Argen­ti­na. Resu­men gre­mial y social. Larre­ta quie­re con­ge­lar y pagar el sala­rio en cuotas/​Tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la salud toma­ron las calles en Sal­ta … (Más información)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 27 de abril de 2020 .-  Con infor­ma­ción pro­pia y de Mun­do Gre­mial, Info Gre­mial, Noti­cias Gre­mia­les, Gre­mia­les del Sur, Corrien­te Sin­di­cal Fede­ral, Canal Abier­to, ANRed, Esta­do de Aler­ta y Agencias

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Tra­ba­ja­do­res de la ciu­dad: Larre­ta quie­re con­ge­lar y pagar el sala­rio en cuo­tas, mien­tras paga en tér­mino la deuda

El paque­te eco­nó­mi­co de Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta deno­mi­na­do Ley de Emer­gen­cia de la ciu­dad avan­za en la legis­la­tu­ra porteña.

Por Aman­da Mar­tínsecre­ta­ria gre­mial de Ademys

Atención trabajadores de la ciudad: Larreta quiere congelar y pagar el salario en cuotas, mientras paga en término la deuda

El pro­yec­to pre­sen­ta­do cons­ti­tu­ye un ata­que a los tra­ba­ja­do­res de la ciu­dad des­de todo pun­to de vis­ta. Plan­tea direc­ta­men­te un con­ge­la­mien­to sala­rial (art.17) que en un cua­dro de infla­ción cre­cien­te pro­nos­ti­ca­da en el mejor de los casos en el 50% anual sig­ni­fi­ca una reba­ja sala­rial. Inclu­so para aque­llos sec­to­res que tie­nen acuer­dos pari­ta­rios cor­tos, como docen­tes, pue­de ver­se afec­ta­da la cuo­ta pen­dien­te del mes de junio o que­dar sus­pen­di­das las reaper­tu­ras de pari­ta­rias pos­te­rio­res, toda vez que dicho artícu­lo seña­la: “que no se pue­den esta­ble­cer nue­vas retri­bu­cio­nes, suple­men­tos o incen­ti­vos salariales”.

Para los muni­ci­pa­les, que están sin pari­ta­ria des­de febre­ro con el sala­rio con­ge­la­do, es aún más impre­ci­so y preocupante.

En el artícu­lo 19 direc­ta­men­te se plan­tea la posi­bi­li­dad del pago del sala­rio en cuo­tas, tal como se está ade­lan­tan­do en varias pro­vin­cias del país, esta­ble­cien­do que se “facul­ta al eje­cu­ti­vo para el pago esca­lo­na­do y/​o dife­ri­do de habe­res de sus míni­mas sala­ria­les…” cues­tión que no ocu­rrió en la ciu­dad ni en la cri­sis del 20012.

La sus­pen­sión de todo nue­vo ingre­so de tra­ba­ja­do­res a la plan­ta de la Ciu­dad, pue­de pro­vo­car que a los tra­ba­ja­do­res que se jubi­len, se licen­cien, no se los rem­pla­ce des­man­te­lan­do sec­to­res. O la no reno­va­ción de con­tra­tos, que serían des­pi­dos encu­bier­tos, tal como pue­de inter­pre­tar­se en el artícu­lo 14.

¿Quién paga la crisis?

En la inter­pe­la­ción al minis­tro de Hacien­da, Mar­tín Mura, el dipu­tado Gabriel Solano del PO-FIT cues­tio­nó esta orien­ta­ción del pro­yec­to, por con­si­de­rar­lo un ata­que a los tra­ba­ja­do­res, mien­tras la deu­da públi­ca de la ciu­dad que ascen­dió a un 10% del pre­su­pues­to de este año va ser paga­da pun­tual­men­te. Este año se pre­vé el pago de intere­ses y capi­ta­les de deu­da en 48.000 millo­nes de pesos, por lo tan­to, es una cues­tión de prio­ri­da­des, remar­có el dipu­tado en su intervención.

En medio de la cri­sis agra­va­da por la pan­de­mia, antes de pagar en cuo­tas los sala­rios hay que anu­lar el pago de la deuda.

Los fon­dos para aten­der a la emer­gen­cia gene­ra­da por la pan­de­mia, pue­den ser extraí­dos de impues­tos a los Ban­cos y enti­da­des finan­cie­ras radi­ca­dos en la ciu­dad que han gana­do una for­tu­na- con ganan­cias decla­ra­das de 314.000 millo­nes el año ante­rior equi­va­len­te a casi la recau­da­ción impo­si­ti­va de la ciu­dad ‑que pue­den com­pen­sar lo pér­di­da por la caí­da de la recau­da­ción fis­cal que es el argu­men­to del gobierno para avan­zar con­tra los ingre­sos de un docen­te, o un tra­ba­ja­dor muni­ci­pal cuyos sala­rios ya son de pobreza.

En lugar de afec­tar al capi­tal ban­ca­rio, indus­trial y a la espe­cu­la­ción inmo­bi­lia­ria, como pro­pu­so median­te un pro­yec­to Gabriel Solano del Fren­te de Izquier­da, se quie­re des­car­gar la cri­sis sobre las y los trabajadores.

El recha­zo de este ata­que está en las manos de los tra­ba­ja­do­res, de sus orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les, toda vez que la lla­ma­da “opo­si­ción” del Fren­te de Todos en la legis­la­tu­ra le ha vota­do el endeu­da­mien­to a Larre­ta y com­par­ten la mis­ma orien­ta­ción fren­te a la cri­sis nacio­nal e inter­na­cio­nal, pagar la deu­da externa.

Lla­ma­mos a recha­zar este pro­yec­to, des­de los sin­di­ca­tos, las orga­ni­za­cio­nes de tra­ba­ja­do­res, a estar aler­tar y pre­pa­rar las con­di­cio­nes para movi­li­zar fren­te a este avance.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Las esta­cio­nes de ser­vi­cio pac­ta­ron con Acu­ña pos­ter­gar las pari­ta­rias «sin fecha»

Las estaciones de servicio pactaron con Acuña postergar las paritarias "sin fecha"

El pre­si­den­te de la Unión de Expen­de­do­res de Naf­ta y Afi­nes, Juan Car­los Basí­li­co, reco­no­ció que a cau­sa de la pan­de­mia, se acor­dó de hecho con todos los sec­to­res que par­ti­ci­pan de las nego­cia­cio­nes sala­ria­les, pos­ter­gar la deci­sión has­ta que se comien­ce a recu­pe­rar la actividad.27/04/2020 17:27:00

«Lamen­ta­ble­men­te las reunio­nes pari­ta­rias que tenía­mos pre­vis­tas para mar­zo, fue­ron pos­ter­ga­das sin fecha con­cre­ta, por los efec­tos que pro­vo­ca­ra la orden de ais­la­mien­to pre­ven­ti­vo obli­ga­to­rio», dijo Juan Car­los Basílico.

El diri­gen­te empre­sa­rial des­car­tó de cua­jo una pró­xi­ma video­con­fe­ren­cia para sal­dar por la vía tec­no­ló­gi­ca la impo­si­bi­li­dad de un acer­ca­mien­to físi­co en las ofi­ci­nas del Minis­te­rio de Tra­ba­jo para con­cre­tar un acuer­do convencional.

«En pri­mer lugar se debe avan­zar en la ayu­da ofi­cial que pudi­mos con­se­guir con el impul­so del Sin­di­ca­to enca­be­za­do por Car­los Acu­ña, para que el Esta­do Nacio­nal se haga car­go de par­te de los suel­dos del mes de abril», comen­tó Basí­li­co en decla­ra­cio­nes al por­tal espe­cia­li­za­do Surtidores.

El empre­sa­rio ade­lan­tó que «tene­mos pen­sa­do que con estos nive­les de ven­tas, debe­re­mos recu­rrir nue­va­men­te a ges­tio­nes para poder afron­tar los habe­res del per­so­nal del mes de mayo, por­que tene­mos con­cien­cia que el pri­mer semes­tre de este año que­dó arra­sa­do por el efec­to del coronavirus».

Por últi­mo recal­có que fomen­tan la nece­si­dad de man­te­ner todos los pues­tos de tra­ba­jo a pesar de la pan­de­mia por­que «exis­te un decre­to del gobierno que impi­de las sus­pen­sio­nes y des­pi­dos que debe­mos res­pe­tar y por­que éti­ca­men­te no se pue­de dejar a nadie sin tra­ba­jo en un momen­to como éste».

_____________________________________________-

La CTA Autó­no­ma acti­va­rá mil ollas popu­la­res bajo la con­sig­na «el ham­bre es un crimen»

La CTA Autónoma activará mil ollas populares bajo la consigna "el hambre es un crimen"

La rama terri­to­rial de la CTA Autó­no­ma colo­ca­rá maña­na mil ollas popu­la­res en todo el país. El obje­ti­vo es visi­bi­li­zar «la angus­tian­te situa­ción que viven las fami­lias de los barrios populares».27/04/2020 14:15:00

La Fede­ra­ción Nacio­nal Terri­to­rial (FeNaT), la rama terri­to­rial de la CTA Autó­no­ma rea­li­za­rá maña­na una jor­na­da con «Mil ollas popu­la­res en todo el país para visi­bi­li­zar la angus­tian­te situa­ción que viven las fami­lias de los barrios popu­la­res, agra­va­da duran­te los últi­mos 4 años y que en este con­tex­to de pan­de­mia y encie­rro, tie­nen serios pro­ble­mas para acce­der a los ali­men­tos básicos».

El gobierno de Alber­to Fer­nán­dez asu­mió con más de 16 millo­nes de argen­ti­nos y argen­ti­nas vivien­do en la pobre­za, de los cua­les más de 6 millo­nes son niños y niñas. «Esto esca­pa a una cri­sis; es un geno­ci­dio. Ha cre­ci­do la deman­da en los come­do­res y en los hoga­res», ase­gu­ró Omar Giu­lia­ni, coor­di­na­dor nacio­nal de la FeNaT.

«Valo­ra­mos el diá­lo­go abier­to por el gobierno de Alber­to Fer­nán­dez con las orga­ni­za­cio­nes socia­les, aun­que tene­mos muchas difi­cul­ta­des para acce­der a las par­ti­das ali­men­ta­rias que el gobierno se com­pro­me­tió a dis­tri­buir. Por ello es que nues­tra con­sig­na para esta jor­na­da de las mil ollas popu­la­res en todo el país es El Ham­bre Es Un Cri­men», agre­gó el dirigente.

Ade­más indi­có que insis­ten en recla­mar «un ingre­so uni­ver­sal por fami­lia ya que de otro modo es impo­si­ble que en este con­tex­to de pau­pe­ri­za­ción gene­ral ten­ga­mos la comi­da asegurada».

La Fede­ra­ción, de fuer­te ancla­je terri­to­rial y con alcan­ce en todo el país, vie­ne aler­tan­do sobre la situa­ción de gran vul­ne­ra­bi­li­dad a la que están expues­tas las fami­lias empo­bre­ci­das por el neo­li­be­ra­lis­mo en Argentina.

«La acción será lle­va­da a delan­te por com­pa­ñe­ros y com­pa­ñe­ras de come­do­res y orga­ni­za­cio­nes popu­la­res que habi­tual­men­te tra­ba­jan en los barrios pro­du­cien­do y entre­gan­do ali­men­tos a las fami­lias», expli­ca­ron.

La FeNaT infor­mó, tam­bién, que las mil ollas popu­la­res se lle­va­rán a cabo con los cui­da­dos sani­ta­rios nece­sa­rios, siguien­do el pro­to­co­lo de segu­ri­dad reco­men­da­do por auto­ri­da­des de Salud.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Denun­cian que la Super­in­ten­den­cia de Ries­go del Tra­ba­jo sigue en manos de Cam­bie­mos y que los fun­cio­na­rios se subie­ron los salarios

Denuncian que la Superintendencia de Riesgo del Trabajo sigue en manos de Cambiemos y que los funcionarios se subieron los salarios

Los esta­ta­les acu­sa­ron a los fun­cio­na­rios «reci­cla­dos» de la ges­tión Cam­bie­mos de subir­se los sala­rios y de otor­gar cate­go­rías «discrecionalmente»,27/04/2020 15:29:00

Hace algu­nos días el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez advir­tió que «hay gen­te que que­dó de la admi­nis­tra­ción ante­rior y jue­ga en con­tra del Gobierno nacio­nal» y ase­gu­ró que en el Esta­do hay que «corre­gir muchas cosas». Las decla­ra­cio­nes fue­ron toma­das por la Jun­ta Inter­na de ATE en la Super­in­ten­den­cia de Ries­gos del Tra­ba­jo (SRT) que acu­sa a quie­nes mane­jan el orga­nis­mo de ser macris­tas «reci­cla­dos» y de subir­se los sala­rios en ple­na cri­sis sanitaria.

«En ple­na pan­de­mia mun­dial, algu­nos fun­cio­na­rios reci­cla­dos de Cam­bie­mos siguen aumen­tán­do­se el suel­do y otor­gan­do ascen­sos de cate­go­rías para una mino­ría, sin un cri­te­rio cla­ro a la vis­ta y como se dice vul­gar­men­te, ´a dedo´», seña­ló un comu­ni­ca­do que los esta­ta­les le hicie­ron lle­gar a InfoGremiales.

«La pos­ter­ga­ción de la carre­ra admi­nis­tra­ti­va y la ´ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción´ de los capri­chos per­so­na­les y arre­glos cor­po­ra­ti­vos ´ocul­tos´ para defi­nir la polí­ti­ca sala­rial del orga­nis­mo, es un fla­ge­lo de lar­ga data que vio­len­ta la nor­ma­ti­va del Esta­do, pero que se ha pro­fun­di­za­do duran­te los cua­tro años de la ges­tión de Gus­ta­vo Morón, aún al man­do de la SRT», espe­ci­fi­can los emplea­dos públicos.

Los tra­ba­ja­do­res denun­cia­ron en «el aumen­to dis­cre­cio­nal y sin con­sul­ta ni orden de méri­tos de los suel­dos de los fun­cio­na­rios jerár­qui­cos» y «aumen­tos de suel­do y cam­bios de cate­go­rías para emplea­dos afi­nes a la con­duc­ción del orga­nis­mo y fun­cio­na­rios macris­tas resilientes».

«El macris­mo dejó de gober­nar el 10 de diciem­bre de 2019 y debe ter­mi­nar en la SRT para recu­pe­rar la dig­ni­dad de sus pro­pios tra­ba­ja­do­res y vol­ver a poner­la al ser­vi­cio de los tra­ba­ja­do­res de la patria», concluyeron.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Para no entor­pe­cer la ayu­da esta­tal, Moro­ni con­ge­la por 6 meses el regis­tro de emplea­do­res con san­cio­nes laborales

Para no entorpecer la ayuda estatal, Moroni congela por 6 meses el registro de empleadores con sanciones laborales

El Minis­te­rio de Tra­ba­jo sus­pen­dió hoy, por el tér­mino de 180 días, la incor­po­ra­ción o per­ma­nen­cia de emplea­do­res en el Regis­tro Públi­co de Emplea­do­res con San­cio­nes Labo­ra­les (REPSAL), con el fin de evi­tar que pier­dan bene­fi­cios dis­pues­tos por el Esta­do Nacional.27/04/2020 09:22:00

«La actual inclu­sión y per­ma­nen­cia de emplea­do­res en el REPSAL impli­ca la impo­si­bi­li­dad de éstos para acce­der a las asis­ten­cias, sub­si­dios, cré­di­tos o bene­fi­cios dis­pues­tos por el Gobierno Nacio­nal, en el mar­co de la emer­gen­cia sani­ta­ria decla­ra­da, a efec­tos de mori­ge­rar su impac­to sobre los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y el empleo», de acuer­do con una reso­lu­ción publi­ca­da en el Bole­tín Oficial.

Así, que­dó sus­pen­di­do por 180 días corri­dos -con­ta­dos a par­tir de este lunes- los efec­tos y pla­zos de per­ma­nen­cia de los emplea­do­res inclui­dos en el REPSAL, como así tam­bién la incor­po­ra­ción de emplea­do­res a ese Registro.

El Poder Eje­cu­ti­vo recor­dó que el REPSAL se creó median­te la Ley N° 26.940, en el que se inclu­yen y publi­can deter­mi­nas san­cio­nes fir­mes apli­ca­das a los emplea­do­res por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, la AFIP, las auto­ri­da­des pro­vin­cia­les y de la Ciu­dad Autó­no­ma de Bue­nos Aires, por el Regis­tro Nacio­nal de Tra­ba­ja­do­res y Emplea­do­res Agra­rios (RENATEA), y por la Super­in­ten­den­cia de Ries­gos del Tra­ba­jo (SRT).

Los emplea­do­res san­cio­na­dos, mien­tras per­ma­ne­cen incor­po­ra­dos en el Regis­tro, entre otras inha­bi­li­ta­cio­nes no pue­den acce­der a los pro­gra­mas, accio­nes asis­ten­cia­les o de fomen­to, bene­fi­cios o sub­si­dios admi­nis­tra­dos, imple­men­ta­dos o finan­cia­dos por el Esta­do nacio­nal, ni a líneas de cré­di­to otor­ga­das por las ins­ti­tu­cio­nes ban­ca­rias públicas.

«En aten­ción a los efec­tos nega­ti­vos que se pro­yec­tan sobre las dis­tin­tas acti­vi­da­des de la eco­no­mía nacio­nal deri­va­dos de la emer­gen­cia sani­ta­ria y de las medi­das públi­cas adop­ta­das en su con­se­cuen­cia, devie­ne impres­cin­di­ble la limi­ta­ción tran­si­to­ria de algu­nos de los efec­tos resul­tan­tes del régi­men esta­tui­do por la Ley 26.940, en tan­to res­trin­gen el acce­so a ins­tru­men­tos de cré­di­to que posi­bi­li­ten la con­ti­nui­dad de la empre­sa y el pago de sala­rios a los tra­ba­ja­do­res», jus­ti­fi­có el Minis­te­rio de Trabajo.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la salud toma­ron las calles en Salta

Enfer­me­ros, enfer­me­ras, médi­cos, prac­ti­can­tes y otros tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la salud se movi­li­za­ron fren­te al hos­pi­tal Señor del Mila­gro | Foto: FM Capital.

Sobre el ende­ble sis­te­ma de salud de la pro­vin­cia de Sal­ta sur­gió un agra­va­mien­to de sus pre­ca­rias con­di­cio­nes, a par­tir del adve­ni­mien­to de la pan­de­mia del Covid-19. Los des­ati­nos no tar­da­ron en pre­sen­tar­se. Uno de ellos fue brin­dar la indu­men­ta­ria ade­cua­da para hacer fren­te a la pan­de­mia de for­ma esca­sa y fal­tan­te al per­so­nal sani­ta­rio. Otro fue la publi­ca­ción de un memo­ran­do que infor­mó, a modo de res­guar­do, que el Esta­do sal­te­ño no sería res­pon­sa­ble sobre aque­llos pro­fe­sio­na­les de la salud que no posean los casi nulos ele­men­tos pro­por­cio­na­dos por el gobierno en caso de que se con­trai­ga la infec­ción. En res­pues­ta, los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras irrum­pie­ron en las calles para denun­ciar la arbi­tra­rie­dad. De no haber solu­ción, el plan de lucha con­ti­nua­rá. Por Máxi­mo Paz, para ANRed.


Tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la salud de la pro­vin­cia de Sal­ta die­ron un paso más en su recla­mo y con­cre­ta­ron una sos­te­ni­da mani­fes­ta­ción que con­ver­gió en un cor­te de calle fren­te al hos­pi­tal Señor del Mila­gro. Como apa­re­ce en la mayo­ría de las juris­dic­cio­nes del país, la moti­va­ción de la expo­si­ción del per­so­nal de la salud sal­te­ño se basó en el pedi­do de mate­rial bio­sa­ni­ta­rio de cali­dad y en núme­ro, a fin de ate­nuar los ries­gos extre­mos que impli­ca hacer fren­te al virus Covid-19 den­tro de una uni­dad sani­ta­ria.

Quie­nes par­ti­ci­pa­ron de la medi­da de fuer­za pro­vi­nie­ron des­de los hos­pi­ta­les San Ber­nar­doPapa Fran­cis­coMaterno Infan­til y dis­tin­tos cen­tros de salud. Des­de el día cero del arri­bo de la pes­te, no hubo por par­te de las auto­ri­da­des esta­ta­les sal­te­ñas una repues­ta efi­caz y satis­fac­to­ria para el per­so­nal sani­ta­rio y su labor esen­cial. La pro­tes­ta rea­li­za­da el vier­nes pasa­do repre­sen­ta otra esca­la­da, sobre un con­flic­to cuyas trac­cio­nes pro­vie­nen des­de que comen­zó la pan­de­mia, más allá de las his­tó­ri­cas falen­cias que cru­zan al sis­te­ma de salud esta­tal pro­vin­cial y nacional.

De acuer­do a como fue­ron rela­ta­dos los acon­te­ci­mien­tos, los repre­sen­tan­tes del gobierno die­ron lugar al repar­to de algu­nos insu­mos sani­ta­rios, aun­que insu­fi­cien­tes. A su vez, el cuer­po pro­fe­sio­nal, ante la reali­dad, deci­dió la con­fec­ción de indu­men­ta­ria e ins­tru­men­tos de for­ma pro­pia, o a par­tir de dona­cio­nes. Pero la acción asu­mió su lími­te cuan­do des­de el esta­do pro­vin­cial y el Minis­te­rio de Salud pro­vin­cial publi­ca­ron un memo­ran­do, dón­de anun­cia­ron que sólo los uni­for­mes apro­ba­dos y con­tro­la­dos por la ANMAT (Admi­nis­tra­ción Nacio­nal de Medi­ca­men­tos, Ali­men­tos y Tec­no­lo­gía Médi­ca) tenían vali­dez en la acción pro­fe­sio­nal, lo cual, ante algún infor­tu­nio en caso de con­ta­gio, la admi­nis­tra­ción eje­cu­ti­va sal­te­ña se des­lin­da­ba por com­ple­to de res­pon­sa­bi­li­dad algu­na si el con­ta­gia­do o con­ta­gia­da no tuvie­ra pues­to el esca­so mate­rial.

La afec­ta­ción tam­bién recae­ría sobre el per­so­nal que figu­ra en cali­dad de con­tra­ta­da en los cen­tros médi­cos públi­cos y, por lo tan­to, al mar­gen de la cate­go­ría de plan­ta per­ma­nen­te. A ello se le suman las ame­na­zas de las Ase­gu­ra­do­ras de Ries­go de Tra­ba­jo (ART), quie­nes entien­den que su cober­tu­ra no lle­ga a los con­tra­ta­dos, pero, a su vez, la cor­po­ra­ción ase­gu­ra­do­ra dejó en cla­ro que no bene­fi­cia­rán a algún afec­ta­do de plan­ta per­ma­nen­te que no pue­da pro­bar que con­ta­ba, al momen­to del con­ta­gio, con el uni­for­me apro­ba­do por ANMAT.

La con­tro­ver­sia entre los tra­ba­ja­do­res y el gobierno por la astu­ta medi­da ofi­cial cre­ció, mien­tras dis­tin­tos fun­cio­na­rios hos­pi­ta­la­rios pre­sen­ta­ron su renun­cia inde­cli­na­ble. Tales son los casos del que fue­ra res­pon­sa­ble de urgen­cias del hos­pi­tal Joa­quín V. Gon­zá­lez y el geren­te gene­ral del Mos­co­ni.

El día miér­co­les pasa­do, una asam­blea de los tra­ba­ja­do­res expu­so de for­ma con­tun­den­te los esta­dos deplo­ra­bles del sis­te­ma sani­ta­rio pro­vin­cial y la fal­ta exas­pe­ran­te de mate­rial para hacer fren­te a la pandemia.

La deci­sión sobre la acción de la jor­na­da de lucha per­pe­tra­da fue en ese sen­ti­do. Alre­de­dor de las 8 de la maña­na del vier­nes, los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de hos­pi­ta­les, salas asis­ten­cia­les y cen­tros de salud con­cen­tra­ron sobre la cén­tri­ca ave­ni­da Sar­mien­to para ini­ciar su mar­cha.

Foto: El Tribuno

Enfer­me­ros, enfer­me­ras, asis­ten­tes, médi­cos, médi­cas y prac­ti­can­tes de los dis­tin­tos cen­tros de salud, pro­te­gi­dos con bar­bi­jos, pisa­ron la calle y apor­ta­ron su dis­con­for­mi­dad con­sien­te, expre­sa­da a tra­vés de pan­car­tas, cán­ti­cos y con­sig­nas de lucha enun­cia­da por alta­vo­ces. Los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras admi­nis­tra­ti­vas de los dis­tin­tos cen­tros tam­bién apo­ya­ron el pedi­do de la fal­ta sis­te­má­ti­ca de mate­rial qui­rúr­gi­co, cofias, batas, cami­so­li­nes, mame­lu­cos y botas.

“No esta­mos pidien­do algo que no se sepa, esta­mos pidien­do que se nos dé lo que nos hace fal­ta sim­ple­men­te para pro­te­ger­nos, no sólo noso­tros, sino tam­bién a todo el equi­po de salud y a tra­vés de ellos pro­te­ger a la comu­ni­dad que vie­ne”, dijo en ple­na mar­cha un refe­ren­te de la manifestación.

La denun­cia públi­ca, arma his­tó­ri­ca de los tra­ba­ja­do­res en des­ven­ta­ja, pudo cons­truir en la jor­na­da de lucha un canal de comu­ni­ca­ción entre el per­so­nal sani­ta­rio y la socie­dad sal­te­ña. Por caso, se pudo dar a infor­mar que las y los tra­ba­ja­do­res sani­ta­rios de la pro­vin­cia con­ta­bi­li­za­ban el abor­da­je de, al menos, 152 casos sos­pe­cho­sos de coro­na­vi­rus sin con­tar con los recau­dos míni­mos nece­sa­rios para evi­tar el con­ta­gio.

La mag­ni­tud del hecho con­cre­tó la visi­ta inme­dia­ta del secre­ta­rio gene­ral de la gober­na­ción de Sal­ta, Matías Posa­das, en las ins­ta­la­cio­nes del hos­pi­tal Señor del Mila­gro, lugar don­de se lle­va­ba ade­lan­te el cor­te de calle. Allí, el fun­cio­na­rio ase­gu­ró que pro­vee­rá de los insu­mos nece­sa­rios que se requie­ren y que tam­bién se brin­da­rá infor­ma­ción pre­ci­sa al per­so­nal de salud acer­ca de lo que se posee en stock y de los insu­mos que se adquirirán.

Lue­go de la jor­na­da del vier­nes fren­te al hos­pi­tal del Mila­gro, don­de la acción direc­ta pudo lograr la visi­ta ofi­cial del secre­ta­rio guber­na­men­tal Matías Posa­das, y su inme­dia­to com­pro­mi­so a pro­veer el mate­rial sani­ta­rio reque­ri­do, los tra­ba­ja­do­res tie­nen pre­vis­to la pre­sen­ta­ción de un ampa­ro judi­cial, si has­ta este lunes la car­te­ra sani­ta­ria no pro­vee con lo pro­me­ti­do y que corres­pon­de.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Recla­mos de coope­ra­ti­vas de tra­ba­jo por fal­ta de ayu­da del Estado

La asis­ten­cia eco­nó­mi­ca lle­ga a pymes y emplea­dos, pero no alcan­za al tra­ba­jo auto­ges­tio­na­do ni a sus inte­gran­tes, advier­ten en el sec­tor que ocu­pa a 140 mil personas.

Por Jonathan Raed

Las medi­das de asis­ten­cia eco­nó­mi­ca que el gobierno ha toma­do en el mar­co de la cri­sis sani­ta­ria pro­duc­to de la pan­de­mia del coro­na­vi­rus, son esqui­vas al uni­ver­so de las coope­ra­ti­vas de tra­ba­jo, que a su vez vie­ne de atra­ve­sar cua­tro años muy duros pro­duc­to de las polí­ti­cas eco­nó­mi­cas del gobierno anterior.

“Aplau­di­mos las medi­das que se toma­ron para los sec­to­res más vul­ne­ra­bles. Pero la situa­ción es de extre­ma preo­cu­pa­ción por­que enten­de­mos que el sec­tor ha espe­ra­do un tiem­po pru­den­cial por polí­ti­cas que bene­fi­cien a 140 mil tra­ba­ja­do­res de todo el país, que hoy están pos­ter­ga­dos”, apun­tó Rami­ro Mar­tí­nez, pre­si­den­te de Con­fe­de­ra­ción Argen­ti­na de Tra­ba­ja­do­res Coope­ra­ti­vos Aso­cia­dos (Conar­co­op), que nuclea a 12.500 tra­ba­ja­do­res auto­ges­tio­na­dos de 11 fede­ra­cio­nes en 16 provincias.

“No acce­de­mos al cré­di­to por­que no somos una empre­sa de capi­tal. No es una dis­cu­sión nue­va, pero en este momen­to de cri­sis se exa­cer­ba. Que­re­mos enten­der que en esta coyun­tu­ra de cri­sis hay otras prio­ri­da­des. Hoy sali­mos a plan­tear esto públi­ca­men­te por­que ya no tene­mos más tiem­po y la situa­ción es deses­pe­ran­te”, advir­tió Martínez.

Fede­ri­co Tona­re­lli, vice­pre­si­den­te de la coope­ra­ti­va que con­du­ce el Hotel Bauen y pre­si­den­te de la Fede­ra­ción Argen­ti­na de Coope­ra­ti­vas de Tra­ba­ja­dorxs Auto­ges­tio­nadxs (Fac­ta), apun­tó: “Hay alguien que no ter­mi­na de enten­der que el tra­ba­jo no solo es regis­tra­do o autó­no­mo, sino que es tam­bién tra­ba­jo aso­cia­do en coope­ra­ti­vas. Este sec­tor es un esla­bón muy impor­tan­te en la cade­na de pro­duc­ción y es tam­bién don­de no se des­pi­de tra­ba­ja­do­res, no se fuga dine­ro y se rein­vier­te per­ma­nen­te­men­te. El recla­mo tie­ne que ver con eso”.

La situa­ción del Hotel Bauen en par­ti­cu­lar es tam­bién deli­ca­da. “Esta­mos cerra­dos des­de el 20 de mar­zo, con fac­tu­ra­ción cero y gene­ran­do una deu­da muy impor­tan­te de pro­vee­do­res y ser­vi­cios, entre otros. El hotel está recon­tra com­pli­ca­do”, afir­mó Tonarelli.

Medi­das que no llegan

El gobierno nacio­nal tomó dis­tin­tas medi­das de ali­vio a las pymes y para los tra­ba­ja­do­res, pero pocas de ellas lle­gan a las coope­ra­ti­vas de trabajo.

Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia (IFE). Es de ges­tión indi­vi­dual y no es com­pa­ti­ble con otros bene­fi­cios como el Sala­rio Social Com­ple­men­ta­rio (SSC). Tam­po­co se exi­mió del pago del mono­tri­bu­to­de ese mes. Al ser un ingre­so fami­liar, si el coope­ra­ti­vis­ta tie­ne un fami­liar con tra­ba­jo regis­tra­do, tam­po­co pue­de acceder.

Cré­di­tos con tasas al 24 por cien­to. Como el pro­pio pre­si­den­te Fer­nán­dez asu­mió, los ban­cos fue­ron reti­cen­tes a otor­gar­los. Al mar­gen de esto, son cré­di­tos que se otor­gan a par­tir de la plan­ti­lla de sala­rio y en las coope­ra­ti­vas no hay emplea­dor y no hay sala­rios, sino reti­ros. Por tan­to, no aplican.

Com­ple­men­to sala­rial a los emplea­do­res. Ocu­rre algo simi­lar que en el pun­to ante­rior. Como no está con­tem­pla­da la figu­ra de coope­ra­ti­va de tra­ba­jo, el pro­gra­ma no las alcan­za. “Debe­ría estar taxa­ti­va­men­te en el decre­to la figu­ra de la coope­ra­ti­va de tra­ba­jo. Se las debe­ría asis­tir para pagar reti­ros, de la mis­ma for­ma que al emplea­dor para pagar sala­rios”, advir­tió Tonarelli.

Línea 1 del Pro­gra­ma de Tra­ba­jo Auto­ges­tio­na­do (PTA). El sub­si­dio, de $ 6500, es incom­pa­ti­ble con asig­na­cio­nes fami­lia­res, por lo cual muchos coope­ra­ti­vis­tas des­car­tan inscribirse.

Cré­di­tos a tasa cero para mono­tri­bu­tis­tas. La opción es via­ble pero, al igual que el IFE, es indi­vi­dual. Ade­más, no es com­pa­ti­ble con el IFE. “Cómo hacés para decir­le a 100 aso­cia­dos que saquen cré­di­tos per­so­na­les y los pon­gan como capi­tal de tra­ba­jo en las coope­ra­ti­vas”, se pre­gun­tó Tonarelli.

Pos­ter­ga­ción del pago de fac­tu­ras de ser­vi­cios públi­cos y de alqui­le­res. Sí alcan­za a las coope­ra­ti­vas. La preo­cu­pa­ción radi­ca en qué pasa­rá lue­go del 30 de sep­tiem­bre, cuan­do debe­ría pagar­se la deu­da acu­mu­la­da en un pla­zo de seis meses.Deci­sio­nes en el Inaes

El Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Aso­cia­ti­vis­mo y Eco­no­mía Social (Inaes) anun­ció una serie de medi­das diri­gi­das al sec­tor de las coope­ra­ti­vas y mutua­les que fue­ron publi­ca­das en el Bole­tín Ofi­cial entre el jue­ves y vier­nes pasa­dos. Por caso, la Reso­lu­ción 1442020 auto­ri­za a las coope­ra­ti­vas y mutua­les a uti­li­zar “todo o par­te del Fon­do de Edu­ca­ción y Capa­ci­ta­ción Coope­ra­ti­va”, en pro­yec­tos pro­pios o accio­nes aso­cia­ti­vas con ter­ce­ros “con des­tino espe­cí­fi­co a paliar nece­si­da­des ori­gi­na­das por la pan­de­mia de COVID-19”.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Ciu­dad de Bue­nos Aires

La CTA de los Tra­ba­ja­do­res denun­cia la com­pra de equi­pa­mien­to repre­si­vo por par­te del Gobierno de la Ciudad

La CTA de los Tra­ba­ja­do­res denun­ció una com­pra millo­na­ria en equi­pa­mien­to repre­si­vo por par­te del Gobierno de la Ciu­dad de Bue­nos Aires. El jefe de Gobierno Por­te­ño apu­ró su com­pra en medio de un esce­na­rio com­ple­jo pro­duc­to de la pandemia.

Policía de la Ciudad

Foto: Anred

En un duro comu­ni­ca­do, la CTA de los Tra­ba­ja­do­res denun­ció la com­pra por 52 millo­nes de pesos en equi­pa­mien­to repre­si­vo que inclu­yen 150 mil car­tu­chos anti­dis­tur­bios, 1.000 car­tu­chos de gas lacri­mó­geno, 2.000 gra­na­das de mano con gas lacri­mó­geno y 2.915 gra­na­das de humo . El gas­to se hizo antes de que la Legis­la­tu­ra Por­te­ña sus­pen­da los gas­tos que no estén liga­dos a la pandemia.

Esta com­pra se suma a la recien­te crea­ción de la Divi­sión de Inter­ven­ción Rápi­da de la Poli­cía de Ciu­dad (DIR). Des­de la CTA denun­cia­ron que “Larre­ta pre­ten­de resol­ver la cri­sis gene­ra­da por el Coro­na­vi­rus con gases y balas”.

La denun­cia da cuen­ta del con­ge­la­mien­to de las Asig­na­cio­nes Fami­lia­res y el pre­su­pues­to de los come­do­res, situa­ción que com­pli­ca aún más a los sec­to­res más vul­ne­ra­bles. Pone de mani­fies­to ade­más que el Gobierno de la Ciu­dad “nie­ga ele­men­tos de pro­fi­la­xis a tra­ba­ja­dorxs de la salud y la edu­ca­ción que atien­den la pandemia”.

En el docu­men­to difun­di­do el 23 de abril, la CTA le exi­ge al Gobierno de la Ciu­dad de Bue­nos Aires pre­si­di­do por Hora­cio Rodrí­guez Larre­ta, que “ase­gu­re los recur­sos para adqui­rir los insu­mos nece­sa­rios tan­to para aten­der las nece­si­da­des sani­ta­rias de la pobla­ción de CABA como para cui­dar a los tra­ba­ja­do­res y las tra­ba­ja­do­ras excep­tua­dos del aislamiento”.

El recla­mo se suma a las denun­cias for­mu­la­das días atrás por dis­tin­tos orga­nis­mos de DDHH y deja al des­nu­do el pro­ce­der del dis­tri­to mane­ja­do por la alian­za Jun­tos por el Cambio.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

El tele­tra­ba­jo aumen­ta la pro­duc­ti­vi­dad pero tam­bién gene­ra nue­vos pro­ble­mas laborales

Por Redac­ción EDA –

Una de las con­se­cuen­cias de la cua­ren­te­na obli­ga­to­ria que ya lle­va más de un mes es la con­so­li­da­ción del tra­ba­jo a dis­tan­cia para toda una serie de acti­vi­da­des, inclu­yen­do docen­cia, tra­ba­jos admi­nis­tra­ti­vos, inves­ti­ga­ción aca­dé­mi­ca, perio­dis­mo y muchas otras. Una recien­te encues­ta de la con­sul­to­ra Adec­co seña­la que sólo el 25% de las per­so­nas que debie­ron pasar al “home wor­king” pre­fe­ri­rían pasar a esa moda­li­dad de for­ma per­ma­nen­te. La ten­den­cia, ade­más, es mun­dial y gran­des empre­sas están con­fir­man­do el aho­rro que les gene­ra esta nue­va ten­den­cia, por lo que se espe­ra que con el fin de la pan­de­mia haya un fuer­te cre­ci­mien­to de este tipo de esta moda­li­dad labo­ral, que si bien vie­ne cre­cien­do pau­la­ti­na­men­te hace años aho­ra dará un fuer­te salto.

El rele­va­mien­to de Adec­co sobre 4500 tra­ba­ja­do­res que pasa­ron a cum­plir sus tareas onli­ne des­de sus hoga­res mues­tra que para el 56% de los encues­ta­dos este tipo de moda­li­dad es una nove­dad, mien­tras que el res­to ya la apli­ca­ba even­tual­men­te. Un 56% del total sos­tu­vo que pre­fe­ri­ría hace home offi­ce sólo algu­nos días de la sema­na, un 25% opta­ría por un esque­ma per­ma­nen­te y otro 19% sigue que­dán­do­se con el tra­ba­jo en la ofi­ci­na o lugar habi­tual de desempeño.

En cuan­to a la como­di­dad del tra­ba­jo hoga­re­ño, un 68% con­fir­mó que se cam­bia de ropa para empe­zar a tra­ba­jar, dejan­do de lado el pija­ma o la ropa de dor­mir, mien­tras que un 18% reco­no­ció que se que­da con esas pren­das y un sor­pren­den­te 14% afir­mó cam­biar­se como si fue­ra a tra­ba­jar a la ofi­ci­na. El 47% de los encues­ta­dos seña­ló que cuen­ta con un espa­cio de tra­ba­jo cómo­do, como un escri­to­rio pre­pa­ra­do a tal fin, mien­tras que un 31% uti­li­za algu­na mesa don­de haya espa­cio, un 17% usa cual­quier espa­cio de la casa que le resul­te útil y el 4% tra­ba­ja des­de la cama o un sillón.

En lo que hace a la pro­duc­ti­vi­dad, un 42% afir­mó dedi­car más horas al tra­ba­jo en la moda­li­dad hoga­re­ña, otro 40% ase­gu­ra cum­plir la mis­ma can­ti­dad de horas y sólo un 18% dice tra­ba­jar menos horas. El 60% de los nue­vos tra­ba­ja­do­res a dis­tan­cia está conec­ta­do con su equi­po de tra­ba­jo habi­tual duran­te esta cua­ren­te­na, el 31% se conec­ta con ellos solo cuan­do es nece­sa­rio y un 2% no logra man­te­ner una bue­na comu­ni­ca­ción a dis­tan­cia. 6 de cada 10 encues­ta­dos mani­fies­tan tra­ba­jar más rela­ja­dos des­de su casa, para el 28% es lo mis­mo y un 11% cree que tra­ba­jar des­de el hogar es más estresante.

Casi la mitad de los encues­ta­dos (45%) reco­no­ció comer más duran­te el tra­ba­jo en casa, pero el 75% sos­tie­ne que pue­de imple­men­tar una ali­men­ta­ción más sana. El 40% afir­ma sos­te­ner sus ruti­nas de acti­vi­dad físi­ca, mien­tras que un 38% las aban­do­nó (el 22% ya no las hacía pre­via­men­te). El 48% con­si­de­ra haber logra­do un equi­li­bro entre su tra­ba­jo y la vida fami­liar, un 31% afir­ma que esto depen­de del día y un 21% con­si­de­ra casi impo­si­ble hacer­lo.
En rela­ción con la cua­ren­te­na obli­ga­to­ria, el 90% está de acuer­do con las medi­das toma­das por el gobierno, pero las opi­nio­nes se divi­den al ser con­sul­ta­dos por has­ta don­de con­si­de­ran que se va a exten­der la medi­da: un 38% cree que dura­rá entre 30 y 60 días, un 33% entre 15 y 30 días, un 25% que serán más de 60 días y un 3% menos de 15 días.

A nivel inter­na­cio­nal algu­nos estu­dios seña­lan que la pro­duc­ti­vi­dad aumen­tó un 28% con el home offi­ce, un esce­na­rio en el que las empre­sas goba­les anti­ci­pan que podrían redu­cir en has­ta un millón de metros cua­dra­dos sus espa­cios de ofi­ci­na, lo que les per­mi­ti­ría aho­rrar millo­nes en infra­es­truc­tu­ra, ser­vi­cios, segu­ri­dad, lim­pie­za o ame­ni­ties. En con­tras­te, los ser­vi­cios hoga­re­ños de los tra­ba­ja­do­res a dis­tan­cia aumen­tan en pro­me­dio un 30%. Pero el pro­ble­ma no está sólo en el nivel de gas­tos, sino que la ten­den­cia con­so­li­da­da por la pan­de­mia tam­bién favo­re­ce­ría una pre­ca­ri­za­ción labo­ral en la que la rela­ción de depen­den­cia que­da­ría más dilui­da y fomen­ta­ría la fac­tu­ra­ción como free­lan­ce (en una ube­ri­za­ción labo­ral gene­ra­li­za­da don­de las empre­sas no reco­no­cen res­pon­sa­bi­li­da­des). Otro gran tema es el del impac­to psi­co­ló­gi­co para los tele­tra­ba­ja­do­res, por la impo­si­bi­li­dad de sepa­rar las horas de tra­ba­jo de las hoga­re­ñas en un des­di­bu­ja­mien­to de los tur­nos labo­ra­les que lle­va a estar pen­dien­te de las exi­gen­cias de tra­ba­jo las 24 horas.

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Dife­ren­cias entre los gre­mios esta­ta­les por la vuel­ta al tra­ba­jo y los des­cuen­tos sala­ria­les que UPCN aceptaría

Mien­tras el Gobierno nacio­nal y los pro­vin­cia­les comien­zan a dar pasos hacia una sali­da admi­nis­tra­da de la cua­ren­te­na, con dis­tri­tos en los que ya empe­za­ron a reto­mar­se pau­la­ti­na­men­te dis­tin­tas acti­vi­da­des pro­duc­ti­vas, los prin­ci­pa­les sin­di­ca­tos de tra­ba­ja­do­res del Esta­do, Unión del Per­so­nal Civil de la Nación (UPCN) y Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res del Esta­do (ATE), han pues­to de mani­fies­to sus dife­ren­cias res­pec­to del rit­mo de recu­pe­ra­ción de tareas de los tra­ba­ja­do­res públicos.

Andrés Rodrí­guez, el titu­lar de UPCN, plan­tea que “con pro­tec­ción, se pue­da empe­zar a reto­mar casi toda la acti­vi­dad en el Esta­do”. En caso de que esta vuel­ta al tra­ba­jo se pos­ter­gue, el diri­gen­te ve el ries­go de que se con­so­li­de el tra­ba­jo a dis­tan­cia y esto deri­ve en más pre­ca­ri­za­ción labo­ral: “Maña­na nos van a pre­ca­ri­zar el tra­ba­jo. Pue­den decir que el tele­tra­ba­jo fun­cio­na bien y que hay que seguir las tareas en casa. Pero ahí comien­zan a per­der­se dere­chos por­que se gene­ran hora­rios abu­si­vos, se ter­mi­na el pre­sen­tis­mo y la gen­te es más fácil de echar”.

El gre­mia­lis­ta recor­dó que en el Comi­té de Cri­sis (que reu­nió a fun­cio­na­rios, sin­di­ca­lis­tas y empre­sa­rios) de ini­cios de abril se plan­teó que “podía­mos deter­mi­nar un por­cen­ta­je de tra­ba­ja­do­res que retor­ne a sus espa­cios físi­cos de tra­ba­jo con una serie de con­di­cio­nes”, entre ellas que se garan­ti­ce la dis­tan­cia social, se imple­men­ten hora­rios redu­ci­dos y se pro­vean sis­te­mas de pro­tec­ción para los tra­ba­ja­do­res. Y aña­dió: “Pero la cua­ren­te­na se exten­dió, se libe­ra­ron algu­nas acti­vi­da­des de a poco y la idea es que, con pro­tec­ción, se pue­da empe­zar a reto­mar casi toda la acti­vi­dad en el Esta­do”. Rodrí­guez tam­bién cues­tio­nó la posi­ción de ATE nacio­nal denun­cian­do que “hacen popu­lis­mo y creen que dicién­do­le que se que­de en la casa la gen­te va estar más cómoda”.

Por su par­te, el secre­ta­rio adjun­to de ATE Rodol­fo Aguiar, con­si­de­ró “irres­pon­sa­ble” esta posi­ción y la expli­có por “la impe­rio­sa nece­si­dad de con­gra­ciar­se a cual­quier pre­cio con el Gobierno, aun­que sea a cos­ta de la salud de los tra­ba­ja­do­res del Esta­do”. “No pode­mos vol­ver incon­di­cio­nal­men­te a las ofi­ci­nas como si nada hubie­ra pasa­do, ya que hay fun­cio­na­rios que no apro­ve­cha­ron la cua­ren­te­na para hacer las refor­mas que garan­ti­cen un tra­ba­jo segu­ro”, afir­mó. Lue­go acla­ró que ATE no se opo­ne a que “se reto­men gra­dual­men­te las tareas en la admi­nis­tra­ción públi­ca nacio­nal, pero con la pre­via inter­ven­ción de la CYMAT, que es la Comi­sión de Con­di­cio­nes y Medio Ambien­te de Tra­ba­jo, que garan­ti­za que en cada depen­den­cia esta­tal se res­pe­ten las nor­mas de segu­ri­dad y la pro­vi­sión de ele­men­tos de pro­tec­ción personal”.

Daniel Cata­lano, líder de ATE Capi­tal (enfren­ta­do con la direc­ción nacio­nal del gre­mio), ter­ció para coin­ci­dir par­cial­men­te con UPCN, suman­do la nece­si­dad de sumar­se a las tareas de ayu­da esta­tal: “Rodrí­guez tie­ne razón en su plan­teo. Hay que ir gene­ran­do las con­di­cio­nes para que la gen­te vuel­va pau­la­ti­na­men­te a tra­ba­jar. Aguiar está bus­can­do dife­ren­ciar­se de UPCN, pero este no es el momen­to de pole­mi­zar con un líder sin­di­cal. Hay que tra­tar de que la pan­de­mia no mate a nues­tra pobla­ción y tene­mos que poner al Esta­do en fun­cio­na­mien­to para ayu­dar al otro”. De todos modos, acla­ró: “No creo que en el Esta­do ten­ga­mos esa situa­ción, pero es impor­tan­te que el Esta­do siga tenien­do una pre­sen­cia terri­to­rial que pue­da garan­ti­zar derechos”.

Res­pec­to de estas decla­ra­cio­nes del diri­gen­te de ATE Capi­tal, Aguiar con­si­de­ró: “Hay que ele­gir en qué vere­da se está: o el sin­di­ca­lis­mo repre­sen­ta los intere­ses de las patro­na­les o está preo­cu­pa­do por cam­biar un mun­do que nos está lle­van­do direc­ta­men­te a la muer­te, pero nun­ca fue­ron tiem­pos para un sin­di­ca­lis­mo de con­ci­lia­ción”.
Des­de los tres sec­to­res reco­no­cen que en la actua­li­dad el Esta­do fun­cio­na con una asis­ten­cia del 30% de los tra­ba­ja­do­res, aun­que con áreas como las de salud y segu­ri­dad que están al 100%. Tam­bién coin­ci­die­ron en que el Gobierno debe­ría con­vo­car a pari­ta­rias en mayo (ATE ade­más recla­ma tam­bién un bono para los que cobran suel­dos más bajos).

Por otro lado, Rodrí­guez, que tam­bién es secre­ta­rio Adjun­to de la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral del Tra­ba­jo, este lunes reali­zó decla­ra­cio­nes ava­lan­do una posi­ble reba­ja de sala­rios para algu­nas acti­vi­da­des: “La reba­ja de los suel­dos depen­de de las acti­vi­da­des. Una reba­ja sala­rial depen­de de las acti­vi­da­des. Es algo que no es uni­for­me”. Res­pec­to de la posi­bi­li­dad de que se apli­quen des­cuen­tos sala­ria­les en algu­nas áreas, insis­tió: “Si el 50% de los sala­rios lo res­pal­da el Esta­do y hay una ´cola­bo­ra­ción´ del sec­tor empre­sa­rio se pue­de lle­gar al 80%, que es la cifra que cir­cu­la en las char­las infor­ma­les. No me resul­ta irra­cio­nal una reba­ja de suel­do del 20% en la medi­da en la que sea pac­ta­do acti­vi­dad por actividad”

_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Luchas polí­ti­cas y socia­les en el mer­ca­do labo­ral. Inequi­da­des de género

Cui­da­do­ras del hogar: una tarea asig­na­da social­men­te a las mujeres

Las tareas domés­ti­cas y de cui­da­do recaen prin­ci­pal e his­tó­ri­ca­men­te en las muje­res. En Argen­ti­na alcan­za al 76 por cien­to. En su mayor par­te se tra­ta de tra­ba­jo no remunerado.

Por María Euge­nia Catalfamo *

Las cir­cuns­tan­cias han cam­bia­do y el mun­do ya no es el mis­mo a par­tir de la pro­pa­ga­ción del COVID-19. En algu­nos paí­ses como en Argen­ti­na se imple­men­tó el ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio como una for­ma de cui­dar­nos, cui­dar a quie­nes más ama­mos y a nues­tro pró­ji­mo. En otros, es sim­ple­men­te una reco­men­da­ción. Pero a fin de cuen­tas ambas medi­das pro­po­nen que­dar­nos en nues­tras casas y viven­ciar expe­rien­cias que nor­mal­men­te que­da­ban rele­ga­das por la vorá­gi­ne del día a día.

Tal es el caso de las tareas domés­ti­cas y de cuidado.Muchos estu­dios lo demues­tran, y todes pode­mos com­pro­bar­lo al inte­rior de nues­tros hoga­res, que se tra­ta de tareas que recaen prin­ci­pal e his­tó­ri­ca­men­te en las muje­res (el 76 por cien­to en la Argen­ti­na) y que, en su mayor par­te se tra­ta de tra­ba­jo no remunerado.

Nos ha cos­ta­do muchas luchas polí­ti­cas y socia­les lograr el acce­so de la mujer al mer­ca­do labo­ral. Aun­que aún per­sis­ten inequi­da­des de géne­ro, actual­men­te el 70% de ellas tie­ne un empleo fue­ra de su casa, algo que ya tene­mos naturalizado.

Sin embar­go, sigue que­dan­do en las som­bras el “doble tra­ba­jo” que recae de mane­ra asi­mé­tri­ca en las muje­res que tra­ba­jan y ade­más se ocu­pan de las tareas domés­ti­cas y de cui­da­do en sus hoga­res, sien­do una de las prin­ci­pa­les cau­sas de des­igual­dad que enfren­tan en el mun­do laboral.

Cuan­do exis­ten los medios eco­nó­mi­cos, estas tareas son dele­ga­das a otras per­so­nas. Según la OIT (Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo), el 93 por cien­to del tra­ba­jo domés­ti­co en Amé­ri­ca Lati­na es rea­li­za­do por muje­res; tra­ba­ja­do­ras sobre las que tam­bién sue­le recaer el cui­da­do de su pro­pio hogar.

Ade­más, la pan­de­mia del coro­na­vi­rus echó un haz de luz sobre la con­jun­ción del tra­ba­jo domés­ti­co, de cui­da­dos y la edu­ca­ción, ya que hoy por hoy quie­nes pue­den pagar­lo tie­nen que hacer­lo por sí mis­mos, coor­di­nan­do al mis­mo tiem­po con las tareas esco­la­res vir­tua­les de les niñes, expe­ri­men­tan­do en car­ne pro­pia el tiem­po y esfuer­zo que impli­ca rea­li­zar un tra­ba­jo no valo­ra­do social­men­te, pre­ca­ri­za­do ‑situa­ción que se exa­cer­bó en este con­tex­to- o sin remu­ne­rar y cul­tu­ral­men­te feminizado.

La cues­tión es cómo orga­ni­zar social­men­te estas tareas para des­ar­mar la des­igual­dad de géne­ro aso­cia­da a ellas.

En este sen­ti­do, el dise­ño e imple­men­ta­ción de polí­ti­cas esta­ta­les es inelu­di­ble para aten­der estas asi­me­trías. Des­de el Sena­do de la Nación, tra­ba­ja­mos hace ya más de un año, jun­to a la orga­ni­za­ción Eco­no­mía Femini(s)ta, en un pro­yec­to de ley para trans­for­mar las mora­to­rias des­ti­na­das a las amas de casa en una jubi­la­ción per­ma­nen­te y resar­cir, en algu­na medi­da, a todas esas muje­res que rea­li­za­ron duran­te años esta labor, que lle­va más de ocho horas al día, se desa­rro­lla los sie­te días de la sema­na y hoy muchos siguen lla­man­do “amor”.

Que­dar­se en casa, es cui­dar­se y cui­dar a quie­nes que­re­mos, cui­dar­nos entre todes. Una res­pon­sa­bi­li­dad social a la que sí pode­mos lla­mar amor y una posi­bi­li­dad de com­pren­der la dimen­sión del tra­ba­jo que impli­ca cui­dar y sos­te­ner el día a día de un hogar y, fun­da­men­tal­men­te, empa­ti­zar con las per­so­nas que se ocu­pan de ello.

Esta es la línea de tra­ba­jo que debe­mos pro­fun­di­zar des­de los dis­tin­tos sec­to­res esta­ta­les, con el obje­ti­vo de ampliar dere­chos y alcan­zar la ver­da­de­ra igualdad.

* Sena­do­ra Nacio­nal por San Luis.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *