur­so de 18 años, la cau­sa N° 14.467 reu­nió 30 cuer­pos prin­ci­pa­les de expe­dien­tes y más de 500 ane­xos. Más de 50 peri­tos tra­ba­ja­ron en la inves­ti­ga­ción. Se pre­sen­ta­ron más de 40 tes­ti­gos e igual can­ti­dad de decla­ra­cio­nes informativas.

El 13 de julio, 80 días des­pués de su muer­te, el juez Balles­te­ros dic­ta­mi­nó que la deu­da exter­na de la Nación «ha resul­ta­do gro­se­ra­men­te incre­men­ta­da a par­tir del año 1976 median­te la ins­tru­men­ta­ción de una polí­ti­ca eco­nó­mi­ca vul­gar y agra­vian­te que puso de rodi­llas al país a tra­vés de diver­sos méto­dos […] que ten­dían, entre otras cosas, a sos­te­ner empre­sas y nego­cios pri­va­dos ‑nacio­na­les y extran­je­ros- en des­me­dro de socie­da­des y empre­sas del Esta­do que, a tra­vés de una polí­ti­ca diri­gi­da, se fue­ron empo­bre­cien­do día a día». El fallo del magis­tra­do, de 195 pági­nas, decla­ra la deu­da como «ile­gal, inmo­ral, ile­gí­ti­ma y fraudulenta».

El Gobierno pre­sen­tó el 16 de abril su pro­pues­ta para rene­go­ciar 21 títu­los por US$ 66.238 millo­nes de deu­da emi­ti­da bajo legis­la­ción extran­je­ra, en la que pre­vé un perío­do de gra­cia de tres años sin nin­gún tipo de pagos, con una qui­ta redu­ci­da sobre el capi­tal y un recor­te del 62% en los intere­ses, que suman un mon­to total de US$ 41.500 millones.

Des­de el Gobierno argen­tino «lo que pro­po­ne­mos es cam­biar la estruc­tu­ra de deu­da por otra que impli­que un perío­do de tres años, con lo que Argen­ti­na no paga­ría nada en el 2020, 2021 y 2022, y recién en el 2023 comen­za­ría­mos a pagar un cupón pro­me­dio del 0,50% y esas tasas irían cre­cien­do has­ta una tasa de inte­rés pro­me­dio del 2,33% «, seña­ló el ministro.

Esta pro­pues­ta «con­lle­va una mayor reduc­ción de intere­ses que de capi­tal. La reduc­ción de capi­tal sería de US$ 3.600 millo­nes, equi­va­len­te a una qui­ta del 5,4% sobre el stock adeu­da­do y una reduc­ción en los intere­ses de US$ 37.900 que impli­ca una reduc­ción del 62%», agregó.

Guz­mán advir­tió que «esta ofer­ta tie­ne una fecha de cie­rre, va a haber apro­xi­ma­da­men­te 20 días des­pués de su lan­za­mien­to formal».

Ade­más, Guz­mán le soli­ci­tó for­mal­men­te al Club de París pos­po­ner por un año el pago de US$ 2.100 millo­nes que ven­cen en mayo pró­xi­mo y plan­teó la posi­bi­li­dad de enca­rar una rene­go­cia­ción del acuer­do alcan­za­do con ese foro de paí­ses en 2014.

Argen­ti­na man­tie­ne ade­más un diá­lo­go con el FMI para rene­go­ciar una deu­da de US$ 44.000 millo­nes que man­tie­ne con ese orga­nis­mo mul­ti­la­te­ral de cré­di­to, al tiem­po que pro­rro­gó para el año pró­xi­mo, sin fecha, el pago de unos US$ 8.000 millo­nes de títu­los de deu­da en dóla­res, pero emi­ti­dos bajo legis­la­ción local.

El gobierno ha reite­ra­do así su férrea volun­tad de seguir pagan­do los ser­vi­cios de la Deu­da Públi­ca como lo ha veni­do hacien­do des­de que asu­mió. Des­de enton­ces ya habría abo­na­do más de U$S 5.000 millones.

Es por este moti­vo que el gobierno Fer­nán­dez man­tu­vo la fic­ción de no-default de la Deu­da Públi­ca can­ce­lan­do con­ti­nua­men­te ven­ci­mien­tos por medio de colo­ca­ción de Nue­va Deu­da y pagan­do Intere­ses con Reser­vas Inter­na­cio­na­les del BCRA si se tra­ta de obli­ga­cio­nes en mone­da extran­je­ra o con Emi­sión Mone­ta­ria sin res­pal­do si se tra­ta de Deu­das en Pesos.

El Perío­do de Gra­cia has­ta el 2023 impli­ca el tras­pa­so del comien­zo de pagos al pró­xi­mo gobierno y el pla­zo de las nue­vas colo­ca­cio­nes de bonos se patea para ade­lan­te sin demos­tra­ción algu­na de la capa­ci­dad de repa­go del Esta­do para ese momento.

Dos días des­pués de cono­ci­da la pro­pues­ta, el eco­no­mis­ta exper­to en Deu­da Públi­ca y Exter­na y ase­sor del Foro Argen­tino de la Deu­da Exter­na, Héc­tor Giu­liano, ana­li­za­ba en “OFERTA A LOS ACREEDORES DEL NUEVO MEGACANJE”: […] el gobierno sólo pide una reduc­ción de la deu­da por Capi­tal de U$S 3.600 millo­nes, que repre­sen­ta un 5.4 % del total a renegociar.

Ergo, la pri­me­ra de las varia­bles finan­cie­ras en jue­go ‑la Qui­ta sobre el Mon­to nego­cia­do- es decli­na­da así de hecho por el gobierno Fer­nán­dez a favor de los Acreedores.

[…] Sien­do que la Qui­ta sobre el Mon­to Ele­gi­ble es míni­ma y el Pla­zo de las futu­ras Ope­ra­cio­nes devie­ne dis­cre­cio­nal o téc­ni­ca­men­te no fun­da­do, la Tasa de Inte­rés resul­ta ser la varia­ble cla­ve y más impor­tan­te que está en jue­go den­tro de la nego­cia­ción por la nue­va rees­truc­tu­ra­ción de la Deu­da Exter­na.

Según plan­tea el gobierno la Tasa de Inte­rés pro­me­dio que ofre­ce pagar a los acree­do­res es del 2.33 % anual, par­tien­do de 0.5 % en 2023 y varian­do en for­ma cre­cien­te has­ta un 5 % final.

[…] Pero aquí cabe una reser­va fun­da­men­tal, que es que la mayo­ría de los títu­los en jue­go en este nue­vo Mega­can­je de la Argen­ti­na no esta­rían ya en manos de los tene­do­res ori­gi­na­les de la Emi­sión Pri­ma­ria hecha por el Gobierno sino ya habrían pasa­do a gran­des y pode­ro­sos nue­vos Fon­dos Bui­tre que entra­ron a com­prar Deu­da Argen­ti­na a pre­cios de Bonos-Basu­ra cuan­do la Cri­sis de Deu­da Macri del 2018, en que caye­ron des­de enton­ces al 40 % y has­ta el 30 % de su Valor Nominal.

Es decir, que la ganan­cia por Valor Pre­sen­te Neto en el Can­je de Deu­da com­pa­ra­do con­tra el valor real de com­pra y no con­tra el valor nomi­nal de los Bonos les con­fir­ma un mar­gen de ganan­cia extra­or­di­na­ria a los Fon­dos de Inver­sión (FI) inter­na­cio­na­les que los adqui­rie­ron con la Cri­sis de Deuda.

Y ésta es una de las cla­ves del nue­vo Mega­can­je en cur­so, que aho­ra se con­so­li­da­ría bajo el tán­dem Macri-Fer­nán­dez a favor de los nue­vos Fon­dos Bui­tre (FB: Blac­kRock, Tem­ple­ton, Fide­lity, PIMCO y otros), que no es que “van a entrar” aho­ra como FB en caso de Default sino que ya entra­ron y son los que están nego­cian­do con el gobierno. (Negri­tas mías)

Tene­do­res de bonos extran­je­ros recha­zan plan del Gobierno

El Gru­po de Titu­la­res de Bonos de Can­je, con­for­ma­do por fon­dos como Cyrus Capi­tal Part­ners LP, Monarch, HBK Capi­tal Mana­ge­ment y VR Capi­tal Group Ltd., con sede en Nue­va York y que posee títu­los por más de 4.000 millo­nes de dóla­res, cri­ti­có en un comu­ni­ca­do el plan ofrecido.

«En lugar de seguir un cur­so de com­pro­mi­so cons­truc­ti­vo, la Argen­ti­na ha opta­do por hacer una ofer­ta uni­la­te­ral… no repre­sen­ta el resul­ta­do de nego­cia­cio­nes de bue­na fe. El Gru­po de Titu­la­res de Bonos de Can­je la con­si­de­ra inacep­ta­ble y no tie­ne inten­ción de apo­yar­la», advirtió.

Otro gru­po acree­dor mayo­ri­ta­rio, inte­gra­do por gran­des fon­dos de inver­sión como Blac­krock, Fide­lity, Rowe Pri­ce, Wes­tern Asset Mana­ge­ment Com­pany o Allian­ce Berns­tein, y que poseen el 35 % de los bonos de la deu­da, tam­bién cues­tio­nó el plan pre­sen­ta­do por el gobierno. «Bus­ca colo­car una par­te des­pro­por­cio­na­da de los esfuer­zos de ajus­te a lar­go pla­zo de Argen­ti­na sobre los hom­bros de los tene­do­res de bonos inter­na­cio­na­les», afirmó.

-Yo no sé si uste­des tie­nen cla­ro con quié­nes se están metien­do. Noso­tros tene­mos espal­da y pode­mos sen­tar­nos a espe­rar a nego­ciar con otro gobierno que entien­da a los mer­ca­dos. Como los enten­día el gobierno ante­rior, por ejemplo.

El mexi­cano Gerar­do Rodrí­guez, direc­tor eje­cu­ti­vo de Mer­ca­dos Emer­gen­tes de Blac­krock, sol­tó la ame­na­za en una de las últi­mas reunio­nes vir­tua­les que man­tu­vo por Zoom con repre­sen­tan­tes de los fon­dos acree­do­res el minis­tro de Eco­no­mía, Mar­tín Guzmán.

El de Blac­krock no fue el úni­co que inten­tó ame­dren­tar a Guz­mán. Un envia­do de un fon­do más chi­co lo com­pa­ró con Yanis Varou­fa­kis, el minis­tro de Eco­no­mía que desig­nó la coa­li­ción izquier­dis­ta Syri­za en Gre­cia ape­nas asu­mió Ale­xis Tsi­pras. «Vimos otro minis­tro con ideas pare­ci­das a las tuyas. Con otros moda­les, sí. Pero pare­ci­do a vos. Mirá que él se fue, vino otro y noso­tros sali­mos ganan­do», le espe­tó, tam­bién por video­con­fe­ren­cia. «Lo que nos tie­nen que mos­trar es un sacri­fi­cio que due­la», completó.

Se for­ma­li­zó la deci­sión de no pagar ven­ci­mien­to por U$S 500 millones

Mien­tras tan­to, el Minis­te­rio de Eco­no­mía envió un comu­ni­ca­do a los inver­so­res en el que sos­tu­vo que «en el mar­co del lan­za­mien­to de esta oferta,cuyos tér­mi­nos expi­ran el día 8 de mayo de 2020, la Repú­bli­ca deci­dió valer­se de los perío­dos de gra­cia con­tem­pla­dos para los ser­vi­cios de ren­ta» de los ven­ci­mien­tos pre­vis­tos para el 22 de abril.

De este modo, el gobierno argen­tino hizo uso legal del perío­do de gra­cia de 30 días y no pagar los ven­ci­mien­tos pre­vis­tos por 500 millo­nes de dólares,al tiem­po que­ra­ti­fi­có «la volun­tad de pago» en el mar­co del pro­ce­so de rees­truc­tu­ra­ción de deu­da pues­to en marcha.

Los títu­los en cues­tión son los Bonos Inter­na­cio­na­les de la Repú­bli­ca Argen­ti­na en dóla­res esta­dou­ni­den­ses 6,875% 2021, los Bonos Inter­na­cio­na­les en dóla­res 7,50% con ven­ci­mien­to en 2026 y los Bonos Inter­na­cio­na­les en dóla­res 7,625% 2046.

En el mis­mo comu­ni­ca­do el gobierno rati­fi­có «su volun­tad de pago aun en el gra­ví­si­mo con­tex­to inter­na­cio­nal que se ha gene­ra­do pro­duc­to de la pan­de­mia del COVID-19, y bus­ca den­tro del mar­co de los con­tra­tos exis­ten­tes un per­fil de endeu­da­mien­to sos­te­ni­ble que no aten­te con­tra, sino que sea en un todo com­pa­ti­ble con, un sen­de­ro de cre­ci­mien­to sus­ten­ta­ble en el mediano y lar­go plazo».

En unos docu­men­tos suple­men­ta­rios a la ofer­ta envia­dos a la SEC, el gobierno argen­tino espe­ci­fi­có que los títu­los en cir­cu­la­ción de los tene­do­res que podrán ingre­sar al can­je, que tota­li­zan unos 68.400 millo­nes de dóla­res, se divi­den de la siguien­te for­ma, según mone­da de ori­gen de emi­sión: 45.250 millo­nes de dóla­res, 17.200 millo­nes de euros en bonos euro­peos y 400 millo­nes en fran­cos suizos.

La Argen­ti­na invi­tó a los inver­so­res a ele­gir entre 10 bonos cuyos ven­ci­mien­tos van des­de el 2030 al 2047, en el mar­co de la ope­ra­ción en la que los ban­cos Bank of Ame­ri­ca Secu­ri­ties y HSBC fue­ron desig­na­dos «admi­nis­tra­do­res de las invitaciones».

Cam­pa­ña por el no pago

La pro­pues­ta a los acree­do­res de deu­da argen­ti­na con legis­la­ción extran­je­ra la hizo el gobierno de Alber­to Fer­nán­dez rodea­do de todos los gober­na­do­res, opo­si­to­res y ofi­cia­lis­tas, como señal de uni­dad polí­ti­ca del país ante los acree­do­res externos.

No obs­tan­te, dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes socia­les, gre­mia­les y polí­ti­cas seña­la­ron que fren­te a una coyun­tu­ra tan gra­ve como la pan­de­mia del covid-19, pro­se­guir con el pago de la deu­da exter­na públi­ca no es com­pa­ti­ble con la prio­ri­dad abso­lu­ta que exi­ge el cui­da­do de la vida y la salud de los pue­blos, y deman­da­ron la decla­ra­ción del “esta­do de nece­si­dad” y la sus­pen­sión inme­dia­ta del pago del capi­tal e intere­ses de la mis­ma, mien­tras se rea­li­zan audi­to­rías sobre su contratación.

Mise­ra­bles I: A tres días del 1º de mayo, la buro­cra­cia sin­di­cal home­na­jea al capital

El 27 de abril el Con­se­jo Direc­ti­vo Nacio­nal de la CGT fir­mó un acuer­do con la Unión Indus­trial Argen­ti­na ‑con la venia del minis­te­rio de Trabajo‑, en el que acon­se­jan que los tra­ba­ja­do­res sus­pen­di­dos en el mar­co del covid-19 pue­dan ver redu­ci­do en un 25% el sala­rio de bol­si­llo que cobra­rían en con­di­cio­nes labo­ra­les normales.

En el tex­to del docu­men­to se esta­ble­ce que “el mon­to que los emplea­do­res debe­rán abo­nar como pres­ta­ción no remu­ne­ra­ti­va o las asig­na­cio­nes en dine­ro que se entre­guen en com­pen­sa­ción por sus­pen­sio­nes de la pres­ta­ción labo­ral en este mar­co no podrá ser infe­rior al 75% del sala­rio neto que le hubie­re corres­pon­di­do al tra­ba­ja­dor en caso de haber labo­ra­do”. Y que sobre ese mon­to “debe­rán rea­li­zar­se la tota­li­dad de los apor­tes y con­tri­bu­cio­nes por la ley 23660 (obras socia­les) y 23661 (segu­ro nacio­nal de salud) y el pago de la cuo­ta sindical”.

El acuer­do fue pre­sen­ta­do al minis­tro de Desa­rro­llo Pro­duc­ti­vo, Matías Kul­fas, y al titu­lar de la car­te­ra de Tra­ba­jo, Clau­dio Moro­ni. Lle­va las fir­mas de los secre­ta­rios gene­ra­les de la CGT, Héc­tor Daer y Car­los Acu­ña; del titu­lar de la Unión Obre­ra Meta­lúr­gi­ca, Anto­nio Caló y el secre­ta­rio adjun­to de la CGT, Andrés Rodrí­guez. Por el lado de la UIA, rubri­có el acuer­do su pre­si­den­te, Miguel Ace­ve­do, y el vice, Daniel Funes de Rioja.

El con­ve­nio fue acep­ta­do por la CGT a cam­bio del com­pro­mi­so por par­te de las empre­sas de no des­pe­dir. Abar­ca a las com­pa­ñías for­za­das a para­li­zar sus acti­vi­da­des debi­do a las res­tric­cio­nes decre­ta­das por el gobierno duran­te la cua­ren­te­na. Las cláu­su­las del con­ve­nio ten­drán vali­dez por 60 días con­ta­dos des­de el 1º de abril.

El acuer­do dio cober­tu­ra para que varios gre­mios enro­la­dos en la CGT salie­ran a con­va­li­dar las reduc­cio­nes salariales.

La Unión Obre­ra Meta­lúr­gi­ca (UOM), diri­gi­da por Anto­nio Caló, pac­tó con 3 de las 5 cáma­ras del sec­tor empre­sa­rial el pago del 70% del sala­rio bru­to, que repre­sen­ta el 86% del neto, para los emplea­dos que estén suspendidos.

Pero se ase­gu­ró la caja. Las empre­sas debe­rán pagar a la Obra Social de la UOM un plus de $ 80 por día por cada tra­ba­ja­dor sus­pen­di­do. Tam­bién admi­te que sean sus­pen­di­dos los tra­ba­ja­do­res que esta­ban exi­mi­dos de cum­plir tareas por la Reso­lu­ción 207 del minis­te­rio de Tra­ba­jo de mar­zo pasa­do por ser mayo­res de 60 años, emba­ra­za­das o pobla­ción de riesgo.

La Fede­ra­ción Argen­ti­na de Emplea­dos de Comer­cio y Ser­vi­cios (Faecys), diri­gi­da por Arman­do Cava­lie­ri y las tres cáma­ras empre­sa­rias del sec­tor ‑Cáma­ra Argen­ti­na de Comer­cio (CAC), la Con­fe­de­ra­ción Argen­ti­na de la Media­na Empre­sa (CAME) y la Unión de Enti­da­des Comer­cia­les Argen­ti­nas (Ude­ca)- acor­da­ron una baja sala­rial del 25 % en el mar­co de res­tric­cio­nes por el ais­la­mien­to social. Pero tam­bién los empre­sa­rios se com­pro­me­tie­ron a con­ti­nuar ingre­san­do los apor­tes y con­tri­bu­cio­nes para la obra social del gre­mio (Ose­cac) y la cuo­ta sindical.

“La reduc­ción sala­rial es, en este momen­to, nece­sa­ria para evi­tar des­pi­dos masi­vos”, dijo por su par­te el secre­ta­rio gene­ral de la Fede­ra­ción Argen­ti­na Sin­di­cal de Petró­leo, Gas y Bio­com­bus­ti­bles (FASi­PeGy­Bio).

Pedro Milla se jac­tó de lograr que en lugar de una reduc­ción sala­rial del 70%, como pro­po­nían las empre­sas, solo les qui­ten un 40% a unos 25.000 tra­ba­ja­do­res sus­pen­di­dos. “Es para evi­tar des­pi­dos masi­vos”, aseguró.

Sin embar­go, las empre­sas petro­le­ras rea­li­zan des­pi­dos encu­bier­tos. A miles de tra­ba­ja­do­res les ha lle­ga­do, duran­te los pri­me­ros días del mes de mayo, un comu­ni­ca­do for­mal de un gru­po de empre­sas que les anun­cian que no se les pue­de abo­nar en tiem­po y for­ma el sala­rio que les corres­pon­de, y que dudan que pue­dan hacer­lo real­men­te. En otros casos los invi­tan a adhe­rir­se a un plan de reti­ro volun­ta­rio, don­de los tra­ba­ja­do­res que renun­cien serán teni­dos en cuen­ta en un futu­ro incierto.

Las empre­sas que han acu­di­do a estos meca­nis­mos si bien se pre­sen­tan como peque­ñas y media­nas empre­sas (Pymes), en reali­dad son mul­ti­na­cio­na­les que lejos de estar impe­di­das de abo­nar los suel­dos duran­te uno o más meses, están entre las que más fac­tu­ran en el país. Ellas son Pecom, San Anto­nio Inter­na­cio­nal, Halli­bur­ton, Weather­ford, y Schlum­ber­ger que es la mayor empre­sa de ser­vi­cios petro­le­ros del mun­do y su fac­tu­ra­ción equi­va­le al 10% del PBI de Argen­ti­na. De con­jun­to fac­tu­ra­ron en el país duran­te el año 2.019 más de 100.000 millo­nes de pesos.

Ade­más, las empre­sas reci­bi­rán como sub­si­dio del Esta­do el 50 % de los sala­rios de bol­si­llo de sus tra­ba­ja­do­res, la pos­ter­ga­ción para el pago de las con­tri­bu­cio­nes patro­na­les a la segu­ri­dad social o su posi­ble reduc­ción en un 95 %.

Lue­go de la reu­nión de Gabi­ne­te Eco­nó­mi­co rea­li­za­da el lunes, infor­ma­ron que serán al menos de $ 27.000 millo­nes del pre­su­pues­to nacio­nal los que reque­ri­rá abo­nar una par­te de los sala­rios de un míni­mo de 1.310.000 tra­ba­ja­do­res del sec­tor pri­va­do, para el mes de mayo.

Al res­pec­to, Cla­ra Pos­se, del Obser­va­to­rio Des­pi­dos duran­te la Pan­de­mia decla­ró: “El Gobierno vie­ne demos­tran­do cómo su ver­da­de­ra prio­ri­dad es sos­te­ner a los empre­sa­rios. Pri­me­ro plan­tean­do garan­ti­zar el pago del 50% de los sala­rios pri­va­dos de 1,3 millo­nes de tra­ba­ja­do­res y lue­go fir­man­do el acuer­do entre la UIA y la CGT que habi­li­ta a más reduc­cio­nes sala­ria­les. Quie­ren hacer pagar los cos­tos de la cri­sis a los 2,5 millo­nes de tra­ba­ja­do­res regis­tra­dos (y otros tan­tos de pre­ca­ri­za­dos) que des­de el comien­zo de la cua­ren­te­na vie­ron sus sala­rios reducidos”.

Pos­se tam­bién afirmó:”Lo que debe­ría hacer el Gobierno es prohi­bir de for­ma efec­ti­va los des­pi­dos, sus­pen­sio­nes y reba­jas sala­ria­les, una medi­da ele­men­tal para pro­te­ger a los tra­ba­ja­do­res en esta cri­sis sani­ta­ria y eco­nó­mi­ca. En lugar de pro­te­ger los patri­mo­nios de los empre­sa­rios debe­ría apro­bar un impues­to a las gran­des fortunas”.

Mien­tras tan­to, la CTA Autó­no­ma mani­fes­tó su “abso­lu­to recha­zo” al pac­to CGT-UIA y dijo que “tien­de a colo­car al tra­ba­ja­dor en esta­do de inde­fen­sión” ponién­do­los en situa­ción des­ven­ta­jo­sa fren­te a futu­ras nego­cia­cio­nes colectivas.

La Cen­tral sos­tu­vo que con el acuer­do “se pre­ten­de uni­ver­sa­li­zar una qui­ta del 25% del sala­rio de los tra­ba­ja­do­res, suma­do a un sis­te­ma de sub­ven­cio­nes, don­de sec­to­res de empre­sas con­cen­tra­das trans­fie­ren el pago de sala­rios al era­rio público”.

“De esta for­ma, solo se hacen car­go de una peque­ña par­te con un cos­to insig­ni­fi­can­te en fun­ción de sus ingre­sos y ganan­cias habi­tua­les. El acuer­do pone en el mis­mo plano a las peque­ñas y media­nas empre­sas que ver­da­de­ra­men­te requie­ren el apo­yo del Esta­do”, agregó.

Tam­bién el Sin­di­ca­to de Emplea­dos de la ex Caja de Sub­si­dios Fami­lia­res para el Per­so­nal de la Indus­tria (SECASFPI), que con­du­ce Car­los Orte­ga, recha­zó el acuer­do sus­crip­to entre la CGT y la UIA. “Nues­tra Orga­ni­za­ción sin­di­cal que está regi­da por la Ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo (LCT), recha­za total­men­te cual­quier reba­ja o des­cuen­to sala­rial, en la moda­li­dad que se quie­ra impo­ner. Des­de nues­tra orga­ni­za­ción gre­mial exi­gi­mos el pago com­ple­to de sala­rios com­pren­di­do por la Ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo”, remarcó.

El secre­ta­rio gene­ral de la CTA de los Tra­ba­ja­do­res, Hugo Yasky, cues­tio­nó a la CGT por el acuer­do alcan­za­do con la UIA y con­si­de­ró que «es una señal pési­ma para el con­jun­to de los tra­ba­ja­do­res», ya que se cen­tra en «hablar de recor­te» sala­rial y no de cui­dar fuen­tes de trabajo.

Para el secre­ta­rio Gene­ral de la Unión Ferro­via­ria Sec­ción Oes­te, Rubén “Pollo” Sobre­ro, “los gran­des empre­sa­rios, que han hecho for­tu­nas, aho­ra van a reci­bir que el 50 % del sala­rio del tra­ba­ja­dor se lo va a pagar el Esta­do, pero no les alcan­za eso, tie­nen que ir más allá, y rápi­da­men­te algu­nos diri­gen­tes gre­mia­les les ofre­cen bajar­le el 25 %. Esas acti­tu­des mues­tran que tene­mos diri­gen­tes que me dan asco. En vez de repre­sen­tar a los tra­ba­ja­do­res pare­ce que repre­sen­tan a los empresarios”.

En este con­tex­to, la tex­til Ese­ka, fabri­can­te de las medias Cocot y Dufour, le avi­só a sus 600 tra­ba­ja­do­res que van a tener que devol­ver par­te de la pri­me­ra quin­ce­na de abril que ya abo­nó por­que el mon­to «sobre­pa­sa» el acuer­do de sus­pen­sio­nes al 50% que pac­tó el gre­mio (AOT).

La Aso­cia­ción Obre­ra Tex­til que nuclea a unos 33.000 obre­ros fir­mó que a par­tir del 1º de abril y, en prin­ci­pio, por tres meses, se pue­de sus­pen­der a cam­bio de una suma no remu­ne­ra­ti­va. Ade­más dejó abier­ta la posi­bi­li­dad de exten­der­lo. Los ope­ra­rios sus­pen­di­dos cobra­rán una suma fija de entre 17.000 y 20.000 pesos según la categoría.

Como la fir­ma ase­gu­ra que la AFIP ya le apro­bó la ayu­da esta­tal que repre­sen­ta un sala­rio míni­mo, y debe pagar habe­res entre 17 y 20.000 pesos según lo defi­ni­do con el gre­mio, en el mejor de los casos debe­rá pagar­le a cada ope­ra­rio algo más de 3.000 pesos.

Y como ya había abo­na­do ente­ra la pri­me­ra quin­ce­na de abril antes de que se cono­cie­se el acuer­do con el gre­mio y el plan de sal­va­ta­je esta­tal, defi­ni­dos casi en simul­tá­neo, le infor­ma a cada uno que le des­con­ta­rá la dife­ren­cia entre esos 3.000 pesos y lo que ya cobró en la pri­me­ra quin­ce­na de mayo.

«Nos acla­ran que vamos a tener que devol­ver lo que nos depo­si­ta­ron la quin­ce­na ante­rior», con­tó uno de los tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos por la deter­mi­na­ción. «La sema­na que vie­ne jun­to a los com­pa­ñe­ros vamos a tomar medi­das y a mani­fes­tar­nos», adelantó.

El total de afec­ta­dos rele­va­dos por el Obser­va­to­rio de Des­pi­dos duran­te la Pan­de­mia de La Izquier­da Dia­rio (ODP-LID) des­de el ini­cio de la cua­ren­te­na has­ta el día 2 de mayo es de 2.502.538tra­ba­ja­do­res que han sido des­pe­di­dos, sus­pen­di­dos o cuyos sala­rios han sido redu­ci­dos. De ellos, los que sufrie­ron des­pi­dos y sus­pen­sio­nes son 1.791.912 (de los cua­les 1.070.410 per­ci­bie­ron su sala­rio con reduc­cio­nes). Ade­más hay 710.626 tra­ba­ja­do­res que han vis­to su sala­rio redu­ci­do como prin­ci­pal for­ma de ata­que. Se des­ta­ca la enor­me cifra de nue­vos afec­ta­dos a cau­sa de los acuer­dos sala­ria­les entre las cáma­ras empre­sa­ria­les y las diri­gen­cias sin­di­ca­les, con el aval del gobierno.

Las patro­na­les avan­zan, con el aval guber­na­men­tal, sobre los decre­tos 297 y 329, que esta­ble­cen tan­to el cobro com­ple­to de los sala­rios para los tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos por el ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio, así como la prohi­bi­ción de des­pi­dos y sus­pen­sio­nes res­pec­ti­va­men­te. A esta avan­za­da, se suma aho­ra el acuer­do fir­ma­do entre la Cen­tral Gene­ral de Tra­ba­ja­do­res y la Unión Indus­trial, con el vis­to bueno del Gobierno Nacio­nal, que ofi­cia de “ejem­plo a seguir” para los dis­tin­tos sin­di­ca­tos y que con­va­li­da recor­tes sala­ria­les del 25%, los cua­les serán homo­lo­ga­dos de for­ma exprés por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, sin revi­sión algu­na. A su vez, habi­li­ta las sus­pen­sio­nes, con la media­ción de una comu­ni­ca­ción emi­ti­da por el emplea­dor, con la nómi­na de los tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos a la enti­dad sin­di­cal corres­pon­dien­te. Los casos de sus­pen­sio­nes y reba­jas acor­da­das por las direc­cio­nes de los sin­di­ca­tos aumen­ta­ron de for­ma expo­nen­cial. Los nue­vos acuer­dos pre­sen­tan núme­ros alar­man­tes de tra­ba­ja­do­res afec­ta­dos, como en Comer­cio (1.200.000) y Gas­tro­nó­mi­cos, que inclu­ye a 300.000 trabajadores.

A los acuer­dos por sec­tor hay que sumar­le la situa­ción de los infor­ma­les y todos aque­llos que están sien­do ata­ca­dos pero no apa­re­cen en los medios y cuya situa­ción por ende, es impo­si­ble rele­var. Por su pro­pia con­di­ción de infor­ma­li­dad es el sec­tor más invi­si­bi­li­za­do y, a la vez, el que sufre de mane­ra más cabal el impac­to de la cri­sis. Se cal­cu­lan alre­de­dor de 500.000 muje­res afec­ta­das por recor­tes o sus­pen­sión total de pago del sala­rio. Estas cifras, resul­tan aún más impac­tan­tes si tene­mos en cuen­ta que los empleos del sec­tor son los de más baja remu­ne­ra­ción de la eco­no­mía, pro­me­dian­do los $ 8.167, un equi­va­len­te a la mitad del sala­rio míni­mo vital y móvil de $ 16.875. El sec­tor ‑que repre­sen­ta un 5 % del empleo nacio­nal- cons­ti­tu­ye el 17% del tra­ba­jo feme­nino. Es decir, no solo son cien­tos de miles las tra­ba­ja­do­ras afec­ta­das, sino que son en su inmen­sa mayo­ría muje­res, cuyas con­di­cio­nes de des­igual­dad y vul­ne­ra­bi­li­dad se ven refor­za­das por la amplia situa­ción de infor­ma­li­dad que regis­tra el sec­tor: ape­nas 1, de cada 4 tra­ba­ja­do­ras de casas par­ti­cu­la­res se encuen­tra registrada.

Denun­ciá tu situa­ción en [email protected]​gmail.​com

Pan­de­mia de sus­pen­sio­nes, des­pi­dos y reba­jas salariales

A tra­vés de un comu­ni­ca­do de pren­sa, des­de la sec­cio­nal muni­ci­pal de CICOP Tigre, denun­cia­ron al inten­den­te Julio Zamo­ra por des­pe­dir a más de 14 tra­ba­ja­do­ras esen­cia­les y man­te­ner en vilo la reno­va­ción de otros 35 con­tra­tos. Se tra­ta de tra­ba­ja­do­ras de la Direc­ción Gene­ral de Pro­mo­ción y For­ta­le­ci­mien­to Fami­liar y de la Direc­ción Gene­ral de Polí­ti­cas de Géne­ro y Vio­len­cia Familiar.

Los des­pi­dos rea­li­za­dos por el inten­den­te Julio Zamo­ra se dan en el mar­co de la Pan­de­mia de COVID19 y en detri­men­to del DNU 3292020 del Poder Eje­cu­ti­vo nacio­nal que prohí­be los des­pi­dos. Tras la deci­sión de Zamo­ra, se deja sin aten­ción a “10.500 niñxs y ado­les­centxs en situa­ción de vul­ne­ra­ción de dere­chos y a 17.500 muje­res en situa­ción de vio­len­cia de géne­ro del par­ti­do de Tigre”.

En res­pues­ta a los des­pi­dos y a la pre­ca­ri­za­ción labo­ral, con­vo­ca­ron a una asam­blea y radio abier­ta a fines de acom­pa­ñar el recla­mo de las 14 tra­ba­ja­do­ras des­pe­di­das y los 35 con­tra­tos sus­pen­di­dos. La mis­ma se reali­zó ‑con tapa­bo­cas y res­pe­tan­do las medi­das de dis­tan­cia­mien­to social– el lunes 4 de mayo fren­te al Pala­cio Municipal.

Entre los refe­ren­tes de Cicop estu­vo pre­sen­te Mar­ta Már­quez, quien infor­mó que “des­pi­die­ron a 14 tra­ba­ja­do­ras del Área de For­ta­le­ci­mien­to Fami­liar, no sabe­mos por qué, des­pués de decla­rar­las per­so­nal esen­cial cuan­do se ini­ció la pandemia”.

“Son tra­ba­ja­do­ras abso­lu­ta­men­te pre­ca­ri­za­das, con con­tra­tos de mono­tri­bu­tis­tas, des­de hace 3 o 4 años, es decir que fac­tu­ran, pagan de su bol­si­llo el mono­tri­bu­to, no des­de hace 2 meses, des­de hace años. Esto es frau­de labo­ral encu­bier­to”, con­ti­nuó la repre­sen­tan­te gremial.

La UOM La Matan­za se con­vir­tió en la úni­ca sec­cio­nal meta­lúr­gi­ca que cues­tio­na el acuer­do al que lle­gó la con­duc­ción del sin­di­ca­to para sus­pen­der tra­ba­ja­do­res sin tareas con el pago del 70% del suel­do bru­to. Como con­se­cuen­cia en la plan­ta de Acin­dar de La Tabla­da, don­de los tra­ba­ja­do­res vota­ron en con­trade lo que fir­mó el gre­mio, la empre­sa no les reno­vó el con­tra­to a seis emplea­dos y le des­con­tó a todo el per­so­nal entre un 35 y 40% del sueldo.

En las otras plan­tas de Acin­dar, ubi­ca­das en Villa Cons­ti­tu­ción, San Nico­lás y Villa Mer­ce­des, las sec­cio­na­les meta­lúr­gi­cas acep­ta­ron el acuer­do que fir­mó la UOM con las cáma­ras empre­sa­ria­les, por lo que allí habrá per­so­nal sus­pen­di­do por encon­trar­se sin tareas que cobra­rá el equi­va­len­te al 70% del suel­do bru­to, o el 86% del neto, duran­te un perío­do de cua­tro meses.

¿Por qué en la plan­ta de La Tabla­da se votó en con­tra? “Por­que nos toma­mos el tra­ba­jo de hablar con la gen­te. Hay que ver si en otros luga­res se les da al Cuer­po de dele­ga­dos, al gre­mio o a los com­pa­ñe­ros la posi­bi­li­dad de par­ti­ci­par. Noso­tros hici­mos la vota­ción vía WhatsApp y salió 60 a 40 en con­tra de la pro­pues­ta de redu­cir los suel­dos”, seña­lóHu­go Melo, el titu­lar de la UOM La Matanza.

Tra­ba­ja­do­res repar­ti­do­res de Glo­vo, Rap­pi, Pedi­dos Ya, Uber-Eats, entre otras empre­sas de repar­to a domi­ci­lio, con­vo­ca­ron a un paro gene­ral para el pró­xi­mo vier­nes, con movi­li­za­ción en dis­tin­tos pun­tos del país, en recla­mo de un «aumen­to sala­rial del 100 %» y para denun­ciar su pre­ca­rie­dad labo­ral en el sec­tor, agra­va­da por la cri­sis pro­vo­ca­da por la pan­de­mia de coronavirus.

Mise­ra­bles II

Las empre­sas del mega­em­pre­sa­rio Car­los Bla­quier, comu­ni­ca­ron a sus emplea­dos pape­le­ros que sus sala­rios ten­drán un recor­te del 30%, de acuer­do a la nece­si­dad de la fir­ma de con­vo­car­los o no a cum­plir tareas en el con­tex­to de ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio, es decir, que los tra­ba­ja­do­res que se encuen­tran en las cate­go­rías más bajas y que hoy cobran alre­de­dor de 30.000 pesos, podrían que­dar­se en sus casas cobran­do solo 20.000 pesos.

Cabe aco­tar que las ganan­cias de las empre­sas de la fami­lia Bla­quier fac­tu­ra­ron 20.000 millo­nes de pesos en 2019 y sus ganan­cias ope­ra­ti­vas aumen­ta­ron un 128% lle­gan­do a 1.704 millo­nes de pesos.

Denun­cia­ron penal­men­te a la empre­sa del hom­bre más rico de la Argen­ti­na, Pao­lo  Roc­ca, por vio­la­ción de la cua­ren­te­na. La deman­da es con­tra la plan­ta de la fir­ma Ter­nium Side­rar de la loca­li­dad bonae­ren­se de Canning. 

Según la acu­sa­ción, se están rea­li­zan­do ope­ra­cio­nes no auto­ri­za­das para desa­rro­llar en medio del ais­la­mien­to pre­ven­ti­vo, social y obli­ga­to­rio en el que se encuen­tra nues­tro país.

La pre­sen­ta­ción fue hecha por los diri­gen­tes Cefe­rino Fer­nán­dez y Ser­gio López de la sec­cio­nal Ave­lla­ne­da de la UOM.

Por otra par­te, radi­ca­ron otra denun­cia admi­nis­tra­ti­va ante el Minis­te­rio de Tra­ba­jo de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires «que impo­ne penas de seis meses a dos años de pri­sión para quien ‘vio­la­re las medi­das adop­ta­das por las auto­ri­da­des com­pe­ten­tes para impe­dir la intro­duc­ción o pro­pa­ga­ción de una epidemia’».

En la pre­sen­ta­ción se advier­te que “sin con­tar con auto­ri­za­ción expre­sa de auto­ri­dad com­pe­ten­te, la empre­sa ha inten­ta­do obli­gar a más de 100 tra­ba­ja­do­res que se encon­tra­ban cum­plien­do ais­la­mien­to obli­ga­to­rio para que con­cu­rran al esta­ble­ci­mien­to a cum­plir tareas habituales”.

Por los medios

El 1º de mayo, Día del Tra­ba­ja­dor, tres dece­nas de dele­ga­dos del Sin­di­ca­to de Pren­sa de Bue­nos Aires (SiPre­BA) se reu­nie­ron en la puer­ta de la redac­ción de Cla­rín. Con bar­bi­jos y res­pe­tan­do la dis­tan­cia social, se orde­na­ron para sacar una foto con la leyen­da de “#Perio­dis­moE­nE­mer­gen­cia”.

Los tra­ba­ja­do­res de pren­sa del prin­ci­pal dia­rio de papel y el segun­do por­tal Web de noti­cias más impor­tan­te a nivel nacio­nal ‑ambos inte­gran­tes del pri­mer gru­po mediá­ti­co y de comu­ni­ca­cio­nes del país- están inmer­sos en un plan de lucha con­tra el inten­to uni­la­te­ral de la empre­sa de abo­nar el 40% del sala­rio el 22 de mayo. Con qui­tes de fir­mas y ceses de acti­vi­da­des recla­man que la empre­sa retro­ce­da en su deci­sión adop­ta­da horas des­pués de que, con patro­ci­nio del gobierno, la CGT sella­ra un acuer­do con la UIA para redu­cir sala­rios en has­ta un 25 %.

Agus­tín Lec­chi, secre­ta­rio de orga­ni­za­ción del SiPre­BA, con­fir­mó que “Cla­rín es la pun­ta de lan­za de un ajus­te que lle­va años y que aho­ra avan­zó en Atlán­ti­da, Publiex­press, Dia­rio Popu­lar y Radio Metro”.

Publiex­press, que edi­ta la Revis­ta Pron­to (la más ven­di­da del país), cerró su redac­ción y su plan­ta grá­fi­ca IPESA para, según sus dele­ga­dos, reabrir con per­so­nal fue­ra de con­ve­nio. La empre­sa, geren­cia­da por Eduar­do Ler­ner y Abel Nahon, deci­dió desoír la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria y pasar por alto el decre­to 32920 que prohí­be los des­pi­dos. Edi­to­rial Atlán­ti­da, en tan­to, des­pi­dió a una cua­ren­te­na de tra­ba­ja­do­res rete­nien­do el pago de sala­rio y for­zán­do­los a “acuer­dos volun­ta­rios”. Dia­rio Popu­lar, ter­ce­ro en ven­tas, pre­sen­tó un pre­ven­ti­vo de cri­sis para des­pe­dir y redu­cir salarios.

En la rama tele­vi­si­va, Amé­ri­ca TV/​A24 anun­ció el pago del sala­rio en cuo­tas, al igual que se vie­ne hacien­do en C5N.

El cua­dro en otras pro­vin­cias del país es peor. Miguel Iade­mar­co, pro­se­cre­ta­rio de inte­rior de la Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de Pren­sa (Fat­pren) expli­có a Tiem­po que “según el con­ve­nio 54108, el sala­rio bru­to de un redac­tor es de $35.900, muy por deba­jo de la línea de pobre­za”. Miguel Lade­mar­co, pro­se­cre­ta­rio de inte­rior de la Fede­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de Pren­sa (Fat­pren) refi­rió que el gru­po que enca­be­za el empre­sa­rio Aldrey Igle­sias impu­so a sus tra­ba­ja­do­res de los dia­rios La Capi­tal, de Mar del Pla­ta, La Voz de Tan­dil y La Pren­sa, de Capi­tal Fede­ral, el cobro del 50% del sala­rio por dos meses ape­lan­do a los hechos con­su­ma­dos y amenazas.

Tam­bién advir­tió sobre la situa­ción en Corrien­tes, don­de la empre­sa due­ña de El Lito­ral, el prin­ci­pal medio de esa pro­vin­cia, “pagó sala­rios des­do­bla­dos y sin el aumen­to de emer­gen­cia esta­ble­ci­do por decre­to en enero. La patro­nal no garan­ti­za las con­di­cio­nes sani­ta­rias míni­mas e impo­ne una bru­tal sobre­car­ga de tareas lue­go de los des­pi­dos (entre ellos los de un dele­ga­do) que se pro­du­je­ron el año pasado”.

La pan­de­mia tam­bién es excu­sa para modi­fi­car las con­di­cio­nes de tra­ba­jo. Por caso, Edi­to­rial Per­fil deci­dió vol­car toda su pro­duc­ción al for­ma­to digi­tal y, con esa excu­sa, bus­ca exten­der la jor­na­da laboral.

Die­go Pie­tra­fe­sa, dele­ga­do de Sipre­ba de Tele­fé, seña­ló que “a los tra­ba­ja­do­res de pren­sa tele­vi­sa­da nos preo­cu­pa mucho el aho­ra pero aún más el des­pués. Con la excu­sa de la pan­de­mia se está ins­tau­ran­do un mode­lo de nego­cio perio­dís­ti­co que hace aje­na la par­ti­ci­pa­ción de los tra­ba­ja­do­res de pren­sa”. Pie­tra­fe­sa expli­có que “vía Sky­pe u opi­na­do­res se qui­ta al tra­ba­ja­dor de pren­sa su fun­ción esen­cial. Se están hacien­do la mis­ma can­ti­dad de horas de aire, o más, con menos per­so­nal y el mate­rial gene­ra­do por los tra­ba­ja­do­res de pren­sa no supera el 10 %”.

Movi­mien­tos socia­les denun­cian al Gobierno de Córdoba

En un comu­ni­ca­do el FOL (Cór­do­ba) denun­cia: la BAJA DE LOS PROGRAMAS DE EMPLEO PROVINCIALES: XMI, PPP, PILA, PIP. Como se ha denun­cia­do des­de UTEP Cór­do­ba: “la ges­tión pro­vin­cial se “aho­rra­ría” con esta medi­da de sus­pen­sión duran­te 3 meses de todos los pro­gra­mas, un mon­to equi­va­len­te a $ 225 millo­nes, ajus­tan­do y dejan­do des­am­pa­ra­das a más de 27.000 cor­do­be­ses y cor­do­be­sas, muchas muje­res y hom­bres humil­des de esta pro­vin­cia. Enten­de­mos que ese mis­mo mon­to pue­de obte­ner­se, por ejem­plo, de una con­tri­bu­ción úni­ca, equi­va­len­te al 0,2% sobre el valor de las 8 explo­ta­cio­nes agro­pe­cua­rias más gran­des de la pro­vin­cia”. Es abso­lu­ta­men­te repu­dia­ble este hecho, cuan­do gran par­te de las tra­ba­ja­do­ras de estos pro­gra­mas hoy siguen tra­ba­jan­do en los barrios, coci­nan­do cen­te­na­res de racio­nes ali­men­ta­rias por día, cocien­do bar­bi­jos, hacien­do tareas de pro­mo­ción de salud y cui­da­dos, aten­dien­do incan­sa­ble­men­te todo tipo de emer­gen­cias por vio­len­cias de géne­ro, etc.

A todo esto hay que agre­gar la sus­pen­sión de las cua­dri­llas pro­vin­cia­les de tra­ba­jo del Pro­gra­ma de la Eco­no­mía popu­lar, que no cobra­ron más de UN MES DE TRABAJO Y que DEJARON CESANTES apro­ve­chan­do el des­em­bar­co del pro­gra­ma de res­tau­ra­ción de escue­las que tam­bién duró un solo mes.

A estas situa­cio­nes se agre­ga la fal­ta de pago de más de 25.000 kits esco­la­res de mochi­las y car­tu­che­ras que han con­fec­cio­na­do orga­ni­za­cio­nes de la Eco­no­mía popu­lar y que toda­vía no han sido paga­dos por el Eje­cu­ti­vo provincial.

Por tal moti­vo, repu­dian la baja de los pro­gra­mas pro­vin­cia­les de empleo y exi­gen su reac­ti­va­ción inme­dia­ta al ser­vi­cio de las nece­si­da­des de los barrios.

De tal palo tal astilla

En un 1° de mayo dis­tin­to, sin mar­chas ni movi­li­za­cio­nes por el ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obligatorio,el PRO dio a cono­cer su fla­man­te pata sin­di­cal. Con men­sa­jes en las redes socia­les, la orga­ni­za­ción se pre­sen­tó y habló de empre­sas y competitividad.

«Un desa­fío impos­ter­ga­ble para los argen­ti­nos», se titu­ló el comu­ni­ca­do con el que se pre­sen­tó la OTPro en las redes sociales.

«Nos pro­po­ne­mos con­fluir en un gran acuer­do colec­ti­vo, que deje atrás los con­flic­tos y las luchas que has­ta aho­ra nos impi­die­ron ade­lan­tar­nos a un cam­bio que hoy está en pre­sen­te», agrega.

Horas más tar­de, la pata sin­di­cal de Jun­tos por el Cam­bio difun­dió el comu­ni­ca­do por el que ese blo­que legis­la­ti­vo se pro­nun­cia­ba en con­tra del pago de un bono a los emplea­dos del Con­gre­so­que haya tra­ba­ja­do en cuarentena.

Fuen­tes: Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, Info­bae, Télam, Info­gre­mia­les, Anred, Red Eco Alter­na­tio, APU, La Izquier­da Dia­rio, Tiem­po Argen­tino, Cla­rín, Ambi­to Finan­cie­ro, Red Eco Alter­na­ti­vo, argentina.indymedia

Ima­gen foto de archivo

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *