Vene­zue­la. El gobierno por un acuer­do de ancha base, la opo­si­ción por el estallido

Álva­ro Ver­zi Ran­gel /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​29 de abril de 2020

El pre­si­den­te vene­zo­lano, Nico­lás Madu­ro, hizo esta sema­na un nue­vo lla­ma­do a la opo­si­ción para que haya un ‘cese el fue­go’ (…) y lle­gar a un acuer­do huma­ni­ta­rio que favo­rez­ca las labo­res médi­cas para fre­nar la expan­sión del Covid-19, mien­tras sec­to­res empre­sa­ria­les y opo­si­to­res alien­tan la espe­cu­la­ción –para sumar­la al blo­queo esta­dou­ni­den­se- como for­ma de pro­du­cir un esta­lli­do social.

La actua­li­dad mues­tra un país blo­quea­do por san­cio­nes eco­nó­mi­cas y finan­cie­ras, bajos pre­cios del petró­leo, impor­ta­ción de gaso­li­na y défi­cit de sumi­nis­tro ener­gé­ti­co, y por sobre todo esca­sez de capi­tal: no hay recur­sos para inver­tir, para com­prar en el exte­rior ali­men­tos medi­ci­nas o maqui­na­rias, pagar sala­rios acor­des con la capa­ci­dad labo­ral de téc­ni­cos y obre­ros especializados.

Para algu­nos ana­lis­tas, de no lograr­se esta­ble­cer un acuer­do de ancha base, el gobierno de Madu­ro podría “resis­tir”, podría ape­lar a dis­tri­bu­cio­nes muy dis­mi­nui­das de ali­men­tos, incre­men­tar la fuer­za repre­si­va y man­te­ner algu­nos subsidios.

Para otros, el des­con­ten­to popu­lar ante la esca­sez y la infla­ción des­me­di­da hacen cre­cer el des­con­ten­to con las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas de un gobierno que ha levan­ta­do su ima­gen con la exce­len­te ges­tión en mate­ria sani­ta­ria por la pan­de­mia del covid-19, y posi­bi­li­tan espe­cu­la­cio­nes sobre una eta­pa pre­rre­vo­lu­cio­na­ria en el país.

El pro­ble­ma es que una posi­ble mejo­ra de la situa­ción eco­nó­mi­ca no lle­ga­ría en el mediano pla­zo, la eco­no­mía podría dete­rio­rar­se aún más y una pobre­za atroz sería la for­ma estruc­tu­ral de vida por varios años, seña­la Manuel Suther­land, direc­tor del Cen­tro de Inves­ti­ga­ción y For­ma­ción Obre­ra (CIFO) …

Como era de espe­rar, el plan­tea­mien­to de Madu­ro de una tre­gua para afron­tar el coro­na­vi­rus, ha con­ta­do con el vis­to bueno del sec­tor dia­lo­guis­ta de la opo­si­ción (Avan­za­da Pro­gre­sis­ta, el MAS, Copei, Solu­cio­nes y Cam­bie­mos), mien­tras los par­ti­dos agru­pa­dos en el lla­ma­do G4 (VP, UNT, AD, PJ), que res­pal­dan al auto­pro­cla­ma­do Juan Guai­dó, se han mos­tra­do en desacuerdo.

Un audio atri­bui­do al empre­sa­rio Loren­zo Men­do­za, due­ño de las Empre­sas Polar, difun­di­do por las redes socia­les con­fir­ma que «la espe­cu­la­ción, bacha­queo (con­tra­ban­do) y mer­ca­do negro» segui­rán pro­fun­di­zán­do­se; anun­cia más esca­sez con la posi­bi­li­dad de explo­sión social como mues­tra de incon­for­mi­dad –seña­la- por­que el Covid-19 vino a «favo­re­cer» al gobierno.

Poco impor­ta la voz es de Men­do­za o de algún otra gran empre­sa­rio, pero lo que que­da en cla­ro es que la espe­cu­la­ción y el con­tra­ban­do de ali­men­tos y gaso­li­na es el arma de la opo­si­ción. Cual­quier sala­rio que decre­te el gobierno se lo tra­ga­rá la espe­cu­la­ción de los empre­sa­rios y sus cade­nas de con­tra­ban­do (en espe­cial hacia Colom­bia), y fun­cio­na­rios corrup­tos en las ins­ti­tu­cio­nes públicas.

El gobierno sor­pren­dió al empre­sa­ria­do e inter­vino varias empre­sas, inclu­so a la Polar, que siem­pre aca­pa­ra, espe­cu­la, fuga pro­duc­tos hacia Colom­bia, don­de se coti­zan mejor, y final­men­te se fija­ron los lla­ma­dos pre­cios acor­da­dos, que la pobla­ción espe­ra se respeten.

Obje­ti­va­men­te el plan de la Polar y de la buro­cra­cia tec­nó­cra­ta que aún sub­sis­te en Petró­leo de Vene­zue­la para gol­pear al gobierno y favo­re­cer la agre­sión esta­dou­ni­den­se, es el mis­mo. Polar espe­cu­la con los pre­cios, crea esca­sez hirien­do a la pobla­ción y al gobierno, seña­la el cons­ti­tu­yen­te Julio Esca­lo­na. El pro­ble­ma mayor, en estos momen­tos, es que es muy poco lo que Vene­zue­la pue­da impor­tar con un barril de petró­leo a diez dólares

Los “pede­ve­cos”, sabo­tean el tra­ba­jo de los con­se­jos pro­duc­ti­vos de tra­ba­ja­do­res (CPT), que recu­pe­ra­ron la refi­ne­ría de El Pali­to y van por las demás refi­ne­rías, para garan­ti­zar el con­su­mo interno y la expor­ta­ción, añade.

¿Nue­va Pdvsa?

El gobierno desig­nó a Tareck El Ais­sa­mi como nue­vo minis­tro del Petró­leo y Asdrú­bal Chá­vez como pre­si­den­te de la esta­tal Petró­leos de Vene­zue­la, quie­nes esta­rían encar­ga­dos de imple­men­tar el infor­me de la comi­sión de rees­truc­tu­ra­ción, que reco­mien­da que Pdv­sa se con­cen­tre en la acti­vi­dad petro­le­ra y ceda las acti­vi­da­des dis­tin­tas o socia­les a otras entidades.

Según ana­lis­tas inter­na­cio­na­les, Pdv­sa rees­truc­tu­ra­ría sus empre­sas con­jun­tas exis­ten­tes con socios extran­je­ros, con algu­nos cam­bios a con­tra­tos de ser­vi­cios u otras estruc­tu­ras con par­ti­ci­pa­ción esta­tal fle­xi­ble. Aguas aba­jo, el sec­tor pri­va­do podría tomar has­ta un 100% en pro­yec­tos de refinación”.

De acuer­do a lo tras­cen­di­do, se crea­ría una nue­va uni­dad de nego­cios con sede en Rusia, que absor­be­ría las uni­da­des euro­peas de Pdv­sa: Nynäs Petro­leum y APS. Mien­tras, Vene­zue­la recu­rre a Irán para reini­ciar sus bom­bas de gaso­li­na, seña­lan des­de Washing­ton: “Irán está entre­gan­do pie­zas de refi­ne­ría, cata­li­za­do­res y téc­ni­cos para repa­rar el com­ple­jo CRP de Pdv­sa, que inclu­ye la refi­ne­ría Car­dón”, indi­ca la agen­cia Argus.

Las refi­ne­rías de Irán fue­ron cons­trui­das con tec­no­lo­gía de Esso y Shell, y son con­si­de­ra­das com­pa­ti­bles con las venezolanas.

Ayu­da humanitaria

Los paí­ses de la Unión Euro­pea pidie­ron el mar­tes en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU aumen­tar la ayu­da huma­ni­ta­ria a Vene­zue­la. Vasi­li Neben­zia, dele­ga­do de Rusia, se pro­nun­ció a favor de la ayu­da y resal­tó los “resul­ta­dos impre­sio­nan­tes” de Vene­zue­la fren­te a la pan­de­mia, y des­ta­có que Vene­zue­la afron­ta la pan­de­mia en medio del blo­queo de nue­ve mil millo­nes de dólares.

Como era de espe­rar, la repre­sen­tan­te de EEUU en la ONU, Kelly Craft, cues­tio­nó las cifras de Vene­zue­la sobre la pan­de­mia del coro­na­vi­rus. Por su par­te, Jan Ege­land, del Con­se­jo Norue­go para Refu­gia­dos (NRC), insis­tió en que “las gran­des poten­cias deben sus­pen­der las san­cio­nes eco­nó­mi­cas con­tra paí­ses como Siria, Irán y Vene­zue­la duran­te la pandemia”,

El secre­ta­rio de Esta­do esta­dou­ni­den­se Michael Pom­peo uti­li­zó este miér­co­les una con­fe­ren­cia de pren­sa vir­tual en Washing­ton, para pre­sio­nar al pre­si­den­te argen­tino Alber­to Fer­nán­dez. Dijo que este “pue­de ser muy útil en dos fren­tes: tra­ba­jan­do jun­to a sus cole­gas en Suda­mé­ri­ca en ayu­dar a lle­var la demo­cra­cia a Vene­zue­la y tam­bién sien­do par­te de cual­quier esfuer­zo de ayu­da huma­ni­ta­ria y médi­ca para la gen­te de Vene­zue­la que la nece­si­ta desesperadamente”.

El men­sa­je de Pom­peo lle­gó tras el fuer­te tono que EEUU uti­li­zó a prin­ci­pios de mes, cuan­do el gobierno argen­tino recha­zó el plan esta­dou­ni­den­se “de demo­cra­ti­za­ción” para Vene­zue­la que pre­veía un gobierno de tran­si­ción que lla­ma­ra a elec­cio­nes gene­ra­les en las que podrían pre­sen­tar­se tan­to el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro como el auto­pro­cla­ma­do “pre­si­den­te inte­ri­no” Juan Guia­dó, ava­la­do por Washington.

El moles­to autoproclamado

La por­ta­voz de la can­ci­lle­ría rusa, María Zajá­ro­va, indi­có que la admi­nis­tra­ción de Donald Trump no con­fía en Juan Guai­dó y que esta­rían «dis­pues­tos a des­ha­cer­se de él», por el hecho de que fue el secre­ta­rio de Esta­do Mike Pom­peo el que anun­ció el plan de Washing­ton para la tran­si­ción demo­crá­ti­ca en Vene­zue­la y no el «auto­pro­cla­ma­do pre­si­den­te”, con cada vez menos credibilidad.

Asi­mis­mo, Zajá­ro­va agre­gó que solo los vene­zo­la­nos pue­den y deben “deci­dir su futu­ro en un diá­lo­go direc­to entre ellos” y no EEUU, a la vez de afir­mar que no debe haber nin­gu­na “inter­fe­ren­cia exter­na, pre­con­di­cio­nes o ulti­má­tums. Nun­ca en la his­to­ria glo­bal un dic­ta­do con­du­jo al sur­gi­mien­to de la con­fian­za”, pun­tua­li­zó. Pom­peo debió con­ver­sar el mar­tes con Juan Guai­dó y afir­mar­le que con­ti­nua­ba el apo­yo de Esta­dos Unidos.

Pero la con­fron­ta­ción sigue y el (pen) últi­mo capí­tu­lo fue la frus­tra­ción de un plan aus­pi­cia­do por Washing­ton para invo­lu­crar al buque escue­la de ban­de­ra vene­zo­la­na Simón Bolí­var en acti­vi­da­des de nar­co­trá­fi­co. La inten­ción deli­be­ra­da del plan esta­dou­ni­den­se era la de crear un fal­so posi­ti­vo con­tra el Esta­do venezolano.

*Soció­lo­go vene­zo­lano, Codi­rec­tor del Obser­va­to­rio en Comu­ni­ca­ción y Demo­cra­cia y del Cen­tro Lati­no­ame­ri­cano de Aná­li­sis Estra­té­gi­co.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *