Vene­zue­la. El gobierno por un acuer­do de ancha base, la opo­si­ción por el estallido

Álva­ro Ver­zi Ran­gel /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​29 de abril de 2020

El pre­si­den­te vene­zo­lano, Nico­lás Madu­ro, hizo esta sema­na un nue­vo lla­ma­do a la opo­si­ción para que haya un ‘cese el fue­go’ (…) y lle­gar a un acuer­do huma­ni­ta­rio que favo­rez­ca las labo­res médi­cas para fre­nar la expan­sión del Covid-19, mien­tras sec­to­res empre­sa­ria­les y opo­si­to­res alien­tan la espe­cu­la­ción –para sumar­la al blo­queo esta­dou­ni­den­se- como for­ma de pro­du­cir un esta­lli­do social.

La actua­li­dad mues­tra un país blo­quea­do por san­cio­nes eco­nó­mi­cas y finan­cie­ras, bajos pre­cios del petró­leo, impor­ta­ción de gaso­li­na y défi­cit de sumi­nis­tro ener­gé­ti­co, y por sobre todo esca­sez de capi­tal: no hay recur­sos para inver­tir, para com­prar en el exte­rior ali­men­tos medi­ci­nas o maqui­na­rias, pagar sala­rios acor­des con la capa­ci­dad labo­ral de téc­ni­cos y obre­ros especializados.

Para algu­nos ana­lis­tas, de no lograr­se esta­ble­cer un acuer­do de ancha base, el gobierno de Madu­ro podría “resis­tir”, podría ape­lar a dis­tri­bu­cio­nes muy dis­mi­nui­das de ali­men­tos, incre­men­tar la fuer­za repre­si­va y man­te­ner algu­nos subsidios.

Para otros, el des­con­ten­to popu­lar ante la esca­sez y la infla­ción des­me­di­da hacen cre­cer el des­con­ten­to con las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas de un gobierno que ha levan­ta­do su ima­gen con la exce­len­te ges­tión en mate­ria sani­ta­ria por la pan­de­mia del covid-19, y posi­bi­li­tan espe­cu­la­cio­nes sobre una eta­pa pre­rre­vo­lu­cio­na­ria en el país.

El pro­ble­ma es que una posi­ble mejo­ra de la situa­ción eco­nó­mi­ca no lle­ga­ría en el mediano pla­zo, la eco­no­mía podría dete­rio­rar­se aún más y una pobre­za atroz sería la for­ma estruc­tu­ral de vida por varios años, seña­la Manuel Suther­land, direc­tor del Cen­tro de Inves­ti­ga­ción y For­ma­ción Obre­ra (CIFO) …

Como era de espe­rar, el plan­tea­mien­to de Madu­ro de una tre­gua para afron­tar el coro­na­vi­rus, ha con­ta­do con el vis­to bueno del sec­tor dia­lo­guis­ta de la opo­si­ción (Avan­za­da Pro­gre­sis­ta, el MAS, Copei, Solu­cio­nes y Cam­bie­mos), mien­tras los par­ti­dos agru­pa­dos en el lla­ma­do G4 (VP, UNT, AD, PJ), que res­pal­dan al auto­pro­cla­ma­do Juan Guai­dó, se han mos­tra­do en desacuerdo.

Un audio atri­bui­do al empre­sa­rio Loren­zo Men­do­za, due­ño de las Empre­sas Polar, difun­di­do por las redes socia­les con­fir­ma que «la espe­cu­la­ción, bacha­queo (con­tra­ban­do) y mer­ca­do negro» segui­rán pro­fun­di­zán­do­se; anun­cia más esca­sez con la posi­bi­li­dad de explo­sión social como mues­tra de incon­for­mi­dad –seña­la- por­que el Covid-19 vino a «favo­re­cer» al gobierno.

Poco impor­ta la voz es de Men­do­za o de algún otra gran empre­sa­rio, pero lo que que­da en cla­ro es que la espe­cu­la­ción y el con­tra­ban­do de ali­men­tos y gaso­li­na es el arma de la opo­si­ción. Cual­quier sala­rio que decre­te el gobierno se lo tra­ga­rá la espe­cu­la­ción de los empre­sa­rios y sus cade­nas de con­tra­ban­do (en espe­cial hacia Colom­bia), y fun­cio­na­rios corrup­tos en las ins­ti­tu­cio­nes públicas.

El gobierno sor­pren­dió al empre­sa­ria­do e inter­vino varias empre­sas, inclu­so a la Polar, que siem­pre aca­pa­ra, espe­cu­la, fuga pro­duc­tos hacia Colom­bia, don­de se coti­zan mejor, y final­men­te se fija­ron los lla­ma­dos pre­cios acor­da­dos, que la pobla­ción espe­ra se respeten.

Obje­ti­va­men­te el plan de la Polar y de la buro­cra­cia tec­nó­cra­ta que aún sub­sis­te en Petró­leo de Vene­zue­la para gol­pear al gobierno y favo­re­cer la agre­sión esta­dou­ni­den­se, es el mis­mo. Polar espe­cu­la con los pre­cios, crea esca­sez hirien­do a la pobla­ción y al gobierno, seña­la el cons­ti­tu­yen­te Julio Esca­lo­na. El pro­ble­ma mayor, en estos momen­tos, es que es muy poco lo que Vene­zue­la pue­da impor­tar con un barril de petró­leo a diez dólares

Los “pede­ve­cos”, sabo­tean el tra­ba­jo de los con­se­jos pro­duc­ti­vos de tra­ba­ja­do­res (CPT), que recu­pe­ra­ron la refi­ne­ría de El Pali­to y van por las demás refi­ne­rías, para garan­ti­zar el con­su­mo interno y la expor­ta­ción, añade.

¿Nue­va Pdvsa?

El gobierno desig­nó a Tareck El Ais­sa­mi como nue­vo minis­tro del Petró­leo y Asdrú­bal Chá­vez como pre­si­den­te de la esta­tal Petró­leos de Vene­zue­la, quie­nes esta­rían encar­ga­dos de imple­men­tar el infor­me de la comi­sión de rees­truc­tu­ra­ción, que reco­mien­da que Pdv­sa se con­cen­tre en la acti­vi­dad petro­le­ra y ceda las acti­vi­da­des dis­tin­tas o socia­les a otras entidades.

Según ana­lis­tas inter­na­cio­na­les, Pdv­sa rees­truc­tu­ra­ría sus empre­sas con­jun­tas exis­ten­tes con socios extran­je­ros, con algu­nos cam­bios a con­tra­tos de ser­vi­cios u otras estruc­tu­ras con par­ti­ci­pa­ción esta­tal fle­xi­ble. Aguas aba­jo, el sec­tor pri­va­do podría tomar has­ta un 100% en pro­yec­tos de refinación”.

De acuer­do a lo tras­cen­di­do, se crea­ría una nue­va uni­dad de nego­cios con sede en Rusia, que absor­be­ría las uni­da­des euro­peas de Pdv­sa: Nynäs Petro­leum y APS. Mien­tras, Vene­zue­la recu­rre a Irán para reini­ciar sus bom­bas de gaso­li­na, seña­lan des­de Washing­ton: “Irán está entre­gan­do pie­zas de refi­ne­ría, cata­li­za­do­res y téc­ni­cos para repa­rar el com­ple­jo CRP de Pdv­sa, que inclu­ye la refi­ne­ría Car­dón”, indi­ca la agen­cia Argus.

Las refi­ne­rías de Irán fue­ron cons­trui­das con tec­no­lo­gía de Esso y Shell, y son con­si­de­ra­das com­pa­ti­bles con las venezolanas.

Ayu­da humanitaria

Los paí­ses de la Unión Euro­pea pidie­ron el mar­tes en el Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU aumen­tar la ayu­da huma­ni­ta­ria a Vene­zue­la. Vasi­li Neben­zia, dele­ga­do de Rusia, se pro­nun­ció a favor de la ayu­da y resal­tó los “resul­ta­dos impre­sio­nan­tes” de Vene­zue­la fren­te a la pan­de­mia, y des­ta­có que Vene­zue­la afron­ta la pan­de­mia en medio del blo­queo de nue­ve mil millo­nes de dólares.

Como era de espe­rar, la repre­sen­tan­te de EEUU en la ONU, Kelly Craft, cues­tio­nó las cifras de Vene­zue­la sobre la pan­de­mia del coro­na­vi­rus. Por su par­te, Jan Ege­land, del Con­se­jo Norue­go para Refu­gia­dos (NRC), insis­tió en que “las gran­des poten­cias deben sus­pen­der las san­cio­nes eco­nó­mi­cas con­tra paí­ses como Siria, Irán y Vene­zue­la duran­te la pandemia”,

El secre­ta­rio de Esta­do esta­dou­ni­den­se Michael Pom­peo uti­li­zó este miér­co­les una con­fe­ren­cia de pren­sa vir­tual en Washing­ton, para pre­sio­nar al pre­si­den­te argen­tino Alber­to Fer­nán­dez. Dijo que este “pue­de ser muy útil en dos fren­tes: tra­ba­jan­do jun­to a sus cole­gas en Suda­mé­ri­ca en ayu­dar a lle­var la demo­cra­cia a Vene­zue­la y tam­bién sien­do par­te de cual­quier esfuer­zo de ayu­da huma­ni­ta­ria y médi­ca para la gen­te de Vene­zue­la que la nece­si­ta desesperadamente”.

El men­sa­je de Pom­peo lle­gó tras el fuer­te tono que EEUU uti­li­zó a prin­ci­pios de mes, cuan­do el gobierno argen­tino recha­zó el plan esta­dou­ni­den­se “de demo­cra­ti­za­ción” para Vene­zue­la que pre­veía un gobierno de tran­si­ción que lla­ma­ra a elec­cio­nes gene­ra­les en las que podrían pre­sen­tar­se tan­to el pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro como el auto­pro­cla­ma­do “pre­si­den­te inte­ri­no” Juan Guia­dó, ava­la­do por Washington.

El moles­to autoproclamado

La por­ta­voz de la can­ci­lle­ría rusa, María Zajá­ro­va, indi­có que la admi­nis­tra­ción de Donald Trump no con­fía en Juan Guai­dó y que esta­rían «dis­pues­tos a des­ha­cer­se de él», por el hecho de que fue el secre­ta­rio de Esta­do Mike Pom­peo el que anun­ció el plan de Washing­ton para la tran­si­ción demo­crá­ti­ca en Vene­zue­la y no el «auto­pro­cla­ma­do pre­si­den­te”, con cada vez menos credibilidad.

Asi­mis­mo, Zajá­ro­va agre­gó que solo los vene­zo­la­nos pue­den y deben “deci­dir su futu­ro en un diá­lo­go direc­to entre ellos” y no EEUU, a la vez de afir­mar que no debe haber nin­gu­na “inter­fe­ren­cia exter­na, pre­con­di­cio­nes o ulti­má­tums. Nun­ca en la his­to­ria glo­bal un dic­ta­do con­du­jo al sur­gi­mien­to de la con­fian­za”, pun­tua­li­zó. Pom­peo debió con­ver­sar el mar­tes con Juan Guai­dó y afir­mar­le que con­ti­nua­ba el apo­yo de Esta­dos Unidos.

Pero la con­fron­ta­ción sigue y el (pen) últi­mo capí­tu­lo fue la frus­tra­ción de un plan aus­pi­cia­do por Washing­ton para invo­lu­crar al buque escue­la de ban­de­ra vene­zo­la­na Simón Bolí­var en acti­vi­da­des de nar­co­trá­fi­co. La inten­ción deli­be­ra­da del plan esta­dou­ni­den­se era la de crear un fal­so posi­ti­vo con­tra el Esta­do venezolano.

*Soció­lo­go vene­zo­lano, Codi­rec­tor del Obser­va­to­rio en Comu­ni­ca­ción y Demo­cra­cia y del Cen­tro Lati­no­ame­ri­cano de Aná­li­sis Estra­té­gi­co.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.