Perú. Papa: ali­men­to ideal para la cuarentena

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 15 de abril de 2020

«La papa posee una can­ti­dad mode­ra­da de hie­rro, pero el gran con­te­ni­do de vita­mi­na C fomen­ta la absor­ción de este mine­ral. Ade­más cuen­ta con vita­mi­nas B1, b3 y b6, y otros mine­ra­les como el pota­sio, fós­fo­ro, mag­ne­sio».

Así lo afir­mó Slo­ve­nia Ulloa, nutri­cio­nis­ta de Salud en Casa para la Agen­cia de pren­sa ambien­tal Info­re­gión.

Ulloa tam­bién pre­ci­só que ade­más de las vita­mi­nas y los mine­ra­les que con­tie­ne este gran­dio­so tubércu­lo, tam­bién cuen­ta con «fola­to, áci­do pan­to­té­ni­co y ribo­fla­vi­na. Y anti­oxi­dan­tes ali­men­ta­rios, los cua­les pue­den con­tri­buir a pre­ve­nir enfer­me­da­des rela­cio­na­das con el envejecimiento”.

Como sabe­mos, la papa es un túbercu­lo de gran diver­si­dad. En Perú exis­ten más de 3,500 varie­da­des de papas, entre nati­vas y las comu­nes, todas de dife­ren­tes colo­res y con­sis­ten­cias, apor­tan­do dis­tin­tos nutrien­tes impor­tan­tes para el organismo.

Por esa razón es que la papa toma gran rele­van­cia en casos como el que esta­mos vivien­do por la emer­gen­cia sani­ta­ria a raíz del la pan­de­mia por el COVID-19.

Asi­mis­mo, es impor­tan­te recor­dar que dicho tubércu­lo pue­de durar mas de una sema­na en un ambien­te seco y con poca luz.

Ade­más, brin­da diver­sas pro­pie­da­des al orga­nis­mo, como sus fun­cio­nes ener­gé­ti­cas por el alto nivel de carbohidratos.

Valo­res nutritivos

Según la espe­cia­lis­ta, la papa pro­por­cio­na a los niños y niñas una fuen­te libre de gra­sa. Una toma dia­ria de entre 150 a 300 gr de papa pro­por­cio­na solo entre 4 a 8 por cien­to de las calo­rías reque­ri­das por un adulto.

“Es reco­men­da­ble que las/​os pequeñas/​os apren­dan a comer la papa coci­da y no fri­ta, pues­to que al entrar en con­tac­to con altas tem­pe­ra­tu­ras se pier­den sus pro­pie­da­des, y se incre­men­ta­ría la pre­va­len­cia de obe­si­dad infan­til cuyo índi­ce es cada vez más alto”, aña­dió Ulloa.

Ulloa tam­bién hizo hin­ca­pié en el valor nutri­ti­vo de los ali­men­tos que con­ten­ga papa. Pues, los valo­res nutri­ti­vos depen­de­rán de los otros ali­men­tos que acom­pa­ñen a la papa y el méto­do de preparación.

“Por sí mis­ma, la papa no engor­da —y la sacie­dad que pro­du­ce su con­su­mo pue­de en reali­dad ayu­dar a las per­so­nas ‘a man­te­ner la línea’ — . Sin embar­go, la pre­pa­ra­ción y con­su­mo de las papas con ingre­dien­tes de gran con­te­ni­do de gra­sa aumen­ta el valor caló­ri­co del pla­ti­llo», refi­rió la nutri­cio­nis­ta para Inforegión.

De igual mane­ra, men­cio­nó que las papas pue­den ser un impor­tan­te ali­men­to bási­co, pero recor­dó que una die­ta equi­li­bra­da debe con­te­ner tam­bién ver­du­ras y ali­men­tos de cerea­les inte­gra­les.

«Todos pue­den comer papa, el pro­ble­ma es no exce­der, ni mucho menos com­bi­nar, por ejem­plo, si con­su­mo un pla­to a base de papa, ya no se debe con­su­mir arroz, ni cho­clo ni camo­te o nin­gún otro car­bohi­dra­to o hari­na pues el exce­so aumen­ta de peso”, añadió.

Final­men­te, Slo­ve­nia Ulloa reco­men­dó no con­su­mir­las fri­tas, ni enva­sa­das, y comer­las lo más natu­ral posi­ble, como san­co­cha­das o al horno.

“Los pla­tos que se reco­mien­dan seria una papa san­co­cha­da con hue­vo, papi­tas cóc­tel con cás­ca­ra en sal­sa huan­caí­na, gui­sos con papa, puré de papa, pas­tel de papa, tor­ti­lla de papa con ver­du­ras, pan­que­ques de papa, entre otros, siem­pre uti­li­zan­do poca gra­sa, por­cio­nes media­das y muchos vegetales”.

Fuen­te: SERVINDI


Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *