Perú. Caso Brian Mesías: Exi­gen que se inves­ti­gue por tor­tu­ra y secuestro

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 23 de abril de 2020

Ten­sión en el Ejér­ci­to. Lue­go de estar rete­ni­do a la fuer­za por una sema­na en la For­ta­le­za del Real Feli­pe, el joven sol­da­do Brian Mesías Macha­ré fue encon­tra­do por su fami­lia en el dis­tri­to de Pue­blo Libre con ras­tros de gol­pes y dopa­mien­to. Des­de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos, orga­ni­za­ción que acom­pa­ña a la fami­lia del mili­tar, exi­gen que el caso se inves­ti­gue por los deli­tos de tor­tu­ra y secuestro.

Según con­fir­mó la mis­ma fami­lia, Brian estu­vo rete­ni­do en el cuar­tel del Callao has­ta la noche del mar­tes pasa­do. Pese a que el Ejér­ci­to sos­tu­vo que el sol­da­do había “desis­ti­do” y que no se le había agre­di­do físi­ca ni psi­co­ló­gi­ca­men­te, este fue encon­tra­do con more­to­nes en las pier­nas, la cabe­za y hue­llas de obje­tos pun­zan­tes en la mano izquier­da, por don­de, según la fami­lia, lo habrían dopado.

“Para noso­tros sí hay indi­cios sóli­dos como para que esta inves­ti­ga­ción se desa­rro­lle no solo bajo la figu­ra de secues­tro, sino tam­bién la de tor­tu­ra”, pre­ci­sa a Way­ka la Res­pon­sa­ble de la Uni­dad de Pro­tec­ción de Defen­so­res de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos (CNDDHH), Mar Pérez Aguilera.

Mar Pérez Agui­le­ra, Res­pon­sa­ble de la Uni­dad de Pro­tec­ción de Defen­so­res de la Coor­di­na­do­ra Nacio­nal de Dere­chos Huma­nos (CNDDHH).

Y es que según comen­ta la espe­cia­lis­ta, el caso de Brian Mesías cum­ple con los 3 ele­men­tos del deli­to de tor­tu­ra: que la per­so­na que come­ta el deli­to sea un fun­cio­na­rio públi­co; que la víc­ti­ma sea some­ti­do a dolo­res físi­cos, psi­co­ló­gi­cos, o medios que anu­lan o dis­mi­nu­yen su capa­ci­dad men­tal; y la fina­li­dad de cas­ti­gar o inti­mi­dar a la víctima.

“Más allá de las res­pon­sa­bi­li­da­des de los ofi­cia­les que han per­mi­ti­do que esto suce­da, se nece­si­ta que haya un men­sa­je cla­ro a nivel del Minis­te­rio de Defen­sa en con­tra de las vio­la­cio­nes de dere­chos huma­nos, que anun­cie san­cio­nes hacia los res­pon­sa­bles. Que se dé un men­sa­je cla­ro a la ciu­da­da­nía pero tam­bién a los jóve­nes que están sir­vien­do en el Ejér­ci­to, que no se debe per­mi­tir nin­gún tipo de abu­so ni vul­ne­ra­ción de sus dere­chos”, agre­ga Mar Pérez.

Omi­sión de pruebas

La tar­de del miér­co­les 22 de abril, Brian Mesías fue some­ti­do a la revi­sión del médi­co legis­ta para dejar cons­tan­cia de los hema­to­mas y sín­to­mas de dopa­mien­to con los que fue encon­tra­do. Como se recuer­da, veci­nos de la zona de la Sibe­ria del Callao con­ta­ron a la fami­lia que vie­ron al sol­da­do sien­do gol­pea­do y cap­tu­ra­do por un gru­po de mili­ta­res que venía per­si­guién­do­lo en un auto blanco.

Way­ka acce­dió al cer­ti­fi­ca­do médi­co legal del sol­da­do y encon­tró que se con­clu­ye que «no pre­sen­ta sig­nos de lesio­nes trau­má­ti­cas recien­tes». El docu­men­to no men­cio­na el esta­do de dopa­mien­to de Brian, los more­to­nes en su cuer­po ni las hue­llas de obje­tos pun­zan­tes en su mano izquier­da. Ante dicha omi­sión, la CNDDHH está for­mu­lan­do un infor­me de par­te para sub­sa­nar el aná­li­sis del médi­co legista.

Fuen­te: Wayka

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.