“El tiem­po de nego­cia­ción con Haf­tar ha ter­mi­na­do” – La otra Andalucía

El pre­si­den­te libio Fayez Al-Sarraj con­fir­mó que no nego­cia­rá más con Haf­tar des­pués de los crí­me­nes que ha cometido.

Libia Al Ahrar TV citó a Al-Sarraj en una entre­vis­ta con el perió­di­co ita­liano La Repub­bli­ca, afir­man­do que no se sen­ta­rá con Haf­tar des­pués de las vio­la­cio­nes que ha come­ti­do con­tra todos los libios, seña­lan­do que todos sus inten­tos ante­rio­res de resol­ver la cri­sis a tra­vés de cana­les polí­ti­cos han sido cons­tan­te­men­te abor­ta­dos por el líder de las fuer­zas orientales.

Al-Sarraj indi­có que el Gobierno del Acuer­do Nacio­nal (GNA) y sus fuer­zas se habían adhe­ri­do a la tre­gua huma­ni­ta­ria pero man­te­nían a sus tro­pas en esta­do de aler­ta, con la espe­ran­za de que la cri­sis del coro­na­vi­rus empu­ja­ra a Haf­tar a res­pe­tar la tregua.

Decla­ró que Haf­tar se había vis­to aco­rra­la­do, lo que le hizo ata­car Trí­po­li, zonas resi­den­cia­les, cen­tra­les eléc­tri­cas, ins­ti­tu­cio­nes civi­les e inclu­so el Hos­pi­tal Al-Kha­dra en el cen­tro de la capi­tal con bom­bar­deos sin precedentes.

Al-Sarraj con­fir­mó que des­de abril de 2019, des­pués de que el pri­mer ata­que fue­ra con­te­ni­do: “Con­se­gui­mos reor­ga­ni­zar nues­tras fuer­zas y lle­var a cabo un con­tra­ata­que y recu­pe­ra­mos sitios como Ghar­yan, prin­ci­pal for­ta­le­za de Haf­tar en ese momen­to; y hoy esta­mos recu­pe­ran­do otras ciu­da­des como Sabratha y Sur­man. Nos hemos hecho más fuer­tes y esta­mos dan­do los pasos ade­cua­dos hacia un obje­ti­vo bien definido”.

Gene­ral Kha­li­fa Haf­tar toman­do el con­trol de Libia – Cari­ca­tu­ra [Sabaaneh/​Monitor de Orien­te Medio]Afirmó que las fuer­zas de la GNA habían enfren­ta­do el ata­que en soli­ta­rio sin nin­gún apo­yo externo duran­te sie­te meses, lue­go el gobierno libio fir­mó el acuer­do de segu­ri­dad con Tur­quía el 27 de noviem­bre, mien­tras que el ata­que fue lan­za­do el 4 de abril.

Al-Sarraj con­ti­nuó: “Hemos envia­do car­tas a muchos paí­ses bus­can­do acti­var la coope­ra­ción en mate­ria de segu­ri­dad. Las auto­ri­da­des tur­cas res­pon­die­ron posi­ti­va­men­te a nues­tra soli­ci­tud y fir­ma­ron con noso­tros un memo­ran­do de enten­di­mien­to sobre segu­ri­dad mili­tar. Hemos esta­do reci­bien­do exper­tos, con­sul­to­res y apo­yo para nues­tro pro­gra­ma de segu­ri­dad y defensa”.

El jefe del Con­se­jo Pre­si­den­cial con­fir­mó que el gobierno libio había fir­ma­do públi­ca­men­te un acuer­do de coope­ra­ción mili­tar con Tur­quía, y que: “No tene­mos con­tra­tos con mer­ce­na­rios. Por otro lado, hemos toma­do pri­sio­ne­ros y tene­mos prue­bas de la par­ti­ci­pa­ción de mer­ce­na­rios extran­je­ros en los ata­ques de las mili­cias de Haftar.”

Al-Sarraj decla­ró que las auto­ri­da­des rusas reve­la­ron que los mer­ce­na­rios rusos que ope­ran en Libia no repre­sen­tan los intere­ses rusos ni reci­ben fon­dos de Rusia.

Aña­dió que hay sirios que vie­nen de Siria a bor­do de vue­los de Damas­co a Ben­ga­si, orga­ni­za­dos por Cham Wings Air­li­nes, que figu­ra en la lis­ta negra del Teso­ro de los Esta­dos Unidos.

Las fuer­zas del GNA con­tro­lan 8 áreas en 7 horas

El inter­na­cio­nal­men­te reco­no­ci­do Gobierno Libio de Acuer­do Nacio­nal (GNA) logró el lunes libe­rar seis ciu­da­des y dos áreas estra­té­gi­cas de las fuer­zas del Maris­cal de Cam­po Kha­li­fa Haf­tar, en sólo sie­te horas. Las regio­nes libe­ra­das son:

Sur­man:
Una ciu­dad estra­té­gi­ca situa­da en la carre­te­ra cos­te­ra que une la capi­tal libia de Trí­po­li con la fron­te­ra tune­ci­na. Se esti­ma que la pobla­ción de la ciu­dad es de 40.000 habi­tan­tes. Su impor­tan­cia estra­té­gi­ca radi­ca en que está situa­da en la pri­me­ra línea entre las mili­cias de Haf­tar y las fuer­zas de la GNA en la ciu­dad de Zawi­ya (50 kiló­me­tros al oes­te de Trí­po­li). Sur­man está a sólo 60 kiló­me­tros de la capi­tal, lo que sig­ni­fi­ca que si la ciu­dad cae bajo el con­trol de Haf­tar, tam­bién se apo­de­ra­rá del res­to del oes­te de Trípoli.

Sabratha:
La ciu­dad está situa­da a unos 70 kiló­me­tros de Trí­po­li, con una pobla­ción de unos 110.000 habi­tan­tes, y es una de las ciu­da­des más gran­des al oes­te de la capi­tal en cuan­to a den­si­dad demo­grá­fi­ca. Sabratha tam­bién está cer­ca de la carre­te­ra cos­te­ra, que es vital para el inter­cam­bio comer­cial y el trá­fi­co de pasa­je­ros hacia Túnez o el extranjero.

Al-Aji­lat:
Al-Aji­lat está situa­do a 80 kiló­me­tros de Trí­po­li, con una pobla­ción esti­ma­da de unos 110.000 habi­tan­tes. Aun­que la ciu­dad no está situa­da en la carre­te­ra de la cos­ta, está a sólo unos pocos kiló­me­tros de dis­tan­cia. Fue uno de los prin­ci­pa­les bas­tio­nes de las mili­cias de Haf­tar. Sin embar­go, des­pués de que Osa­ma Al-Juwai­li, coman­dan­te del Con­se­jo Mili­tar de Zin­tan (170 kiló­me­tros al sur de Trí­po­li), pro­me­tió su leal­tad a la GNA, Al-Ajai­lat se con­vir­tió en una de las ciu­da­des don­de el equi­li­brio de poder es toda­vía frágil.

Jumayl:
Jumayl está situa­da a 100 kiló­me­tros de Trí­po­li, con una pobla­ción de unos 100.000 habi­tan­tes. La ciu­dad está habi­ta­da por tri­bus ára­bes y repre­sen­ta una barre­ra huma­na y geo­grá­fi­ca entre el Ama­zigh Zwa­ra de la cos­ta y el Ama­zigh de la mon­ta­ña. La zona está con­tro­la­da en su mayor par­te por Haf­tar, aun­que Al-Juwai­li tie­ne cier­ta influen­cia en ella. Ade­más, la Base Aérea de Al-Jufra (140 kiló­me­tros al sur­oes­te de Trí­po­li) per­te­ne­ce admi­nis­tra­ti­va­men­te a la ciu­dad de Jumayl.

Riq­da­lin:
Riq­da­lin está situa­da a 120 kiló­me­tros de Trí­po­li y a sólo 10 kiló­me­tros de la cos­ta de Zwa­ra, con una pobla­ción esti­ma­da en unos 36.000 habi­tan­tes. La estruc­tu­ra demo­grá­fi­ca y polí­ti­ca de la ciu­dad es simi­lar a la de Jumayl, ya que está con­tro­la­da por tri­bus ára­bes pro-Haf­tar, a pesar de la pre­sen­cia de fuer­zas de Al-Juwai­li en la zona. Como tal, Haf­tar res­ta­ble­ció el con­trol de la ciu­dad de Riq­da­lin el 25 de marzo.

Zal­tan:
Zal­tan es una peque­ña ciu­dad, con una pobla­ción de menos de 25.000 habi­tan­tes, y es la últi­ma ciu­dad de la carre­te­ra cos­te­ra no muy lejos de la fron­te­ra con Túnez. La ciu­dad está a 130 kiló­me­tros de Trí­po­li, y es cono­ci­da por apo­yar al gobierno de GNA. Sin embar­go, las mili­cias de Haf­tar logra­ron tomar el con­trol de ella el 25 de mar­zo, des­pués de que las fuer­zas de la GNA asal­ta­ron la base mili­tar de Al-Wat­tia y cap­tu­ra­ron a 27 ele­men­tos de las fuer­zas de Haftar.

Al-Assah:
Está cer­ca de la fron­te­ra con Túnez y se encuen­tra al sur del cru­ce de Ras Jedir. Per­te­ne­ce admi­nis­tra­ti­va­men­te a la ciu­dad de Riq­da­lin. La impor­tan­cia estra­té­gi­ca de Al-Assah radi­ca en la pre­sen­cia de un cam­pa­men­to de guar­dia fron­te­ri­za en la zona, encar­ga­do de vigi­lar las ope­ra­cio­nes de contrabando.

Des­de 2014, varias par­tes inter­cam­bia­ron el con­trol de la ciu­dad dada su impor­tan­cia estra­té­gi­ca. Sin embar­go, el 25 de mar­zo, las fuer­zas de Haf­tar irrum­pie­ron en el cam­pa­men­to des­pués de enta­blar enfren­ta­mien­tos con el ejér­ci­to de la GNA, debi­do a su pro­xi­mi­dad a la base aérea de Al-Wat­tia, que es el prin­ci­pal bas­tión de las mili­cias de Haf­tar en el oes­te del país, como par­te de un ata­que de ven­gan­za que inclu­yó varias ciu­da­des del oes­te de Libia.

Melli­tah:
Es una zona agrí­co­la con una peque­ña pobla­ción, y admi­nis­tra­ti­va­men­te per­te­ne­ce a la ciu­dad de Al-Ajai­lat. La ciu­dad adqui­rió impor­tan­cia estra­té­gi­ca tras la aper­tu­ra de un puer­to petro­lí­fe­ro, un com­ple­jo de pro­ce­sa­mien­to de gas y un gaso­duc­to que une Libia con Ita­lia en su sue­lo, trans­for­man­do la zona en una zona industrial.

En el plano mili­tar, la impor­tan­cia de la ciu­dad radi­ca en su ubi­ca­ción en la carre­te­ra de la cos­ta, rodea­da por tres ciu­da­des des­ta­ca­das, a saber, Sabratha por el este, Zwa­ra por el oes­te y Al-Ajai­lat por el sur.

La ciu­dad tie­ne un blo­queo mili­tar per­ma­nen­te y siem­pre ha sido una fuen­te de con­flic­to entre Haf­tar y sus opo­nen­tes, aun­que sólo recien­te­men­te ha logra­do con­tro­lar la ciudad.

Fuen­te: www​.moni​tor​deo​rien​te​.com

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *