Cuba recuer­da ani­ver­sa­rio de vic­to­ria en Pla­ya Girón

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​19 de abril de 2020

El can­ci­ller cubano Bruno Rodrí­guez Parri­lla resal­tó el ani­ver­sa­rio de la vic­to­ria de Pla­ya Girón, esce­na­rio de un frus­tra­do des­em­bar­co aero­na­val de una bri­ga­da mili­tar inte­gra­da por 1.200 de exi­lia­dos cuba­nos que inten­tó derro­car al Gobierno de la isla en abril de 1961, con finan­cia­mien­to de Esta­dos Unidos.

«En 1961, el pue­blo cubano com­ba­tió vic­to­rio­so en defen­sa de la Patria, la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo. Hace un año, el gobierno de EEUU pro­me­tió rever­tir en éxi­to la derro­ta sufri­da en Pla­ya Girón. Aque­lla derro­ta del impe­ria­lis­mo es irre­ver­si­ble. Cuba sigue en pie», escri­bió el titu­lar cubano de Exte­rio­res en su cuen­ta de la red social de Twitter.

Cono­ci­da como la «pri­me­ra gran derro­ta del impe­ria­lis­mo yan­qui en Amé­ri­ca», la inva­sión por Pla­ya Girón ini­ció el 17 de abril de 1961, por un con­tin­gen­te mili­tar, cono­ci­do como Bri­ga­da 2506, inte­gra­da por unos 1.500 exi­lia­dos cuba­nos resi­den­tes en Esta­dos Uni­dos, a bor­do de cin­co buques de gue­rra esta­dou­ni­den­ses y escol­ta­dos por otras uni­da­des nava­les de ese país. 

Tam­bién con­ta­ban con el apo­yo de unos 35 avio­nes de com­ba­te, de ellos 16 bom­bar­de­ros B‑26.

A pesar de su pode­río béli­co, la bri­ga­da fue derro­ta­da en 60 horas de com­ba­te, por uni­da­des del ejér­ci­to cubano, la poli­cía, y las mili­cias popu­la­res que hicie­ron fren­te a los invasores.

Según his­to­ria­do­res cuba­nos y docu­men­tos des­cla­si­fi­ca­dos en EEUU, la inva­sión fue orga­ni­za­da por la Agen­cia Cen­tral de Inte­li­gen­cia (CIA) nor­te­ame­ri­ca­na, con el bene­plá­ci­to de la Casa Blanca.

La inva­sión fue pre­ce­di­da por ata­ques aéreos con­tra ins­ta­la­cio­nes mili­ta­res en las pro­vin­cias de La Haba­na (oes­te) y San­tia­go de Cuba (este) con el pro­pó­si­to de des­truir la fuer­za aérea cuba­na y res­tar capa­ci­dad de res­pues­ta al des­em­bar­co naval.

Estas accio­nes esta­ban inclui­das en un pro­yec­to cono­ci­do como Ope­ra­ción Plu­to, pre­sen­ta­do en mar­zo de 1960 por la CIA y con el bene­plá­ci­to del pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se Dwight Eisenho­wer (1953−1961).

Los expe­di­cio­na­rios cuba­nos fue­ron entre­na­dos en bases mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses en Fort Bragg y Nor­folk, esta­do de Vir­gi­nia (nores­te), Fort Myers, Opa­loc­ka, y Homes­tead, en la Flo­ri­da (sur­es­te), Vie­ques, en Puer­to Rico, y Fort Guly, en Pana­má, pre­ci­san las fuentes.

Puer­tos de Gua­te­ma­la y Nica­ra­gua sir­vie­ron como pun­tos de sali­da a las tro­pas invasoras.

El sal­do del enfren­ta­mien­to fue­ron 157 muer­tos y cien­tos de heri­dos por los defen­so­res en la isla, mien­tras que la Bri­ga­da 2506 apor­tó 89 muer­tos en com­ba­te, 250 heri­dos y 1.197 prisioneros.

Tras un acuer­do, meses des­pués, los miem­bros del con­tin­gen­te mili­tar inva­sor fue­ron can­jea­dos por 62.3 millo­nes de dóla­res en medi­ci­nas y ali­men­tos para niños, y envia­dos de vuel­ta a EEUU.

Sput­nik*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *