Viet­nam. A 45 años de la vic­to­ria y la reuni­fi­ca­ción del país

Por Gui­ller­mo Pérez Cena*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 28 abril 2020

El fenó­meno de la inde­pen­den­cia y uni­fi­ca­ción de Viet­nam se
pue­de pre­sen­tar como el fru­to de un lar­go con­flic­to arma­do que atravesó
dis­tin­tas fases has­ta com­ple­tar su meta final. Dos gue­rras, la pri­me­ra contra
Fran­cia (1946−1954), y la segun­da con­tra los Esta­dos Uni­dos (1961−1973), que
con­clu­yó en un enfren­ta­mien­to civil entre el Nor­te y el Sur (1973−1975). Desde
1946 has­ta 1975 Viet­nam fue esce­na­rio per­ma­nen­te de una vio­len­cia que por su
exten­sión en el tiem­po, y por los devas­ta­do­res efec­tos sobre el espa­cio físico
y su pobla­ción, la con­vir­tie­ron en un sím­bo­lo den­tro de las luchas que las antiguas
colo­nias empren­die­ron en pos de su liberación. 

La Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca de Viet­nam fue pro­cla­ma­da oficialmente
por Ho Chi Minh el 2 de sep­tiem­bre de 1945, pero como su gobierno provincial
care­cía de todos los atri­bu­tos aso­cia­dos nor­mal­men­te al gobierno. En esa época,
la auto­ri­dad de Ho Chi Minh se exten­día sola­men­te sobre una peque­ña par­te de
Ton­kín, y aun esto últi­mo era dis­cu­ti­do por los par­ti­dos nacio­na­lis­tas. Hasta
bien entra­do el año 1949 la resis­ten­cia viet­na­mi­ta se desa­rro­lló bajo la forma
de una coa­li­ción de los gru­pos. La resis­ten­cia viet­na­mi­ta al res­ta­ble­ci­mien­to del dominio
fran­cés había con­quis­ta­do muchas sim­pa­tías en el orden inter­na­cio­nal, y
Fran­cia, ago­ta­da por la II Gue­rra Mun­dial, afron­ta­ba difi­cul­ta­des cada vez
mayo­res para sos­te­ner a sus debi­li­ta­das fuer­zas de Indochina. 

Pero, en el desa­rro­llo de la gue­rra la ayu­da chi­na al Viet­minh fue tras­cen­den­tal para la derro­ta fran­ce­sa, esto supu­so que el gobierno esta­dou­ni­den­se cola­bo­ra­se con el ban­do fran­cés. Chi­na tras­la­dó a Viet­nam, con­se­je­ros mili­ta­res, muni­cio­nes, arti­lle­ría, y medi­ci­nas, ade­más el adies­tra­mien­to de las tro­pas viet­na­mi­tas se hacía en sue­lo chino. Los con­tac­tos con la Unión Sovié­ti­ca fue­ron mucho más redu­ci­dos, y su ayu­da lle­gó al final de la gue­rra. Del mis­mo modo, el viet­minh se intro­du­jo en los terri­to­rios de Laos y Cam­bo­ya exten­dien­do aún más el conflicto. 

Vietcong - EcuRed

El día 8 de mayo de 1954, bajo la pre­si­den­cia de Gran Bre­ta­ña y
la Unión Sovié­ti­ca, tuvo lugar la Con­fe­ren­cia de Gine­bra, para poner fin a la
gue­rra de libe­ra­ción de Viet­nam. Par­ti­ci­pan, ade­más de las dos poten­cias citadas,
Esta­dos Uni­dos, Fran­cia, Chi­na, la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca de Viet­nam, Laos y
Cam­bo­ya. En Viet­nam del Sur, Diem asu­me el gobierno con el apo­yo de Estados
Uni­dos, en con­se­cuen­cia repre­sen­tó los intere­ses de esta poten­cia en la zona.
Esta afir­ma­ción vie­ne ava­la­da por la con­fec­ción del mar­co jurí­di­co que legitimó
su domi­nio en la zona, ade­más la SEATO que­da cons­ti­tui­da el 8 de sep­tiem­bre de
1954. El armis­ti­cio se fir­ma el 20 de julio de 1954 y en él se esti­pu­lan, entre
otros, las siguien­tes condiciones:

*
Viet­nam que­da divi­di­do por una línea de demar­ca­ción mili­tar situa­da en el
para­le­lo 17. Al nor­te del mis­mo han de reagru­par­se todas las tro­pas del
Viet­minh, mien­tras que al sur lo harán las tro­pas de Fran­cia y de la Unión
Fran­ce­sa. Esta divi­sión ten­dría un carác­ter tem­po­ral, ya que se pre­veía la
cele­bra­ción de elec­cio­nes libres en 1956 para dar paso a la cons­ti­tu­ción de un
gobierno demo­crá­ti­co y a la pos­te­rior unificación.

* Se
reco­no­ce la inde­pen­den­cia y el dere­cho a la uni­fi­ca­ción de Viet­nam a nivel
internacional.

*
Fran­cia debe pro­ce­der a la reti­ra­da total de sus tro­pas, con pla­zo has­ta 1955.
La zona se decla­ra desmilitarizada.

* La penín­su­la de Indo­chi­na que­da divi­di­da en los Esta­dos de Laos, Camboya4, la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca del Viet­nam del Nor­te y la Repú­bli­ca de Vietnam.

La Repú­bli­ca de Viet­nam esta­ba deseo­sa de reanu­dar sus
rela­cio­nes con aqué­lla, a fin de equi­li­brar las que man­te­nía con Chi­na. Los
Esta­dos Uni­dos y su alia­do, Viet­nam del Sur, se limi­ta­ron a tomar nota de los
acuer­dos adop­ta­dos en la Con­fe­ren­cia de Gine­bra, lo que más tar­de será tomado
como pre­tex­to para el incum­pli­mien­to de los mis­mos y el comien­zo de la
inter­ven­ción esta­dou­ni­den­se en apo­yo de Diem. La dis­tin­ta inter­pre­ta­ción que de
los acuer­dos se hace por los dos Esta­dos en que ha sido divi­di­do el país no es
más que una mani­fes­ta­ción de un frac­cio­na­mien­to que alcan­za cotas socia­les más
pro­fun­das. El régi­men de Bao Dai, que pron­to será de Diem, pasa a ser un
ins­tru­men­to aña­di­do de la pene­tra­ción de los Esta­dos Uni­dos en esa zona del mundo.
El gobierno esta­dou­ni­den­se, en fun­ción de su nue­va estra­te­gia polí­ti­ca, se
sin­tió como úni­co esta­do capa­ci­ta­do para defen­der los intere­ses de Occidente,
allí don­de podían ver­se enfren­ta­dos a regí­me­nes comu­nis­tas, y el peli­gro de
Viet­nam era evi­den­te. Fran­cia ha sido sus­ti­tui­da por los Esta­dos Uni­dos como
poten­cia domi­nan­te, pero algo mucho más gra­ve para su equi­li­brio interno se ha
pro­du­ci­do, si a comien­zos de la gue­rra la nece­si­dad de con­tar con apoyos
polí­ti­cos la había indu­ci­do a for­ma­li­zar con­ce­sio­nes a los regí­me­nes de Norodom
Siha­nouk y de Bao Dai, las colo­nias del Nor­te de Áfri­ca tie­nen en la derrota
fran­ce­sa de Viet­nam un ejem­plo de las posi­bi­li­da­des de inde­pen­den­cia que se les
ofrecen.

La pri­me­ra con­se­cuen­cia de la Con­fe­ren­cia de Gine­bra fue el
des­mo­ro­na­mien­to del impe­rio colo­nial fran­cés. En segun­do lugar se podría
afir­mar la incor­po­ra­ción de Esta­dos Uni­dos como poten­cia hege­mó­ni­ca en la zona,
y cuya cober­tu­ra legal fue esta­ble­ci­da por la SEATO. 

El sis­te­ma de rela­cio­nes inter­na­cio­na­les domi­na­do por la polí­ti­ca de blo­ques y el esta­ble­ci­mien­to de la estra­te­gia de “gue­rra fría” impe­dían poner en prác­ti­ca un acuer­do polí­ti­co de con­for­mi­dad con la redac­ción de los Acuer­dos. La rea­li­za­ción de unas elec­cio­nes demo­crá­ti­cas en 1956, que muy pro­ba­ble­men­te hubie­sen dado la vic­to­ria al Lao Dong era algo que los Esta­dos Uni­dos no podían per­mi­tir. Y por últi­mo, se pue­de citar la insa­tis­fac­ción expe­ri­men­ta­da en la Repú­bli­ca de Viet­nam del Nor­te por el con­te­ni­do de los acuer­dos, en con­se­cuen­cia se dis­pu­so que uno de cada quin­ce com­ba­tien­tes del viet­minh per­ma­ne­cie­ra en el sur, como ins­tru­men­to para la rea­li­za­ción de su obje­ti­vo uni­fi­ca­dor. La lle­ga­da de los “con­se­je­ros” y las armas nor­te­ame­ri­ca­nos evi­den­cia­ba la vio­la­ción de la cláu­su­la de neu­tra­li­dad de la zona, pero las que­jas viet­na­mi­tas fue­ron, has­ta 1958, prác­ti­ca­men­te inexis­ten­tes. Se halla­ban embar­ca­dos en la recons­truc­ción de un país en gue­rra des­de hacía 15 años.

Con la polí­ti­ca de resis­ten­cia de “todo el pue­blo”, “inte­gral”,
“a lar­go pla­zo”, “basa­da en nues­tra pro­pia fuer­za”, pro­mo­vien­do la tradición
nacio­nal de uni­dad y patrio­tis­mo, el Par­ti­do Comu­nis­ta diri­gió al pue­blo a derro­tar todos los planes
e intri­gas de inva­sión del enemi­go, espe­cial­men­te con la vic­to­ria en la campaña
ofen­si­va de Invierno-Pri­ma­ve­ra de 1953 – 1954 y final­men­te a con­se­guir la rotunda
vic­to­ria en la bata­lla de Dien Bien Phu “reso­nan­te en los cin­co con­ti­nen­tes y
que sacu­dió al mun­do”, obli­gan­do a los colo­nia­lis­tas fran­ce­ses a fir­mar el
Acuer­do de Gine­bra (1954), ponien­do fin a la gue­rra de agre­sión a Vietnam.

De 1954 a 1975, el país se divi­dió en dos. Bajo la direc­ción del
Par­ti­do, el Nor­te hizo gran­des esfuer­zos para cons­truir el socia­lis­mo mientras
cum­plió simul­tá­nea­men­te sus debe­res de una gran reta­guar­dia para el gran
fren­te. El pue­blo del Sur se man­tu­vo fir­me en la lucha inque­bran­ta­ble por la
inde­pen­den­cia y la reuni­fi­ca­ción nacionales.

Con el espí­ri­tu de que “pre­fe­ri­mos a sacri­fi­car todo antes que
per­der nues­tro país y ser escla­vos”, y “no hay nada más pre­cio­so que la
inde­pen­den­cia y la liber­tad”; sobre la base de las direc­cio­nes correc­tas y
crea­ti­vas del Par­ti­do, con la fuer­za com­bi­na­da de toda la nación, el ejér­ci­to y
nues­tro pue­blo, paso a paso, derro­ta­mos todas las estra­te­gias de gue­rra del
impe­ria­lis­mo esta­dou­ni­den­se, libe­ran­do com­ple­ta­men­te el Sur el 30 de abril de
1975 y reuni­fi­can­do el país.

Esta vic­to­ria “se regis­tra para siem­pre en la his­to­ria de Viet­nam como una de las pági­nas más glo­rio­sas, un
sím­bo­lo bri­llan­te del triun­fo del heroís­mo revo­lu­cio­na­rio y la inteligencia
huma­na; y pasa a la his­to­ria mun­dial como una gran haza­ña del siglo XX, un
acon­te­ci­mien­to de enor­me impor­tan­cia inter­na­cio­nal, con el sello dis­tin­ti­vo de
su tiempo.

Basa­do en un aná­li­sis pro­fun­do de la situa­ción del país y a
tra­vés de un pro­ce­so de bús­que­da y expe­ri­men­ta­ción, con el espí­ri­tu de
“enfren­tar direc­ta­men­te a la ver­dad, eva­luar correc­ta­men­te la ver­dad, decir
cla­ra­men­te la ver­dad”, el VI Con­gre­so Nacio­nal del Par­ti­do (diciem­bre de 1986)
rati­fi­có la polí­ti­ca de Reno­va­ción inte­gral del país indo­chino, mar­can­do un pun­to de vira­je en la transición
al socia­lis­mo en Viet­nam. La adop­ción de la polí­ti­ca de Reno­va­ción (Doi Moi)
satis­fi­zo las deman­das prác­ti­cas, demos­tró la fir­me valen­tía y el pensamiento
crea­ti­vo del Par­ti­do Comu­nis­ta de Viet­nam y abrió una nue­va era para el
desa­rro­llo del país.

Des­pués del VI Con­gre­so, el Par­ti­do gra­dual­men­te per­fec­cio­nó y
con­cre­tó la polí­ti­ca de Doi Moi cuyo el con­te­ni­do bási­co y cen­tral fue recogido
en la Pla­ta­for­ma de cons­truc­ción del país en el perio­do de la tran­si­ción al
socia­lis­mo (la Pla­ta­for­ma de 1991 y la Pla­ta­for­ma com­ple­men­ta­ria y desarrollada
en 2011) y otros impor­tan­tes docu­men­tos del Par­ti­do apro­ba­dos en los
pos­te­rio­res Congresos.

En los años 90 del siglo XX, superan­do los desa­fíos planteados
por el colap­so del mode­lo del socia­lis­mo real en la Unión Sovié­ti­ca y los
paí­ses de Euro­pa del Este, el Par­ti­do Comu­nis­ta y el pue­blo de Viet­nam persistieron,
con­ti­nua­ron fir­me y crea­ti­va­men­te en el camino hacia el socia­lis­mo, de acuerdo
con las con­di­cio­nes y carac­te­rís­ti­cas espe­cí­fi­cas de Vietnam.

Al iden­ti­fi­car y adop­tar la polí­ti­ca Doi Moi, ha domi­na­do y
apli­ca­do los prin­ci­pios bási­cos del mate­ria­lis­mo dia­léc­ti­co del
mar­xis­mo-leni­nis­mo, del pen­sa­mien­to de Ho Chi Minh y de la experiencia
prác­ti­ca, reme­dian­do bien las rela­cio­nes bási­cas como el desa­rro­llo de una
eco­no­mía de mer­ca­do con orien­ta­ción socia­lis­ta; la cons­truc­ción de un Esta­do de
Dere­cho socia­lis­ta “del pue­blo, por el pue­blo y para el pueblo.

De hecho, des­pués de casi 35 años de imple­men­ta­ción de la
polí­ti­ca Doi Moi, des­de un país azo­ta­do por la pobre­za y atra­sa­do en lo
mate­rial, tec­no­ló­gi­co, eco­nó­mi­co y social, has­ta aho­ra, Viet­nam se ha convertido
en un país en desa­rro­llo con ingre­sos medios; la cul­tu­ra y la sociedad
con­ti­núan desa­rro­llán­do­se, se mejo­ra la vida mate­rial y espi­ri­tual del pue­blo don­de se man­tu­vie­ron la esta­bi­li­dad polí­ti­ca, la
defen­sa nacio­nal, la segu­ri­dad, la inde­pen­den­cia y la sobe­ra­nía; la posi­ción y
el pres­ti­gio del país se mejo­ran cada vez más en el ámbi­to internacional.

Hoy, Viet­nam se ha con­ver­ti­do en un país con una pobla­ción de casi 100 millo­nes de per­so­nas, con un ingre­so pro­me­dio de US $ 2.800 per cápi­ta; ha incor­po­ra­do en la mayo­ría de las orga­ni­za­cio­nes inter­na­cio­na­les, con­vir­tién­do­se en un miem­bro acti­vo y res­pon­sa­ble en las acti­vi­da­des de la comu­ni­dad internacional. 

*Espe­cia­lis­ta Nego­cios Inter­na­cio­na­les Viet­nam DGT.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *