Las con­di­cio­nes de las cár­ce­les de Israel mata­rán a los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos antes de que el coro­na­vi­rus lo haga – La otra Anda­lu­cía

Los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos están hoy atra­pa­dos luchan­do en dos fren­tes: uno con­tra la pan­de­mia del coro­na­vi­rus, y el otro con­tra las horri­bles con­di­cio­nes car­ce­la­rias de Israel; mue­ren tra­tan­do de sobre­vi­vir.

Cua­tro pri­sio­ne­ros pales­ti­nos han dado has­ta aho­ra posi­ti­vo para el coro­na­vi­rus. Otro dete­ni­do dio posi­ti­vo para el virus unos días des­pués de su libe­ra­ción.

Hay apro­xi­ma­da­men­te 5.000 pri­sio­ne­ros polí­ti­cos pales­ti­nos en las cár­ce­les israe­líes, según el gru­po de dere­chos de los pri­sio­ne­ros Adda­meer.

Los tra­ba­ja­do­res pales­ti­nos desin­fec­tan los luga­res de cul­to como medi­da pre­ven­ti­va en medio de los temo­res de la pro­pa­ga­ción del nue­vo coro­na­vi­rus el 12 de mar­zo de 2020 [Ash­raf Amra/ApaImages]Más de 700 pre­sos y pre­sas de las cár­ce­les israe­líes nece­si­tan aten­ción médi­ca seria, 17 de los cua­les se encuen­tran en esta­do crí­ti­co en el hos­pi­tal de la cár­cel de Ram­la, que care­ce de nor­mas ade­cua­das de aten­ción médi­ca.

La mayo­ría de ellos se encuen­tran haci­na­dos en espa­cios redu­ci­dos, don­de los pre­sos no pue­den prac­ti­car nin­gún tipo de dis­tan­cia­mien­to social, y se les deja sin el equi­po de lim­pie­za y la aten­ción médi­ca nece­sa­rios para garan­ti­zar su segu­ri­dad fren­te a un con­ta­gio inclu­so menos mor­tal, por no hablar del coro­na­vi­rus poten­cial­men­te mor­tal.

Nume­ro­sas orga­ni­za­cio­nes han adver­ti­do de que sólo se nece­si­ta­ría una per­so­na infec­ta­da para pro­pa­gar el virus a toda la pobla­ción cau­ti­va y pro­vo­car una tra­ge­dia devas­ta­do­ra.

A pesar de los lla­ma­mien­tos para que se libe­re a los pri­sio­ne­ros para sal­var vidas, las auto­ri­da­des israe­líes no están asu­mien­do la res­pon­sa­bi­li­dad y miti­gan­do las preo­cu­pa­cio­nes inter­na­cio­na­les pro­te­gien­do a los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos.

En su lugar, Israel está uti­li­zan­do el pre­tex­to del coro­na­vi­rus para aumen­tar su abu­so de los dete­ni­dos pales­ti­nos impo­nién­do­les res­tric­cio­nes más seve­ras. El Ser­vi­cio de Pri­sio­nes de Israel (IPS) ha limi­ta­do las visi­tas de los pri­sio­ne­ros enfer­mos y heri­dos a las clí­ni­cas médi­cas y ha can­ce­la­do todos sus che­queos a pesar de que muchos sufren sín­to­mas del virus.

Tam­bién ha prohi­bi­do a los repre­sen­tan­tes lega­les de los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos la comu­ni­ca­ción direc­ta, per­mi­tién­do­les úni­ca­men­te poner­se en con­tac­to con sus clien­tes por telé­fono, lo que les impi­de eva­luar con pre­ci­sión la salud y la segu­ri­dad de los dete­ni­dos.

Se han noti­fi­ca­do casos de pre­sos a los que se les ha nega­do el acce­so a pro­duc­tos de lim­pie­za y se les ha pedi­do que uti­li­cen cal­ce­ti­nes como mas­ca­ri­llas. Esto se suma a que los come­do­res de las cár­ce­les israe­líes han deja­do de sumi­nis­trar un total de 140 pro­duc­tos, inclui­dos los sumi­nis­tros de lim­pie­za vita­les.

El Direc­tor del Cen­tro de Estu­dios de Pri­sio­ne­ros, Raa­fat Ham­dou­na, dijo que la polí­ti­ca israe­lí de negli­gen­cia médi­ca se com­po­ne de cua­tro ele­men­tos: la fal­ta inten­cio­nal de un examen médi­co ade­cua­do, la fal­ta de medi­ca­men­tos apro­pia­dos, la fal­ta de prue­bas de labo­ra­to­rio y el apla­za­mien­to de ciru­gías urgen­tes.

Aña­dió que las auto­ri­da­des israe­líes impi­den que el Minis­te­rio de Salud pales­tino envíe medi­ca­men­tos a los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos.

A medi­da que cre­ce la alar­ma por el peli­gro que el virus repre­sen­ta para los pri­sio­ne­ros, muchos han olvi­da­do la tor­tu­ra y la fal­ta de aten­ción médi­ca que han esta­do matan­do a los dete­ni­dos pales­ti­nos des­de 1967.

Des­de enton­ces, al menos 222 pri­sio­ne­ros pales­ti­nos han muer­to en las cár­ce­les israe­líes; al menos 65 como resul­ta­do de la fal­ta de aten­ción médi­ca, según el Cen­tro de Pri­sio­ne­ros Pales­ti­nos.

A fina­les del año pasa­do, el pre­so polí­ti­co Sami Abu Diak murió de cán­cer ter­mi­nal y sufrió una insu­fi­cien­cia renal y pul­mo­nar mien­tras esta­ba dete­ni­do. Las pobres e inhu­ma­nas con­di­cio­nes de la pri­sión y la deli­be­ra­da negli­gen­cia médi­ca die­ron lugar a la pro­pa­ga­ción de tumo­res en el cuer­po del pre­so de 36 años.

Abu Diak se some­tió a varias ciru­gías y sufrió varias com­pli­ca­cio­nes, sin embar­go, las auto­ri­da­des de ocu­pa­ción israe­líes se nega­ron a poner­lo en liber­tad por moti­vos huma­ni­ta­rios.

Los que sobre­vi­ven a los fre­cuen­tes dece­nios de deten­ción viven sus vidas con enfer­me­da­des pro­lon­ga­das que los acom­pa­ñan para siem­pre. Es un ase­si­na­to len­to.

Nun­ca se toma­ron pre­cau­cio­nes para pro­te­ger la vida de los pri­sio­ne­ros antes de la enfer­me­dad alta­men­te con­ta­gio­sa. ¿Es real­men­te tan impac­tan­te que nada haya cam­bia­do?

Duran­te déca­das, los pales­ti­nos han per­di­do la vida como resul­ta­do de la negli­gen­cia médi­ca en las pri­sio­nes, mien­tras que la Comi­sión de Asun­tos de los Pri­sio­ne­ros expli­có que el 95% de los dete­ni­dos son some­ti­dos a tor­tu­ra des­de el momen­to de su arres­to.

Esto con­ti­núa duran­te los inte­rro­ga­to­rios e inclu­so des­pués de que los pri­sio­ne­ros son colo­ca­dos en los cen­tros de deten­ción.

En lugar de acce­der al tra­ta­mien­to en el hos­pi­tal, muchos son a menu­do reclui­dos en régi­men de ais­la­mien­to.

Los diag­nós­ti­cos erró­neos son comu­nes, seña­ló Ehte­ram Gha­zaw­neh, coor­di­na­dor de la uni­dad de docu­men­ta­ción e inves­ti­ga­ción de Adda­meer. Esto retra­sa el acce­so de los pri­sio­ne­ros al tra­ta­mien­to nece­sa­rio y, en muchos casos, resul­ta en la muer­te, expli­có.

Los pri­sio­ne­ros han dicho que pien­san tomar medi­das con­tra su con­di­ción de dete­ni­dos; esto sig­ni­fi­ca a menu­do que ini­cian huel­gas de ham­bre abier­tas, que los dejan debi­li­ta­dos y más sus­cep­ti­bles a las enfer­me­da­des.

La ausen­cia de medi­das sani­ta­rias de IPS para pro­te­ger a los pri­sio­ne­ros pales­ti­nos duran­te la pan­de­mia mun­dial hace cada vez más evi­den­te que Israel bus­ca apro­ve­char el virus mor­tal para librar­se de su pro­ble­ma pales­tino.

Mien­tras el mun­do se preo­cu­pa por tra­tar de hacer fren­te al coro­na­vi­rus mor­tal de rápi­da pro­pa­ga­ción, los pales­ti­nos siguen luchan­do por sobre­vi­vir bajo una reali­dad que los ha deja­do no sólo pri­sio­ne­ros de la ocu­pa­ción sino tam­bién sus­cep­ti­bles a enfer­me­da­des que habrían sido tra­ta­bles, si sólo fue­ran israe­líes.

Por Anju­man Rah­man.

Fuen­te: www​.moni​tor​deo​rien​te​.com

Latest posts by Otros medios (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *