Bra­sil. Miem­bros del Comi­té para Com­ba­tir la Tor­tu­ra denun­cian la obs­truc­ción del Minis­tro Damares

Por Caro­li­ne Oli­vei­ra*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano 29 de abril de 2020 

La Minis­tra de Muje­res, Fami­lia y Dere­chos Huma­nos, Dama­res Alves, ha esta­do obs­tru­yen­do el tra­ba­jo del Comi­té Nacio­nal para la Pre­ven­ción y el Com­ba­te de la Tor­tu­ra (CNPCT), des­de 2019, según decla­ra­cio­nes de los miem­bros del comi­té, que reúne a repre­sen­tan­tes de la socie­dad. gobierno civil y federal.

Mateus Moro, defen­sor públi­co del Esta­do de São Pau­lo e miem­bro invi­ta­do de la CNPCT, infor­ma que, de tres reunio­nes cele­bra­das duran­te el gobierno de Jair Bol­so­na­ro (sin un par­ti­do), el minis­tro estu­vo ausen­te en dos. La pri­me­ra falla fue en octu­bre y la otra en noviem­bre. En otra reu­nión, en mar­zo, el minis­tro habría hecho invia­bles las deli­be­ra­cio­nes del gru­po al anu­lar las pre­rro­ga­ti­vas del dis­cur­so de la socie­dad civil.

Por car­ta envia­da a las 6:25 pm el vier­nes pasa­do (24), Dama­res Alves tam­bién can­ce­ló dos reunio­nes pro­gra­ma­das para el lunes y mar­tes (27 y 28). Las reunio­nes abor­da­rán la situa­ción de la pan­de­mia cau­sa­da por el covid-19 en el sis­te­ma peni­ten­cia­rio bra­si­le­ño , don­de se han regis­tra­do 7 muer­tes, 112 casos con­fir­ma­dos, 156 sos­pe­cho­sos y 699 prue­bas has­ta este miér­co­les (29), según datos del Minis­te­rio. de la justicia

La jus­ti­fi­ca­ción dada por el Minis­te­rio para la can­ce­la­ción de las reunio­nes fue la apre­ta­da agen­da del minis­tro con com­pro­mi­sos que tra­tan pre­ci­sa­men­te con la pan­de­mia. “Pri­me­ro, todos lucha­mos con­tra el coro­na­vi­rus en sus for­mas más varia­das, algu­nas en el tema de la pri­sión, en el tema de uni­da­des de hos­pi­ta­li­za­ción, hos­pi­ta­les psi­quiá­tri­cos. El comi­té tam­bién está tra­ba­jan­do en el coro­na­vi­rus ”, dice Mateus Moro. 

Tam­bién argu­men­ta que el minis­tro no tie­ne la fun­ción de can­ce­lar una reu­nión del Comi­té, que solo pue­de ser deci­di­da por el ple­na­rio del órgano. “Un acto auto­ri­ta­rio, arbi­tra­rio, pero des­afor­tu­na­da­men­te eso es lo que esta­mos expe­ri­men­tan­do hoy en Brasil. » 

El CNPCT es uno de los órga­nos que for­man par­te del Sis­te­ma Nacio­nal para la Pre­ven­ción y el Com­ba­te de la Tor­tu­ra (SNPCT), del gobierno fede­ral, y su orga­nis­mo cole­gia­do está com­pues­to por 11 repre­sen­tan­tes de orga­nis­mos fede­ra­les y 12 de la socie­dad civil. La agen­cia es res­pon­sa­ble de moni­to­rear, jun­to con el Meca­nis­mo para Pre­ve­nir y Com­ba­tir la Tor­tu­ra, los luga­res de pri­va­ción de liber­tad en el país, como el sis­te­ma peni­ten­cia­rio y los hos­pi­ta­les psi­quiá­tri­cos, por ejemplo.

Cár­ce­les poco saludables

Según el defen­sor públi­co, las con­di­cio­nes sani­ta­rias y de higie­ne en el sis­te­ma peni­ten­cia­rio bra­si­le­ño no son salu­da­bles. Él dice que el 60% de las uni­da­des en todo el país rea­li­zan racio­na­mien­to de agua, ade­más de las que están super­po­bla­das y care­cen de acce­so a pro­duc­tos de higie­ne adecuados.

Según el Meca­nis­mo para Pre­ve­nir y Com­ba­tir la Tor­tu­ra, hay casos no repor­ta­dos en Ama­zo­nas y una fal­ta de ais­la­mien­to ade­cua­do en Espí­ri­to San­to, don­de hay infor­mes de casos de pri­sio­ne­ros que debe­rían cum­plir sus con­de­nas en un régi­men semiabierto. 

El 17 de abril, Fabiano Bor­dig­non, direc­tor del Depar­ta­men­to Peni­ten­cia­rio Nacio­nal (Depen), pro­pu­so al Con­se­jo Nacio­nal de Polí­ti­ca Cri­mi­nal y Peni­ten­cia­ria, el ais­la­mien­to de pri­sio­ne­ros con­ta­mi­na­dos por covid-19 en con­te­ne­do­res den­tro de las uni­da­des. La vota­ción, por aho­ra, se sus­pen­de. Según el comi­té, la pro­pues­ta fue «reci­bi­da con gran preo­cu­pa­ción por la socie­dad civil, en vis­ta de la natu­ra­le­za pre­ca­ria de estas instalaciones».

Como dice Mateus Moro, es en este con­tex­to que el tra­ba­jo del comi­té es obs­trui­do por el minis­tro, quien pre­si­de el comi­té. “¿Cómo van a deba­tir la pan­de­mia, cues­tio­nes que ya han sido plan­tea­das por otros esta­dos? Lue­go haces el moni­to­reo, la ins­pec­ción en los esta­dos, estás exi­gien­do medi­das, estas son algu­nas de las fun­cio­nes del comi­té. Aho­ra, en el esce­na­rio actual, el meca­nis­mo se debi­li­tó, el comi­té se debi­li­tó . Es tris­te ver a este Bra­sil que toda­vía es un régi­men demo­crá­ti­co, pero vivi­mos en un esta­do de excepción ”. 

Es tris­te ver a este Bra­sil que toda­vía es un régi­men demo­crá­ti­co, pero vivi­mos en un esta­do de excep­ción. 

En una nota envia­da a Bra­sil de Fato , el Minis­te­rio decla­ra que “es nece­sa­rio acla­rar que la reu­nión no fue con­vo­ca­da por el Pre­si­den­te del Con­se­jo. Tam­bién man­ten­dría a los miem­bros del gobierno, duran­te dos días con­se­cu­ti­vos, sin inte­rrup­cio­nes, para dis­cu­tir la apro­ba­ción de las reco­men­da­cio­nes y direc­tri­ces de res­tric­ción que ya han sido imple­men­ta­das por el gobierno. Ade­más, la cele­bra­ción de la reu­nión vir­tual aún no se ha regu­la­do y se requie­re un aná­li­sis legal sobre su regularidad ”.

El defen­sor públi­co res­pon­de y afir­ma que, con res­pec­to a la regu­la­ción de las reunio­nes vir­tua­les, ya ha habi­do un docu­men­to pre­pa­ra­do por la jun­ta direc­ti­va del Comi­té, pero el minis­tro no qui­so res­pal­dar la pro­pues­ta. “Me pare­ce absur­do ser ale­ga­do. El gobierno ha ven­ti­la­do las ins­pec­cio­nes por video­con­fe­ren­cia, pero ¿no pue­de una reu­nión de tra­ba­jo? ”, Pre­gun­ta el defen­sor público. 

Caio Klein, quien for­ma par­te de la jun­ta direc­ti­va que repre­sen­ta a la ONG Somos – Saú­de, Comu­ni­cação e Sexua­li­da­de, dice que el gobierno de Bol­so­na­ro repre­sen­ta­do por el minis­tro Dama­res Alves no apre­cia la polí­ti­ca para com­ba­tir la tor­tu­ra. Por el con­tra­rio, «el gobierno no tie­ne nin­gu­na pro­pues­ta para con­te­ner la pan­de­mia en las cár­ce­les, sal­vo dejar morir a las per­so­nas atra­pa­das en con­te­ne­do­res». Les preo­cu­pa más pro­te­ger al gobierno de las que­jas que inves­ti­gar­las «, dice Klein.

Vitó­ria Buz­zi, quien tam­bién es miem­bro de la Jun­ta de Direc­to­res, pero que repre­sen­ta al Con­se­jo Fede­ral del Cole­gio de Abo­ga­dos de Bra­sil (OAB), dice que la pro­pa­ga­ción de covid-19 en el sis­te­ma peni­ten­cia­rio es «cier­ta». «Es alar­man­te que este tema no sea urgen­te para un minis­te­rio que afir­ma defen­der los dere­chos humanos».

Edi­ción: Rodri­go Chagas

*Bra­sil De Fato

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *