Cuba: Covid-19: La vacu­na de aho­ra es la protección

Por Yai­mi Ravelo/​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano Corres­pon­sa­lía Cuba.29 abril 2020

Muchos paí­ses apues­tan por encon­trar lo antes posi­ble una vacu­na espe­cí­fi­ca para eli­mi­nar el nue­vo coro­na­vi­rus. En la con­fe­ren­cia de pren­sa que ofre­ce el Minis­te­rio de Salud Públi­ca de Cuba, el Dr. Fran­cis­co Durán Gar­cía, Direc­tor Nacio­nal de Epi­de­mio­lo­gía expli­có que ante el lar­go pro­ce­so que con­lle­va obte­ner una vacu­na dis­po­ni­ble para todos, hay que pro­te­ger­se para redu­cir al míni­mo la inci­den­cia de esta enfermedad. 

Paí­ses como China,
Esta­dos Uni­dos, Japón, Gran Bre­ta­ña y Rusia, son los que más se acer­can a
tener en un menor perio­do de tiem­po un can­di­da­to vacu­nal definitivo.
Los cien­tí­fi­cos cuba­nos tam­bién tra­ba­jan ardua­men­te para una vacu­na de
pro­duc­ción nacional.

Pero
en lo que coin­ci­den la mayo­ría de los paí­ses según el Dr. Francisco
Durán, es que la vacu­na para curar la Covid-19 podría estar disponible
para el pró­xi­mo año.

Ante
la alta trans­mi­si­bi­li­dad de este virus es impor­tan­te ir adqui­rien­do una
cul­tu­ra de pro­tec­ción que per­mi­ta redu­cir al míni­mo los casos en la
Isla. Aun­que a los cuba­nos les resul­te des­agra­da­ble por su
idio­sin­cra­sia, el uso del naso­bu­co, salu­dar sin besos, «es
impor­tan­te incor­po­rar­lo en el actuar coti­diano como se intro­du­jo el uso
del con­dón en un momen­to deter­mi­na­do para pre­ve­nir el VIH»
. Pues
expli­có el Dr. Durán que el VIH es un virus tam­bién repor­ta­do como
pan­de­mia, el cual aún no tie­ne una vacu­na para su cura, han sido las
medi­das de pro­tec­ción las que han per­mi­ti­do que las per­so­nas dejen
enfer­mar por el VIH. Has­ta tan­to no exis­ta una vacu­na para la Covid-19,
como no exis­ten para otras enfer­me­da­des a pesar de los esfuer­zos, «lo mejor es pre­ve­nir y pro­te­ger­se», seña­ló el espe­cia­lis­ta cubano.

Res­pec­to a la situa­ción epi­de­mio­ló­gi­ca de Cuba, se repor­tó al cie­rre del día (27 de abril a las 11:59 PM),
3.330 pacien­tes hos­pi­ta­li­za­dos, de ellos 53 en vigi­lan­cia, 2.475
sos­pe­cho­sos y 802 son con­fir­ma­dos posi­ti­vos para el Sars Cov‑2. En las
áreas de aten­ción pri­ma­ria per­ma­ne­cen 6.742 per­so­nas en vigi­lan­cia. Se
repor­ta­ron tam­bién 1.859 prue­bas diag­nós­ti­cas rea­li­za­das, de las cuales
48 resul­ta­ron posi­ti­vas, acu­mu­lan­do así un total de 1.437 casos de
Covid-19 diag­nos­ti­ca­dos en Cuba. De los 48 nue­vos casos repor­ta­dos 33
son con­tac­tos de casos con­fir­ma­dos, en 15 se inten­si­fi­ca la bús­que­da de
la fuen­te de infec­ción; y 28 de estos nue­vos casos fue­ron asintomáticos
en el momen­to del diag­nós­ti­co. La pro­vin­cia que sigue repor­tan­do mayor
can­ti­dad de casos es La Haba­na (26 de los 48 nue­vos casos) y acu­mu­la un
total de 603 casos diagnosticados.

De
los 1.437 casos posi­ti­vos en Cuba, al cie­rre de este par­te 790 tienen
una con­di­ción clí­ni­ca esta­ble (el 55% del total de casos), 50 pacientes
de alta en el día, por lo que suman 575 los recu­pe­ra­dos (40% de los
casos diag­nos­ti­ca­dos), 58 falle­ci­dos, 7 en esta­do crí­ti­co y 5 graves.
Los pro­fe­sio­na­les de la salud luchan por mejo­rar el esta­do clí­ni­co de
estos pacien­tes en las tera­pias intensivas.

Sobre
cómo pudie­ra afec­tar la Covid-19 en la espe­ran­za de vida en Cuba, el
Dr. Durán afir­mó que pue­de inci­dir, pero que son las enfermedades
cró­ni­cas no trans­mi­si­bles las 10 pri­me­ras cau­sas de muer­te que influyen
en la espe­ran­za de vida al nacer en la pobla­ción cubana.

El
Dr. Fran­cis­co Durán tam­bién expli­có que para cor­tar la trans­mi­sión del
virus, es de vital impor­tan­cia la infor­ma­ción que apor­tan los casos
con­fir­ma­dos, mien­tras repor­ten de mane­ra fide­dig­na la can­ti­dad de
per­so­nas y en los luga­res que pudo hacer con­tac­to, se tie­ne mayor
con­trol de la trans­mi­sión, ya que per­mi­te bus­car todos los casos
posi­bles en un gru­po de ries­go. En el caso de Cuba el méto­do es, una vez
diag­nos­ti­ca­do el caso posi­ti­vo para la Covid-19, se bus­can todos los
con­tac­tos posi­bles median­te las accio­nes de con­trol de foco, se ingresan
en hos­pi­ta­les y cen­tros de ais­la­mien­tos, don­de se hacen los estudios
para des­car­tar la enfer­me­dad. Y en los gru­pos de con­tac­tos que además
pre­sen­tan sín­to­mas son auto­má­ti­ca­men­te decla­ra­dos sos­pe­cho­sos e inician
pro­to­co­lo de tratamiento.

Pre­ci­só el
Dr. Durán en esta con­fe­ren­cia res­pec­to a los tér­mi­nos de pico y meseta,
que el pico del com­por­ta­mien­to de la enfer­me­dad es una cifra ele­va­da en
un momen­to deter­mi­na­do, aun­que se pue­den tener varios picos en
depen­den­cia del com­por­ta­mien­to del virus y la mese­ta res­pon­de a una
esta­bi­li­dad en las cifras del grá­fi­co, un com­por­ta­mien­to poco variable
por varios días. Espe­cí­fi­ca­men­te en Cuba los grá­fi­cos mues­tran la curva
por deba­jo del pro­nós­ti­co favo­ra­ble, el con­trol de esta cur­va dependerá
mucho del cum­pli­mien­to de las medi­das de pro­tec­ción por la población
cubana.

Foto de por­ta­da: AP

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *