Bra­sil. El papel de Moro en la inves­ti­ga­ción de mili­cia­nos vin­cu­la­dos a la fami­lia Bolsonaro

Por Resu­men Lati­no­ame­ri­cano*, 27 de abril de 2020

Los docu­men­tos reve­la­dos por el sitio web The Inter­cept Bra­sil este sába­do (25), traen nue­vos ele­men­tos sobre la cone­xión entre el sena­dor Flá­vio Bol­so­na­ro y la mili­cia de Río de Janei­ro enca­be­za­da por Adriano da Nóbre­ga, ase­si­na­do en febre­ro de este año.

Según la infor­ma­ción de los docu­men­tos cla­si­fi­ca­dos y los datos reco­pi­la­dos por el Minis­te­rio Públi­co de Río de Janei­ro, Flá­vio Bol­so­na­ro finan­ció y se bene­fi­ció de la cons­truc­ción ile­gal de edi­fi­cios cons­trui­dos por la mili­cia con dine­ro público. 

La inver­sión para los edi­fi­cios eri­gi­dos por tres empre­sas cons­truc­to­ras se reali­zó con «dine­ro roto», recau­da­do en la anti­gua ofi­ci­na de Flá­vio Bol­so­na­ro en la Asam­blea Legis­la­ti­va de Río, según los pro­mo­to­res e inves­ti­ga­do­res, bajo con­di­ción de ano­ni­ma­to, dijo a Inter­cept .

Los inves­ti­ga­do­res dicen que lle­ga­ron a la con­clu­sión cru­zan­do infor­ma­ción ban­ca­ria de 86 per­so­nas sos­pe­cho­sas de estar invo­lu­cra­das en el esque­ma ile­gal, que sir­vió para irri­gar el nego­cio inmo­bi­lia­rio de la mili­cia. Los datos mos­tra­rían que el actual sena­dor Flá­vio Bol­so­na­ro reci­bi­ría el bene­fi­cio de la inver­sión de los edi­fi­cios, según los inves­ti­ga­do­res, a tra­vés de trans­fe­ren­cias rea­li­za­das por el ex capi­tán de Bope Adriano da Nóbre­ga y por el ex ayu­dan­te Fabrí­cio Queiroz.

El pro­gre­so de las inves­ti­ga­cio­nes que cie­rran el ase­dio con­tra el hijo de Jair Bol­so­na­ro es una de las razo­nes por las cua­les el pre­si­den­te ha pre­sio­na­do al ex minis­tro Ser­gio Moro para que cam­bie el coman­do de la Poli­cía Fede­ral en Río, que tam­bién inves­ti­ga el caso, y en Brasilia. 

En una entre­vis­ta con Bra­sil de Fato , la abo­ga­da Iza­do­ra Gama Bri­to, seña­la que Ser­gio Moro tenía moti­va­cio­nes polí­ti­cas para aban­do­nar el minis­te­rio y con­si­de­ra que el ex minis­tro tam­bién debe ser inves­ti­ga­do por omi­sión en las inves­ti­ga­cio­nes mien­tras está en el car­go, inclui­do el del mili­ciano Adriano. de Nóbrega. 

Adriano Magalhães de Nóbre­ga, ex capi­tán de Bope, fue ase­si­na­do en Espla­na­da, Bahía, des­pués de una ope­ra­ción poli­cial que se supo­nía que lo arres­ta­ría , pero que habría ter­mi­na­do en un inter­cam­bio de dis­pa­ros, según la Secre­ta­ría de Segu­ri­dad Públi­ca de Bahía ( SSP-BA). En el momen­to del ase­si­na­to, el perió­di­co Folha de S. Pau­lo seña­ló que el enton­ces minis­tro Ser­gio Moro cono­cía la ope­ra­ción y con­si­de­ró la posi­bi­li­dad de enviar un heli­cóp­te­ro para apo­yar a la poli­cía bahia­na, res­pon­sa­ble de la operación.

Acu­sa­do de coman­dar mili­cias en Río das Ostras, Río de Janei­ro, Nóbre­ga era bus­ca­do por el sis­te­ma de jus­ti­cia bra­si­le­ño des­de enero de 2019, pero que­dó fue­ra de la lis­ta de los cri­mi­na­les más bus­ca­dos del país, libe­ra­do por Moro el 30 de enero. El día des­pués de la publi­ca­ción de la lis­ta, la ausen­cia de la mili­cia lle­vó al PSOL a anun­ciar que lla­ma­ría al minis­tro Ser­gio Moro para pro­por­cio­nar acla­ra­cio­nes al Congreso. 

Dallag­nol sos­pe­cha­ba la pro­tec­ción de Moro para Flá­vio Bolsonaro

El inter­cam­bio de men­sa­jes reve­la­dos por Inter­cept en julio pasa­do mues­tra que el coor­di­na­dor de la Ope­ra­ción Lava Jato, Del­tan Dallag­nol, temía que el minis­tro de Jus­ti­cia, Ser­gio Moro, pro­te­gie­ra a Flá­vio Bol­so­na­ro para no des­agra­dar al pre­si­den­te y, por lo tan­to, no poner en peli­gro su nomi­na­ción al Tri­bu­nal Fede­ral Supre­mo (STF), como lo había anti­ci­pa­do Jair Bol­so­na­ro en mayo de este año.

«Moro debe espe­rar la inves­ti­ga­ción y ver quién esta­rá impli­ca­do. Hijo cier­ta­men­te. El pro­ble­ma es: ¿el padre [Bol­so­na­ro] se va a ir? O peor, ¿y si el padre está invo­lu­cra­do?», Pre­gun­tó el fis­cal en la con­ver­sa­ción con sus colegas.

Los men­sa­jes indi­can que Dallag­nol estu­vo de acuer­do con la posi­ción de otros cole­gas del Minis­te­rio Públi­co Fede­ral con res­pec­to a la inves­ti­ga­ción de un esque­ma de corrup­ción en la ofi­ci­na de Flá­vio Bol­so­na­ro, cono­ci­do como el caso Quei­roz, duran­te el man­da­to del hijo del pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro como con­ce­jal de la ciu­dad de Río. de Janei­ro por el Par­ti­do Social Libe­ral (PSL).

«Es obvio lo que pasó … ¿Y aho­ra, José?», Dijo el fis­cal en uno de los chats secre­tos a los que tenía acce­so el portal.

Adep­to a las decla­ra­cio­nes de los medios, el fis­cal de Lava Jato expre­só sus dudas al hacer una con­de­na más seve­ra de Flá­vio Bol­so­na­ro a los medios y habría evi­ta­do una invi­ta­ción para par­ti­ci­par en el pro­gra­ma Fan­tás­ti­co (Rede Glo­bo), en enero de este año, como una for­ma de evi­tar pre­gun­tas sobre el caso.

Adriano da Nóbre­ga, Flá­vio Bol­so­na­ro y Fabrí­cio Queiroz

En el momen­to de su eje­cu­ción, el ex poli­cía mili­tar se escon­día en la gran­ja de Gil­sinho da Dedé, con­ce­jal de PSL en Espla­na­da (BA). La par­te es cla­ve para com­pren­der el caso que cul­mi­nó con una orden de arres­to emi­ti­da con­tra Nóbre­ga en enero de 2019.

Has­ta noviem­bre de 2018, cuan­do aún era miem­bro del PSL, par­ti­do del que se fue en octu­bre de 2019, el sena­dor Flá­vio Bol­so­na­ro (sin par­ti­do) empleó a la madre y la espo­sa de Adriano de Nóbre­ga en su ofi­ci­na en la Asam­blea Legis­la­ti­va de Río de Janei­ro. (Alerj), ya que era dipu­tado de estado.

La Fis­ca­lía del Esta­do de Río de Janei­ro (MPE-RJ) seña­la a Nóbre­ga como uno de los res­pon­sa­bles de la lla­ma­da «Ofi­ci­na del cri­men», des­de don­de habría comen­za­do el plan para ase­si­nar a la con­ce­jal Marie­lle Franco .

Hon­ra­do por Flá­vio Bol­so­na­ro en Alerj en 2003, cuan­do reci­bió la meda­lla Tira­den­tes, el más alto honor en Río de Janei­ro, Nóbre­ga es ami­go de Fabrí­cio Quei­roz, ex asis­ten­te del sena­dor, acu­sa­do de cobrar par­te de los suel­dos de la ofi­ci­na del polí­ti­co, una prác­ti­ca cono­ci­da como «agrie­ta­do». Los dos tra­ba­ja­ron jun­tos en el 18 ° Bata­llón de la Poli­cía Militar.

Tam­bién según la inves­ti­ga­ción del Minis­te­rio Públi­co, las cuen­tas de Nóbre­ga habrían sido uti­li­za­das por Quei­roz para hacer depó­si­tos de las grietas.

Racha­dinha

Flá­vio pagó los sala­rios de sus emplea­dos con el dine­ro de su ofi­ci­na en Alerj. Según Inter­cept, a par­tir de enton­ces, Quei­roz, desig­na­do en la encues­ta como el arti­cu­la­dor del esque­ma de des­ci­fra­do, con­fis­có un pro­me­dio del 40% de los sala­rios de los ser­vi­do­res y pasó par­te del dine­ro al ex capi­tán de Bope, Adriano da Nóbre­ga, desig­na­do como jefe de la Ofi­ci­na de Deli­tos, mili­cia espe­cia­li­za­da en ase­si­na­tos a medida.

La orga­ni­za­ción cri­mi­nal tam­bién actúa en la recau­da­ción de «tari­fas de segu­ri­dad», bue­na volun­tad en la ven­ta de bote­llas de gas, bote­llas de agua, explo­ta­ción de seña­les de tele­vi­sión clan­des­ti­nas, aca­pa­ra­mien­to de tie­rras y cons­truc­ción civil en Rio das Pedras y Muzema.

Las dos fave­las, don­de viven más de 80,000 per­so­nas, se encuen­tran en Jaca­re­pa­guá, en el lado oes­te de Río, y han vis­to un auge en la cons­truc­ción de edi­fi­cios irre­gu­la­res en los últi­mos años. En abril del año pasa­do, dos de esos edi­fi­cios vin­cu­la­dos a otras mili­cias colap­sa­ron, dejan­do 24 muer­tos y 10 heri­dos. Las ganan­cias de la cons­truc­ción y ven­ta de los edi­fi­cios tam­bién se com­par­ti­rían con Flá­vio Bol­so­na­ro, según las inves­ti­ga­cio­nes, por ser el finan­cia­dor del esque­ma con dine­ro público.

El Minis­te­rio Públi­co uti­li­zó infor­ma­ción del Con­se­jo de Con­trol de Acti­vi­da­des Finan­cie­ras (Coaf) para indi­car que Fabrí­cio Quei­roz, mien­tras ase­so­ra­ba a la ofi­ci­na de Flá­vio Bol­so­na­ro, habría reci­bi­do R $ 2 millo­nes en su cuen­ta, divi­di­dos en 483 depósitos.

En el mis­mo perío­do en la Asam­blea Legis­la­ti­va de Río de Janei­ro (Alerj), la ex espo­sa y madre de Nóbre­ga, Danie­lle Men­do­nça da Cos­ta y Rai­mun­da Veras Magalhães, tra­ba­ja­ron res­pec­ti­va­men­te. Reci­bie­ron un total de R $ 1.029.042,48 en sala­rios y trans­fi­rie­ron R $ 203 mil a Fabrí­cio Quei­roz, res­pe­tan­do el esque­ma esta­ble­ci­do en el gabi­ne­te para bene­fi­ciar al par­la­men­ta­rio, según la denun­cia del MPE.

En total, Quei­roz movió R $ 7 millo­nes en tres años. Entre enero de 2016 y enero de 2017, el ex ase­sor de Flá­vio Bol­so­na­ro reali­zó varios depó­si­tos y reti­ros por un total de R $ 1,2 millo­nes. Uno de los depó­si­tos, de R $ 24 mil, se reali­zó en la cuen­ta de la pri­me­ra dama Miche­lle Bol­so­na­ro, en 2016.

Cuan­do se le pre­gun­tó sobre la trans­fe­ren­cia a su espo­sa, Jair Bol­so­na­ro dijo que hizo un prés­ta­mo a Quei­roz y que el depó­si­to sería par­te del pago. El pre­si­den­te recor­dó en una entre­vis­ta que ha sido ami­go del ex ayu­dan­te de su hijo des­de 1984.

Ofi­ci­na del Cri­men y fami­lia Bolsonaro

Ron­nie Les­sa, Élcio Quei­roz, Mad, Leléo y Maca­quinho están en el catá­lo­go de ase­si­nos a suel­do de la Ofi­ci­na del Deli­to, un gru­po de agen­tes de las fuer­zas de segu­ri­dad que han tra­ba­ja­do en la región de Rio das Pedras, al oes­te de Río de Janei­ro, duran­te al menos 20 años Jefe de la orga­ni­za­ción cri­mi­nal, Nóbre­ga es una figu­ra cla­ve en la com­pren­sión de varios deli­tos, pero tam­bién en la rela­ción entre el clan Bol­so­na­ro y las mili­cias de Río.

El abo­ga­do del ex agen­te de BOPE, Pau­lo Emí­lio Cat­ta Pre­ta, en una entre­vis­ta con  Glo­bo , plan­teó la posi­bi­li­dad de que su clien­te murie­ra por­que sabía dema­sia­do. Sin embar­go, no espe­ci­fi­có los secre­tos de Nóbre­ga. «Me dijo: ‘Doc­tor, nadie está aquí para arres­tar­me. Quie­ren matar­me. Si me arres­tan, me mata­rán en pri­sión. Estoy segu­ro de que me mata­rán por que­mar un archi­vo’. Sus pala­bras», dijo el defensor.

Vea un infor­me en video sobre Bra­sil de Fato que mues­tra la rela­ción de Bol­so­na­ro con las milicias

La amis­tad es tam­bién la natu­ra­le­za de la rela­ción entre Adriano da Nóbre­ga y Quei­roz, quie­nes se cono­cen des­de 2003, cuan­do sir­vie­ron jun­tos en el 18º Bata­llón de la Poli­cía Mili­tar de Río de Janei­ro (PMRJ). Pre­ci­sa­men­te en esto, Nóbre­ga reci­bió el pri­mer home­na­je de Flá­vio Bol­so­na­ro en Alerj . El segun­do ven­dría en 2005, el año en que el ex agen­te de BOPE fue juz­ga­do y con­de­na­do por un jura­do popu­lar, a cau­sa de un homi­ci­dio. El mili­ciano no asis­tió a los pre­mios por ser arrestado.

Duran­te su jui­cio, Nóbre­ga reci­bió un impor­tan­te apo­yo del enton­ces dipu­tado fede­ral Jair Bol­so­na­ro. Des­pués de la audien­cia que cul­mi­nó con la con­de­na del mili­ciano, el actual pre­si­den­te de la Repú­bli­ca fue a la gale­ría de la Cáma­ra de Dipu­tados y defen­dió a los mili­ta­res. «Siem­pre fue un ofi­cial brillante».

Orga­ni­gra­ma de las rela­cio­nes entre Bol­so­na­ro y las mili­cias /​Arte: Fer­nan­do Ber­to­lo /​Bra­sil de Fato 

En 2007, Nóbre­ga ape­ló la deci­sión y fue absuel­to. En 2013, fue expul­sa­do de la Poli­cía Mili­tar, debi­do a su par­ti­ci­pa­ción en el jue­go de los animales.

Otro per­so­na­je impor­tan­te de la Ofi­ci­na del Cri­men, el Mayor Ronald Pau­lo Alves, desig­na­do por Beto Bom­ba como res­pon­sa­ble de orga­ni­zar el gru­po de ase­si­nos que eje­cu­ta­rían a Marie­lle Fran­co y Ander­son Gomes, tam­bién fue hon­ra­do por Flá­vio Bol­so­na­ro en Alerj.

En 2004, el hijo del pre­si­den­te cele­bró una acción diri­gi­da por Alves que ter­mi­nó con tres muer­tes. Un año antes, en 2003, el mayor habría par­ti­ci­pa­do en la masa­cre de cin­co jóve­nes den­tro del club noc­turno Via Show en São João de Meri­ti. Cua­tro poli­cías ya han sido con­de­na­dos por el caso y solo el agen­te con­de­co­ra­do por Flá­vio Bol­so­na­ro aún no ha sido juzgado.

El 15 de febre­ro, des­pués de la muer­te de Nóbre­ga, Bol­so­na­ro fue inte­rro­ga­do sobre su rela­ción con los mili­cia­nos y negó cual­quier víncu­lo. «No conoz­co a la mili­cia en Río de Janei­ro. No lo sé. No hay cone­xión entre mí y la mili­cia en Río de Janei­ro», dijo.

Edi­ción: Lean­dro Melito

*Bra­sil De Fato

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *