Méxi­co. AMLO pre­sen­ta plan para enfren­tar la cri­sis eco­nó­mi­ca pro­vo­ca­da por la pandemia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 22 de abril de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El “plan de aus­te­ri­dad” para enfren­tar la cri­sis eco­nó­mi­ca fue replan­tea­do hoy por el pre­si­den­te Andrés Manuel López Obra­dor y, entre sus aspec­tos más des­ta­ca­dos, con­tem­pló reduc­ción de sala­rios, can­ce­la­ción de agui­nal­dos, así como una reduc­ción de 25% en ser­vi­cios gene­ra­les y sumi­nis­tros has­ta en 75%.

Sin embar­go, el plan pro­yec­ta­do, no toca­rá los pro­yec­tos y pro­gra­mas insig­nia de la admi­nis­tra­ción que el man­da­ta­rio cali­fi­có de prioritarios.

En su con­fe­ren­cia de pren­sa matu­ti­na, López Obra­dor dijo que envió el docu­men­to a la secre­ta­ría de Gober­na­ción y a la Con­se­je­ría Jurí­di­ca del Eje­cu­ti­vo para que ini­cien el pro­ce­so legal con la idea de que los linea­mien­tos sean publi­ca­dos hoy en el Dia­rio Ofi­cial de la Federación.

El plan, dijo, se pro­po­ne gene­rar más aho­rros para reorien­tar­los y con ello demos­tra­rá que se pue­de hacer fren­te a la cri­sis apar­tán­do­se del neoliberalismo.

No habrá despidos

Las medi­das anun­cia­das no con­tem­plan des­pi­do de per­so­nal, pero si la sus­pen­sión de con­tra­ta­cio­nes, como ade­lan­ta­ron en la pri­me­ra quin­ce­na de abril las secre­ta­rías de la Fun­ción Públi­ca y de Hacienda.

El pre­si­den­te deta­lló que los ser­vi­do­res públi­cos de mayor ran­go jerár­qui­co redu­ci­rán su sala­rio en 25% y no ten­drán agui­nal­do. Dos medi­das que han resul­ta­do polé­mi­cas por ser dere­chos labo­ra­les y que el man­da­ta­rio no plan­teó cómo pro­po­ne legi­ti­mar jurídicamente.

Ade­más, deja­rá de ejer­cer el 75% de las par­ti­das de ser­vi­cios gene­ra­les y sumi­nis­tros. Estas son las par­ti­das 2000 y 3000, que inclu­yen la con­tra­ta­ción de insu­mos, bie­nes y ser­vi­cios pro­fe­sio­na­les o espe­cia­li­za­dos, por lo que el anun­cio repre­sen­ta sus­pen­der a par­tir de hoy la con­tra­ta­ción de pro­vee­do­res guber­na­men­ta­les para la ope­ra­ción gubernamental.

López Obra­dor agre­gó que des­apa­re­ce­rán 10 sub­se­cre­ta­rías, pero garan­ti­zó ingre­sos y ran­go admi­nis­tra­ti­vo a quie­nes las ocu­pan. Final­men­te expu­so que bus­ca­rán una reubi­ca­ción de ser­vi­do­res públi­cos en fun­ción de lo prio­ri­ta­rio con el fin de aho­rran en la ten­ta de edi­fi­cios, vehícu­los e inmuebles.

Mega­pro­yec­tos, intocables

Lo que no toca­rá son los pro­gra­mas y pro­yec­tos crea­dos en su admi­nis­tra­ción, que cali­fi­có de “prio­ri­ta­rios”, entre los que se ubi­ca en pri­mer lugar la pen­sión uni­ver­sal para adul­tos mayo­res y las pen­sio­nes para per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad; las becas para niñas y muje­res tra­ba­ja­do­ras, así como el pro­gra­ma de becas “Beni­to Juárez”.

Así mis­mo, la cons­truc­ción de las 100 uni­ver­si­da­des públi­cas; el pro­gra­ma “La Escue­la es Nues­tra”, y el pro­gra­ma “Jóve­nes Cons­tru­yen­do el Futu­ro”. Las tan­das del bien­es­tar, los pre­cios de garan­tías para el cam­po, la dis­tri­bu­ción de fer­ti­li­zan­tes y el apo­yo a pescadores.

Tam­po­co toca­rá la Guar­dia Nacio­nal, ni los pro­yec­tos de infra­es­truc­tu­ra a los que apues­ta el éxi­to de su admi­nis­tra­ción como lo son el Aero­puer­to “Feli­pe Ánge­les”; la reha­bi­li­ta­ción de las seis refi­ne­rías y la cons­truc­ción de la refi­ne­ría de Dos Bocas, Tabas­co, así como lo pro­yec­ta­do para la pro­duc­ción petrolera.

El lis­ta­do de lo que no se move­rá inclu­ye la moder­ni­za­ción de hidro­eléc­tri­cas; man­te­ni­mien­to y con­ser­va­ción de carre­te­ras, cami­nos de mano de obra y cami­nos rura­les, así como las carre­te­ras que ya están en construcción.

No toca­rá el “Sis­te­ma Aero­por­tua­rio de la Ciu­dad de Méxi­co”; ni la ter­mi­na­ción del Tren Inter­ur­bano Méxi­co-Tolu­ca; la ter­mi­na­ción de pre­sas y cana­les; el pro­gra­ma de mejo­ra­mien­to urbano; el par­que eco­ló­gi­co del lago de Tex­co­co don­de se cons­truía el aero­puer­to idea­do en la pasa­da admi­nis­tra­ción, y el pro­gra­ma nacio­nal de reconstrucción.

Así mis­mo, el Tren Maya, cuya sus­pen­sión fue soli­ci­ta­da por dece­nas de ONG por no con­si­de­rar­la una obra esen­cial; el plan de “Inter­net para todos”, el plan de Desa­rro­llo para el Ist­mo de Tehuan­te­pec; la zona libre de la fron­te­ra nor­te; el pro­yec­to cul­tu­ral de la exre­si­den­cia ofi­cial de Los Pinos y la inte­gra­ción del Bos­que de Cha­pul­te­pec, así como su pro­gra­ma de defen­sa de dere­chos humanos.

Aus­te­ri­dad “rigu­ro­sa”

López Obra­dor indi­có que la Secre­ta­ría de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co (SHCP) garan­ti­za­rá la repar­ti­ción de fon­dos para los esta­dos y ten­drá que apro­bar pre­via­men­te el uso de recur­sos que antes for­ma­ban par­te de los fidei­co­mi­sos. Tam­bién debe­rá garan­ti­zar el pago de nómi­na, pen­sio­nes y la amor­ti­za­ción y ser­vi­cio de la deu­da pública.

Las secre­ta­rías de Salud, Mari­na, Defen­sa y la Gua­ri­da Nacio­nal, ten­drán tra­to excepcional.

El man­da­ta­rio hizo énfa­sis en que se apli­ca­rá la ley de aus­te­ri­dad repu­bli­ca­na de mane­ra “rigu­ro­sa”.

Dijo:

“La efi­cien­cia, la hones­ti­dad y la aus­te­ri­dad nos per­mi­ti­rán aumen­tar el pre­su­pues­to para for­ta­le­cer el blin­da­je de los pro­gra­mas socia­les y pro­gra­mas prio­ri­ta­rios en 622 mil 556 millo­nes de pesos”.

Pobres y cla­se mida primero

Al mis­mo tiem­po, abun­dó, se otor­ga­rán tres millo­nes de cré­di­tos diri­gi­dos a la pobla­ción más nece­si­ta­da y a la cla­se media y se crea­rán dos millo­nes de nue­vos empleos, aun­que no deta­lló cómo.

Según el man­da­ta­rio estas medi­das per­mi­ti­rán pro­te­ger al 70% de las fami­lias mexi­ca­nas equi­va­len­te a 25 millo­nes de hoga­res, “sobre todo a los pobres y a los inte­gran­tes de las cla­ses medias”, todo ello –reite­ró– sin aumen­tar el pre­cio de los com­bus­ti­bles, de los impues­tos o median­te la crea­ción de impues­tos nue­vos, y sin endeu­dar al país.

“Vamos a demos­trar que hay otra for­ma de enfren­tar la cri­sis eco­nó­mi­ca pro­vo­ca­da por la pan­de­mia o de cual­quier índo­le, cual­quier tipo de cri­sis, siem­pre y cuan­do no se per­mi­ta la corrup­ción, se for­ta­lez­can valo­res y prin­ci­pios como el huma­nis­mo y se gobier­ne con y para el pue­blo”, concluyó.

Estás medi­das apli­can para todo el gobierno Eje­cu­ti­vo Fede­ral, como órga­nos des­con­cen­tra­dos, empre­sas con mayor par­ti­ci­pa­ción guber­na­men­tal y fideicomisos.

El decre­to entra en vigor este día cuan­do se publi­que en el Dia­rio Ofi­cial de la fede­ra­ción y cesa­rá, dijo, el 31 de diciem­bre de 2020.

La SHCP, ( Secre­ta­ría de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co) en un pla­zo no mayor de 180 días a par­tir de la entra­da en vigor del decre­to lle­va­rá a cabos las ade­cua­cio­nes de carác­ter pre­su­pues­tal que en su caso se requiera.

Fuen­te: Proceso

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *