Cuba. Espe­ro que los intere­ses de EEUU no pre­va­lez­can sobre la sal­va­ción de vidas

Cuba, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 18 de abril del 2020

La empre­sa
ale­ma­na Pro­fü­med Deu­ts­chland tie­ne pre­vis­to adqui­rir en Cuba el
medi­ca­men­to anti­vi­ral Inter­fe­rón alfa-2b. Sput­nik con­ver­só con el
direc­tor gene­ral de la com­pa­ñía, Georg Schef­fer, acer­ca de las
pers­pec­ti­vas de la cola­bo­ra­ción de los dos paí­ses duran­te la pandemia.

El
empre­sa­rio decla­ró que su empre­sa —que se dedi­ca a la pro­duc­ción de
mate­rial médi­co a base de celu­lo­sa— ha cola­bo­ra­do con Cuba duran­te más
de tres años. Tras el ini­cio de la pan­de­mia de COVID-19,
Schaef­fer enten­dió que era nece­sa­rio «hacer algo para sal­var vidas
huma­nas», y ese fue el momen­to en el que se ente­ró de la exis­ten­cia de
dicho medicamento.

«Enten­di­mos que el desa­rro­llo y la pro­duc­ción de otros fár­ma­cos o vacu­nas serán impo­si­bles en el futu­ro pró­xi­mo», decla­ró Schef­fer, quien agre­gó que su empre­sa está tra­ba­jan­do en obte­ner el per­mi­so para impor­tar el medi­ca­men­to cubano. 

«No que­re­mos que en Ale­ma­nia se repita
lo mis­mo que pasó en Ita­lia, y la evo­lu­ción de la situa­ción en Italia
nos demues­tra que tene­mos razón: aho­ra, allí tra­ba­jan los exper­tos de
Cuba y Chi­na», subrayó.

Schef­fer agre­gó que su empre­sa nece­si­ta el apo­yo de las com­pa­ñías que tie­nen per­mi­so para impor­tar el Inter­fe­rón alfa-2b, ya que en la UE la impor­ta­ción de dicho fár­ma­co solo está auto­ri­za­da en España.

El empren­de­dor ale­mán sub­ra­yó que Cuba siem­pre «ha teni­do algo de qué
pre­su­mir» en lo que res­pec­ta a sus inves­ti­ga­cio­nes médi­cas, y hasta
expor­tó medi­ca­men­tos a la Repú­bli­ca Demo­crá­ti­ca Ale­ma­na duran­te la
Gue­rra Fría.

Las far­ma­céu­ti­cas cuba­nas Bio­Cu­ba­Far­ma y Labio­fam, que cola­bo­ran con
la empre­sa de Schef­fer ade­más de con los repre­sen­tan­tes de la Cáma­ra de
Comer­cio de Ale­ma­nia, Lehr y Neu­bert, están dis­pues­tos a pres­tar apo­yo a
Pro­fü­med Deu­ts­chland, seña­ló el inter­lo­cu­tor de Sput­nik. Asi­mis­mo, Cuba
está lis­ta para enviar a sus médi­cos a Ale­ma­nia o auto­ri­zar la
pro­duc­ción del medi­ca­men­to en el país europeo.

Pero, ¿tie­nen que ver las com­pli­ca­cio­nes rela­cio­na­das con la impor­ta­ción del fár­ma­co a Ale­ma­nia con las san­cio­nes polí­ti­cas de EEUU? Schef­fer expre­só su espe­ran­za de que «los intere­ses polí­ti­cos de EEUU y el blo­queo comer­cial a Cuba no pre­va­lez­can sobre el pro­ble­ma de sal­var de vidas humanas».

El empre­sa­rio, quien sub­ra­yó que las
mayo­res empre­sas far­ma­céu­ti­cas ale­ma­nas solo podrían tener una vacuna
con­tra el coro­na­vi­rus para fina­les de año, supu­so que «las per­so­nas que
toman deci­sio­nes supues­ta­men­te no están ade­cua­da­men­te infor­ma­das del
fár­ma­co cubano» y que «la situa­ción está a pun­to de cambiar». 

Schef­fer sub­ra­yó que Cuba será capaz de expor­tar el Inter­fe­rón alfa-2b sin pri­var del medi­ca­men­to a su pro­pia pobla­ción. «Ade­más, tene­mos la opor­tu­ni­dad de fabri­car el fár­ma­co en Ale­ma­nia». «Tam­bién tene­mos bue­nos inves­ti­ga­do­res y médi­cos ale­ma­nes que, sin duda algu­na, nos apo­ya­rán», concluyó.

Toma­do de Sputnik

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *