Bra­sil. Enti­da­des vin­cu­la­das a la Con­fe­de­ra­ción Nacio­nal de Obis­pos soli­ci­tan la remo­ción de Jair Bolsonaro

Thais Reis Oli­ve­ra*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 25 de Abril de 2020.- 

.

Para la Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz, la pos­tu­ra del pre­si­den­te en la cri­sis del coro­na­vi­rus y la pre­sen­cia en actos pro dic­ta­du­ra ame­na­zan la vida y la democracia.

La Comi­sión Bra­si­le­ña de Jus­ti­cia y Paz, una orga­ni­za­ción vin­cu­la­da a la Con­fe­de­ra­ción Nacio­nal de Obis­pos de Bra­sil (CNBB), tomó este vier­nes la posi­ción 24 en defen­sa de la des­ti­tu­ción de Jair Bol­so­na­ro. Para la enti­dad, el pre­si­den­te come­te deli­tos de res­pon­sa­bi­li­dad que jus­ti­fi­can su par­ti­da. Ya sea para deli­tos comu­nes o pro­ce­sos de jui­cio político.

En una nota públi­ca, la enti­dad cri­ti­ca la pos­tu­ra del pre­si­den­te en rela­ción con la pan­de­mia y defien­de la des­ti­tu­ción del pre­si­den­te «para sal­var vidas y la demo­cra­cia». Bol­so­na­ro, dice el tex­to, pre­di­ca el con­flic­to, apues­ta por la des­in­for­ma­ción y nie­ga el valor cien­tí­fi­co de las medi­das reco­men­da­das por las auto­ri­da­des de salud y la OMS. En la eco­no­mía, cul­pa al pre­si­den­te por una «buro­cra­cia inhu­ma­na» en rela­ción con el pago de la ayu­da de emer­gen­cia. Tam­bién men­cio­na los actos de inter­ven­ción mili­tar a los que asis­tió el presidente.

«Los even­tos que ocu­rrie­ron aho­ra colo­can en la agen­da la nece­si­dad de un posi­cio­na­mien­to cla­ro de las ins­ti­tu­cio­nes y la socie­dad civil con res­pec­to a la des­ti­tu­ción del Pre­si­den­te de la República».

La nota no refle­ja la posi­ción ofi­cial de CNBB. Pero la enti­dad, en la figu­ra de su pre­si­den­te, ha esta­do hacien­do aná­li­sis duros de la situa­ción polí­ti­ca. Hoy, el pre­si­den­te de la CNBB, Dom Wal­mor Aze­ve­do, comen­tó sobre el embro­llo entre Sér­gio Moro y el Minis­te­rio de Jus­ti­cia. Para el obis­po, el cam­bio «evi­den­cia una inter­ven­ción polí­ti­ca al man­do de las ins­ti­tu­cio­nes» y «daña aún más la cre­di­bi­li­dad del gobierno y de las ins­tan­cias que debe­rían velar por la apli­ca­ción de las leyes». Duran­te el fin de sema­na, AZEVEDO publi­có un artícu­lo titu­la­do Deli­rios y Omni­po­ten­cia,  en el que afir­ma que «el gus­to por el auto­ri­ta­ris­mo» abre el espa­cio para las «psi­co­pa­tías en polí­ti­ca, prác­ti­ca reli­gio­sa y rela­cio­nes interpersonales».

El Con­se­jo Nacio­nal de Lai­cos de Bra­sil y el Con­se­jo Nacio­nal de Igle­sias Cris­tia­nas de Bra­sil tam­bién fir­man la nota.

.

Lee el tex­to completo:

LEJOS DEL PRESIDENTE PARA SALVAR VIDAS Y DEMOCRACIA

Esta­mos expe­ri­men­tan­do una cri­sis sin pre­ce­den­tes. Ya hay 195,000 muer­tes en todo el mun­do y 3,670 en Bra­sil debi­do al nue­vo coro­na­vi­rus. La velo­ci­dad de la pan­de­mia está aumen­tan­do en Bra­sil y los cien­tí­fi­cos, médi­cos y espe­cia­lis­tas anun­cian miles de muer­tes en los pró­xi­mos días. Jun­to con la pan­de­mia, la cri­sis socio­eco­nó­mi­ca se pro­fun­di­za. El des­em­pleo y el ham­bre, que ya esta­ban pre­sen­tes en la vida de una gran par­te de la pobla­ción bra­si­le­ña, están empeo­ran­do de mane­ra alar­man­te. Los meca­nis­mos de afron­ta­mien­to de cri­sis siguen sien­do insu­fi­cien­tes para la gen­te. La prio­ri­dad del gobierno fede­ral ha sido ban­que­ros y gran­des empresarios.

Ante la cri­sis de salud más gra­ve del siglo, el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca con­ti­núa actuan­do de mane­ra irres­pon­sa­ble y no pro­po­ne unir­se y lide­rar a la nación en la lucha con­tra la enfer­me­dad. Por el con­tra­rio, pre­di­ca con­flic­tos, invier­te en des­in­for­ma­ción y nie­ga el valor cien­tí­fi­co de las medi­das reco­men­da­das por las auto­ri­da­des sani­ta­rias y la Orga­ni­za­ción Mun­dial de la Salud (OMS). Está en cons­tan­te opo­si­ción a las accio­nes de los gober­na­do­res y alcal­des, da ejem­plos intras­cen­den­tes con­tra la cua­ren­te­na y veta par­te de la ley apro­ba­da en el Con­gre­so, que garan­ti­za la ayu­da de emer­gen­cia a los nece­si­ta­dos. Creó una buro­cra­cia inhu­ma­na y exclu­yó millo­nes de ayu­da que lle­ga tarde.

La irres­pon­sa­bi­li­dad se ha con­ver­ti­do en un deli­to cuan­do pone en ries­go la vida de las per­so­nas y cuan­do par­ti­ci­pan y apo­yan mani­fes­ta­cio­nes que exi­gen el regre­so de una dic­ta­du­ra y AI‑5 en con­fron­ta­ción direc­ta con la Cons­ti­tu­ción Federal.

El 19 de abril, el ata­que pre­si­den­cial tuvo como obje­ti­vo la Cons­ti­tu­ción Fede­ral y las ins­ti­tu­cio­nes demo­crá­ti­cas. En este día, el cri­men se docu­men­tó en la mani­fes­ta­ción en la que el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca par­ti­ci­pó fren­te a la sede del ejér­ci­to en Bra­si­lia, orga­ni­za­da para pre­di­car el gol­pe y avi­var a la gen­te con­tra las ins­ti­tu­cio­nes demo­crá­ti­cas, espe­cial­men­te con­tra el Con­gre­so Nacio­nal y el Tri­bu­nal Fede­ral Supre­mo. La par­ti­ci­pa­ción del pre­si­den­te tam­bién moti­vó movi­mien­tos simi­la­res en otras ciu­da­des que tam­bién se expre­sa­ron en odio y vio­len­cia cobar­de con­tra las mujeres.

Las accio­nes toma­das por el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca se cla­si­fi­can como un deli­to de res­pon­sa­bi­li­dad, un deli­to común, un deli­to con­tra la Ley 7.170 /​83, entre otros. Los even­tos ocu­rri­dos aho­ra colo­can en la agen­da la nece­si­dad de un posi­cio­na­mien­to cla­ro de las ins­ti­tu­cio­nes y la socie­dad civil con res­pec­to a la des­ti­tu­ción del Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca. La Cons­ti­tu­ción Fede­ral tie­ne dos for­mas. El deli­to penal come­ti­do por el pre­si­den­te gene­ra la remo­ción inme­dia­ta de la inves­ti­ga­ción y es juz­ga­do por el Tri­bu­nal Supre­mo Fede­ral. El deli­to de res­pon­sa­bi­li­dad gene­ra la posi­bi­li­dad de jui­cio polí­ti­co y su jui­cio se pro­du­ce en el Con­gre­so Nacional.

Cual­quie­ra sea la for­ma cons­ti­tu­cio­nal, no debe­mos guar­dar silen­cio sobre la gra­ve­dad de la situa­ción, por eso lla­ma­mos a la socie­dad civil y las ins­ti­tu­cio­nes demo­crá­ti­cas de la Repú­bli­ca a actuar rápi­da­men­te en defen­sa de la vida y la demo­cra­cia. La demo­ra cos­ta­rá más vidas y ame­na­za cada vez más la democracia.

.

Bra­si­lia (DF), 24 de abril de 2020

.

Comi­sión Bra­si­le­ña de Jus­ti­cia y Paz

Con­se­jo Nacio­nal de los Lai­cos de Bra­sil – CNLB

Con­se­jo Nacio­nal de Igle­sias Cris­tia­nas de Bra­sil – CONIC

Comi­sión Bra­si­le­ña de Jus­ti­cia y Paz Sec­ción de Cea­rá – NE 1

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz de CNBB Regio­nal Nor­te 2 – PA y AP

Comi­sión Regio­nal de Jus­ti­cia y Paz de Mato Gros­so do Sul – CRJP-MS

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz de São Pau­lo – CJP-SP

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz de Bra­si­lia – CJP-DF

Comi­sión Arqui­dio­ce­sa­na de Jus­ti­cia y Paz de São Luís – MA

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz de la Arqui­dió­ce­sis de Olin­da y Reci­fe – PE

Cen­tro para la Defen­sa de la Vida y los Dere­chos Huma­nos Car­men Bas­ca­rán – CDVDH /​CB de Açai­lân­dia – MA

Comi­sión Dio­ce­sa­na de Jus­ti­cia y Paz de Barrei­ras – BA

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz de la Arqui­dió­ce­sis de Lon­dri­na – PR

Comi­sión Arqui­dio­ce­sa­na para la Jus­ti­cia y la Paz de Juiz de Fora – MG

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz de San­ta­rém – PA

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz de Belém – PA

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz de Por­to Velho – RO

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz «Mar­ga­ri­da Alves» – Zona Este de Por­to Velho – RO

Comi­sión de Jus­ti­cia y Paz «Dom Luciano Men­des» de Can­deias do Jama­ri – RO

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *