Hon­du­ras. El Covid-19 como excu­sa para libe­rar a ase­si­nos de Ber­ta Cáceres

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 24 abril 2020

El pasa­do 7 de Abril COPINH denun­ció que tra­ba­ja­do­res de la familia
Ata­la Zablah, Ser­gio Rodrí­guez Ore­lla­na y Dou­glas Bus­ti­llo, con­de­na­dos a
30 años de pri­sión por el ase­si­na­to de Ber­ta Cáce­res, pudie­sen ser
pues­tos en liber­tad apro­ve­chan­do la cri­sis por el Covid-19. Así también
la posi­ble excar­ce­la­ción para David Cas­ti­llo, el úni­co autor intelectual
que ha sido cap­tu­ra­do has­ta la fecha.

La libe­ra­ción selec­ti­va de vio­la­do­res de dere­chos huma­nos, es una
mues­tra más de la corrup­ción e impu­ni­dad que pro­mue­ve la dic­ta­du­ra de
Juan Orlan­do Her­nán­dez. Mien­tras defen­so­res y defen­so­ras de los ríos, de
la tie­rra, son cri­mi­na­li­za­dos y judi­cia­li­za­dos, como es el caso de los
com­pa­ñe­ros de Gua­pi­nol y como lo hicie­ron con Ber­ta Cáce­res, el Estado
de Hon­du­ras y el Ins­ti­tu­to Nacio­nal Peni­ten­cia­rio (INP) demuestran
cla­ra­men­te la injus­ti­cia en los pri­vi­le­gios y la pro­tec­ción de la que
gozan ‑como es el caso de David Cas­ti­llo- agre­so­res, ase­si­nos y
res­pon­sa­bles de crí­me­nes como el de Ber­ta Cáceres.

Has­ta la fecha el INP no ha con­tes­ta­do las exi­gen­cias de información
sobre la posi­ble excar­ce­la­ción y pri­vi­le­gios en que se man­tie­nen los
ase­si­nos de Ber­ta Cáceres.

¿Y EL JUICIO DE DAVID CASTILLO CUANDO?

A 4 meses del tér­mino de pri­vi­le­gia­da pri­sión pre­ven­ti­va que cum­ple David Cas­ti­llo por su res­pon­sa­bi­li­dad en el cri­men de Ber­ta Cáce­res, a su defen­sa no le ha que­da­do más que inven­tar otra cam­pa­ña de difa­ma­ción en con­tra del COPINH, ante la cla­ri­dad de las prue­bas que lo vin­cu­lan al cri­men. El pasa­do 10 de Octu­bre se sus­pen­dió por ter­ce­ra vez la audien­cia pre­li­mi­nar en con­tra de David Cas­ti­llo por las accio­nes dila­to­rias de su defensa.

Actual­men­te, se está a la espe­ra de que la Cor­te de Apelaciones
resuel­va un recur­so que fue inter­pues­to de mane­ra irre­gu­lar por la
defen­sa de David Cas­ti­llo, hace más de 6 meses, con el que bus­can anular
prue­ba fun­da­men­tal sobre la vin­cu­la­ción de los criminales.

Este jui­cio pon­drá en evi­den­cia públi­ca la par­ti­ci­pa­ción de David
Cas­ti­llo en la coor­di­na­ción del ase­si­na­to jun­to a Dou­glas Bus­ti­llo, así
como su rol de enla­ce como esla­bón cla­ve hacia la fami­lia Ata­la Zablah.
Los medios de prue­ba son cla­ros e invo­lu­cran a sec­to­res de poder
eco­nó­mi­co, polí­ti­co y mili­tar, que hoy mis­mo, en medio de esta cri­sis, repre­sen­tan la des­com­po­si­ción del esta­do hondureño.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *