Bra­sil. Bol­so­na­ro se sumó a un nue­vo acto con­tra el Con­gre­so y la Cor­te Suprema

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 4 mayo 2020

Miles de mani­fes­tan­tes vio­la­ron el ais­la­mien­to social en Brasilia

El man­da­ta­rio ultra­de­re­chis­ta ase­gu­ró que las Fuer­zas Arma­das y el pue­blo están del lado de su gobierno, y que hará cum­plir la Cons­ti­tu­ción «a cual­quier pre­cio». Hubo aglo­me­ra­cio­nes en momen­tos en que Bra­sil se regis­tran 7 mil muer­tos por la pandemia. 

El pre­si­den­te de Bra­sil, Jair Bol­so­na­ro , par­ti­ci­pó de un nue­vo acto con­tra el Con­gre­so y la Cor­te Supre­ma en el que se regis­tra­ron agre­sio­nes a perio­dis­tas y fotó­gra­fos pre­sen­tes. En un dis­cur­so impro­vi­sa­do diri­gi­do a los miles de sim­pa­ti­zan­tes con­cen­tra­dos fren­te al Pala­cio pre­si­den­cial de Pla­nal­to, Bol­so­na­ro ase­gu­ró que las Fuer­zas Arma­das y el pue­blo están del lado de su gobierno y que hará cum­plir la Cons­ti­tu­ción «a cual­quier pre­cio». 

El man­da­ta­rio apro­ve­chó la oca­sión para vol­ver a
ata­car a los gober­na­do­res que insis­ten en con­ti­nuar con el aislamiento
social en el país. Si bien Bol­so­na­ro se man­tu­vo a dis­tan­cia de sus
segui­do­res, el acto pro­du­jo aglo­me­ra­cio­nes en momen­tos en que Bra­sil ya
hay 7 mil muer­tos y más de 100 mil casos con­fir­ma­dos de la covid-19.

Fiel a su esti­lo, el pre­si­den­te de ultra­de­re­cha se mos­tró en público
sin mas­ca­ri­lla aun­que a más de dos metros de dis­tan­cia de los
mani­fes­tan­tes, des­de la ram­pa de su resi­den­cia ofi­cial del Pala­cio de la
Alvo­ra­da. «El pue­blo está con noso­tros, y el ejér­ci­to está del lado de la ley, del orden, de la liber­tad y de la demo­cra­cia», afir­mó. Bol­so­na­ro se
con­for­mó con un bre­ve dis­cur­so y lue­go bajó la ram­pa con su hija Laura,
de nue­ve años, para salu­dar a los pre­sen­tes. Ade­más de varias ban­de­ras bra­si­le­ñas, fla­mea­ban a su lado las de Israel y Esta­dos Unidos.

El man­da­ta­rio dijo que quie­re «un gobierno sin inter­fe­ren­cias que pue­dan obs­ta­cu­li­zar el futu­ro» del país. «Le
rue­go a Dios que no ten­ga­mos pro­ble­mas esta sema­na por­que lle­ga­mos al
lími­te. No hay más con­ver­sa­ción de aquí en ade­lan­te. No solo exigiremos,
hare­mos cum­plir la Cons­ti­tu­ción y será cum­pli­da a cual­quier pre­cio. La
pacien­cia se aca­bó», agre­gó.
En los últi­mos días, Bol­so­na­ro se
mos­tró irri­ta­do por la deci­sión del minis­tro del Supre­mo Tribunal
Fede­ral, Ale­xan­dre de Moraes, de blo­quear el nom­bra­mien­to de Ale­xan­dre Rama­gem a la Direc­ción Gene­ral de la Poli­cía Federal. 

El pre­si­den­te reite­ró su dis­cur­so con­tra­rio al confinamiento
mien­tras se dis­pa­ra el núme­ro de casos de coro­na­vi­rus en el país: «La
des­truc­ción de los empleos por par­te de algu­nos gober­na­do­res es
irres­pon­sa­ble e inad­mi­si­ble. Vamos a pagar­lo caro en el futu­ro», ase­gu­ró
.
En Bra­sil, las medi­das de ais­la­mien­to social son com­pe­ten­cia de los
gober­na­do­res esta­ta­les que las impo­nen local­men­te, de for­ma más o menos
estric­ta. «Otro acto lamen­ta­ble del pre­si­den­te Bolsonaro,
incom­pa­ti­ble con el car­go que ocu­pa», fue la dura res­pues­ta del
gober­na­dor de San Pablo, João Doria,
según pudo reco­ger el dia­rio local Folha.

«Moro cana­lla»

Los miles de sim­pa­ti­zan­tes del pre­si­den­te que espe­ra­ban con
aten­ción su dis­cur­so can­ta­ron el himno nacio­nal y lue­go reza­ron un Padre
Nues­tro fren­te a la Cate­dral Metro­po­li­ta­na. Sos­te­nían car­te­les con
leyen­das tales como «Armas para los ciu­da­da­nos de bien»o «Moro canalla
de Curi­ti­ba».
 El exmi­nis­tro de Justicia
pre­sen­tó su renun­cia la sema­na pasa­da tras la deci­sión de Bol­so­na­ro de
des­ti­tuir al jefe de la Poli­cía Fede­ral, Mau­ri­cio Valei­xo. Moro pres­tó decla­ra­ción el sábado
duran­te ocho horas en la sede de la Poli­cía Fede­ral de Curi­ti­ba. Según
medios loca­les, pre­sen­tó «con­ver­sa­cio­nes, audios y correos electrónicos»
inter­cam­bia­dos con Bol­so­na­ro que apo­ya­rían sus gra­ves acusaciones.

El dia­rio Esta­dão con­tó que duran­te el acto un gru­po de mani­fes­tan­tes empu­jó y gol­peó a dos tra­ba­ja­do­res del medio, al gri­to de «Fue­ra Estadão».
Tam­bién arre­me­tie­ron con­tra perio­dis­tas de Glo­bo TV. En ese momen­to, y a
pocos metros de dis­tan­cia, uno de los pre­sen­tes en el acto le advirtió
al pre­si­den­te Bol­so­na­ro que los pro­fe­sio­na­les de la cade­na televisiva
esta­ban sien­do expul­sa­dos del lugar. El pre­si­den­te, lejos de con­de­nar la
acti­tud, res­pal­dó las crí­ti­cas a la emi­so­ra: «La gen­te de Glo­bo vie­ne has­ta aquí solo para decir ton­te­rías. Esta tele­vi­so­ra real­men­te fue dema­sia­do lejos».

Anti­de­mo­crá­ti­co

Es la segun­da vez que el jefe de Esta­do de Bra­sil participa
de un acto cali­fi­ca­do de anti­de­mo­crá­ti­co por la opo­si­ción y organismos
de dere­chos huma­nos.
El pasa­do 19 de abril, Bol­so­na­ro acu­dió a una
mani­fes­ta­ción simi­lar en la que se pidió una inter­ven­ción mili­tar y la
vuel­ta del lla­ma­do Acto Ins­ti­tu­cio­nal 5 (AI‑5). El AI‑5 fue un paquete
de medi­das anti­de­mo­crá­ti­cas apli­ca­do en 1968 duran­te la dictadura
mili­tar (1964−1985), median­te el cual se aumen­tó la repre­sión, se
pros­cri­bió a varios par­ti­dos polí­ti­cos y se des­ti­tu­yó a dece­nas de
par­la­men­ta­rios opues­tos al régimen. 

Pero estas mani­fes­ta­cio­nes tam­bién son con­tra­rias a las medidas
de ais­la­mien­to social impues­tas en la mayor par­te de Bra­sil para
con­te­ner la pan­de­mia. La par­ti­ci­pa­ción del pre­si­den­te en estos actos,
suma­do a las crí­ti­cas por su ges­tión de la cri­sis sani­ta­ria, mientras
los con­ta­gios cre­cen día a día y ubi­can a Bra­sil como el país con más
con­ta­gios de la región y déci­mo en el mun­do, fue­ron argumentos
sufi­cien­tes para que la opo­si­ción pre­sen­ta­ra ante la Cáma­ra de Diputados
una trein­te­na de soli­ci­tu­des para la aper­tu­ra de un jui­cio político
con­tra Bolsonaro.

Bra­sil regis­tra has­ta el momen­to 101. 147casos con­fir­ma­dos y 7.000 muer­tos des­de el ini­cio de la covid-19 en diciem­bre en China.
En la últi­ma sema­na, el núme­ro de falle­ci­dos dia­rios superó las 400
per­so­nas. La mayo­ría de los exper­tos con­si­de­ra que el pico de la
pan­de­mia está aún lejos de ser alcanzad

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *