Chi­le. Ser­vi­cio Nacio­nal de Meno­res fir­ma con­ve­nio con la Agen­cia Nacio­nal de Inte­li­gen­cia: ¿Para qué?

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​21 de enero de 2020

El 21 de febre­ro del pre­sen­te año, median­te reso­lu­ción exen­ta N° 601, el Ser­vi­cio Nacio­nal de Meno­res, a tra­vés de su direc­to­ra nacio­nal, apro­bó el deno­mi­na­do “con­ve­nio de cola­bo­ra­ción y coor­di­na­ción con la Agen­cia Nacio­nal de Inte­li­gen­cia (ANI)”; cuyo obje­ti­vo es faci­li­tar a dicha Agen­cia de Inte­li­gen­cia el acce­so de infor­ma­ción que posee SENAME y que la ANI con­si­de­re rele­van­te y per­ti­nen­te para gene­rar inte­li­gen­cia, esta­ble­cién­do­se una alian­za estra­té­gi­ca de coope­ra­ción ins­ti­tu­cio­nal.

Pre­ci­sar que la ley N° 19.974 que regu­la el Sis­te­ma de Inte­li­gen­cia del Esta­do y crea la Agen­cia Nacio­nal de Inte­li­gen­cia, esta­ble­ce, en su artícu­lo 4°:

“El Sis­te­ma de Inte­li­gen­cia del Esta­do, en ade­lan­te el Sis­te­ma, es el con­jun­to de orga­nis­mos de inte­li­gen­cia, inde­pen­dien­tes entre sí, fun­cio­nal­men­te coor­di­na­dos, que diri­gen y eje­cu­tan acti­vi­da­des espe­cí­fi­cas de inte­li­gen­cia y con­tra­in­te­li­gen­cia, para ase­so­rar al Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca y a los diver­sos nive­les supe­rio­res de con­duc­ción del Esta­do, con el obje­ti­vo de pro­te­ger la sobe­ra­nía nacio­nal y pre­ser­var el orden cons­ti­tu­cio­nal…”

La mis­ma ley, en su artícu­lo 8° indi­ca un catá­lo­go de fun­cio­nes que no dicen rela­ción a la pro­tec­ción de la niñez y juven­tud, sino que más bien dice rela­ción con actos de inte­li­gen­cia, suje­to a secre­to, y actos vin­cu­la­do a temas terro­ris­tas: 

Artícu­lo 8º.- Corres­pon­de­rán a la Agen­cia Nacio­nal de Inte­li­gen­cia, en ade­lan­te la Agen­cia, las siguien­tes fun­cio­nes:

f) Dis­po­ner la apli­ca­ción de medi­das de inte­li­gen­cia, con obje­to de detec­tar, neu­tra­li­zar y con­tra­rres­tar las accio­nes de gru­pos terro­ris­tas, nacio­na­les o inter­na­cio­na­les, y de orga­ni­za­cio­nes cri­mi­na­les trans­na­cio­na­les.

g) Dis­po­ner la apli­ca­ción de medi­das de con­tra­in­te­li­gen­cia, con el pro­pó­si­to de detec­tar, neu­tra­li­zar y con­tra­rres­tar las acti­vi­da­des de inte­li­gen­cia desa­rro­lla­das por gru­pos nacio­na­les o extran­je­ros, o sus agen­tes, exclu­yen­do las del inci­so segun­do del artícu­lo 20.

Sobre lo ante­rior nos lla­ma pro­fun­da­men­te la aten­ción el hecho de que el Esta­do de Chi­le, a tra­vés de la ANI cele­bre un con­ve­nio de cola­bo­ra­ción con el SENAME, toman­do en con­si­de­ra­ción que el obje­ti­vo del Ser­vi­cio de Inte­li­gen­cia del Esta­do es cla­ro y pre­ci­so, de mane­ra que no vemos cómo el SENAME pue­da brin­dar infor­ma­ción que per­mi­ta pro­te­ger la sobe­ra­nía nacio­nal y el orden cons­ti­tu­cio­nal. Todo lo ante­rior suma­do al rol que el mis­mo Esta­do ha desa­rro­lla­do en mate­ria de infan­cia vul­ne­ra­da y el actuar des­ple­ga­do por sus agen­tes des­de el esta­lli­do social, don­de figu­ran más de 4.080 niños, niñas y jóve­nes dete­ni­dos entre octu­bre y diciem­bre del 2019; de los cua­les 186 habrían sido pues­tos en pri­sión pre­ven­ti­va, según datos de la Defen­so­ría Penal Públi­ca.

Como SINTRASUB-SENAME, cree­mos que este con­ve­nio vie­ne en refor­zar la ins­ti­tu­cio­na­li­dad ins­tau­ra­da por el gobierno de turno, des­pro­te­gien­do y cri­mi­na­li­zan­do a la niñez y juven­tud, uti­li­zan­do al SENAME como base de infor­ma­ción para orques­tar los pla­nes des­ti­na­do a con­tro­lar la pobla­ción sis­te­má­ti­ca­men­te vul­ne­ra­da, des­vián­do­se del obje­ti­vo esen­cial el cual es de con­tri­buir a pro­te­ger y pro­mo­ver los dere­chos de los niños, niñas y ado­les­cen­tes que han sido vul­ne­ra­dos en el ejer­ci­cio de los mis­mos y a la rein­ser­ción social de ado­les­cen­tes que han infrin­gi­do la ley penal.

Fren­te a lo denun­cia­do ofi­cia­mos a la Defen­so­ría de la Niñez para que tome cono­ci­mien­to de la evi­den­te vul­ne­ra­ción a la Con­ven­ción de los Dere­chos del Niño, exi­gien­do que se deje sin efec­to la reso­lu­ción exen­ta N° 601, del Ser­vi­cio Nacio­nal de Meno­res y que los res­pon­sa­bles expli­quen los reales moti­vos de dicho con­ve­nio.

Se adjun­ta:

Ofi­cio denun­cia Defen­so­ría de la Niñez

Reso­lu­ción 601

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *