Perú. Papa: ali­men­to ideal para la cuarentena

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de abril de 2020

«La papa posee una can­ti­dad mode­ra­da de hie­rro, pero el gran con­te­ni­do de vita­mi­na C fomen­ta la absor­ción de este mine­ral. Ade­más cuen­ta con vita­mi­nas B1, b3 y b6, y otros mine­ra­les como el pota­sio, fós­fo­ro, mag­ne­sio».

Así lo afir­mó Slo­ve­nia Ulloa, nutri­cio­nis­ta de Salud en Casa para la Agen­cia de pren­sa ambien­tal Info­re­gión.

Ulloa tam­bién pre­ci­só que ade­más de las vita­mi­nas y los mine­ra­les que con­tie­ne este gran­dio­so tubércu­lo, tam­bién cuen­ta con «fola­to, áci­do pan­to­té­ni­co y ribo­fla­vi­na. Y anti­oxi­dan­tes ali­men­ta­rios, los cua­les pue­den con­tri­buir a pre­ve­nir enfer­me­da­des rela­cio­na­das con el envejecimiento”.

Como sabe­mos, la papa es un túbercu­lo de gran diver­si­dad. En Perú exis­ten más de 3,500 varie­da­des de papas, entre nati­vas y las comu­nes, todas de dife­ren­tes colo­res y con­sis­ten­cias, apor­tan­do dis­tin­tos nutrien­tes impor­tan­tes para el organismo.

Por esa razón es que la papa toma gran rele­van­cia en casos como el que esta­mos vivien­do por la emer­gen­cia sani­ta­ria a raíz del la pan­de­mia por el COVID-19.

Asi­mis­mo, es impor­tan­te recor­dar que dicho tubércu­lo pue­de durar mas de una sema­na en un ambien­te seco y con poca luz.

Ade­más, brin­da diver­sas pro­pie­da­des al orga­nis­mo, como sus fun­cio­nes ener­gé­ti­cas por el alto nivel de carbohidratos.

Valo­res nutritivos

Según la espe­cia­lis­ta, la papa pro­por­cio­na a los niños y niñas una fuen­te libre de gra­sa. Una toma dia­ria de entre 150 a 300 gr de papa pro­por­cio­na solo entre 4 a 8 por cien­to de las calo­rías reque­ri­das por un adulto.

“Es reco­men­da­ble que las/​os pequeñas/​os apren­dan a comer la papa coci­da y no fri­ta, pues­to que al entrar en con­tac­to con altas tem­pe­ra­tu­ras se pier­den sus pro­pie­da­des, y se incre­men­ta­ría la pre­va­len­cia de obe­si­dad infan­til cuyo índi­ce es cada vez más alto”, aña­dió Ulloa.

Ulloa tam­bién hizo hin­ca­pié en el valor nutri­ti­vo de los ali­men­tos que con­ten­ga papa. Pues, los valo­res nutri­ti­vos depen­de­rán de los otros ali­men­tos que acom­pa­ñen a la papa y el méto­do de preparación.

“Por sí mis­ma, la papa no engor­da —y la sacie­dad que pro­du­ce su con­su­mo pue­de en reali­dad ayu­dar a las per­so­nas ‘a man­te­ner la línea’ — . Sin embar­go, la pre­pa­ra­ción y con­su­mo de las papas con ingre­dien­tes de gran con­te­ni­do de gra­sa aumen­ta el valor caló­ri­co del pla­ti­llo», refi­rió la nutri­cio­nis­ta para Inforegión.

De igual mane­ra, men­cio­nó que las papas pue­den ser un impor­tan­te ali­men­to bási­co, pero recor­dó que una die­ta equi­li­bra­da debe con­te­ner tam­bién ver­du­ras y ali­men­tos de cerea­les inte­gra­les.

«Todos pue­den comer papa, el pro­ble­ma es no exce­der, ni mucho menos com­bi­nar, por ejem­plo, si con­su­mo un pla­to a base de papa, ya no se debe con­su­mir arroz, ni cho­clo ni camo­te o nin­gún otro car­bohi­dra­to o hari­na pues el exce­so aumen­ta de peso”, añadió.

Final­men­te, Slo­ve­nia Ulloa reco­men­dó no con­su­mir­las fri­tas, ni enva­sa­das, y comer­las lo más natu­ral posi­ble, como san­co­cha­das o al horno.

“Los pla­tos que se reco­mien­dan seria una papa san­co­cha­da con hue­vo, papi­tas cóc­tel con cás­ca­ra en sal­sa huan­caí­na, gui­sos con papa, puré de papa, pas­tel de papa, tor­ti­lla de papa con ver­du­ras, pan­que­ques de papa, entre otros, siem­pre uti­li­zan­do poca gra­sa, por­cio­nes media­das y muchos vegetales”.

Fuen­te: SERVINDI


Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.