Boli­via. Encar­ce­lan a mili­tan­te del MAS solo por cri­ti­car a la dic­ta­du­ra en las redes

Se tra­ta de Mau­ri­cio Jara que era crea­dor de varios gru­pos de WhatsApp, como cual­quier otra per­so­na que se mue­ve por las redes. En reali­dad, su gran deli­to es que elo­gia­ba al ex pre­si­den­te Evo Mora­les y cri­ti­ca­ba a la dic­ta­du­ra enca­be­za­da por la seño­ra Añez. Jara fue cap­tu­ra­do en San­ta Cruz por los uni­for­ma­dos de la Fuer­za Espe­cial de Lucha Con­tra el Cri­men (Felcc) lue­go de un patru­lla­je ciber­né­ti­co por agen­tes peri­tos y un juez lo envió a la cárcel.

Jara fue pre­sen­ta­do a la Fis­ca­lía y en su decla­ra­ción admi­tió ser par­te del MAS, que como se sabe es un par­ti­do legal que se apres­ta a par­ti­ci­par en los pró­xi­mos comi­cios. Sin embar­go, la Fis­ca­lía lo impu­tó por deli­tos de sedi­ción, ins­ti­ga­ción públi­ca a delin­quir y aten­ta­do con­tra la salud públi­ca. Un juez cau­te­lar orde­nó su deten­ción en la cár­cel de Palmasola.

Es tan paté­ti­ca la Jus­ti­cia boli­via­na en su con­ni­ven­cia con la dic­ta­du­ra, que en casos como este don­de no encuen­tro nin­gún tipo de razo­nes para cri­mi­na­li­zar al dete­ni­do, ape­la a sub­ter­fu­gios como «aten­ta­do con­tra la salud públi­ca», solo por­que adu­cen que en «su tarea delic­ti­va Jara no cum­pli­ca con la cuarentena».

Con­clu­sión, una nue­va vuel­ta de tuer­ca de la repre­sión del gobierno de fac­to con­tra la liber­tad de expre­sión y opi­nión, cerran­do cada vez más las puer­tas a una sali­da elec­to­ral y ati­zan­do el fue­go de la violencia.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *