Vene­zue­la. Entre­vis­ta exclu­si­va a Adán Chá­vez: «Fren­te a la pan­de­mia, el pue­blo de Vene­zue­la res­pon­de con civis­mo y pro­fun­do amor a la Patria»

Por Geral­di­na Colot­ti, Corres­pon­sal euro­pea de Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 de abril 2020

El pro­fe­sor Adán Chá­vez Frías, her­mano mayor del Coman­dan­te Eterno, no nece­si­ta pre­sen­ta­ción. Es Vice­pre­si­den­te de Asun­tos Inter­na­cio­na­les del Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la (PSUV), actual­men­te es emba­ja­dor de la Repú­bli­ca Boli­va­ria­na de Vene­zue­la en la Repú­bli­ca de Cuba y diri­ge el Ins­ti­tu­to de Altos estu­dios Hugo Chá­vez. Le agra­de­ce­mos por acep­tar res­pon­der nues­tras pre­gun­tas des­de La Habana.

¿Cómo ana­li­za esta pan­de­mia des­de Cuba?

Vivi­mos una coyun­tu­ra muy com­ple­ja para la huma­ni­dad, lo que ha moti­va­do a que en todo el mun­do se reali­cen esfuer­zos para enfren­tar este nue­vo coro­na­vi­rus, el Covid-19. Aho­ra, al eva­luar las dis­tin­tas for­mas en que ha sido abor­da­do el com­ba­te a esta pan­de­mia, pode­mos afir­mar que ha que­da­do demos­tra­da la inefi­cien­cia e invia­bi­li­dad de un mode­lo exclu­yen­te e injus­to que ago­ni­za: el capi­ta­lis­mo, que aca­bo con los sis­te­mas sani­ta­rios de aque­llos paí­ses que lo asumieron.

Por el con­tra­rio, el mode­lo socia­lis­ta, con su cla­ro acen­to en la gen­te, y en la soli­da­ri­dad como herra­mien­ta para com­ba­tir al Covid-19; ha demos­tra­do la valía de sus pre­cep­tos, sobre­po­nien­do a los cálcu­los eco­nó­mi­cos, la pre­ser­va­ción de la vida.

Uno de esos casos a resal­tar, ade­más de paí­ses como Chi­na y Rusia, es el de la her­ma­na Repú­bli­ca de Cuba; país que pese a ser víc­ti­ma, al igual que Vene­zue­la, de un cri­mi­nal blo­queo eco­nó­mi­co, finan­cie­ro y comer­cial por par­te del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano, sigue sien­do ejem­plo de huma­nis­mo e internacionalismo.

Has­ta el momen­to, Cuba ha des­ti­na­do 23 bri­ga­das de pro­fe­sio­na­les de la salud, del Con­tin­gen­te “Henry Reeve”, para sumar­se al esfuer­zo nacio­nal y local que se rea­li­za en 20 paí­ses del mun­do para com­ba­tir el Covid-19; cifra que se suma a las bri­ga­das de cola­bo­ra­ción médi­ca que man­tie­ne en 60 paí­ses, que tam­bién se han incor­po­ra­do al esfuer­zo de com­ba­tir esta enfer­me­dad, en don­de ya pres­tan sus ser­vi­cios Todo ello, sin des­cui­dar para nada la res­pon­sa­bi­li­dad de pro­te­ger a su Pueblo.

Lo pro­pio hace el Gobierno Boli­va­riano en favor de las vene­zo­la­nas y los vene­zo­la­nos, sin dis­tin­tos de nin­gu­na natu­ra­le­za y don­de quie­ra que se encuen­tren. Por ejem­plo, noso­tros acá en La Haba­na, aten­dien­do a las res­pon­sa­bi­li­da­des que tene­mos como repre­sen­tan­te diplo­má­ti­co de nues­tro país en la Isla, hemos esta­do aten­dien­do a aque­llas y aque­llos con­na­cio­na­les que, por dis­tin­tas razo­nes, se encuen­tran aún en Cuba; bue­na par­te de los cua­les hemos logra­do retor­nen al país; gra­cias al empe­ño del com­pa­ñe­ro Pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro, hijo de Chá­vez, de garan­ti­zar el regre­so a la Patria de éstas y éstos compatriotas.

Adán Chá­vez jun­to a Fidel Castro

¿Por qué Vene­zue­la, a pesar de todo el aco­so, está tenien­do éxi­to con el Covid-19?

Las vene­zo­la­nas y los vene­zo­la­nos hemos deci­di­do afron­tar esta bata­lla con res­pon­sa­bi­li­dad, dis­ci­pli­na y cons­cien­cia del deber social, como per­ma­nen­te­men­te lo hizo el líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, des­de los pri­me­ros momen­tos en que comen­zó a ges­tar­se nues­tro pro­yec­to revolucionario.

De mane­ra que, nues­tro Pue­blo ha res­pon­di­do con civis­mo y pro­fun­do amor a la Patria, al lla­ma­do a la cua­ren­te­na social, y ha segui­do al pie de la letra todas las direc­tri­ces ema­na­das por el Gobierno Boli­va­riano, con el com­pa­ñe­ro Pre­si­den­te Madu­ro al fren­te; quién no dudó en tomar medi­das con­tun­den­tes para sal­va­guar­dar la inte­gri­dad de nues­tra gen­te, en con­so­nan­cia con las reco­men­da­cio­nes for­mu­la­das por ins­tan­cias como la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS). Ello, a la par de adop­tar un con­jun­to de ini­cia­ti­vas orien­ta­das a garan­ti­zar que los diver­sos sec­to­res estra­té­gi­cos del país se man­ten­gan ope­ra­ti­vos, y pue­dan dar una res­pues­ta opor­tu­na e inme­dia­ta ante la pan­de­mia; mos­tran­do como, en socia­lis­mo, el ser humano es el cen­tro de todas las polí­ti­cas dise­ña­das e implementadas.

Hoy pode­mos decir que la actua­ción del Gobierno Boli­va­riano para la con­ten­ción del Covid-19 ha sido ejem­plar y es refe­ren­cia para otros Pue­blos de Nues­tra Amé­ri­ca Lati­no­ca­ri­be­ña y el mun­do; una tarea para cuyo cum­pli­mien­to hemos con­ta­do con el apo­yo inva­lua­ble de paí­ses como Chi­na, Rusia y la siem­pre con­se­cuen­te Cuba.

Segu­ro estoy de que esa dis­ci­pli­na, ese ele­va­do gra­do de cons­cien­cia y ese espí­ri­tu ague­rri­do del heroi­co Pue­blo vene­zo­lano, segui­rán ponién­do­se de mani­fies­to, por­que las vene­zo­la­nas y los vene­zo­la­nos siem­pre nos hemos cre­ci­do en las adver­si­da­des; así como lo hemos hecho al derro­tar, en unión cívi­co-mili­tar y en defen­sa del lega­do del Coman­dan­te Hugo Chá­vez, líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, todos y cada uno de los inten­tos empren­di­dos por la ultra­de­re­cha vene­zo­la­na con el aus­pi­cio del impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano, para pro­cu­rar dar al tras­te con el pro­yec­to de amplias trans­for­ma­cio­nes que tie­ne lugar en nues­tro país des­de el año 1999.

Hace 15 años el Coman­dan­te Chá­vez, con el apo­yo de Fidel, creó Barrio Aden­tro. ¿Qué recuer­da de esto y qué cosa pue­de ense­ñar a Europa?

La Misión Barrio Aden­tro, que el pasa­do 16 de abril cum­plió 15 años de crea­da, es un cla­ro ejem­plo de la estre­cha rela­ción que exis­te entre nues­tros Pue­blos, a par­tir de la fir­ma del Con­ve­nio Inte­gral de Coope­ra­ción Cuba-Vene­zue­la, sus­cri­to por ini­cia­ti­va de los Coman­dan­tes Fidel Cas­tro y Hugo Chá­vez el 30 de octu­bre del año 2000.

La Misión Barrio Aden­tro es, sin duda una, una de las polí­ti­cas socia­les más impor­tan­tes impul­sa­da por el Gobierno Boli­va­riano, y sig­ni­fi­có el acce­so de nues­tro Pue­blo a una aten­ción médi­ca gra­tui­ta, pre­ven­ti­va y de cali­dad, inclu­yen­do aque­llas comu­ni­da­des que antes del arri­bo al poder de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, en el año 1999, esta­ban exclui­das, como con­se­cuen­cia del mode­lo neo­li­be­ral impues­to al país en la IV Repú­bli­ca, que nos man­tu­vo duran­te déca­das en la mise­ria y la desolación.

Hoy, así lo dis­po­ne la Cons­ti­tu­ción Boli­va­ria­na, la salud es un dere­cho social fun­da­men­tal en el país, sien­do obli­ga­ción del Esta­do vene­zo­lano garan­ti­zar­lo como par­te del dere­cho a la vida de nues­tro Pue­blo; un come­ti­do en el que la Misión Barrio Aden­tro jue­ga un impor­tan­te rol, como herra­mien­ta fun­da­men­tal para robus­te­cer un Sis­te­ma Públi­co Nacio­nal que hoy es capaz de afron­tar la pan­de­mia, con gran efi­cien­cia y de mane­ra gratuita.

Esta es una posi­bi­li­dad que hoy no tie­nen, en líneas gene­ra­les, las y los habi­tan­tes de Euro­pa, dado que los sis­te­mas sani­ta­rios de sus paí­ses han demos­tra­do estar en cri­sis y ser inca­pa­ces de aten­der efi­caz­men­te al Covid-19. Euro­pa des­tru­yó el deno­mi­na­do mode­lo de bien­es­tar que, con sus bajas y sus altas, se había logra­do ins­ta­lar en ese Con­ti­nen­te; una con­se­cuen­cia que hoy pagan las ciu­da­da­nas y los ciu­da­da­nos euro­peos, que tie­nen que acu­dir a sis­te­mas de salud des­bor­da­dos por la reali­dad de la pan­de­mia, lo que demues­tra la pro­fun­da cri­sis en la que se encuen­tran, pro­duc­to del mode­lo neo­li­be­ral que asumieron.

Las auto­ri­da­des euro­peas pri­va­ti­za­ron sus sis­te­mas sani­ta­rios, cuyo man­te­ni­mien­to era con­si­de­ra­do una car­ga para el Esta­do y no, como ocu­rre por ejem­plo en Vene­zue­la, una nece­sa­ria inver­sión en bene­fi­cio del Pue­blo. Sólo en el año 2020, el por­cen­ta­je del pre­su­pues­to anual des­ti­na­do a la inver­sión social ascien­de al 75,9%; a pesar de las limi­ta­cio­nes que supo­ne para el país el cri­mi­nal blo­queo eco­nó­mi­co, finan­cie­ro y comer­cial impues­to por el impe­ria­lis­mo norteamericano.

Mien­tras que en Euro­pa prio­ri­za­ron ante la toma de deci­sio­nes opor­tu­nas orien­ta­das a la pro­tec­ción de la vida de sus con­na­cio­na­les, la ren­ta­bi­li­dad, el cálcu­lo de los efec­tos socio­eco­nó­mi­cos; en Vene­zue­la y otros paí­ses fue­ron adop­ta­das medi­das drás­ti­cas en favor de la gen­te, inclu­yen­do la per­ma­nen­te repo­ten­cia­ción de sus sis­te­mas de salud, que han mos­tra­do su efec­ti­vi­dad en el esce­na­rio actual.

En 2013, al cele­brar su elec­ción en Mira­flo­res, mien­tras ya Capri­les esta­ba des­car­gan­do «la arre­che­ra», el Pre­si­den­te Madu­ro denun­ció que la oli­gar­quía le había pro­pues­to un acuer­do y que él lo recha­zó. ¿Qué pasó des­pués?, ¿Cuál ha sido el peso de la oli­gar­quía y qué cosa ha logra­do has­ta hora?

El año 2013 fue muy difí­cil para la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na. Aca­bá­ba­mos de des­pe­dir al Coman­dan­te Hugo Chá­vez y tuvi­mos que afron­tar las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les; elec­cio­nes en las que una vez más las fuer­zas de la Patria sali­mos triun­fan­tes, aún en medio de la gran tris­te­za colec­ti­va que pade­cía el Pue­blo vene­zo­lano por la pér­di­da del líder; unos resul­ta­dos que, como bien dice usted, no fue­ron reco­no­ci­dos por la opo­si­ción venezolana.

Aho­ra, esta acti­tud no es nada nue­vo. Prác­ti­ca­men­te no ha habi­do pro­ce­so elec­to­ral en que hayan per­di­do, cuyos resul­ta­dos hayan reco­no­ci­do, a pesar de que Vene­zue­la dis­po­ne de uno de los sis­te­mas elec­to­ra­les más con­fia­bles del mun­do. Sólo reco­no­cen los resul­ta­dos cuan­do ganan, como ocu­rrió en las elec­cio­nes par­la­men­ta­rias del año 2015; cuyo triun­fo opo­si­tor, por cier­to, fue rápi­da­men­te ava­la­do por las fuer­zas patriotas.

De mane­ra que, la oli­gar­quía apá­tri­da vene­zo­la­na siem­pre ha ape­la­do al “ata­jo” gol­pis­ta, ante la impo­si­bi­li­dad de ven­cer en las urnas elec­to­ra­les a la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na; lo que ha lle­va­do a nues­tro Pue­blo a estar pre­pa­ra­do para defen­der, en unión cívi­co-mili­tar, el lega­do del Coman­dan­te Hugo Chá­vez, afron­tan­do con deter­mi­na­ción todas las arre­me­ti­das gol­pis­tas que de mane­ra per­ma­nen­te han teni­do lugar en estos 21 años, inclu­yen­do la ten­ta­ti­va de Capri­les en el año 2013. Ante cada fra­ca­so, la opo­si­ción vene­zo­la­na se ha veni­do des­gas­tan­do y, prác­ti­ca­men­te, lo úni­co que la man­tie­ne es el apo­yo direc­to del gobierno norteamericano.

No ha habi­do, no hay y no habrá pac­to con la oli­gar­quía para trai­cio­nar al heroi­co Pue­blo vene­zo­lano, que se man­tie­ne fir­me en defen­sa de su revolución.

En Euro­pa man­da el mer­ca­do y así quie­ren que sigue pasan­do des­pués de la rece­sión post pan­de­mia. ¿Qué va pasar en Venezuela?

Me pare­ce que, aun­que algu­nas y algu­nos insis­ten tes­ta­ru­da­men­te en la adop­ción de deci­sio­nes que has­ta aho­ra han demos­tra­do ser par­te del pro­ble­ma; una vez se logre con­tro­lar la pan­de­mia, el mun­do será otro.

Cla­ro, ello ame­ri­ta del con­cur­so de todas y todos noso­tros, de la movi­li­za­ción de las orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas y socia­les del mun­do, de cuan­to haga­mos aho­ra para hacer del pla­ne­ta un lugar más jus­to, segu­ro y decen­te; fun­da­men­tal­men­te de la cla­se obre­ra, que por estos fechas cele­bra el Día Inter­na­cio­nal del Tra­ba­ja­dor y la Trabajadora.

En todo caso, paí­ses como Chi­na, Cuba y Vene­zue­la, entre otros que han pues­to su acen­to en la gen­te, en sal­va­guar­dar su vida, sal­drán for­ta­le­ci­dos; mien­tras que los paí­ses capi­ta­lis­tas, que han demos­tra­do una gran inep­ti­tud para afron­tar esta com­ple­ja coyun­tu­ra, van a salir debi­li­ta­dos, por mucha fuer­za eco­nó­mi­ca y mili­tar que ten­gan, como es el caso de los pro­pios Esta­dos Uni­dos y de una Euro­pa, que por cier­to tie­ne poco que mos­trar como ejem­plo en mate­ria de uni­dad y cooperación.

En el caso de Vene­zue­la, habre­mos ade­más vali­da­do nues­tro mode­lo de bien­es­tar social, el Sis­te­ma de Misio­nes y Gran­des Misio­nes Socia­lis­tas; así como el esque­ma de inte­gra­ción que hemos veni­do desa­rro­llan­do estos años, sus­ten­ta­do como se sabe en el idea­rio inte­gra­cio­nis­ta del Padre Liber­ta­dor Simón Bolívar.

Adán Chá­vez y el pre­si­den­te cubano Miguel Díaz Canel

En Euro­pa la pro­pa­gan­da de gue­rra con­tra el Gobierno Boli­va­riano es muy fuer­te. ¿Cómo expli­ca­ría lo que está pasan­do aho­ri­ta con la gaso­li­na, la espe­cu­la­ción de los precios?

Vene­zue­la es víc­ti­ma de una cri­mi­nal arre­me­ti­da impe­rial, que se expre­sa en los ámbi­tos polí­ti­co-diplo­má­ti­co y eco­nó­mi­co-finan­cie­ro; sien­do obje­to de fuer­tes medi­das coer­ci­ti­vas uni­la­te­ra­les, adop­ta­das extra­te­rri­to­rial­men­te por el gobierno supre­ma­cis­ta de Esta­dos Uni­dos, des­de al menos el año 2014.

Esas medi­das cons­ti­tu­yen un Cri­men de Lesa Huma­ni­dad, según lo pre­vis­to en el Esta­tu­to de Roma; y están orien­ta­das a impe­dir que nues­tro país pue­da rea­li­zar tran­sac­cio­nes para acce­der a ali­men­tos y medi­ci­nas para aten­der a nues­tro Pue­blo, con­se­guir finan­cia­mien­to inter­na­cio­nal ‑esta prohi­bi­ción inclu­ye: bonos, prés­ta­mos, exten­sio­nes de prés­ta­mos, garan­tías de prés­ta­mos, car­tas de cré­di­to, fac­tu­ras o notas de des­cuen­to y papa­les comerciales‑, al blo­queo de las acti­vi­da­des finan­cie­ras del Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la (BCV), y a prohi­bir la rea­li­za­ción de las ope­ra­cio­nes de Petró­leos de Vene­zue­la (PDVSA), de las cua­les depen­de bue­na par­te de los ingre­sos del país, al pun­to de ser­le con­fis­ca­da la filial CITGO, ubi­ca­da en terri­to­rio esta­dou­ni­den­se, e impe­dir que lle­guen al país los insu­mos reque­ri­dos para pro­du­cir com­bus­ti­ble. Tam­bién, se nos ha prohi­bi­do poder efec­tuar cual­quier tran­sac­ción con oro y criptomonedas.

Todas estas medi­das de asfi­xia eco­nó­mi­ca, como las imple­men­ta­das en su momen­to en con­tra del Pre­si­den­te Már­tir Sal­va­dor Allen­de, auna­das a las accio­nes de ciber­te­rro­ris­mo orien­ta­das a la fija­ción de un tipo de cam­bio para­le­lo e ile­gal, como es el caso de Dólar Today, han afec­ta­do sin duda la eco­no­mía vene­zo­la­na, exa­cer­ban­do las pre­sio­nes infla­cio­na­rias, dis­mi­nu­yen­do el poder de com­pra de las vene­zo­la­nas y los vene­zo­la­nos, y soca­van­do la auto­ri­dad de nues­tro Ban­co Central.

Por si fue­ra poco, recien­te­men­te el gobierno nor­te­ame­ri­cano robó a nues­tro país 342 millo­nes de dóla­res, que tenía depo­si­ta­do el Ban­co Cen­tral de Vene­zue­la (BCV) en el City­bank; dine­ro que fue “trans­fe­ri­do” a la Reser­va Fede­ral esta­dou­ni­den­se; un hecho de pilla­je que evi­den­cia la gra­ve­dad del ata­que de que es víc­ti­ma el Pue­blo venezolano.

Todo este accio­nar se sopor­ta, ade­más, en una agre­si­va cam­pa­ña anti­bo­li­va­ria­na, des­ple­ga­da con la com­pli­ci­dad de las gran­des cor­po­ra­cio­nes infor­ma­ti­vas mun­dia­les, que coor­di­nan líneas edi­to­ria­les que resal­tan per­ma­nen­te­men­te medias ver­da­des y men­ti­ras des­ca­ra­das sobre la reali­dad vene­zo­la­na, en pro­cu­ra de empa­ñar la ima­gen del com­pa­ñe­ro Pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro y el Gobierno Boli­va­riano, cues­tio­nar la auto­no­mía de los Pode­res Públi­cos de la Repú­bli­ca y soca­var la moral de quie­nes mili­tan y/​o sim­pa­ti­zan con la Revo­lu­ción Bolivariana.

Des­pués la des­apa­ri­ción físi­ca del Coman­dan­te que­dó his­tó­ri­co tu men­sa­je reto­man­do su morral. ¿Qué lle­va aún en este morral?, ¿Cuál es el lega­do con­cre­to que que­da de Hugo Chá­vez en Venezuela?

El Coman­dan­te Hugo Chá­vez nos dejó un morral de sue­ños y pro­yec­tos, algu­nos de los cua­les debe­mos seguir con­so­li­dan­do. Como dije aquel día tan tris­te, es un morral infi­ni­to, que no tie­ne dimen­sio­nes, don­de caben todos los anhe­los de la Amé­ri­ca Lati­no­ca­ri­be­ña, de los Pue­blos del mun­do. Ese morral no sólo lo lle­vo yo sobre mis hom­bros, sino todo el Pue­blo vene­zo­lano, las muje­res y los hom­bres de bien que tra­ba­ja­mos sin des­can­so por la pros­pe­ri­dad de la Patria, aque­llas y aque­llos que defen­de­mos su sobe­ra­nía e inde­pen­den­cia, las y los que lucha­mos incan­sa­ble­men­te por la unión ver­da­de­ra de nues­tra Patria Grande.

Como sabe­mos, nues­tro líder eterno fue un vehe­men­te y con­se­cuen­te defen­sor de la dig­ni­dad nacio­nal y nues­tro­ame­ri­ca­na, ame­na­za­da per­ma­nen­te­men­te por el enemi­go his­tó­ri­co de nues­tros Pue­blos. En tiem­pos tan com­ple­jos como los actua­les, en los que segui­mos sien­do obje­to de la saña impe­rial, por par­te de quie­nes insis­ten en ver­nos como su patio tra­se­ro, es cuan­do cobra mayor fuer­za el que tome­mos ple­na cons­cien­cia, a nivel con­ti­nen­tal, del com­pro­mi­so que tene­mos con ese morral, que no es más que el lega­do de Chávez.

Ahí están, para el mun­do, los inne­ga­bles logros en dis­tin­tos ámbi­tos del queha­cer nacio­nal: salud, cul­tu­ra, depor­te, recrea­ción, vivien­da, segu­ri­dad social y defen­sa nacio­nal, entre muchos otros en bene­fi­cio del Pue­blo venezolano.

No han podi­do ni podrán con Vene­zue­la, pre­ci­sa­men­te por el inmen­so lega­do del líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, con quien recu­pe­ra­mos nues­tra inde­pen­den­cia nacio­nal, como el bien más pre­cia­do que hemos recon­quis­ta­do des­pués de 200 años, como el pro­pio Chá­vez lo escri­bió en el Plan de la Patria, par­te fun­da­men­tal de su lega­do; una inde­pen­den­cia que las vene­zo­la­nas y los vene­zo­la­nos esta­mos dis­pues­tos a defen­der al pre­cio que sea.

Con el pre­si­den­te Nico­lás Maduro

Todos los Pue­blos tie­nes mie­do que Trump pue­da agre­dir mili­tar­men­te a Vene­zue­la. ¿Qué pien­sa? y ¿qué pue­de hacer Cuba?

En su deses­pe­ro por aca­bar con la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, y ante el fra­ca­so de los inten­tos pre­ce­den­tes, la actual admi­nis­tra­ción esta­dou­ni­den­se ha asu­mi­do de mane­ra direc­ta la con­duc­ción de la opo­si­ción vene­zo­la­na, y la eje­cu­ción de los pla­nes orien­ta­dos a pro­cu­rar alcan­zar dicho come­ti­do; al pun­to de, efec­ti­va­men­te, ame­na­zar con inter­ve­nir mili­tar­men­te nues­tro país para derro­car al Gobierno Boli­va­riano y adue­ñar­se de sus rique­zas natu­ra­les, así como para cas­ti­gar al Pue­blo de Bolí­var y Chá­vez por su atre­vi­mien­to de ser fra­terno, sobe­rano e inde­pen­dien­te. Todo ello, aho­ra bajo una infa­me acu­sa­ción en con­tra del com­pa­ñe­ro Pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro y otros diri­gen­tes, a quie­nes se pre­ten­de vin­cu­lar con el nar­co­trá­fi­co, sin que medie prue­ba alguna.

Ante esa ame­na­za, que deja ver el carác­ter irra­cio­nal e irres­pon­sa­ble de las accio­nes que, des­de una posi­ción abier­ta­men­te gue­rre­ris­ta, empren­de Donald Trump con­tra nues­tro país; el Pue­blo vene­zo­lano, de estir­pe valien­te, se ha plan­ta­do en defen­sa de la Patria y su inde­pen­den­cia. Como dije antes: esta­mos lis­tos para defen­der a nues­tra Patria en el terreno que sea necesario.

Ade­más, en todo el mun­do se ha des­ata­do la soli­da­ri­dad con nues­tro país, en defen­sa de la paz, la sobe­ra­nía y la demo­cra­cia boli­va­ria­na; un esce­na­rio en el que Cuba, como siem­pre, se ha pues­to a la van­guar­dia, mani­fes­tan­do su inque­bran­ta­ble com­pro­mi­so con las vene­zo­la­nas y los vene­zo­la­nos, en el esce­na­rio que fuere.

¿Qué pue­de cam­biar esta pan­de­mia en los even­tos polí­ti­cos de Vene­zue­la con res­pe­to a las elec­cio­nes, a la opo­si­ción golpista?

El com­pa­ñe­ro Pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro ha mani­fes­ta­do recien­te­men­te, en una entre­vis­ta con una radio argen­ti­na, que sería irres­pon­sa­ble de su par­te decir que tie­ne que haber elec­cio­nes a toda cos­ta este año; un esce­na­rio que pare­ce poco pro­ba­ble por aho­ra, en momen­tos en los que la prio­ri­dad es la lucha con­tra la pan­de­mia del Covid-19. Aho­ra bien, sean cuan­do sean las elec­cio­nes, se mos­tra­rá a tra­vés de ellas, que cre­ce el apo­yo del Pue­blo a su ges­tión al fren­te del Gobierno Boli­va­riano. Las y los indi­fe­ren­tes ter­mi­na­rán dán­do­se cuen­ta que no hay otro camino, sino el del socia­lis­mo bolivariano.
En los con­gre­sos mun­dia­les des­pués del Foro de Sao Pao­lo se ha esta­ble­ci­do una agen­da de lucha inter­na­cio­nal. ¿Cómo se ten­dría que actua­li­zar en esta pan­de­mia con res­pe­to a la acti­vi­dad inter­na­cio­na­lis­ta del PSUV?

El Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la (PSUV), desa­rro­lla sus rela­cio­nes inter­na­cio­na­les con ape­ga­do a la polí­ti­ca exte­rior del país, regi­da como se sabe, entre otros, por los prin­ci­pios de inde­pen­den­cia, igual­dad, libre deter­mi­na­ción, coope­ra­ción, res­pe­to de los dere­chos huma­nos y soli­da­ri­dad entre los Pueblos.

En este con­tex­to, des­de la Vice­pre­si­den­cia de Asun­tos Inter­na­cio­na­les ‑ins­tan­cia sec­to­rial de nues­tro par­ti­do que nos corres­pon­de diri­gir en la actualidad‑, hemos veni­do pro­fun­di­zan­do nues­tro rela­cio­na­mien­to con dis­tin­tas orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas, socia­les y de tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res del mun­do; así como con par­la­men­ta­rias y par­la­men­ta­rios, comu­ni­ca­do­ras y comu­ni­ca­do­res alter­na­ti­vos, algu­nos de ellos aglu­ti­na­dos en el Con­se­jo Nacio­nal e Inter­na­cio­nal de la Comu­ni­ca­ción Popu­lar (Conai­cop), y miem­bros de la Red de Inte­lec­tua­les, Artis­tas y Movi­mien­tos Socia­les en Defen­sa de la Huma­ni­dad; por solo men­cio­nar algu­nos sectores.

Este pro­fun­do accio­nar inter­na­cio­nal, pone su acen­to como es nor­mal en Nues­tra Amé­ri­ca Lati­no­ca­ri­be­ña y, de mane­ra par­ti­cu­lar, en el rela­cio­na­mien­to con las orga­ni­za­cio­nes que for­man par­te del Foro de Sao Pau­lo (FSP), cuyo XXV Encuen­tro cele­bra­mos en Vene­zue­la en el año 2019; un encuen­tro del cual sur­gió un Plan de Lucha que fue asu­mi­do por las fuer­zas pro­gre­sis­tas del Con­ti­nen­te y otras par­tes del mun­do que par­ti­ci­pa­ron de la cita.

Dicho plan, ha veni­do desa­rro­llán­do­se de mane­ra satis­fac­to­ria, aun­que lógi­ca­men­te ten­drá que ser ajus­ta­do a la luz de la nue­va reali­dad inter­na­cio­nal que sur­ge pro­duc­to de la pan­de­mia del Covid-19. En todo caso, dichos ajus­tes impli­ca­rían la adop­ción de nue­vos méto­dos a par­tir de los cua­les se le dé con­ti­nui­dad al tra­ba­jo que, en el ámbi­to inter­na­cio­nal, hemos veni­do desa­rro­llan­do para la defen­sa de las gran­des cau­sas de la huma­ni­dad; y para el com­ba­te con­tra el capi­ta­lis­mo depre­da­dor, cau­san­te de los gran­des males del mun­do hoy.

Todas esas bata­llas por venir en defen­sa de la cau­sa huma­na, nos segui­rán encon­tran­do, al Pue­blo y Gobierno vene­zo­lano, y al Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­do de Vene­zue­la (PSUV), en la pri­me­ra línea de com­ba­te; jun­to a las demás orga­ni­za­cio­nes pro­gre­sis­tas de Nues­tra Amé­ri­ca y el mundo.

¿Pue­de hablar de la acti­vi­dad del Ins­ti­tu­to de Altos Estu­dios Hugo Chávez?

El Ins­ti­tu­to de Altos Estu­dios del Pen­sa­mien­to del Coman­dan­te Eterno Hugo Rafael Chá­vez Frías, fue crea­do por el Gobierno Boli­va­riano en el año 2013, con el fin de pre­ser­var y difun­dir el lega­do del líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na; sien­do desig­na­do este humil­de ser­vi­dor para diri­gir­lo, por deci­sión del com­pa­ñe­ro Pre­si­den­te Nico­lás Maduro.

La Ins­ti­tu­ción desa­rro­lla y fomen­ta en la actua­li­dad dis­tin­tos tipos de tra­ba­jo crea­ti­vo y con­cep­tual en cum­pli­mien­to de su obje­to; que supo­nen el estu­dio, inves­ti­ga­ción, reco­pi­la­ción, res­guar­do y difu­sión del idea­rio de nues­tro Coman­dan­te Eterno, en los ámbi­tos polí­ti­co, ideo­ló­gi­co, cien­tí­fi­co, social y cultural.

En tal sen­ti­do, por tan solo citar algu­nos de los pro­gra­mas dise­ña­dos para tales fines, han sido pues­tos a dis­po­si­ción de todas las ciu­da­da­nas y los ciu­da­da­nos del mun­do, miles de docu­men­tos que dan cuen­ta del idea­rio polí­ti­co del Coman­dan­te Hugo Chá­vez, y que for­man par­te de su lega­do oral y escri­to; docu­men­tos incor­po­ra­dos al por­tal “todo­cha­ve­zen­la­web”, cla­si­fi­ca­dos en las cate­go­rías “dis­cur­sos y alo­cu­cio­nes”, “Aló Pre­si­den­te”, “entre­vis­tas y decla­ra­cio­nes”, “encuen­tros y colo­quios”, “escri­tos” y “todo Chá­vez en orden cro­no­ló­gi­co”. A toda esa infor­ma­ción pode­mos acce­der a tra­vés de un bus­ca­dor muy ami­ga­ble, que faci­li­ta la labor de quien ingre­sa a la página.
Asi­mis­mo, y entre otras ini­cia­ti­vas que hemos veni­do desa­rro­llan­do en mate­ria de for­ma­ción, el Ins­ti­tu­to impar­te en dife­ren­tes enti­da­des fede­ra­les del país el diplo­ma­do “Visión Gene­ral del Lega­do del Coman­dan­te Hugo Chá­vez”, en el que las y los par­ti­ci­pan­tes cono­cen dis­tin­tos aspec­tos del lega­do del líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, del que hemos habla­do antes.

Tam­bién, hemos avan­za­do en un inten­so pro­gra­ma edi­to­rial, a par­tir del cual ha sido impre­sa una bue­na can­ti­dad de tex­tos que reco­gen dis­tin­tos ele­men­tos rela­cio­na­dos con el idea­rio de nues­tro Coman­dan­te Eterno, con su visión y pra­xis. Algu­nos de estos, los más recien­tes, fue­ron pre­sen­ta­dos en el mes de febre­ro del pre­sen­te año en La Haba­na, en el mar­co de la XXIX Feria Inter­na­cio­nal del Libro de este her­mano País.

Men­ción apar­te mere­ce el pro­gra­ma “La Hue­lla Incan­des­cen­te”, a par­tir del cual se regis­tran de mane­ra video­grá­fi­ca los tes­ti­mo­nios de per­so­nas vin­cu­la­das con la vida y ges­tión de gobierno del líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, des­de su juven­tud has­ta sus últi­mos días de exis­ten­cia física.

Ade­más, y a la par de lo que veni­mos hacien­do a nivel nacio­nal, el Ins­ti­tu­to ha veni­do rela­cio­nán­do­se con otras Ins­ti­tu­cio­nes aná­lo­gas de gran pres­ti­gio en el mun­do, como el Cen­tro de Estu­dios Che Gue­va­ra, en Cuba; el Ins­ti­tu­to Scha­fik Hán­dal, en El Sal­va­dor; y el Cen­tro Cul­tu­ral de la Coope­ra­ción “Flo­real Gori­ni”, en Argen­ti­na. Con algu­nas de estas Ins­ti­tu­cio­nes, han sido sus­cri­tos Con­ve­nios de coope­ra­ción, cuyo desa­rro­llo debe­mos seguir pro­fun­di­zan­do cada día más; ya que, auto­crí­ti­ca­men­te, debe­mos seña­lar que se tra­ta de un cam­po en el que tene­mos aún mucho por hacer.

De mane­ra que, a pesar de lo mucho hecho has­ta aho­ra, la dimen­sión de la tarea por rea­li­zar es gigan­tes­ca, como el lega­do de Chá­vez. Fíja­te, en este momen­to esta­mos desa­rro­llan­do un pro­yec­to de gran enver­ga­du­ra, que ame­ri­ta­rá varios años de tra­ba­jo: la publi­ca­ción de las obras com­ple­tas del pen­sa­mien­to de nues­tro Coman­dan­te Eterno; así como ini­cia­ti­vas para poder impar­tir nues­tra ofer­ta for­ma­ti­va de mane­ra vir­tual, avan­zar en un mayor rela­cio­na­mien­to inter­na­cio­nal del Ins­ti­tu­to, y la reco­pi­la­ción y regis­tro de nue­vos títu­los rela­cio­na­dos con la vida y obra del líder his­tó­ri­co de la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, la his­to­ria con­tem­po­rá­nea de Vene­zue­la, el rol de la izquier­da en el mun­do y los pro­ce­sos de inte­gra­ción actual­men­te en cur­so. Todos ellos, for­ma­rán par­te de un gran Cen­tro de Docu­men­ta­ción que hemos veni­do desa­rro­llan­do des­de hace ya varios años.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *