Coro­na­vi­rus y pre­sos: revis­ta cien­tí­fi­ca ase­gu­ra que las cár­ce­les no están lis­tas para afron­tar la pandemia

Por Raúl Koll­mann /​Resumen lati­no­ame­ri­cano, 4 mayo 2020

El artícu­lo cita un ejem­plo ya ade­lan­ta­do por este dia­rio. El úni­co penal en el que se tes­teó a todos los pre­sos fue el Ins­ti­tu­to Correc­cio­nal de Ohio, The Marion. «El total de inter­nos es de 2.500 y en el momen­to en que The Lan­cet entró a impre­sión, habían dado posi­ti­vo 2.000», dice la publicación.

Las fotos correponden a un reportaje gráfico de AFP en las cárceles de El Salvador. 

Las fotos corre­pon­den a un repor­ta­je grá­fi­co de AFP en las cár­ce­les de El Salvador. 


Ima­gen: AFP

Una de las revis­tas de cien­cia más impor­tan­tes del mun­do The Lan­cet, publi­có una nota con el con­tun­den­te títu­lo: «las pri­sio­nes no están de nin­gu­na mane­ra pre­pa­ra­das para afron­tar la covid – 19». El artícu­lo cita un ejem­plo ya ade­lan­ta­do por este diario
. El úni­co penal en el que se tes­teó a todos los pre­sos fue el Instituto
Correc­cio­nal de Ohio, The Marion. «El total de inter­nos es de 2.500 y
en el momen­to en que The Lan­cet entró a impre­sión, habían dado posi­ti­vo 2.000″, dice la revista.


Leer más
The Lan­cet

|
Página12



Leer más
Coro­na­vi­rus y pre­sos: los habeas cor­pus para otor­gar pri­sión domi­ci­lia­ria debe­rán ser fir­ma­dos por dos o más jue­ces

|
En la pro­vin­cia de Bue­nos Aires


Según esta­ble­ció The Lan­cet, hubo 375 positivos
en Nue­va York en una mues­tra toma­da en los pena­les, pero se tra­ta del
10 por cien­to de la mues­tra, o sea que los con­ta­gia­dos son unos 3.750.
«En esa cifra hay que tener en cuen­ta que no se con­si­de­ran los que se
con­ta­gia­ron des­pués del estu­dio ni los tras­la­da­dos ni los fallecidos.
Pero entre los peni­ten­cia­rios, los emplea­dos, que con­si­guen mucho más
fácil­men­te que se les haga el test, los con­ta­gia­dos ya suman mil en
Nue­va York
, según el infor­me del Con­ce­jo Correc­cio­nal del esta­do», redon­dea la publicación.

La nota fir­ma­da por Talha Bur­ki tie­ne fecha 2 de mayo y
con­cre­ta un rele­va­mien­to inter­na­cio­nal. La perio­dis­ta sos­tie­ne que son
muy pocas las cár­ce­les que tie­nen hos­pi­ta­les, por lo cual los
con­ta­gia­dos que entran en situa­ción más com­ple­ja tie­nen que ser
tras­la­da­dos al sis­te­ma de salud públi­co, el mis­mo que tra­ta a la
pobla­ción gene­ral. Pero The Lan­cet no men­cio­na que allí
com­pi­ten por camas y res­pi­ra­do­res, sino que pone el acen­to en que no es
nada fácil que a un pre­so lo lle­ven al hos­pi­tal
: «sig­ni­fi­ca hacer inter­ve­nir a los ofi­cia­les peni­ten­cia­rios y dis­po­ner un transporte. 

Los
que admi­nis­tran las cár­ce­les son, ya habi­tual­men­te, rea­cios a poner en
movi­mien­to esos meca­nis­mos por un solo pre­so». Pero la revis­ta menciona
que, ade­más, aho­ra hay menos per­so­nal –se pro­du­ce ausen­tis­mo entre los
peni­ten­cia­rios por la mis­ma pan­de­mia– y eso deri­va en que el interno
tie­ne que estar muy mal para que lo deri­ven. Mien­tras tan­to siguió
con­ta­gian­do a otros pre­sos que, por supues­to, tam­bién terminarán
com­pi­tien­do por camas y respiradores.

La úni­ca verdad

«Los pre­sos com­par­ten baños, duchas, lava­bos, come­do­res. Duer­men en cuche­tas y en algu­nos paí­ses en el sue­lo –le dice a The Lan­cet el
doc­tor Fre­de­rick Alti­ce, de la Uni­ver­si­dad de Yale – . En estas
con­di­cio­nes es impo­si­ble afron­tar una epi­de­mia, una vez que entra a
cual­quier penal. La pri­sión no tie­ne como mane­jar a un con­ta­gia­do. El diag­nós­ti­co es tar­dío y cuan­do un infec­ta­do lle­ga a un hos­pi­tal, tie­ne un dete­rio­ro mucho mayor que el habi­tual«.

La revis­ta hace un recuen­to de lo que pasa alre­de­dor del mundo,
don­de hay unos 11 millo­nes de pre­sos, con Esta­dos Uni­dos como país con
mayor can­ti­dad, 2,2 millo­nes de inter­nos. Pero los casos más
dra­má­ti­cos que seña­la son los de Fili­pi­nas en que hay 215.000 pre­sos en
cár­ce­les que tie­nen lugar para 40.000 per­so­nas o Myan­mar, país que tiene
92.000 pre­sos y sólo hay para aten­der­los 80 médi­cos

Bra­sil tie­ne nada menos que 773.000 pre­sos y, según la res­pon­sa­ble de la orga­ni­za­ción Human Rights Watch, cita­da por The Lan­cet, Tama­ra Tara­ciuk Bro­ner, «las con­di­cio­nes en las pri­sio­nes sud­ame­ri­ca­nas están dadas para que el virus cir­cu­le y circule».


Leer más
El virus del fút­bol y la len­gua de Tevez

|
Opinión


«Se pue­den per­fec­ta­men­te des­com­pri­mir las cár­ce­les sin
afec­tar en for­ma seria los nive­les de inse­gu­ri­dad. El acen­to pue­de estar
pues­to en los inter­nos impu­tados en cau­sas rela­cio­na­das con dro­gas, que
son una enor­me can­ti­dad
«, rema­ta el doc­tor Alti­ce. The Lan­cet
cita la reso­lu­ción de Miche­lle Bache­let, Alta Comi­sio­na­da de Derechos
Huma­nos de las Nacio­nes Uni­das, alen­tan­do a los paí­ses a libe­rar pre­sos y
cita algu­nos núme­ros: «Fran­cia redu­jo el núme­ro de pre­sos en 10.000; Ita­lia dis­mi­nu­yó los inter­nos en 6.000; Chi­le dejó en liber­tad a unos 1.300.

Y
muchos esta­dos nor­te­ame­ri­ca­nos están hacien­do lo mis­mo. Son casos de
pre­sos de bajo ries­go. En el Rei­no Uni­do el núme­ro a redu­cir es de 5.000
pero las auto­ri­da­des reco­no­cen que se podría bajar la can­ti­dad de
pre­sos en 15.000, un quin­to del total de 75.000 que hay en la
actualidad. 

Toda­vía hay que ver si los gobier­nos están dispuestos
a redu­cir la can­ti­dad de pre­sos todo lo nece­sa­rio para bajar el peligro
de que el Covid – 19 atra­vie­se los muros de las cár­ce­les y termine
afec­tan­do a todos».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *