Bra­sil. Varios Esta­dos al bor­de de un colap­so sani­ta­rio /​Manaus entie­rra a las víc­ti­mas de covid-19 en fosas comunes

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano*, 22 de Abril de 2020.

.

Por qué las UCI son el talón de Aqui­les de la lucha con­tra covid-19

Con un mes de cua­ren­te­na, más de 2,700 muer­tes y 43,000 infec­ta­dos, Bra­sil tie­ne varios esta­dos al bor­de de un colap­so sanitario

Des­pués del pri­mer mes de cua­ren­te­na en gran par­te del país, Bra­sil superó la mar­ca de 43 mil infec­ta­dos por el nue­vo coro­na­vi­rus, al menos según datos ofi­cia­les. El mar­tes 21, las muer­tes noti­fi­ca­das al Minis­te­rio de Salud alcan­za­ron 2.741.

En este pun­to, varios esta­dos bra­si­le­ños al bor­de de un colap­so sanitario.

A medi­da que avan­za, covid-19 lle­na los pul­mo­nes con un líqui­do ama­ri­llo vis­co­so, lo que difi­cul­ta la res­pi­ra­ción. Es impo­si­ble res­pi­rar sin asis­ten­cia mecá­ni­ca. Lue­go se ins­ta­la un tubo de vein­te cen­tí­me­tros que avan­za, hacia la trá­quea, para lle­var aire a los pul­mo­nes enfermos.

La máqui­na man­tie­ne el oxí­geno yen­do al cere­bro, cora­zón y riño­nes. Mien­tras tan­to, los médi­cos tra­ba­jan para con­te­ner la infec­ción y recu­pe­rar la capa­ci­dad res­pi­ra­to­ria. Este pro­ce­so casi siem­pre se rea­li­za en la UCI. Y este es pre­ci­sa­men­te el flan­co prin­ci­pal en la defen­sa de los esta­dos y muni­ci­pios con­tra la enfermedad.

En Cea­rá, la ocu­pa­ción de las camas de la UCI reser­va­das para el covid-19 osci­la entre el 100%. El gobierno esta­tal le cobra al nue­vo minis­tro Nel­son Teich por habi­li­tar nue­vas camas, pro­me­ti­do por el pre­de­ce­sor Luiz Hen­ri­que Man­det­ta. En Ama­zo­nas, casi el 90% de las camas de la UCI están ocu­pa­das. Per­nam­bu­co y Río de Janei­ro se encuen­tran en una situa­ción simi­lar. Belo Hori­zon­te decre­tó un esta­do de cala­mi­dad pública.

En São Pau­lo, el epi­cen­tro nacio­nal de la enfer­me­dad, la tasa de ocu­pa­ción pro­me­dio es del 60%. Pero la capi­tal ya tie­ne hos­pi­ta­les cer­ca del lími­te. El Hos­pi­tal das Clí­ni­cas, el com­ple­jo de salud más gran­de de Amé­ri­ca Lati­na, reser­vó todo el Ins­ti­tu­to Cen­tral para tra­tar la enfer­me­dad. Abrió 200 camas de UCI. El lunes 20, cuan­do el hos­pi­tal infor­mó a Car­ta­Ca­pi­tal , 185 de ellos esta­ban ocu­pa­dos. El sába­do hubo 168. El alto por­cen­ta­je, en solo dos días, pasó del 86% al 93%.

La suma de casos en la peri­fe­ria ya es mayor que en las regio­nes cen­tra­les de la ciu­dad, don­de apa­re­cie­ron los pri­me­ros casos impor­ta­dos de la enfer­me­dad. En el Hos­pi­tal Parelhei­ros, en el extre­mo sur de São Pau­lo, ya no hay camas en la UCI. El tipo de vacan­tes en los hos­pi­ta­les muni­ci­pa­les de Ita­que­ra y Cida­de Tira­den­tes, en la Zona Este, tam­bién se agotaron.

En gene­ral, los pacien­tes con SUS gene­ral­men­te ingre­san al hos­pi­tal en con­di­cio­nes de peor salud. En el hos­pi­tal Sírio-Liba­nês, que aten­dió a unos 230 pacien­tes con la enfer­me­dad, la tasa de mor­ta­li­dad es del 4%. En Emí­lio Ribas, una refe­ren­cia en la aten­ción del SUS en São Pau­lo, que tuvo 113 casos y 11 muer­tes, el por­cen­ta­je alcan­za el 10%.

Ante este dra­ma, los gobier­nos se están que­dan­do sin tiem­po para mul­ti­pli­car las camas de la UCI. El desa­fío es com­ple­jo. «Trans­for­mar una habi­ta­ción nor­mal en una UCI es posi­ble, pero muy com­pli­ca­do», expli­ca el doc­tor Riad You­nes, direc­tor del Cen­tro de Onco­lo­gía del Hos­pi­tal Oswal­do Cruz y colum­nis­ta de Car­ta­Ca­pi­tal.  «Si hoy deci­do trans­for­mar diez camas de Oswal­do Cruz en una UCI, es nece­sa­rio impor­tar ven­ti­la­do­res, com­prar oxí­geno, que escasea …»

Cada kit bási­co de cama de hos­pi­tal, res­pi­ra­dor arti­fi­cial y moni­tor cues­ta, en pro­me­dio, 400 mil reales. Ade­más de esta estruc­tu­ra muy cos­to­sa, se nece­si­ta capi­tal humano. En pro­me­dio, un solo médi­co pue­de aten­der a trein­ta pacien­tes en una sala. En una UCI, solo diez.

Una for­ma de salir de esta cri­sis es la crea­ción de una sola fila de camas SUS . La ley de cua­ren­te­na garan­ti­za a la Unión, los esta­dos y los muni­ci­pios el poder de soli­ci­tar «bie­nes y ser­vi­cios de per­so­nas físi­cas y jurí­di­cas, en cuyo caso se garan­ti­za­rá el pago pos­te­rior de una com­pen­sa­ción justa».

FACHADA DEL INSTITUTO CENTRAL DEL HOSPITAL DAS CLÍNICAS, RESERVADA PARA CASOS DE CORONAVIRUS: UCI CERCANAS AL LÍMITE (FOTO: DIVULGACIÓN) 

Hos­pi­ta­les vacíos?

Des­de hace algu­nas sema­nas, los infor­mes de hos­pi­ta­les vacíos han esta­do cir­cu­lan­do en Inter­net. Estas fotos y videos apa­re­cen, en gene­ral, acom­pa­ña­dos de tex­tos apó­cri­fos que mini­mi­zan la gra­ve­dad de la pan­de­mia. Car­ta­Ca­pi­tal pre­gun­tó a los médi­cos sobre esta posi­bi­li­dad. Escu­chó que hay una caí­da en las hos­pi­ta­li­za­cio­nes y la aten­ción en la sala de emer­gen­cias. Pero no es, de nin­gu­na mane­ra, un signo de bue­na volun­tad en rela­ción con el coronavirus.

“Muchas per­so­nas han deja­do de ir a la sala de emer­gen­cias por mie­do a con­traer el virus. Esto va para hos­pi­ta­les públi­cos y pri­va­dos ”, expli­ca Daniel Dehein­ze­lin, un neu­mó­lo­go del hos­pi­tal Sírio-Liba­nês. Otra razón, dice el médi­co, es que la cua­ren­te­na ha redu­ci­do la inci­den­cia de otros virus respiratorios.Las ciru­gías elec­ti­vas tam­bién fue­ron sus­pen­di­das. “Un estu­dio ira­ní mos­tró que la mor­ta­li­dad post­ope­ra­to­ria gene­ral aumen­ta en un 25% si el pacien­te toma covid. Inclu­so ciru­gías sim­ples como her­nia o sili­co­na. No es segu­ro ope­rar en una pan­de­mia ”, seña­la el reu­ma­tó­lo­go João Alho, coor­di­na­dor de la resi­den­cia de la Clí­ni­ca Médi­ca en la Uni­ver­si­dad Esta­tal de Pará en Santarém.

Otra cau­sa pro­ba­ble es la caí­da del trá­fi­co de vehícu­los. Sin tan­tos auto­mó­vi­les y moto­ci­cle­tas cir­cu­lan­do, debi­do a la cua­ren­te­na, el núme­ro de acci­den­tes dis­mi­nu­ye, una de las prin­ci­pa­les cau­sas de hos­pi­ta­li­za­ción. En 2018, los acci­den­tes de trán­si­to cau­sa­ron 183,400 hos­pi­ta­li­za­cio­nes en el SUS.

.

*Car­ta Capital


Con el aumen­to de las muer­tes, Manaus entie­rra a las víc­ti­mas de covid-19 en fosas comunes

Un gran núme­ro de entie­rros en el cemen­te­rio públi­co Taru­mã, en el lado oes­te de la ciu­dad, lle­vó al Ayun­ta­mien­to a adop­tar la medida.

Por Lu Sudré* 

.

La retro­ex­ca­va­do­ra abre una zan­ja colec­ti­va en un cemen­te­rio públi­co en el lado oes­te de Manaus – (Foto: Repro­duc­ción /​Inter­net)

Con el aumen­to de las muer­tes cau­sa­das por la pan­de­mia de coro­na­vi­rus , el Ayun­ta­mien­to de Manaus deci­dió adop­tar el sis­te­ma de trin­che­ras para ente­rrar a las víc­ti­mas de covid-19 en el Cemen­te­rio Públi­co Nos­sa Senho­ra Apa­re­ci­da, ubi­ca­do en el barrio de Taru­mã, al oes­te de la ciudad.

Las imá­ge­nes y videos de varios ataú­des ente­rra­dos en la zan­ja colec­ti­va cir­cu­la­ron amplia­men­te en las redes socia­les esta maña­na (21), aler­tan­do a los miem­bros de la fami­lia sobre la nece­si­dad de pro­tec­ción con­tra la con­ta­mi­na­ción del nue­vo coronavirus.

En una nota envia­da a Bra­sil de Fato , el Ayun­ta­mien­to decla­ra que la meto­do­lo­gía de la Secre­ta­ría Muni­ci­pal de Lim­pie­za Urba­na (Semulsp) se uti­li­za en otros paí­ses y que se pre­ser­van las iden­ti­da­des de los cuer­pos y los lazos familiares.

Según la agen­cia, hay una bre­cha entre los ataú­des y se está hacien­do la iden­ti­fi­ca­ción correc­ta de cada tum­ba. El lunes (20), se regis­tra­ron 156 muer­tes en Manaos.

La ciu­dad tam­bién infor­mó que, debi­do a los con­flic­tos recu­rren­tes entre los miem­bros de la fami­lia y la pren­sa, el acce­so al cemen­te­rio de Taru­mã está res­trin­gi­do a cin­co per­so­nas por fami­lia. La medi­da, según el gobierno, se esta­ble­ció con el obje­ti­vo de pre­ser­var la pri­va­ci­dad y el due­lo, ade­más de con­si­de­rar el ries­go de pro­pa­ga­ción del nue­vo coronavirus.

Según datos de la Health Sur­vei­llan­ce Foun­da­tion (FVS), publi­ca­do el lunes (20), el esta­do de Ama­zo­nas tie­ne 2,160 casos confirmados.

.

*Bra­sil Do Fato – Edi­ción: Cami­la Maciel

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *