Argen­ti­na. ¿Glo­bo de ensayo?

Andrés M. Sar­len­go /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​16 de abril de 2020

Ayer el docen­te, Téc­ni­co Supe­rior en Psi­co­lo­gía Social y diri­gen­te sin­di­cal de Agmer Para­ná (Entre Ríos), Clau­dio Pun­tel, escri­bió un artícu­lo titu­la­do: “Des­de la Psi­co­lo­gía Social alien­tan a man­te­ner vivo el desa­fío del cono­ci­mien­to (1)”. En ese apun­te publi­ca­do por RÍO BRAVO, Pun­tel sin­te­ti­za las refle­xio­nes brin­da­das en una char­la on line por Gui­ller­mo Vol­kind (Lic. en Cs de la Edu­ca­ción y Psi­có­lo­go social) el pasa­do vier­nes 10 de abril.

En tiem­pos de cua­ren­te­na, de ame­na­zas obje­ti­vas, cri­sis socio­eco­nó­mi­ca, des­pun­ta­la­mien­to vin­cu­lar y un hori­zon­te de color oscu­ro: este artícu­lo es un can­to a la adap­ta­ción acti­va a la reali­dad (con­cep­to acu­ña­dos por Enri­que y Ana, como deci­mos entre noso­tros), don­de el pen­sar en voz alta (Gui­ller­mo) se tra­du­jo en pala­bras escri­tas (por Clau­dio). Y a esa con­ver­gen­cia quie­ro sumarme.

Sabe­mos que la pan­de­mia del coro­na­vi­rus es más que un virus, es la expre­sión de las rela­cio­nes socia­les de pro­duc­ción bur­gue­sas que enfer­man y matan…Y de ahí la dig­ni­dad de estos párra­fos com­ple­men­ta­rios. «Es nece­sa­rio sos­te­ner la tarea cen­tra­da en man­te­ner vivo el inte­rés por el apren­di­za­je, por el cono­ci­mien­to; por­que en esta cri­sis tam­bién se jue­ga la iden­ti­dad», sen­ten­cia Vol­kind. Sí, seño­res y seño­ras, los más des­po­seí­dos son los que más sufren con esta pes­te, hija putati­va del capi­ta­lis­mo. Se pone en jue­go quié­nes somos como indi­vi­duos, gru­pos y sobre todo, algo que no hay que olvi­dar, como cla­se social a la que per­te­ne­ce­mos: pro­le­ta­rios oprimidos.

Pun­tel des­ta­ca en su nota: “Lo que está ocu­rrien­do hoy “no es ino­cuo”, dijo Vol­kind a con­ti­nua­ción y argu­men­tó que “esos espa­cios y esos tiem­pos, esos indi­ca­do­res exter­nos que nos die­ron la posi­bi­li­dad de orga­ni­zar los indi­ca­do­res inter­nos, están total­men­te alte­ra­dos. Sólo exis­te el de la vivien­da como úni­co espa­cio y que reem­pla­za al res­to de los espa­cios”. No se tra­ta de “un espa­cio suple­to­rio, sino que con­tie­ne la tota­li­dad de los espa­cios, de todos los con­vi­vien­tes en ese lugar. Y de repen­te se trans­for­mó en espa­cio de escue­la, espa­cio de tra­ba­jo, espa­cio fami­liar, espa­cio de ali­men­ta­ción, espa­cio de ale­grías y espa­cio de ansie­da­des, espa­cio de angus­tias”, fun­da­men­tó el edu­ca­dor”. ¿Se entien­de o me expli­co por­que el “qué­da­te aden­tro” tie­ne varios sen­ti­dos? La casa/​espacio/​hábitat de un labu­ran­te o des­ocu­pa­do es muy dis­tin­ta a la de un empre­sa­rio, polí­ti­co o fun­cio­na­rio esta­tal de jerar­quía. Muchos niños o per­so­nas en situa­ción de calle o pre­ca­ri­za­dos tie­nen un aden­tro (casa) muy a la intem­pe­rie, sopor­tan­do iniqui­da­des, y qué decir de las muje­res vio­len­ta­das o asesinadas…con el cri­mi­nal bajo el mis­mo techo.

El siguien­te apar­ta­do de Clau­dio y Gui­ller­mo es alec­cio­na­dor: “No se pue­de pre­ten­der hoy que de un momen­to para otro la gran mayo­ría de los docen­tes de la Argen­ti­na se trans­for­men en docen­tes de aulas vir­tua­les”, ello no es posi­ble “no sólo no por­que no esta­mos pre­pa­ra­dos, sino que no están dadas las con­di­cio­nes logís­ti­cas y la exis­ten­cia de los recur­sos que son sólo recur­sos. No pode­mos trans­for­mar el recur­so en con­te­ni­do”. Recor­dó que el de los recur­sos, “es un vie­jo tema de la didác­ti­ca”. En ese sen­ti­do afir­mó que “no impor­ta si empe­za­mos con el recur­so; el recur­so sino está rela­cio­na­do con qué que­re­mos ense­ñar, mue­re en el mis­mo momen­to que ingre­só o se trans­for­ma en el acti­vis­mo, en una suma de ini­cia­ti­vas con des­tino incier­to. El desa­fío es no per­der de vis­ta los otros ele­men­tos, qué ense­ña­mos, para quié­nes, y en qué condiciones”.

Lo que que­da cla­ro es que todo lo lle­va­do a cabo por el Con­se­jo Fede­ral de Edu­ca­ción Nacio­nal pue­de ver­se como impro­vi­sa­ción: pero el Plan Maes­tro (basa­do en la Ley de Edu­ca­ción Nacio­nal Nº 26.206 y los orga­nis­mos téc­ni­cos y cre­di­ti­cios inter­na­cio­na­les) como la Secun­da­ria del Futu­ro hace tiem­po que vie­nen carre­tean­do para tomar vue­lo: la peda­go­gía ins­tru­men­tal don­de el docen­te y la edu­ca­ción (degra­da­das) úni­ca­men­te for­men en los atri­bu­tos inte­lec­tua­les, emo­cio­na­les y labo­ra­les de un con­jun­to del estu­dian­ta­do reque­ri­do por el empre­sa­ria­do, pues a las mayo­rías con que sepan sumar, res­tar, man­dar men­sa­jes de was­sap, leer avi­sos publi­ci­ta­rios y con­su­mir “por­que­rías arti­fi­cia­les” les alcan­za. En otros tér­mi­nos: ¿será la pan­de­mia del coro­na­vi­rus la mejor excu­sa para un sal­to cua­li­ta­ti­vo en la explo­ta­ción del capi­tal sobre noso­tros? Sí, a “cui­dar­nos” de las tram­pas bur­gue­sas que nos con­vier­te en cone­ji­llo de indias.

En efec­to, a su modo, a lo ante­rior escri­to por mí, Clau­dio y Gui­ller­mo lo afir­man: “En dis­tin­tos pun­tos de la char­la, Vol­kind tra­jo a cola­ción la idea muy difun­di­da de que “esto tam­bién pue­de lle­gar a ser como una suer­te de ensa­yo gene­ral para ver cuán­to se pue­de reem­pla­zar de lo real y físi­co por lo vir­tual. Es decir, cuán­tos pues­tos de tra­ba­jo pue­den estar supli­dos”. De inme­dia­to, afir­mó que “lo real no pue­de ser reem­pla­za­do por lo vir­tual”. Aun reco­no­cien­do que “lo que está suce­dien­do hoy pue­de ser uti­li­za­do para algo a lo que des­pués vamos a tener que opo­ner­nos, pelear y enfrentarnos”.

Glo­bo de ensa­yo. E insis­ti­mos: la cues­tión no es la tec­no­lo­gía edu­ca­ti­va en sí sino las rela­cio­nes socia­les de pro­duc­ción que nos oprimen.

En defi­ni­ti­va, que­ría sumar­me a ese diá­lo­go entre Clau­dio (el que las tipió y orga­ni­zó) y Gui­ller­mo (el que pen­só las ideas) como una for­ma de sub­ra­yar la impor­tan­cia del apren­di­za­je, del cono­cer, del ser acti­vos y de la tarea revo­lu­cio­na­ria que como docen­tes tene­mos fren­te a este cri­sis. Como iro­ni­za Leó­ni­das Ceru­ti des­de su face­book: sí, nos que­da­mos aden­tro, pero no nos callamos.

Notas:

  1. http://​www​.rio​bra​vo​.com​.ar/​o​t​r​a​s​-​y​e​r​b​a​s​/​e​d​u​c​a​c​i​o​n​/​i​t​e​m​/​1​6​8​0​-​d​e​s​d​e​-​l​a​-​p​s​i​c​o​l​o​g​i​a​-​s​o​c​i​a​l​-​a​l​i​e​n​t​a​n​-​a​-​m​a​n​t​e​n​e​r​-​v​i​v​o​-​e​l​-​d​e​s​a​f​i​o​-​d​e​l​-​c​o​n​o​c​i​m​i​e​n​t​o​#​_​f​tn1

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *