Cuba. Espe­ro que los intere­ses de EEUU no pre­va­lez­can sobre la sal­va­ción de vidas

Cuba, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 18 de abril del 2020

La empre­sa
ale­ma­na Pro­fü­med Deu­ts­chland tie­ne pre­vis­to adqui­rir en Cuba el
medi­ca­men­to anti­vi­ral Inter­fe­rón alfa-2b. Sput­nik con­ver­só con el
direc­tor gene­ral de la com­pa­ñía, Georg Schef­fer, acer­ca de las
pers­pec­ti­vas de la cola­bo­ra­ción de los dos paí­ses duran­te la pandemia.

El
empre­sa­rio decla­ró que su empre­sa —que se dedi­ca a la pro­duc­ción de
mate­rial médi­co a base de celu­lo­sa— ha cola­bo­ra­do con Cuba duran­te más
de tres años. Tras el ini­cio de la pan­de­mia de COVID-19,
Schaef­fer enten­dió que era nece­sa­rio «hacer algo para sal­var vidas
huma­nas», y ese fue el momen­to en el que se ente­ró de la exis­ten­cia de
dicho medicamento.

«Enten­di­mos que el desa­rro­llo y la pro­duc­ción de otros fár­ma­cos o vacu­nas serán impo­si­bles en el futu­ro pró­xi­mo», decla­ró Schef­fer, quien agre­gó que su empre­sa está tra­ba­jan­do en obte­ner el per­mi­so para impor­tar el medi­ca­men­to cubano. 

«No que­re­mos que en Ale­ma­nia se repita
lo mis­mo que pasó en Ita­lia, y la evo­lu­ción de la situa­ción en Italia
nos demues­tra que tene­mos razón: aho­ra, allí tra­ba­jan los exper­tos de
Cuba y Chi­na», subrayó.

Schef­fer agre­gó que su empre­sa nece­si­ta el apo­yo de las com­pa­ñías que tie­nen per­mi­so para impor­tar el Inter­fe­rón alfa-2b, ya que en la UE la impor­ta­ción de dicho fár­ma­co solo está auto­ri­za­da en España.

El empren­de­dor ale­mán sub­ra­yó que Cuba siem­pre «ha teni­do algo de qué
pre­su­mir» en lo que res­pec­ta a sus inves­ti­ga­cio­nes médi­cas, y hasta
expor­tó medi­ca­men­tos a la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca Ale­ma­na duran­te la
Gue­rra Fría.

Las far­ma­céu­ti­cas cuba­nas Bio­Cu­ba­Far­ma y Labio­fam, que cola­bo­ran con
la empre­sa de Schef­fer ade­más de con los repre­sen­tan­tes de la Cáma­ra de
Comer­cio de Ale­ma­nia, Lehr y Neu­bert, están dis­pues­tos a pres­tar apo­yo a
Pro­fü­med Deu­ts­chland, seña­ló el inter­lo­cu­tor de Sput­nik. Asi­mis­mo, Cuba
está lis­ta para enviar a sus médi­cos a Ale­ma­nia o auto­ri­zar la
pro­duc­ción del medi­ca­men­to en el país europeo.

Pero, ¿tie­nen que ver las com­pli­ca­cio­nes rela­cio­na­das con la impor­ta­ción del fár­ma­co a Ale­ma­nia con las san­cio­nes polí­ti­cas de EEUU? Schef­fer expre­só su espe­ran­za de que «los intere­ses polí­ti­cos de EEUU y el blo­queo comer­cial a Cuba no pre­va­lez­can sobre el pro­ble­ma de sal­var de vidas humanas».

El empre­sa­rio, quien sub­ra­yó que las
mayo­res empre­sas far­ma­céu­ti­cas ale­ma­nas solo podrían tener una vacuna
con­tra el coro­na­vi­rus para fina­les de año, supu­so que «las per­so­nas que
toman deci­sio­nes supues­ta­men­te no están ade­cua­da­men­te infor­ma­das del
fár­ma­co cubano» y que «la situa­ción está a pun­to de cambiar». 

Schef­fer sub­ra­yó que Cuba será capaz de expor­tar el Inter­fe­rón alfa-2b sin pri­var del medi­ca­men­to a su pro­pia pobla­ción. «Ade­más, tene­mos la opor­tu­ni­dad de fabri­car el fár­ma­co en Ale­ma­nia». «Tam­bién tene­mos bue­nos inves­ti­ga­do­res y médi­cos ale­ma­nes que, sin duda algu­na, nos apo­ya­rán», concluyó.

Toma­do de Sputnik

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.