Argen­ti­na. Un empo­rio del shop­ping apro­ve­cha la pan­de­mia para inten­tar reins­ta­lar la mega­mi­ne­ría en Esquel

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​30 de abril de 2020 – La mine­ra cana­dien­se Yama­na Gold infor­mó la fir­ma un acuer­do con un gru­po argen­tino enca­be­za­do por Eduar­do Elsz­tain para resu­ci­tar en Esquel el pro­yec­to Suyai, de extrac­ción de oro. La acti­vi­dad está prohi­bi­da en la pro­vin­cia de Chu­but des­de que en la pro­pia Esquel, jus­ta­men­te, se pro­du­jo un ple­bis­ci­to (mar­zo de 2003) que recha­zó por el 82% de los votos la inten­ción de ins­ta­lar una mine­ra, en aquel enton­ces Meri­dian Gold. Un whatsapp que lle­ga des­de Esquel con la noti­cia plan­tea a lava­ca tres pala­bras: “Otra vez sopa”.

Elsz­tain es pro­pie­ta­rio de IRSA, el gru­po de bie­nes raí­ces más gran­de de Argen­ti­na con shop­pings como los de Abas­to y Alto Paler­mo, Patio Bull­rich, el hotel Llao, Cre­sud (un millón de hec­tá­reas de cam­pos) y un ter­cio del Ban­co Hipo­te­ca­rio, entre muchas otras cosas. “El extrac­ti­vis­mo urbano, soje­ro y finan­cie­ro, bus­ca aho­ra tam­bién ser mine­ro” plan­tea en la nota que repro­du­ci­mos más aba­jo el sitio No a la Mina.

Elsz­tain ya vie­ne incur­sio­nan­do en la mine­ría en Sal­ta, San Juan, Río Negro y San­ta Cruz a tra­vés de la empre­sa Aus­tral Gold, y tie­ne el con­trol del mayor gru­po eco­nó­mi­co de Israel, el IDB (Israel Dis­count Bank). 

Mien­tras el mun­do está pen­dien­te de la pan­de­mia, Yama­na Gold infor­mó que Elsz­tain, con su socio Saúl Zang, inver­ti­rá 2 millo­nes de dóla­res para incor­po­rar­se al pro­yec­to como pri­mer paso para lle­gar a un 40% del paque­te accionario. 

¿Cuál será la fun­ción de los nue­vos socios? Expli­ca Yama­na Gold: “El gru­po argen­tino asu­mi­rá la res­pon­sa­bi­li­dad de todos los asun­tos ambien­ta­les, socia­les y de gobierno (ESG) y, en par­ti­cu­lar, lide­ra­rá los esfuer­zos de per­mi­sos des­ti­na­dos a avan­zar en el pro­yec­to a tra­vés de sus dife­ren­tes eta­pas de desa­rro­llo”. La tra­duc­ción obvia de la ora­ción es: lobby. Elsz­tain será el encar­ga­do de inten­tar que el has­ta aho­ra fra­ca­sa­do pro­yec­to de Yama­na Gold pue­da realizarse.

Una vis­ta de Esquel dede la zona en la que pre­ten­den ins­ta­lar el pro­yec­to mine­ro Suyai.

Pue­de recor­dar­se que en diciem­bre pasa­do el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez anun­ció que se logra­ría avan­zar con la mine­ría tan­to en Chu­but como en Men­do­za. Lo hizo en una reu­nión ante la Aso­cia­ción Empre­sa­ria Argen­ti­na, al hablar ante figu­ras como Pao­lo Roc­ca (Techint), Héc­tor Mag­net­to (Cla­rín) y Eduar­do Elsz­tain, entre otros.

Pese a esas efu­sio­nes, la manio­bra para dero­gar la ley men­do­ci­na cho­có con una his­tó­ri­ca movi­li­za­ción social que fre­nó la avan­za­da mine­ra, como lo refle­jó la revis­ta MU: https://​www​.lava​ca​.org/​m​u​1​4​5​/​e​l​-​m​e​n​d​o​a​g​u​a​zo/

En el caso de Chu­but la noti­cia lle­ga a una pro­vin­cia arra­sa­da por la cri­sis que mez­cla años de macris­mo, el gobierno o des­go­bierno del señor Mariano Arcio­ni, y la pan­de­mia: una estra­te­gia típi­ca de lo que Nao­mi Klein lla­mó “La doc­tri­na del shock”, que las cor­po­ra­cio­nes uti­li­zan con aval esta­tal para incre­men­tar poder, con­cen­tra­ción y ganan­cias, y avan­zar con pro­yec­tos extrac­ti­vos ante socie­da­des shoc­kea­das por otros pro­ble­mas. La argu­cia de la empre­sa con­sis­te esta vez en pre­sen­tar a Suyai como un pro­yec­to sub­te­rrá­neo que no uti­li­za­rá cianuro.

Todo indi­ca que se ave­ci­na nue­va­men­te una situa­ción con­flic­ti­va ya que la ciu­da­da­nía de Esquel y de Chu­but ha recha­za­do his­tó­ri­ca­men­te este tipo de pro­yec­tos en tan­to no cuen­ten con licen­cia social.

Han sufri­do frau­des legis­la­ti­vos (https://​www​.lava​ca​.org/​n​o​t​a​s​/​f​r​a​u​d​e​-​a​-​c​i​e​l​o​-​a​b​i​e​r​t​o​-​l​a​-​m​a​n​i​o​b​r​a​-​p​a​r​a​-​h​a​b​i​l​i​t​a​r​-​l​a​-​m​i​n​e​r​i​a​-​e​n​-​c​h​u​b​ut/), repre­sio­nes estatal/​patoteras, (http://​www​.lava​ca​.org/​n​o​t​a​s​/​v​i​o​l​e​n​c​i​a​-​m​i​n​e​r​a​-​e​n​-​c​h​u​b​u​t​-​p​a​t​o​t​a​s​-​d​e​-​l​a​-​u​o​c​r​a​-​g​o​l​p​e​a​n​-​a​-​v​e​c​i​n​os/)

Y has­ta espio­na­je a los asam­bleís­tas por par­te de la Agen­cia Fede­ral de Inte­li­gen­cia (https://​www​.lava​ca​.org/​n​o​t​a​s​/​e​s​q​u​e​l​-​e​s​p​i​o​n​a​j​e​-​d​e​-​o​r​g​a​n​i​s​m​o​s​-​d​e​-​i​n​t​e​l​i​g​e​n​c​i​a​-​c​o​n​t​r​a​-​v​e​c​i​n​o​s​-​y​-​l​e​y​-​a​n​t​i​t​e​r​r​o​r​i​s​t​a​-​c​o​n​t​r​a​-​l​o​s​-​m​a​p​u​c​he/)

Un pri­mer sín­to­ma de lo que se vie­ne es esta nota del pres­ti­gio­so sitio web No a la Mina, uno de los prin­ci­pa­les refe­ren­tes infor­ma­ti­vos inter­na­cio­na­les sobre la cues­tión mine­ra en la Argen­ti­na y el mun­do, que repro­du­ci­mos íntegramente.

Mine­ras ace­chan Esquel: Yama­na for­mó una socie­dad para el pro­yec­to Suyai

La mine­ra cana­dien­se infor­mó que cerró un acuer­do con Eduar­do Elsz­tain y con Saúl Zang, empre­sa­rios argen­ti­nos que obten­drán par­ti­ci­pa­ción en el empren­di­mien­to si logran modi­fi­car el con­jun­to de leyes que prohí­ben la acti­vi­dad y sobre todo, si no se cho­can con­tra un pue­blo que ya demos­tró saber defen­der su territorio.

Por: Noa​la​mi​na​.org

Repa­sa­mos la his­to­ria del pro­yec­to, su cam­bio de nom­bre y quié­nes son los empre­sa­rios que hoy apues­tan a concretarlo.

Yama­na Gold y Suyai

Yama­na Gold es una empre­sa mul­ti­na­cio­nal con sede en Cana­dá, ya cono­ci­da en Argen­ti­na. Es pro­pie­ta­ria de los yaci­mien­tos y pro­yec­tos Cerro Moro en San­ta Cruz, Gual­ca­ma­yo en San Juan, Agua Rica en Cata­mar­ca (fre­na­da por la jus­ti­cia tras una deman­da pre­sen­ta­da por la pobla­ción) y el pro­yec­to Suyai. Tam­bién par­ti­ci­pa en un 12% en La Alum­bre­ra, empre­sa con denun­cias por con­ta­mi­na­ción y fue seña­la­da en Chi­le y Hon­du­ras por fil­tra­cio­nes en sus yacimientos.

Suyai, es el nom­bre con el que la empre­sa pre­sen­ta inter­na­cio­nal­men­te al pro­yec­to en el Cor­dón Esquel. En 2011 los veci­nos se per­ca­ta­ron que se esta­ba pro­mo­cio­nan­do a escon­di­das el pro­yec­to ya recha­za­do por el famo­so ple­bis­ci­to de 2003 y prohi­bi­do por legis­la­ción pro­vin­cial ese mis­mo año. Ade­más, el pro­yec­to se encuen­tra en un área roja pro­te­gi­da por la Ley de Bos­ques y vio­la la Ley de Gla­cia­res según estu­dios inde­pen­dien­tes sobre per­ma­frost.

El cam­bio de nom­bre es una estra­te­gia más de mine­ras y gobier­nos que no se dan por ven­ci­dos: en 2014 inten­ta­ron hacer de la Ini­cia­ti­va Popu­lar una ley mine­ra, en 2018 el minis­tro Juan José Aran­gu­ren ofre­ció a Esquel en una feria mine­ra en Cana­dá; en 2019 el gobierno salien­te agre­gó a Chu­but en el Catas­tro Mine­ro Uni­fi­ca­do y el gobierno entran­te le dijo a empre­sa­rios que “habían logra­do” la explo­ta­ción mine­ra en Chu­but. Pero las leyes siguen vigen­tes, y aún no han logra­do nada.

Nue­vo inten­to: esta vez con nue­vos socios “loca­les”

Eduar­do Elsz­tain, de IRSA y los shop­pings a la mega­mi­ne­ría: los nego­cios no tie­nen cuarentena.

Yama­na Gold anun­ció la fir­ma de un acuer­do en el que un gru­po empre­sa­rio argen­tino, pagan­do un mon­to ini­cial de dos millo­nes de dóla­res asu­mi­rá la res­pon­sa­bi­li­dad de todos los asun­tos ambien­ta­les, socia­les y de gobierno y en caso de lograr la apro­ba­ción del pro­yec­to, ten­drá dere­cho a adqui­rir has­ta un máxi­mo de 40% de par­ti­ci­pa­ción en el mis­mo. Es decir, que el gru­po local se juga­rá la obten­ción de la licen­cia social, el per­mi­so ambien­tal, la modi­fi­ca­ción de las leyes pro­vin­cia­les y todo lo que las suce­si­vas empre­sas pro­pie­ta­rias del pro­yec­to (Meri­dian Gold y Yama­na Gold) no han podi­do con­se­guir des­de 2002 a la fecha.

¿Y quién es este gru­po? Se tra­ta de la com­pa­ñía de bie­nes raí­ces más gran­de de Argen­ti­na (shop­pings de Abas­to, Alto Paler­mo, Patio Bull­rich y el Hotel Llao entre otros), que tie­ne des­ta­ca­das inver­sio­nes ban­ca­rias (un ter­cio de Ban­co Hipo­te­ca­rio) y agrí­co­las (Cre­sud + un millón de hec­tá­reas). El extrac­ti­vis­mo urbano, soje­ro y finan­cie­ro, bus­ca aho­ra tam­bién ser mine­ro. En el país lo cono­ce­mos como IRSA (Inver­sio­nes y Repre­sen­ta­cio­nes Socie­dad Anó­ni­ma), pero tie­ne fuer­te par­ti­ci­pa­ción en la Bol­sa de Nue­va York así como en la con­duc­ción de uno de los tres pri­me­ros ban­cos de Israel, país don­de más apos­tó en los últi­mos años con cade­nas de super­mer­ca­dos, nego­cios inmo­bi­lia­rios y desa­rro­llo tecnológico.

Su pre­si­den­te, Eduar­do Elsz­tain uno de los hom­bres más ricos del país y su vice­pre­si­den­te Saúl Zang han sido pre­mia­dos en el mun­do empre­sa­rio por coti­zar en alza en las bol­sas en los últi­mos 25 años. Se tra­ta de empre­sa­rios ávi­dos en apro­ve­char las osci­la­cio­nes eco­nó­mi­cas para com­prar cuan­do los pre­cios son bajos y ven­der des­pués: Elsz­tain cono­ce bien la famo­sa fra­se de que las cri­sis son opor­tu­ni­da­des. Esto pue­de ser cier­to para empre­sa­rios como él, más que para quie­nes real­men­te sufren las crisis.

Un con­tex­to para que los espe­cu­la­do­res especulen

En ple­na pan­de­mia, el mun­do capi­ta­lis­ta pare­ce que se des­mo­ro­na. Pero en reali­dad, muchos están ganan­do y las ganan­cias para algu­nos no se detie­nen, inclu­so pue­den aumen­tar. En momen­tos de incer­ti­dum­bre, las pro­pie­da­des y los meta­les pre­cio­sos se pre­sen­tan como la posi­bi­li­dad de inver­sión fren­te a la incer­ti­dum­bre: su pre­cio no se des­plo­ma. Esto hace que, mien­tras el pre­cio del petró­leo se derrum­ba a nive­les his­tó­ri­cos, el valor del oro sube, y empre­sa­rios comien­zan a inte­re­sar­se en pro­yec­tos que has­ta hace poco se veían invia­bles, como el de Esquel, don­de asu­mie­ron hoy la ges­tión de rela­cio­nes comu­ni­ta­rias y se com­pro­me­ten a la obten­ción de los per­mi­sos legis­la­ti­vos y ambien­ta­les de los que hoy carecen.

La situa­ción a nivel pro­vin­cial en Chu­but es angus­tian­te. Pro­ble­mas estruc­tu­ra­les, his­tó­ri­cos, nos han lle­va­do a una cri­sis que los gober­nan­tes se esfuer­zan en empeo­rar. En estos últi­mos tres años, casi inin­te­rrum­pi­da­men­te, el gobierno ha empo­bre­ci­do a sus tra­ba­ja­do­res y retra­sa­do el pago de sala­rios lle­van­do al res­to de la eco­no­mía pro­vin­cial al colap­so. La toma de deu­da pro­vin­cial actúa como lo hace en todo el vie­jo ter­cer mun­do: la deu­da se fuga, no se invier­te, y se paga expor­tan­do natu­ra­le­za, con­di­cio­nan­do el terri­to­rio a más deu­da. La caí­da his­tó­ri­ca del pre­cio del petró­leo pare­ce lle­gar como el tiro de gra­cia hacia una pro­vin­cia a la que pare­cie­ra, se le bus­ca impo­ner la mega­mi­ne­ría como una sali­da que sabe­mos que no es tal. Y sino, bas­ta mirar las pro­vin­cias mine­ras que lejos están de ser ejem­plo de desa­rro­llo y bienestar.

Fuen­te: LaVa­ca /​No a la Mina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *