Cuba. Men­ti­ras sobre coope­ra­ción médi­ca cuba­na en The Washing­ton Post

Por Deisy Fran­cis Mexi­dor, corres­pon­sa­lía Cuba de Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 30 abril 2020

Al pare­cer, de for­ma deli­be­ra­da, el con­se­jo edi­to­rial del dia­rio The
Washing­ton Post igno­ró una car­ta envia­da a ese medio de pren­sa por el embajador
de Cuba en Esta­dos Uni­dos, José Ramón Caba­ñas, en la que cali­fi­có de insul­to las
calum­nio­sas afir­ma­cio­nes de un artícu­lo publi­ca­do en sus pági­nas sobre la
coope­ra­ción médi­ca de la isla.

En la misi­va, difun­di­da este miércoles
en el sitio ofi­cial de la Can­ci­lle­ría cuba­na, el diplo­má­ti­co se refie­re a un artículo
difun­di­do el 6 de abril bajo el títu­lo ‘En Cuba la soli­da­ri­dad médi­ca se ha
con­ver­ti­do en un gran negocio’.

“Lamen­ta­ble­men­te, la sección
edi­to­rial del Washing­ton Post con­fir­ma su tra­di­cio­nal pos­tu­ra al escri­bir sobre
temas cuba­nos”, pre­ci­só Caba­ñas al argu­men­tar que el mate­rial perio­dís­ti­co contiene
afir­ma­cio­nes que “no se ajus­tan a la ver­dad ni están res­pal­da­das por fuentes
conocidas”.

Las ase­ve­ra­cio­nes que allí
apa­re­cen están apun­ta­la­das por pla­ta­for­mas finan­cia­das por el gobierno de Estados
Uni­dos, escri­bió el repre­sen­tan­te del país caribeño. 

Las dis­tor­sio­nes que con­tie­ne no
pue­den veri­fi­car­se con datos ofi­cia­les o fia­bles. No hay un balan­ce informativo,
insis­tió el emba­ja­dor al refe­rir­se a la publi­ca­ción del dia­rio, que se precia
de ase­gu­rar que en su cober­tu­ra man­tie­ne la neu­tra­li­dad política.

El eje de esta calum­nia a la que se pres­tó la
pági­na edi­to­rial del perió­di­co The Washing­ton Post, “plan­tea sin nin­gún fundamento
que Cuba tra­fi­ca con per­so­nas o prac­ti­ca la esclavitud”.

De esa for­ma tra­tan de “deni­grar
la enco­mia­ble labor que rea­li­zan y han rea­li­za­do volun­ta­ria­men­te a lo lar­go de
todo este tiem­po cien­tos de miles de pro­fe­sio­na­les y téc­ni­cos de la salud
cuba­nos en varios paí­ses, par­ti­cu­lar­men­te en paí­ses del ter­cer mundo”.

Es un insul­to a los pro­gra­mas de
coope­ra­ción bila­te­ral e inter­gu­ber­na­men­tal que se han esta­ble­ci­do legalmente
entre el gobierno cubano y los gobier­nos de dece­nas de paí­ses, que se ajus­tan a
los linea­mien­tos de las Nacio­nes Uni­das para la coope­ra­ción Sur-Sur y han
res­pon­di­do a los reque­ri­mien­tos sani­ta­rios que esos paí­ses han definido
sobe­ra­na­men­te, advir­tió el embajador.

No fue nece­sa­rio publi­car como
opi­nión –dijo‑, ideas pro­ve­nien­tes del Depar­ta­men­to de Esta­do y de la USAID (Agen­cia
de los Esta­dos Uni­dos para el Desa­rro­llo Internacional).

Recal­có que, en Cuba, la salud
públi­ca es un dere­cho humano, uni­ver­sal y gra­tui­to y que la Escue­la Latinoamericana
de Medi­ci­na de la isla es res­pe­ta­da en todo el mun­do, inclu­yen­do a expertos
estadounidenses. 

Recor­dó el emba­ja­dor Caba­ñas que cientos
de estu­dian­tes de este país fue­ron for­ma­dos “como médi­cos en Cuba e
innu­me­ra­bles pacien­tes han sal­va­do sus vidas en la isla”.

Auto­ri­da­des sani­ta­rias de La
Haba­na con­fir­ma­ron esta sema­na que en total más de 28 mil cola­bo­ra­do­res de la
salud están inte­gra­dos a 61 bri­ga­das que pres­tan ser­vi­cios en la actua­li­dad en igual
núme­ro de nacio­nes del mundo.

Des­de fina­les de mar­zo han prac­ti­ca­do más de 17
millo­nes de con­sul­tas, unos 19 mil par­tos y miles de ciru­gías, pero todas las
bri­ga­das están inser­ta­das en el enfren­ta­mien­to a la Covid-19 don­de se
encentran.

Pero en el actual contexto
epi­de­mio­ló­gi­co glo­bal, Cuba reci­bió has­ta la fecha 51 soli­ci­tu­des ofi­cia­les de
cooperación.

Has­ta el momen­to envió dos mil 30
pro­fe­sio­na­les en 24 bri­ga­das del Con­tin­gen­te Inter­na­cio­nal de Médicos
Espe­cia­li­za­dos en Situa­cio­nes de Desas­tres y Gra­ves Epi­de­mias Henry Reeve, a 22
países.

En los últi­mos días han arreciado
las cam­pa­ñas de des­cré­di­to impul­sa­da por el gobierno de Esta­dos Uni­dos contra
la cola­bo­ra­ción inter­na­cio­nal de la mayor de las Anti­llas en mate­ria de salud. Una
actua­ción que el pre­si­den­te de Cuba, Miguel Díaz-Canel, til­dó de “enga­ño
deliberado”.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *