Hon­du­ras. El Covid-19 como excu­sa para libe­rar a ase­si­nos de Ber­ta Cáceres

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 abril 2020

El pasa­do 7 de Abril COPINH denun­ció que tra­ba­ja­do­res de la familia
Ata­la Zablah, Ser­gio Rodrí­guez Ore­lla­na y Dou­glas Bus­ti­llo, con­de­na­dos a
30 años de pri­sión por el ase­si­na­to de Ber­ta Cáce­res, pudie­sen ser
pues­tos en liber­tad apro­ve­chan­do la cri­sis por el Covid-19. Así también
la posi­ble excar­ce­la­ción para David Cas­ti­llo, el úni­co autor intelectual
que ha sido cap­tu­ra­do has­ta la fecha.

La libe­ra­ción selec­ti­va de vio­la­do­res de dere­chos huma­nos, es una
mues­tra más de la corrup­ción e impu­ni­dad que pro­mue­ve la dic­ta­du­ra de
Juan Orlan­do Her­nán­dez. Mien­tras defen­so­res y defen­so­ras de los ríos, de
la tie­rra, son cri­mi­na­li­za­dos y judi­cia­li­za­dos, como es el caso de los
com­pa­ñe­ros de Gua­pi­nol y como lo hicie­ron con Ber­ta Cáce­res, el Estado
de Hon­du­ras y el Ins­ti­tu­to Nacio­nal Peni­ten­cia­rio (INP) demuestran
cla­ra­men­te la injus­ti­cia en los pri­vi­le­gios y la pro­tec­ción de la que
gozan ‑como es el caso de David Cas­ti­llo- agre­so­res, ase­si­nos y
res­pon­sa­bles de crí­me­nes como el de Ber­ta Cáceres.

Has­ta la fecha el INP no ha con­tes­ta­do las exi­gen­cias de información
sobre la posi­ble excar­ce­la­ción y pri­vi­le­gios en que se man­tie­nen los
ase­si­nos de Ber­ta Cáceres.

¿Y EL JUICIO DE DAVID CASTILLO CUANDO?

A 4 meses del tér­mino de pri­vi­le­gia­da pri­sión pre­ven­ti­va que cum­ple David Cas­ti­llo por su res­pon­sa­bi­li­dad en el cri­men de Ber­ta Cáce­res, a su defen­sa no le ha que­da­do más que inven­tar otra cam­pa­ña de difa­ma­ción en con­tra del COPINH, ante la cla­ri­dad de las prue­bas que lo vin­cu­lan al cri­men. El pasa­do 10 de Octu­bre se sus­pen­dió por ter­ce­ra vez la audien­cia pre­li­mi­nar en con­tra de David Cas­ti­llo por las accio­nes dila­to­rias de su defensa.

Actual­men­te, se está a la espe­ra de que la Cor­te de Apelaciones
resuel­va un recur­so que fue inter­pues­to de mane­ra irre­gu­lar por la
defen­sa de David Cas­ti­llo, hace más de 6 meses, con el que bus­can anular
prue­ba fun­da­men­tal sobre la vin­cu­la­ción de los criminales.

Este jui­cio pon­drá en evi­den­cia públi­ca la par­ti­ci­pa­ción de David
Cas­ti­llo en la coor­di­na­ción del ase­si­na­to jun­to a Dou­glas Bus­ti­llo, así
como su rol de enla­ce como esla­bón cla­ve hacia la fami­lia Ata­la Zablah.
Los medios de prue­ba son cla­ros e invo­lu­cran a sec­to­res de poder
eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar, que hoy mis­mo, en medio de esta cri­sis, repre­sen­tan la des­com­po­si­ción del esta­do hondureño.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.