Bra­sil. Inves­ti­ga­ción con­tra Bol­so­na­ro: pró­xi­mos pasos, acu­sa­cio­nes de Moro e impac­to político

Caro­li­ne Oli­vei­ra*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 29 de Abril de 2020. 

.

La obs­truc­ción de la jus­ti­cia y la fal­se­dad ideo­ló­gi­ca son algu­nos de los posi­bles deli­tos seña­la­dos por la PGR Augus­to Aras

.

El minis­tro del Tri­bu­nal Fede­ral Supre­mo (STF), Cel­so de Mello, auto­ri­zó, el lunes (27), la aper­tu­ra de una inves­ti­ga­ción penal para inves­ti­gar las acu­sa­cio­nes hechas por el ex minis­tro de Jus­ti­cia y Segu­ri­dad Públi­ca, Ser­gio Moro, con­tra el pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro (sin fies­ta). La deci­sión del minis­tro se pro­du­ce en res­pues­ta a una soli­ci­tud de inves­ti­ga­ción rea­li­za­da por el Fis­cal Gene­ral de la Repú­bli­ca (PGR), Augus­to Aras , rea­li­za­da el vier­nes pasa­do (24).

Como se espe­ra­ba, la aper­tu­ra de una inves­ti­ga­ción reso­nó en el mun­do polí­ti­co. Para la dipu­tada fede­ral Jan­di­ra Fegha­li (PCdoB-RJ), hay un aumen­to evi­den­te en las posi­bi­li­da­des de inves­ti­ga­ción y el debi­li­ta­mien­to del gobierno. «La reper­cu­sión polí­ti­ca para el pue­blo es la mejor posi­ble, para el gobierno es la peor posible».

«El mis­mo nom­bra­mien­to hecho esta maña­na (28), del nue­vo direc­tor de PF, demues­tra que el obje­ti­vo era de hecho inter­ve­nir en el PF en el sen­ti­do de tener a alguien muy cer­cano a la fami­lia, a los niños y a él no solo para acce­der ile­gal­men­te a las inves­ti­ga­cio­nes sino tam­bién para evi­tar cier­tas inves­ti­ga­cio­nes «, com­ple­ta el diputado. 

Ale­xan­dre Rama­gem, desig­na­do por Bol­so­na­ro para enca­be­zar el PF , se hizo cer­cano a la fami­lia Bol­so­na­ro duran­te la cam­pa­ña pre­si­den­cial de 2018, cuan­do coor­di­nó la segu­ri­dad del capi­tán reti­ra­do. El dele­ga­do es ami­go de Car­los Bolsonaro.

.

Fra­gi­li­dad?

El dipu­tado Wal­dir (PSL-GO), que apo­yó la can­di­da­tu­ra del actual pre­si­den­te, con­si­de­ra que Bol­so­na­ro no es frá­gil y que com­pró apo­yo cedien­do al lla­ma­do cen­tão. “Subas­tó a su gobierno. Se dobló y se arro­di­lló jun­to al cen­tro. Enton­ces, una vez que se arro­di­lló en el cen­tro y entre­ga­rá par­te del gobierno al cen­tro, ten­drá esta­bi­li­dad polí­ti­ca ”, dice el ejército. 

La deci­sión de Cel­so de Mello, Wal­dir está de acuer­do, fue «extre­ma­da­men­te correc­ta». “La acti­tud del pre­si­den­te fue una acti­tud que vio­la la ley. El pre­si­den­te no está por enci­ma de la ley. Todos deben sufrir san­cio­nes por actos. La noti­cia traí­da por Moro fue gra­ve y es bueno que el STF ya se haya mani­fes­ta­do rápi­da­men­te y haya deter­mi­na­do la aper­tu­ra de la investigación «.

En la Cáma­ra de Dipu­tados, ya hay 29 soli­ci­tu­des de jui­cio polí­ti­co pre­sen­ta­das con­tra el pre­si­den­te Bolsonaro.

.

Que pasa ahora

PGR Augus­to Aras, en su soli­ci­tud, soli­ci­ta una inves­ti­ga­ción por par­te del pre­si­den­te sobre posi­bles deli­tos de fal­se­dad ideo­ló­gi­ca, coac­ción en el cur­so del pro­ce­so, defen­sa admi­nis­tra­ti­va, mal­ver­sa­ción, obs­truc­ción de la jus­ti­cia y corrup­ción pasi­va privilegiada. 

El Pre­si­den­te de la STF otor­gó a la Poli­cía Fede­ral un perío­do de 60 días para lle­var a cabo y com­ple­tar las inves­ti­ga­cio­nes, que pue­den incluir accio­nes de bús­que­da e incau­ta­ción, por ejem­plo. En esta fase, se debe escu­char al ex minis­tro Ser­gio Moro, con la pre­sen­ta­ción de «la docu­men­ta­ción ade­cua­da que posi­ble­men­te ten­ga sobre los even­tos en cues­tión», soli­ci­tó Aras. 

Al deter­mi­nar la aper­tu­ra de la inves­ti­ga­ción, Cel­so de Mello afir­mó la pri­ma­cía de la igual­dad ante la ley. «Nadie, abso­lu­ta­men­te nadie, tie­ne la legi­ti­mi­dad para trans­gre­dir y vili­pen­diar las leyes y la Cons­ti­tu­ción de nues­tro país. Nadie, abso­lu­ta­men­te nadie, está por enci­ma de la auto­ri­dad del sis­te­ma legal del Estado».

Para com­pren­der cuá­les son los pró­xi­mos pasos de la inves­ti­ga­ción, Bra­sil de Fato habló con el juez reti­ra­do de la Cor­te de Jus­ti­cia de São Pau­lo (TJ-SP), Kena­rik Bou­ji­kian, quien tam­bién es miem­bro de la Aso­cia­ción Bra­si­le­ña de Abo­ga­dos para la Demo­cra­cia (ABJD).

El magis­tra­do expli­ca que toda­vía no hay un caso penal con­tra Jair Bol­so­na­ro, solo una inves­ti­ga­ción para reu­nir prue­bas de pre­sun­tos deli­tos come­ti­dos por el pre­si­den­te. Con el resul­ta­do obte­ni­do por el PF, corres­pon­de a la Ofi­ci­na del Fis­cal Gene­ral, enca­be­za­da por Augus­to Aras, deci­dir si pre­sen­ta una que­ja al STF.

Si la Cor­te Supre­ma acep­ta la que­ja, será nece­sa­ria la auto­ri­za­ción de dos ter­cios de los par­la­men­ta­rios de la Cáma­ra de Dipu­tados para pro­ce­der con el proceso. 

Ofre­ci­da la denun­cia y acep­ta­da por el STF y la Cáma­ra de Dipu­tados, los 11 minis­tros deben juz­gar la acción, jun­to con todos los prin­ci­pios que rigen un pro­ce­so penal, como los prin­ci­pios de defen­sa amplia y con­fron­ta­ción. Si es decla­ra­do cul­pa­ble, Bol­so­na­ro no regre­sa a la Pre­si­den­cia de la Repú­bli­ca y está obli­ga­do a cum­plir las penas esta­ble­ci­das por los crímenes.

Si es absuel­to, regre­sa a la Pre­si­den­cia y se cie­rra el caso.

.

Deli­tos comunes

Como los crí­me­nes seña­la­dos por la PGR Augus­to Aras son crí­me­nes comu­nes, la inves­ti­ga­ción y el pro­ce­so deben eje­cu­tar­se bajo el para­guas de la juris­pru­den­cia STF. A dife­ren­cia de los deli­tos de res­pon­sa­bi­li­dad, que solo pasan por el Con­gre­so Nacional. 

El siguien­te paso, por lo tan­to, será el cum­pli­mien­to de los pasos soli­ci­ta­dos por Aras al PF: el tes­ti­mo­nio de Ser­gio Moro y la pre­sen­ta­ción, por par­te del ex juez, de posi­bles prue­bas, como gra­ba­cio­nes de con­ver­sa­cio­nes y documentos.

Bou­ji­kian expli­ca que, posi­ble­men­te, la PGR le pedi­rá al STF otros pasos, como el tes­ti­mo­nio de otros tes­ti­gos y la vio­la­ción de la con­fi­den­cia­li­dad telefónica.

.

¿Cuá­les son los car­gos hechos por Ser­gio Moro?

El vier­nes pasa­do (24), se espe­ra­ba que el dis­cur­so de Ser­gio Moro, sobre su par­ti­da del Minis­te­rio de Jus­ti­cia y Segu­ri­dad Públi­ca, solo toca­ría pun­tos rela­cio­na­dos con el des­pi­do, hecho por Jair Bol­so­na­ro, del aho­ra ex direc­tor. Gene­ral de la Poli­cía Fede­ral, Mau­rí­cio Valeixo.

Sin embar­go, el ex minis­tro reve­ló que, a par­tir de la segun­da mitad de 2019, el pre­si­den­te Bol­so­na­ro comen­zó a insis­tir en cam­biar el coman­do del PF. Ini­cial­men­te, obtu­vo el reem­pla­zo del super­in­ten­den­te de Río de Janei­ro, Ricar­do Saa­di, quien fue reem­pla­za­do por el enton­ces super­in­ten­den­te de la Poli­cía Fede­ral en Per­nam­bu­co, Car­los Hen­ri­que Oli­vei­ra Sousa.

Saa­di esta­ba al tan­to de las inves­ti­ga­cio­nes sobre el » caso de Quei­roz «. «Hones­ta­men­te no había razón para este cam­bio», dijo Moro en el comu­ni­ca­do. Según el magis­tra­do, «habría una inten­ción de inter­cam­biar super­in­ten­den­tes, nue­va­men­te la de Río, pro­ba­ble­men­te ven­drían otros, como el de Per­nam­bu­co, sin que se les pre­sen­ta­ra una razón para lle­var a cabo este tipo de sus­ti­tu­cio­nes que fue­ran aceptables».

Ante la insis­ten­cia en cam­biar al direc­tor gene­ral del PF, Moro habló con Bol­so­na­ro el día antes de anun­ciar su renun­cia: “Dije que sería una inter­fe­ren­cia polí­ti­ca. Dijo que lo sería.

Moro tam­bién decla­ró que a Bol­so­na­ro le gus­ta­ría tener una per­so­na cer­ca­na a él a car­go del PF, a quien pudie­ra lla­mar y obte­ner infor­ma­ción. “Las inves­ti­ga­cio­nes tie­nen que ser pre­ser­va­das. Ima­gi­ne si, duran­te Lava Jato, el minis­tro, el direc­tor gene­ral o el enton­ces pre­si­den­te Dil­ma lla­ma­ran al super­in­ten­den­te en Curi­ti­ba para reco­pi­lar infor­ma­ción sobre las inves­ti­ga­cio­nes en curso «.

Tam­bién según Ser­gio Moro, el pre­si­den­te tam­bién esta­ría preo­cu­pa­do por las inves­ti­ga­cio­nes en cur­so en el STF que pue­den afec­tar a él y a sus hijos y que, por lo tan­to, el cam­bio de man­do del PF sería oportuno.

Moro tam­bién afir­mó haber­se ente­ra­do del des­pi­do de Valei­xo solo a tra­vés del Bole­tín Ofi­cial el vier­nes (24) y que no fir­mó nin­gún decre­to. El docu­men­to ofi­cial, sin embar­go, con­te­nía la fir­ma del ex juez. Si se con­fir­ma que el pre­si­den­te ingre­só el nom­bre de Moro sin su auto­ri­za­ción, el even­to pue­de cons­ti­tuir una fal­se­dad ideológica. 

Otra decla­ra­ción de Bol­so­na­ro nega­da por Moro es que Valei­xo hubie­ra pedi­do renun­ciar. Según los infor­mes, el enton­ces minis­tro lla­mó al ofi­cial de poli­cía que dijo que había reci­bi­do «una lla­ma­da dicien­do que la exo­ne­ra­ción se libe­ra­ría a pedi­do, y si él acep­ta­ba. Dijo ‘cómo voy a estar de acuer­do con algo, voy a hacer qué”». «El hecho es que no hay un orden for­mal», dijo Moro.

.

*Bra­sil de fato – Edi­ción: Rodri­go Chagas

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *