Argen­ti­na. Los médi­cos cubanos

Por Alber­to Cer­da Espó­si­to, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 abril 2020

«Me estoy infor­man­do por la tele y un des­ta­ca­do médi­co pane­lis­ta del canal de los 60 años, se pre­gun­ta­ba en públi­co, para qué vie­nen los médi­cos cuba­nos, si acá tene­mos una medi­ci­na de excelencia? 
La refle­xión me sue­na a un inte­rro­gan­te sin­ce­ro, pero se mez­cla con un tin­te pre­jui­cio­so, y per­don Dr, tam­bién de igno­ran­cia. Soy médi­co for­ma­do en la mis­ma facul­tad que Ud y creo que somos con­tem­po­rá­neos. Conoz­co Cuba , ten­go ami­gos y sé de su his­to­ria pre y pos revo­lu­cio­na­ria. Tam­bién La Escue­la Lati­no­ame­ri­ca­na de Salud de la Haba­na, don­de se for­ma­ron cien­tos de médi­cos argen­ti­nos, que en otras épo­cas y tam­bién en las actua­les, no pudie­ron estu­diar acá.
Mi pri­me­ra obser­va­ción es la siguien­te: Ud y yo, cuán­to tiem­po tra­ba­ja­mos en las villas de emer­gen­cia o barria­das del conur­bano de Cór­do­ba, envia­dos por nues­tra que­ri­da facul­tad o lue­go por el Minis­te­rio de Salud de la provincia? 
Los libros son una cosa muy lin­da, pero in situ, maman­do la reali­dad , com­par­tién­do­la y trans­for­mán­do­la jun­to a sus habi­tan­tes, es muy dis­tin­to. Esa es la gran dife­ren­cia que tene­mos Ud y yo con los cole­gas cubanos. 
Ellos se for­ma­ron en MEDICINA SOCIAL, la que no tie­ne el signo pesos de zanaho­ria, sino el com­pro­mi­so SOLIDARIO, COMUNITARIO y TRANSFORMADOR como meta. Ellos cam­bia­ron radi­cal­men­te la pau­pé­rri­ma reali­dad que here­da­ron de siglos de saqueo por par­te de sus veci­nos del nor­te. Lue­go rema­ron con­tra el blo­queo cri­mi­nal a que fue­ron some­ti­dos por ele­gir otro des­tino, lo que los obli­gó a tener un nivel de con­cien­cia y com­pro­mi­so que Ud y yo no tene­mos ni nun­ca nece­si­ta­mos. La Salud Públi­ca cuba­na es un dere­cho adqui­ri­do con ran­go cons­ti­tu­cio­nal, que se cumple. 
Ade­más, por ideología,la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal es una pre­mi­sa. Cuán­tos médi­cos argen­ti­nos fue­ron a cola­bo­rar con­tra el ébo­la en Áfri­ca?, o a dar­les visión ocu­lar a los coyas, cho­los o aima­ras boli­via­nos? Amé­ri­ca cen­tral está sem­bra­do de médi­cos cuba­nos com­ba­tien­do las pes­tes que la pobre­za ori­gi­na. Cuán­tos médi­cos nues­tros están RADICADOS O POR LO MENOS ROTAN por el impe­ne­tra­ble cha­que­ño, en la puna, en el mon­te san­tia­gue­ño, en el ber­me­jo, pil­co­ma­yo o comu­ni­da­des sig­na­das por la con­ta­mi­na­ción productiva?etc,etc,etc. Noso­tros fui­mos for­ma­dos para vivir en ciu­da­des o cen­tros con como­di­da­des míni­mas y suel­dos de medio para arri­ba. Acla­ro que soy fer­vien­te defen­sor de lo públi­co y que luché y lucho por ello, pero se de las defi­cien­cias y los moti­vos por lo que somos dis­tin­tos a los cuba­nos. Ellos se for­man para una MEDICINA HUMANISTA y COMUNITARIA noso­tros en una INDIVIDUALISTA y MERCANTILISTA. 
Éste es el pres­ti­gio y el moti­vo por lo que los médi­cos cuba­nos son CONVOCADOS y reco­rren el mun­do. Si es que vie­nen, le pro­pon­go los invi­te a su pro­gra­ma y le ase­gu­ro que ten­drá una agra­da­ble sorpresa»

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *