Perú. Caso Brian Mesías: Exi­gen que se inves­ti­gue por tor­tu­ra y secuestro

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de abril de 2020

Ten­sión en el Ejér­ci­to. Lue­go de estar rete­ni­do a la fuer­za por una sema­na en la For­ta­le­za del Real Feli­pe, el joven sol­da­do Brian Mesías Macha­ré fue encon­tra­do por su fami­lia en el dis­tri­to de Pue­blo Libre con ras­tros de gol­pes y dopa­mien­to. Des­de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos, orga­ni­za­ción que acom­pa­ña a la fami­lia del mili­tar, exi­gen que el caso se inves­ti­gue por los deli­tos de tor­tu­ra y secuestro.

Según con­fir­mó la mis­ma fami­lia, Brian estu­vo rete­ni­do en el cuar­tel del Callao has­ta la noche del mar­tes pasa­do. Pese a que el Ejér­ci­to sos­tu­vo que el sol­da­do había “desis­ti­do” y que no se le había agre­di­do físi­ca ni psi­co­ló­gi­ca­men­te, este fue encon­tra­do con more­to­nes en las pier­nas, la cabe­za y hue­llas de obje­tos pun­zan­tes en la mano izquier­da, por don­de, según la fami­lia, lo habrían dopado.

“Para noso­tros sí hay indi­cios sóli­dos como para que esta inves­ti­ga­ción se desa­rro­lle no solo bajo la figu­ra de secues­tro, sino tam­bién la de tor­tu­ra”, pre­ci­sa a Way­ka la Res­pon­sa­ble de la Uni­dad de Pro­tec­ción de Defen­so­res de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos (CNDDHH), Mar Pérez Aguilera.

Mar Pérez Agui­le­ra, Res­pon­sa­ble de la Uni­dad de Pro­tec­ción de Defen­so­res de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos (CNDDHH).

Y es que según comen­ta la espe­cia­lis­ta, el caso de Brian Mesías cum­ple con los 3 ele­men­tos del deli­to de tor­tu­ra: que la per­so­na que come­ta el deli­to sea un fun­cio­na­rio públi­co; que la víc­ti­ma sea some­ti­do a dolo­res físi­cos, psi­co­ló­gi­cos, o medios que anu­lan o dis­mi­nu­yen su capa­ci­dad men­tal; y la fina­li­dad de cas­ti­gar o inti­mi­dar a la víctima.

“Más allá de las res­pon­sa­bi­li­da­des de los ofi­cia­les que han per­mi­ti­do que esto suce­da, se nece­si­ta que haya un men­sa­je cla­ro a nivel del Minis­te­rio de Defen­sa en con­tra de las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos, que anun­cie san­cio­nes hacia los res­pon­sa­bles. Que se dé un men­sa­je cla­ro a la ciu­da­da­nía pero tam­bién a los jóve­nes que están sir­vien­do en el Ejér­ci­to, que no se debe per­mi­tir nin­gún tipo de abu­so ni vul­ne­ra­ción de sus dere­chos”, agre­ga Mar Pérez.

Omi­sión de pruebas

La tar­de del miér­co­les 22 de abril, Brian Mesías fue some­ti­do a la revi­sión del médi­co legis­ta para dejar cons­tan­cia de los hema­to­mas y sín­to­mas de dopa­mien­to con los que fue encon­tra­do. Como se recuer­da, veci­nos de la zona de la Sibe­ria del Callao con­ta­ron a la fami­lia que vie­ron al sol­da­do sien­do gol­pea­do y cap­tu­ra­do por un gru­po de mili­ta­res que venía per­si­guién­do­lo en un auto blanco.

Way­ka acce­dió al cer­ti­fi­ca­do médi­co legal del sol­da­do y encon­tró que se con­clu­ye que «no pre­sen­ta sig­nos de lesio­nes trau­má­ti­cas recien­tes». El docu­men­to no men­cio­na el esta­do de dopa­mien­to de Brian, los more­to­nes en su cuer­po ni las hue­llas de obje­tos pun­zan­tes en su mano izquier­da. Ante dicha omi­sión, la CNDDHH está for­mu­lan­do un infor­me de par­te para sub­sa­nar el aná­li­sis del médi­co legista.

Fuen­te: Wayka

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *