Argen­ti­na. El virus de la deu­da eterna

Rodol­fo Koé Gutié­rrez /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​23 de abril de 2020

Des­pués de cua­tro meses de pre­pa­ra­ti­vos y 5.000 millo­nes de dóla­res de pagos con­cre­ta­dos, en las últi­mas dos sema­nas el gobierno argen­tino sus­pen­dió pagos has­ta fin de año sobre algu­nos bonos bajo ley argen­ti­na y for­ma­li­za­do su ofer­ta de can­je a los pres­ta­mis­tas pri­va­dos que tie­nen en sus manos un 20% de la deu­da recla­ma­da por unos 66.000 millo­nes de dóla­res en bonos emi­ti­dos en divi­sas y bajo ley extranjera.

La pro­pues­ta de rees­truc­tu­ra­ción de la deu­da la con­cre­tó en ple­na pan­de­mia y con un país que que­dó en ban­ca­rro­ta tras cua­tro años de gobierno macris­ta. Lo hizo en momen­tos en que el The Finan­cial Times, el dia­rio bri­tá­ni­co dedi­ca­do a la eco­no­mía, titu­la­ba “Argen­ti­na se enca­mi­na hacia su noveno default”.

El mis­mo pre­si­den­te, Alber­to Fer­nán­dez, lo dejó en cla­ro: “Esta­mos en default vir­tual”. La pro­pues­ta deja en cla­ro que Argen­ti­na care­ce de los recur­sos para pagar y por más que se logre un supe­rá­vit comer­cial, el Esta­do tie­ne défi­cit pri­ma­rio y va a ser mayor a medi­da que la asis­ten­cia a los des­em­plea­dos, a las Pymes, etc., sea mayor ante el freno de la actividad.

Muy difí­cil­men­te esos fon­dos de cober­tu­ra o de inver­sión finan­cie­ra (Blac­kRock, Fran­klin Tem­ple­ton, PIMCO, Van­guard, Fide­lity, entre otros) volun­ta­ria­men­te con­sien­tan que se les pos­ter­gue su pago por tres años y se le reduz­ca la tasa de inte­rés al 0,5% anual para des­pués ser en pro­me­dio del 2,33% anual. Pre­fie­ren ir a jui­cio usan­do la jus­ti­cia esta­dou­ni­den­se, como se hizo en su momen­to con el juez Tho­mas Grie­sa y la Cor­te Supre­ma de los EEUU falló el 14 de junio de 2014 a su favor al no tra­tar el caso argentino.

A lo sumo, espe­ra­rán que pase la pan­de­mia para vol­ver a pre­sio­nar como hizo el repre­sen­tan­te de Blac­krock al minis­tro Mar­tín Guz­mán: “Noso­tros tene­mos espal­da y pode­mos sen­tar­nos a espe­rar a nego­ciar con otro gobierno que entien­da a los mer­ca­dos. Como los enten­día el gobierno ante­rior, por ejem­plo”. 

La ofer­ta, pre­sen­ta­da por el man­da­ta­rio acom­pa­ña­dos por par­la­men­ta­rios ofi­cia­lis­tas y opo­si­to­res y gober­na­do­res de los esta­dos, dan­do idea de un país uni­do, está den­tro de los már­ge­nes pre­vis­tos: el tiem­po de gra­cia pro­pues­to es de tres años, prác­ti­ca­men­te has­ta el final de este man­da­to de este gobierno; la qui­ta de capi­tal es de ape­nas el 5,4%, y los intere­ses serían mucho meno­res, a una tasa pro­me­dio de 2,33%.

La pelo­ta que­dó enton­ces del lado de los bonis­tas, pero fue rápi­da­men­te recha­za­da por los prin­ci­pa­les pres­ta­mis­tas, tal como anti­ci­pa­ra el minis­tro de Eco­no­mía Mar­tín Guz­mán, aun­que deja­ron abier­ta la puer­ta de nego­cia­ción. Estos pres­ta­mis­tas, en su mayo­ría fon­dos de inver­sio­nes que en varios casos mane­jan una suma de recur­sos más gran­de que la eco­no­mía argen­ti­na, bus­can nego­ciar una “mejo­ra” de la oferta.

El gobierno for­ma­li­zó el anun­cio de rees­truc­tu­ra­ción y dis­pu­so la emi­sión de los nue­vos títu­los en dóla­res para los bonis­tas, con una qui­ta del 62 por cien­to sobre los intere­ses y de 5,4 por cien­to sobre el capi­tal para comen­zar a pagar en 2023. «Es con­sis­ten­te con un sen­de­ro de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co sos­te­ni­ble, con­di­ción nece­sa­ria para res­tau­rar la capa­ci­dad de pago», dice la resolución.

El tex­to de la deci­sión deter­mi­na que el mon­to máxi­mo de emi­sión para el con­jun­to de las series deno­mi­na­das en mone­da esta­dou­ni­den­se no podrá ser supe­rior a un valor nomi­nal de 44.500 millo­nes de dóla­res. Tam­bién esti­pu­la que el mon­to máxi­mo de emi­sión para el con­jun­to de las series deno­mi­na­das en euros no podrá ser supe­rior a un valor nomi­nal de 17.600 millo­nes de la mone­da común del bloque.

El gobierno argu­men­ta que quie­re pagar pero que no hay cómo. El 22 de abril ven­cie­ron títu­los por 500 millo­nes de dóla­res, y como era de espe­ra no habrá acuer­do, ni pago. A par­tir de allí hay 30 días de gra­cia para pagar. En con­se­cuen­cia el 22 de mayo, es el día “D” para saber si Argen­ti­na está o no en for­mal default.

Lo cier­to es que se repi­te el esque­ma tra­di­cio­nal: deu­das, muchas de ellas frau­du­len­tas, que no se pue­den pagar, se rene­go­cian, para que a los pocos años reapa­rez­ca el mis­mo pro­ble­ma. Pese a los recla­mos polí­ti­cos, sin­di­ca­les y de los movi­mien­tos socia­les, el gobierno no ha comen­za­do a inves­ti­gar cuál es la par­te legí­ti­ma y cuál la frau­du­len­ta de esta deuda.

Si bien el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez ha reite­ra­do que el ham­bre y la salud de la pobla­ción son la prio­ri­dad, y que eso cam­bia todo, fal­tó una pro­pues­ta uni­la­te­ral, sobe­ra­na, de sus­pen­der los pagos has­ta com­ple­tar una inves­ti­ga­ción a fon­do de las exi­gen­cias finan­cie­ras crea­das a par­tir de la espe­cu­la­ción y la usu­ra, que la reali­dad actual de cri­sis y emer­gen­cia lo tor­na aún más necesaria.

Ame­ri­ta que en ese inter­ín el Ban­co Cen­tral cum­pla real y fiel­men­te con el man­da­to del Pre­si­den­te: “…el Ban­co Cen­tral está abo­ca­do a una por­me­no­ri­za­da inves­ti­ga­ción del pro­ce­so de endeu­da­mien­to de los últi­mos años, en qué se uti­li­za­ron los fon­dos y cuá­les fue­ron sus bene­fi­cia­rios”, como dijo al inau­gu­rar las sesio­nes ordi­na­rias del Con­gre­so el 1 de marzo.

Dólar astro­nau­ta y en fuga

Mien­trasla pre­sión sobre el dólar para ero­sio­nar la mone­da argen­ti­na. El 30 de diciem­bre de 2019 el dólar bol­sa valía con el impues­to 76 pesos, pero en la ter­ce­ra sema­na de abril ron­da los 110 pesos, que repre­sen­ta una suba del 45% en pocos meses: los ricos de este país aho­rran y fugan en dóla­res y los ban­cos son los gran­des agen­tes de esa fuga y del sal­to del tipo de cambio.

A penas un puña­do de fir­mas es res­pon­sa­ble de bue­na par­te de la com­pra de divi­sas y de los capi­ta­les fuga­dos. Algu­nos gru­pos eco­nó­mi­cos que ope­ran en el país como Cla­rín, Ledes­ma y Techint, se repi­ten cons­tan­te­men­te a tra­vés de dichas fir­mas, pero ade­más por la pre­sen­cia de sus prin­ci­pa­les direc­ti­vos y accio­nis­tas. Los admi­nis­tra­do­res de estos recur­sos son los fon­dos de cober­tu­ra que son los prin­ci­pa­les acree­do­res del país (Blac­kRock, Fran­klin Tem­ple­ton, PIMCO, Van­guard, Fide­lity, entre otros).

En Argen­ti­na los ricos pagan muy pocos impues­tos. En los últi­mos cua­tro años se pro­du­jo un aumen­to de la par­ti­ci­pa­ción de los tri­bu­tos regre­si­vos (IVA, inter­nos, com­bus­ti­ble, etc.) sobre el total de la recau­da­ción y, por ende, una reduc­ción del peso de los impues­tos pro­gre­si­vos (a la pro­pie­dad y a la renta).

El Impues­to a las Ganan­cias pasó de repre­sen­tar el 24,8% sobre la recau­da­ción total en 2015 al 21,8% en 2019 y el Impues­to sobre los Bie­nes Per­so­na­les pasó de 1,2% en 2015 a 0,6% en 2019, lo que sig­ni­fi­ca que los gra­vá­me­nes regre­si­vos en el año 2019 fue­ron el 77,6% de lo que se recau­dó. El IVA, un impues­to suma­men­te regre­si­vo por­que gra­va al con­su­mi­dor final, impac­tan­do muy nega­ti­va­men­te sobre los sec­to­res más vul­ne­ra­bles, pasó de repre­sen­tar un 28,2% de la recau­da­ción en 2015 al 30% en el año 2019.

Según el Balan­ce Cam­bia­rio del BCRA la For­ma­ción de Acti­vos Exter­nos de resi­den­tes argen­ti­nos en el exte­rior fue de 88.371 millo­nes de dóla­res en la ges­tión del gobierno de Mau­ri­cio Macri y las com­pras de divi­sas la rea­li­za­ron los ban­cos para sí o en nom­bre de sus clientes.

Las com­pras de divi­sas en 2008 y 2009, en 2011, las denun­cias con­te­ni­das en los lla­ma­dos Pape­les de Pana­má, de Baha­mas y de otros paraí­sos fis­ca­les, hay que sumar 2.600 millo­nes de dóla­res no decla­ra­dos por 950 argen­ti­nos en ban­cos de la OCDE (orga­ni­za­ción de 37 paí­ses desa­rro­lla­dos) que reci­bió la Admi­nis­tra­ción Fede­ral de Ingre­sos Públi­cos (AFIP).

El minis­tro de Desa­rro­llo Social, Matías Kul­fas se mos­tró muy duro el 16 de abril con los ban­cos y reco­no­ció que sólo entre­ga­ron 60.000 millo­nes a las Pymes. Al día siguien­te el total de cré­di­to a las PyMes había ascen­di­do a 102.000 millo­nes, que ante el gra­ve pro­ble­ma que no se pro­du­ce y no se ven­de, sigue sien­do muy poco, ni siquie­ra ayu­da a paliar la can­ti­dad de che­ques recha­za­dos y la rotu­ra de las cade­nas de pago.

Cri­sis sistémica

La pan­de­mia dejó en cla­ro la inefi­cien­cia del sis­te­ma de mer­ca­do y que se requie­re de una fuer­te inter­ven­ción social y del Esta­do, que debe regu­lar la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca prio­ri­zan­do el con­jun­to de la pobla­ción, la salud y la edu­ca­ción públi­ca y cam­biar de raíz el sis­te­ma tri­bu­ta­rio para que sir­va para pro­mo­ver –como seña­la la Cons­ti­tu­ción- “el bien­es­tar gene­ral, y ase­gu­rar los bene­fi­cios de la liber­tad, para noso­tros, para nues­tra pos­te­ri­dad, y para todos los hom­bres del mun­do que quie­ran habi­tar en el sue­lo argentino”:

La ofer­ta del gobierno a los bonis­tas es una pro­pues­ta de pago. Bus­ca res­pe­tar, expre­sa­da en la volun­tad de pagar y la bue­na fe que pro­cla­ma, la lógi­ca del sis­te­ma de deu­da per­pe­tua: la lógi­ca de los gran­des prestamistas/​usureros/​saqueadores que pue­den deci­dir cobrar menos hoy para con­ti­nuar cobran­do más maña­na, seña­la Jubi­leo Sur Argentina.

No cues­tio­na la vali­dez de los recla­mos con­ta­bi­li­za­dos ni la nece­si­dad que pro­vo­can de un mode­lo pro­duc­ti­vo cen­tra­do inde­fec­ti­ble­men­te en mayor explo­ta­ción de las y los tra­ba­ja­do­res y en más mega­pro­yec­tos extrac­ti­vis­tas como fuen­te de divisas.

Todo para con­ti­nuar tri­bu­tan­do al dios mer­ca­do, “hon­ran­do” y “sir­vien­do” la deu­da y la con­cen­tra­ción, ham­bre y con­ta­mi­na­ción que gene­ra, aña­de la Auto­con­vo­ca­to­ria por la Sus­pen­sión del pago e Inves­ti­ga­ción de la deuda.

*Perio­dis­ta eco­nó­mi­co argen­tino, ana­lis­ta aso­cia­do a al Cen­tro Lati­no­ame­ri­cano de Aná­li­sis Estra­té­gi­co.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *