Cuba. Va, pese a los obs­tácu­los de EE.UU.

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano*, 21 abril 2020.-

«…pue­de que con los bra­zos haya que abrir la sel­va, pue­de que las estre­llas en la noche no quie­ran salir, pero a pesar de los pesa­res como sea Cuba va, Cuba va…».

Así dice una estro­fa de una can­ción com­pues­ta e inter­pre­ta­da en los años 70 por Pablo Mila­nés, Noel Nico­la y Sil­vio Rodrí­guez que refle­jó el camino de un pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio capaz de resis­tir los ata­ques de 12 gobier­nos esta­dou­ni­den­ses consecutivos.

Ese solo últi­mo hecho podría con­ver­tir a Cuba en recor­dis­ta de cómo enfren­tar al gigan­te nor­te­ño que no ceja en su empe­ño de impo­ner al mun­do sus valo­res e intereses.

Pero los cuba­nos fue­ron más allá y aún con las difi­cul­ta­des, penu­rias y esca­se­ces a lo lar­go de más de 60 años, mate­ria­li­za­ron haza­ñas huma­nas que hoy día se trans­mi­ten a otros países.

En espe­cial en estos tiem­pos de azo­te por la pan­de­mia de la Covid-19, los cuba­nos com­par­ten sus logros mien­tras sus médi­cos apo­yan el com­ba­te a una mor­tal dolen­cia que ya con­ta­gió en el mun­do a más de dos millo­nes de per­so­nas y cau­só casi 200 mil muertes.

Con todo y que la Casa Blan­ca inten­ta deme­ri­tar a las misio­nes médi­cas del país cari­be­ño, se abren paso las cua­li­da­des de sus especialistas.

En Qatar, por ejem­plo, don­de radi­ca la mayor base mili­tar esta­dou­ni­den­se en Medio Orien­te, hay dece­nas de doc­to­res cuba­nos soli­ci­ta­dos por el gobierno para enfren­tar la epidemia. 

Los médi­cos cuba­nos se encuen­tran entre los más com­pe­ten­tes, afir­mó Abd al-Latif al-Khal, copre­si­den­te de la cam­pa­ña qata­rí Pre­pa­ra­ción Nacio­nal para enfren­tar la pan­de­mia en Qatar.

Y con­fir­mó que el envío de espe­cia­lis­tas obe­de­ce a una peti­ción ofi­cial y que “Cuba es un país ami­go”, dijo.

De tal mane­ra que el emi­ra­to ubi­ca­do en la ribe­ra del gol­fo se suma a Chi­na, Ita­lia, Espa­ña, Ando­rra, Vene­zue­la, Jamai­ca, terri­to­rios fran­ce­ses de ultra­mar y otros paí­ses afri­ca­nos y lati­no­ame­ri­ca­nos don­de está pre­sen­te el deno­mi­na­do Ejér­ci­to de Batas Blan­cas de Cuba.

A lo más recien­te de la cola­bo­ra­ción cuba­na se agre­gó Hon­du­ras, cuya minis­tra de Salud, Alba Con­sue­lo Flo­res, rati­fi­có que una bri­ga­da médi­ca del país anti­llano se uni­rá a los loca­les para com­ba­tir el virus.

Al uní­sono con ese tra­ba­jo en el exte­rior, los cien­tí­fi­cos cuba­nos con­cen­tran esfuer­zos en con­ce­bir una vacu­na des­ti­na­da a esti­mu­lar el sis­te­ma inmu­ni­ta­rio, anun­ció el direc­tor de inves­ti­ga­ción del Cen­tro de Inge­nie­ría Gené­ti­ca y Bio­tec­no­lo­gía, Gerar­do Guillén.

La vacu­na se está pro­ban­do en el Hos­pi­tal Luis Díaz en La Haba­na en sos­pe­cho­sos de por­tar el virus.

El medi­ca­men­to se sumi­nis­tra por la nariz o deba­jo de la len­gua, y sus resul­ta­dos son alen­ta­do­res en tér­mi­nos de esti­mu­lar el sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co, lo más impor­tan­te para com­ba­tir el coro­na­vi­rus, apun­tó Guillén.

Has­ta con­tra esa posi­bi­li­dad de blin­dar a la huma­ni­dad con­tra el bro­te, Esta­dos Uni­dos tra­ta de obs­ta­cu­li­zar con medi­das uni­la­te­ra­les y puni­ti­vas que impi­den impor­tar mate­ria­les nece­sa­rios para fre­nar la pro­pa­ga­ción del pató­geno mortal.

Por tal moti­vo, el Minis­te­rio cubano de Rela­cio­nes Exte­rio­res de Cuba reca­bó en una decla­ra­ción coope­ra­ción inter­na­cio­nal y soli­da­ri­dad para enfren­tar la Covid-19 y dejar al mar­gen las dife­ren­cias políticas. 

La nota sub­ra­ya que el virus no se detie­ne en las fron­te­ras o las ideo­lo­gías, sino que ame­na­za la vida de todos y la res­pon­sa­bi­li­dad de todos es de enfrentarlo. 

Pero con­tra las socie­da­des que enfren­tan esta ame­na­za, “el mayor poder mili­tar, eco­nó­mi­co y tec­no­ló­gi­co del pla­ne­ta está ali­men­tan­do con­flic­tos, divi­sio­nes y acti­tu­des racis­tas”, dice el tex­to en alu­sión a la polí­ti­ca geno­ci­da de Esta­dos Unidos. 

Con el ata­que de Washing­ton a las misio­nes médi­cas cuba­nas, “habría come­ti­do un deli­to por tra­tar de negar a millo­nes de per­so­nas el dere­cho a los ser­vi­cios de salud”, agre­ga la declaración.

De cual­quier modo, con­ti­núa, la ame­na­za del gobierno esta­dou­ni­den­se “no nos disua­di­rá de res­pon­der a las soli­ci­tu­des de coope­ra­ción, con la asig­na­ción de 21 bri­ga­das médi­cas para ayu­dar a 20 paí­ses, que se agre­ga­ron a pre­sen­tes en otros 60”, pun­tua­li­zó.

Las ideas y opi­nio­nes expre­sa­das en este artícu­lo son las de los auto­res y no refle­jan nece­sa­ria­men­te el pun­to de vis­ta de Al Maya­deen.

*Fuen­te: Al Mayadeen. 

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *