Chi­le. Pro­tes­tas de per­so­nas pri­va­das de liber­tad en cár­cel con mayor con­ta­gio de covid-19

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​22 de abril de 2020

La situa­ción al inte­rior de los pena­les del país es com­ple­ja coti­dia­na­men­te. Más aún en tiem­pos de pan­de­mia por coro­na­vi­rus, una lamen­ta­ble cir­cuns­tan­cia que man­tie­ne par­ti­cu­lar­men­te inquie­tos a los inter­nos, quie­nes duran­te las últi­mas sema­nas se han movi­li­za­do reite­ra­da­men­te para expre­sar su pro­fun­da preo­cu­pa­ción fren­te a los bro­tes de con­ta­gio que ya se han cons­ta­ta­do en algu­nos recintos.

El caso de la cár­cel de Puen­te Alto, es uno de los que ha gene­ra­do espe­cial aten­ción, inclu­so de orga­nis­mos de dere­chos huma­nos y auto­ri­da­des del Cole­gio Médi­co, quie­nes se man­tie­nen aten­tos a lo que ocu­rre en su inte­rior, don­de ya se han regis­tra­do varios inci­den­tes pro­duc­to de la cri­sis sani­ta­ria que enfren­ta el país.

En este con­tex­to y de acuer­do a lo infor­ma­do por T13, este medio­día cin­co fun­cio­na­rios de Gen­dar­me­ría de Chi­le resul­ta­ron con lesio­nes leves lue­go de ser rete­ni­dos en medio de los des­ór­de­nes gene­ra­dos al inte­rior del dor­mi­to­rio 3 de la torre 1, corres­pon­dien­te al módu­lo de con­de­na­dos del penal de la comu­na lide­ra­da por Ger­mán Codina.

Pre­li­mi­nar­men­te se habló de un núme­ro supe­rior a 40 inter­nos invo­lu­cra­dos en un nue­vo inten­to de motín que, según infor­ma­ción de la ins­ti­tu­ción, fue opor­tu­na­men­te controlado.

El recin­to es uno de los pena­les del país con mayor nivel de con­ta­gios de COVID-19, con cifras que hablan de 68 inter­nos y sobre 80 efec­ti­vos de Gen­dar­me­ría con diag­nós­ti­co posi­ti­vo del virus que man­tie­ne en aler­ta al mundo.

En con­ver­sa­ción con el noti­cia­rio de las 13:00 horas de Canal 13, el coro­nel Alber­to Figue­roa, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Nacio­nal de Ofi­cia­les Peni­ten­cia­rios admi­tió que es com­pren­si­ble la preo­cu­pa­ción de la pobla­ción penal y que “debie­ra refor­zar­se la par­te salud”. “Es enten­di­ble que nadie quie­ra ir a tra­ba­jar para allá”, sos­tu­vo lue­go alu­dien­do a la inquie­tud de quie­nes pres­tan ser­vi­cios en el recin­to peni­ten­cia­rio en momen­tos de par­ti­cu­lar ten­sión en su interior.

El Des­con­cier­to*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *