Esta­dos Uni­dos. El Secre­ta­rio de Defen­sa Mark Esper y sus fala­cias con­tra China

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 19 abril 2020

A medi­da que la situa­ción epi­dé­mi­ca en los Esta­dos Uni­dos se hizo más seve­ra, otro «maes­tro del ocul­ta­mien­to» ha sal­ta­do impaciente
En una entre­vis­ta el día 16, el Secre­ta­rio de Defen­sa de los Esta­dos Uni­dos, Mark Esper, ata­có que Chi­na fue «enga­ño­sa» y «no trans­pa­ren­te» en la epi­de­mia. Esta fala­cia es exac­ta­men­te la mis­ma que la de algu­nos otros polí­ti­cos de los Esta­dos Uni­dos, pero esta excu­sa de cul­par a otro no es nada nuevo.
Por supues­to, con­si­de­ran­do la cali­dad de Esper como secre­ta­rio de defen­sa, su «desem­pe­ño» esta vez hace que la gen­te pres­te más aten­ción a la situa­ción epi­dé­mi­ca del ejér­ci­to estadounidense.
Se nota que el mis­mo día que Esper man­cha a Chi­na, la Mari­na de los EE. UU. decla­ró que la can­ti­dad de miem­bros de la tri­pu­la­ción del por­ta­avio­nes «Roo­se­velt» infec­ta­dos con la neu­mo­nía de nue­vo coro­na­vi­rus ha aumen­ta­do aún más, y el resul­ta­do de las 655 prue­bas son posi­ti­vos. Ante­rior­men­te, un miem­bro de la tri­pu­la­ción había muer­to por com­pli­ca­cio­nes rela­cio­na­das con la neu­mo­nía de nue­vo coronavirus.
Peor aún, ade­más de «Roo­se­velt», «Reagan», «Karl Vin­son» y «Nimitz» tam­bién tie­nen casos con­fir­ma­dos, lo que sig­ni­fi­ca que 4 gran­des por­ta­avio­nes nuclea­res de la Flo­ta del Pací­fi­co de EE. UU. ha caí­do en el desas­tre. Los medios de comu­ni­ca­ción de EE. UU. publi­ca­ron recien­te­men­te un «mapa de infec­ción mili­tar de EE. UU.», dicien­do que más de 150 bases mili­ta­res en 41 esta­dos de los Esta­dos Uni­dos tie­nen un nue­vo bro­te de la epi­de­mia, el más gra­ve de ellos es la Mari­na. El infor­me seña­la­ba que la “infor­ma­ción no trans­pa­ren­te» de las fuer­zas arma­das esta­dou­ni­den­ses ha pro­vo­ca­do gran insa­tis­fac­ción entre muchas partes.
Pero la men­ti­ra no pue­de encu­brir el hecho, y los Esper que inten­tan encu­brir la epi­de­mia han sido con­de­na­dos por los hechos. Como resul­ta­do, la gen­te vio que recu­rren a dos tru­cos para res­pon­der: uno es apa­ci­guar a los sol­da­dos, dicien­do que «no se des­car­ta­ba la posi­bi­li­dad de que Cro­zer vol­vie­ra a ser el capi­tán», pero esto no pue­de cal­mar la ira de los mari­ne­ros en el «Roo­se­velt». Los medios esta­dou­ni­den­ses cita­ron a un mari­ne­ro dicien­do: «La inac­ción de los mili­ta­res nos ha empu­ja­do paso a paso has­ta el abismo».
El otro tru­co de Esper es imi­tar las prác­ti­cas de algu­nos polí­ti­cos esta­dou­ni­den­ses y se dedi­can en la mani­pu­la­ción polí­ti­ca. Esper inten­ta deses­pe­ra­da­men­te bus­car un «chi­vo expia­to­rio» para des­viar la aten­ción de la socie­dad esta­dou­ni­den­se hacia su inefi­ca­cia en la lucha con­tra la epi­de­mia y elu­dir su res­pon­sa­bi­li­dad. Un artícu­lo recien­te en la revis­ta For­bes seña­la que el Pen­tá­gono no pudo pro­por­cio­nar una orien­ta­ción deci­si­va y cla­ra sobre la epi­de­mia de neu­mo­nía de nue­vo coro­na­vi­rus, que ha sacu­di­do la con­fian­za de la gen­te en Esper. El artícu­lo seña­la que Esper ha atri­bui­do en gran medi­da la res­pon­sa­bi­li­dad de guiar mal la res­pues­ta a la neu­mo­nía de nue­vo coro­na­vi­rus a los coman­dan­tes de la fuer­za no pre­pa­ra­dos o poco pre­pa­ra­dos, lo que ha cau­sa­do una gran preo­cu­pa­ción en el círcu­lo de segu­ri­dad nacio­nal de todo Esta­dos Unidos.
Sin embar­go, la difa­ma­ción no pue­de ocul­tar los hechos, ni pue­de des­ha­cer­se del virus. El tiem­po está pasan­do. Mien­tras Esper inten­ta des­viar la aten­ción de la socie­dad esta­dou­ni­den­se, la gen­te toda­vía está luchan­do: ¿Cuán­do ter­mi­na­rá la epi­de­mia de las fuer­zas arma­das de los Esta­dos Uni­dos? Al tener un secre­ta­rio de defen­sa tan poco con­fia­ble, cuán preo­cu­pa­da está la segu­ri­dad de la vida de las fuer­zas arma­das de los Esta­dos Unidos.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *