Sáha­ra Occi­den­tal: Denun­cian otro bar­co de fos­fa­tos roba­dos al pue­blo saha­raui en aguas chilenas.

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 5 de mayo de 2020

La Soli­da­ri­dad saha­raui en Chi­le denuncian: 

URGENTE. Denun­cia­mos al bar­co Bulk Carrier Van Star, car­ga­do de fos­fa­tos roba­dos al pue­blo saha­raui nave­ga por aguas chi­le­nas con car­ga­men­to ile­gal y se diri­ge a Nue­va Zelan­da. Nos infor­man que lle­va­ría a bor­do tri­pu­la­ción ile­gal. Urge que sea fis­ca­li­za­do por la @Armada_Chile

Nue­va Zelan­da es el úni­co país en el mun­do que com­pra «fos­fa­to de san­gre saha­raui» a Marruecos 

Por Salem Moha­med /​ECS

Nue­va Zelan­da es el úni­co país que que­da en el mun­do que toda­vía finan­cia la ocu­pa­ción ile­gal del Sáha­ra Occi­den­tal. La com­pa­ñia Ravens­down y Balan­ce Agri-Nutrients son los úni­cos dos clien­tes que aún con­ti­núan com­pran­do el fos­fa­to roba­do de la colo­nia espa­ño­la, infor­ma el dia­rio neo­ze­lan­dés Scoop.

Esta­dos Uni­dos, Cana­dá, Sudá­fri­ca e inclu­so Aus­tra­lia han deja­do de com­prar este ‘fos­fa­to de san­gre’ debi­do a las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos cau­sa­das por esta bru­tal y horri­ble ocupación.

«Nos esta­mos reu­nien­do en el puer­to de Lyt­tel­ton para pro­tes­tar con­tra el bar­co de trans­por­te Amoy Dream, que trans­por­ta miles de tone­la­das de fos­fa­to roba­do. Exi­gi­mos que Ravens­down y Balan­ce Agri Nutrients dejen de impor­tar fos­fa­tos de una mina ope­ra­da por la empre­sa marro­quí OCP en el terri­to­rio ile­gal­men­te ocu­pa­do del Sáha­ra Occi­den­tal», dijo Josie Butler, por­ta­voz del gru­po Otautahi.

El año pasa­do, un bar­co que trans­por­ta­ba fos­fa­tos con des­tino a Nue­va Zelan­da fue dete­ni­do en Sudá­fri­ca, ya que sus tri­bu­na­les dic­ta­mi­na­ron que la car­ga fue roba­da al pue­blo del Sáha­ra Occi­den­tal. Un bar­co tam­bién fue dete­ni­do en Pana­má por la mis­ma razón.

El Sáha­ra Occi­den­tal fue inva­di­do por Marrue­cos en 1975. Debi­do a esta ocu­pa­ción, alre­de­dor de 165,000 per­so­nas aún viven en un cam­pa­men­to de refu­gia­dos en la veci­na Arge­lia a pesar de un plan de paz de la ONU que pro­pu­so un refe­rén­dum para la inde­pen­den­cia del Sáha­ra Occi­den­tal en 1991. El pue­blo saha­raui está sepa­ra­do de su tie­rra natal por un muro de are­na de 2700 km per­so­ni­fi­ca­do por 120,000 sol­da­dos. «La ocu­pa­ción es bru­tal», dijo Josie Butler, por­ta­voz del gru­po Otau­tahi, «creo que la gen­te de Christ­church esta­ría horro­ri­za­da si saben que una empre­sa local está finan­cian­do tal injusticia».

Pro­tes­ta en los cam­pa­men­tos saha­rauis con­tra el expo­lio de los fosfatos

Las auto­ri­da­des saha­rauis piden a las agro­ali­men­ta­rias Ravens­down LTD y Ballan­ce «dejar de robar­les su futu­ro». Las dos coope­ra­ti­vas de fer­ti­li­zan­tes de Nue­va Zelan­da son las dos últi­mas com­pa­ñías que toda­vía impor­tan de la región ocu­pa­da, apar­te de una com­pa­ñía india par­cial­men­te pro­pie­dad de la fami­lia real marro­quí. El repre­sen­tan­te del Fren­te Poli­sa­rio en Nue­va Zelan­da, Kamal Fadel afir­ma que el comer­cio de fos­fa­tos finan­cia la ocu­pa­ción y tam­bién sig­ni­fi­ca «reco­no­ci­mien­to de fac­to» del recla­mo de Marrue­cos sobre el territorio.

«Ravens­down Take Em Down Otau­tahi apo­ya el dere­cho a la auto­de­ter­mi­na­ción del pue­blo saha­raui», dijo Butler, «Ravens­down y Ballan­ce debe­rían dejar de comer­ciar con «fos­fa­to de san­gre» has­ta que los saha­rauis con­si­gan un refe­rén­dum para su independencia». 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *