Bra­sil. Coro­na­vi­rus: otro epi­so­dio de cla­se tra­ba­ja­do­ra precaria

Cris­tia­ne Perei­ra, Fran­ci­ne Sal­ga­do Cadó y Janai­na Con­cei­cao De Sou­sa Bra­ga*, Resu­men Lati­noa­me­ric­nao, 14 de Abril de 2020.

.

Con la devas­ta­ción del coro­na­vi­rus, el mode­lo neo­li­be­ral está ente­rra­do o la cla­se tra­ba­ja­do­ra ten­drá que sopor­tar lo inimaginable.

La impo­ten­cia social, eco­nó­mi­ca y legal de la cla­se tra­ba­ja­do­ra se ha vuel­to nota­ble en el últi­mo mes, ya que el cre­ci­mien­to expo­nen­cial de los casos de coro­na­vi­rus se ha obser­va­do en todo el mun­do. Las medi­das inme­dia­tas con­tra la pan­de­mia requie­ren ais­la­mien­to social, gene­ran­do rece­sión eco­nó­mi­ca y des­em­pleo y, como con­se­cuen­cia, hay una dis­mi­nu­ción o extin­ción de los ingre­sos y las enfer­me­da­des, los efec­tos de la cri­sis que afec­tan al tra­ba­ja­dor con más fuer­za, la par­te más acti­va y tam­bién la más vul­ne­ra­ble en todo el caos que se establece.

La injus­ti­cia cami­na por las calles con pasos segu­ros. La pan­de­mia abrió el hecho de que en nin­guno de los paí­ses afec­ta­dos, no exis­ten leyes socia­les capa­ces de pro­te­ger la rela­ción labo­ral, lo que crea una sen­sa­ción de aban­dono y difi­cul­ta un poco más la defen­sa del orden legal, el régi­men demo­crá­ti­co y el intere­ses socia­les e indi­vi­dua­les no dis­po­ni­bles en las rela­cio­nes labo­ra­les, así como pro­mo­ver la dig­ni­dad de la per­so­na humana.

Dadas las cir­cuns­tan­cias, la adop­ción de medi­das excep­cio­na­les era nece­sa­ria para pre­ser­var la emplea­bi­li­dad y el tra­ba­jo decen­te en el esce­na­rio adver­so de la pan­de­mia de COVID-19. Con la cri­sis cau­sa­da por la pan­de­mia de coro­na­vi­rus, Bra­sil no fue inmune.

Aquí, la pan­de­mia abrió la pre­ca­ria situa­ción a la que han sido some­ti­dos los tra­ba­ja­do­res for­ma­les y espe­cial­men­te los infor­ma­les. Pre­ci­sa­men­te por­que nues­tro sis­te­ma legal (toda­vía) brin­da res­pe­to por la segu­ri­dad social, se comen­za­ron a tomar algu­nas (pocas) medi­das urgen­tes, sin gran­des cam­bios legales.

.

Para algu­nos bene­fi­cios, la pre­sen­cia en el INSS no es necesaria

El Ins­ti­tu­to Nacio­nal de Segu­ri­dad Social deter­mi­nó la sus­pen­sión de algu­nos requi­si­tos para la con­ce­sión de bene­fi­cios, en los casos que requie­ren asis­ten­cia per­so­nal a sus agen­cias. Por lo tan­to, la nece­si­dad de lle­var a cabo la prue­ba de vida de los jubi­la­dos se sus­pen­de, de con­for­mi­dad con la Orde­nan­za 3752020, publi­ca­da el 17/​03/​2020, así como la rea­li­za­ción de exá­me­nes pre­sen­cia­les por par­te de un médi­co ofi­cial, para otor­gar bene­fi­cios. Inclu­so en los requi­si­tos ya pro­gra­ma­dos, la docu­men­ta­ción se pue­de pre­sen­tar a tra­vés del sitio web o la apli­ca­ción MY INSS.

Ade­más, la sos­pe­cha de con­ta­gio por COVID-19 en per­so­nas que nece­si­tan estar fue­ra de sus acti­vi­da­des duran­te más de 15 días, se inclu­ye en la lis­ta de enfer­me­da­des sus­cep­ti­bles de per­ci­bir el bene­fi­cio de la enfermedad.

Sin embar­go, para tener dere­cho a la per­cep­ción del bene­fi­cio, los requi­si­tos siguen sien­do los mis­mos: el tra­ba­ja­dor debe estar ase­gu­ra­do con el INSS y con un perío­do de gra­cia de 12 meses paga­do y man­te­ner la cali­dad del ase­gu­ra­do, con el cer­ti­fi­ca­do médi­co ade­cua­do, reco­men­dan­do la remo­ción por un perío­do Más de 15 días.

Enton­ces, ¿a quién deben recu­rrir los des­em­plea­dos, sus fami­lia­res, la mayo­ría de los tra­ba­ja­do­res infor­ma­les y las per­so­nas sin hogar, que ni siquie­ra pue­den alcan­zar la dis­tan­cia social?

En este sen­ti­do, recien­te­men­te se han toma­do dos medi­das de asis­ten­cia. El pri­me­ro es la anti­ci­pa­ción del pago de R $ 200.00 de BPC-LOAS a aque­llos que ya están espe­ran­do la eva­lua­ción del dere­cho al bene­fi­cio. Suce­de que la medi­da aún depen­de de la apro­ba­ción del Con­gre­so Nacio­nal y el CRAS: el Cen­tro de Refe­ren­cia y Asis­ten­cia Social, res­pon­sa­ble del regis­tro, ya está cerra­do, lo que haría impo­si­ble otor­gar nue­vos beneficios.

La segun­da medi­da es ade­lan­tar el 13º sala­rio de los jubi­la­dos y pen­sio­na­dos. La medi­da aún depen­de de la apro­ba­ción de un decre­to pre­si­den­cial, pero se espe­ra que la pri­me­ra cuo­ta se pague entre el 24 de abril y el 8 de mayo, y la segun­da, entre el 25 de mayo y el 8 de junio.

A pesar de pro­por­cio­nar un bene­fi­cio sus­tan­cial en este momen­to de cri­sis, el avan­ce ten­drá un impac­to en los pagos duran­te el perío­do navi­de­ño, en una eco­no­mía que posi­ble­men­te aún esté debi­li­ta­da por la pan­de­mia. El valor de LOAS ni siquie­ra paga por una canas­ta bási­ca, que varía entre R $ 368,69 (Ara­ca­jú) y R $ 517,51 (São Paulo).

.

En com­pa­ra­ción con otros paí­ses, las medi­das son insuficientes.

Por la for­ma en que el gobierno ha lle­va­do a cabo el caso, está cla­ro que hay poco esfuer­zo para ali­viar el dolor de la pobla­ción y que las solu­cio­nes pre­sen­ta­das tie­nen varios obs­tácu­los que ter­mi­nan hacién­do­las inci­pien­tes para lidiar con lo que ya se con­si­de­ra la cri­sis más gra­ve del mun­do. Siglo XXI.

Para ilus­trar cómo el gobierno bra­si­le­ño ha esta­do al bor­de de la omi­sión y cuan­do actúa, lo hace con­tra la ten­den­cia de com­por­ta­mien­to en todo el mun­do, men­cio­nan­do el ejem­plo de medi­das eco­nó­mi­cas en otros paí­ses afec­ta­dos por la pandemia.

En el Rei­no Uni­do, el Minis­tro de Finan­zas dijo que nun­ca se había enfren­ta­do a tal lucha, y orde­nó la libe­ra­ción de £ 330 mil millo­nes en prés­ta­mos a empre­sas afec­ta­das por la pan­de­mia, así como una hol­gu­ra de pago de hipo­te­cas para los pro­pie­ta­rios enfer­mos. Para evi­tar la devas­ta­ción de la eco­no­mía, el Pri­mer Minis­tro ha garan­ti­za­do que paga­rá has­ta el 80% de los sala­rios de los empleados.

El pre­si­den­te de Fran­cia, Emma­nuel Macron, anun­ció la sus­pen­sión del pro­ce­so de refor­ma de las pen­sio­nes. Deter­mi­nó el apla­za­mien­to de la segun­da vuel­ta de las elec­cio­nes muni­ci­pa­les (la pri­me­ra ocu­rrió el domin­go 2303), la sus­pen­sión de la recau­da­ción de impues­tos, agua, gas y alqui­ler, ade­más de garan­ti­zar 300 mil millo­nes de euros en finan­cia­mien­to para peque­ñas empresas.

En Chi­na, el pri­mer minis­tro dijo que la cuo­ta de refi­nan­cia­ción para prés­ta­mos ban­ca­rios a peque­ñas empre­sas y agri­cul­to­res que tuvie­ron un impac­to en sus nego­cios aumen­ta­rá en 312.65 mil millo­nes de reales. Ade­más, el país asiá­ti­co ha redu­ci­do las tasas de inte­rés de los meca­nis­mos de finan­cia­ción en un 0,25% para redu­cir los cos­tos de las empre­sas y tres ban­cos públi­cos otor­ga­rán 350 mil millo­nes de yua­nes en prés­ta­mos espe­cia­les de bajo inte­rés para peque­ñas empre­sas pri­va­das. Los impues­tos comer­cia­les se redu­ci­rán del 3% al 1%. Inclu­so en los Esta­dos Uni­dos, habrá un pago men­sual de $ 1,000 para cubrir los gas­tos de los tra­ba­ja­do­res que nece­si­tan per­ma­ne­cer aislados.

En Ale­ma­nia, don­de el virus tenía la tasa de mor­ta­li­dad más baja, el vice­can­ci­ller pro­me­tió usar «todo lo que tene­mos» para com­ba­tir el impac­to del brote.

SE VE A UNA PAREJA CAMINANDO CERCA DE LA PUERTA DE BRANDENBURGO EN BERLÍN (FOTO: ODD ANDERSEN /​AFP)

El país pre­sen­tó el paque­te de medi­das más gran­de que pre­vé des­de dupli­car el núme­ro de camas dis­po­ni­bles en los hos­pi­ta­les, que ya es el más gran­de del mun­do (8 camas por cada 1000 habi­tan­tes), has­ta la sus­pen­sión de los pagos de impues­tos y prés­ta­mos por par­te de las empre­sas, así como expan­sión masi­va de prés­ta­mos de ban­cos esta­ta­les, don­de se pue­den con­tro­lar las tasas de inte­rés. El pri­mer minis­tro afir­mó ade­más que el obje­ti­vo sería un escu­do pro­tec­tor inte­gral sobre los tra­ba­ja­do­res y las empre­sas, para que no se pier­dan empleos.

Dadas las par­ti­cu­la­ri­da­des de cada país, la preo­cu­pa­ción de sus jefes de esta­do es evi­den­te en la pro­tec­ción de la rela­ción social del tra­ba­jo, don­de el gobierno es res­pon­sa­ble de las pér­di­das inme­dia­tas que las empre­sas pue­den sufrir, con el obje­ti­vo de man­te­ner el empleo, sin una gran car­ga para el trabajador.

.

MP 927 del gobierno brasileño

En el caso bra­si­le­ño, espe­cial­men­te des­pués de la edi­ción de la Medi­da Pro­vi­sio­nal 92720, del pre­si­den­te Jair Bol­so­na­ro, no hay posi­bi­li­dad de argu­men­tar que el gobierno está preo­cu­pa­do por el orden social o el man­te­ni­mien­to de la rela­ción labo­ral. El tex­to apro­ba­do bási­ca­men­te cas­ti­ga al tra­ba­ja­dor, espe­ran­do que la cla­se pague todo el daño cau­sa­do, como si solo los empre­sa­rios fue­ran vec­to­res rele­van­tes en la rela­ción de pro­duc­ción y con­su­mo. Por otro lado, el paque­te mal­va­do ya está en ple­na vigencia.

Entre los media­dos, se pro­nos­ti­ca un recor­te del 25% al​50% en las indem­ni­za­cio­nes, en caso de des­pi­do por «fuer­za mayor», anti­ci­pa­ción de días fes­ti­vos, vaca­cio­nes colec­ti­vas y uso del ban­co de horas, sus­pen­sión del pago del Garan­tía de por vida de has­ta 3 meses. Se lla­ma la aten­ción sobre la auto­ri­za­ción para que los emplea­dos y emplea­do­res sus­cri­ban acuer­dos indi­vi­dua­les que pre­va­le­ce­rán sobre otros ins­tru­men­tos nor­ma­ti­vos y comer­cia­les, con­tra­rios a la Constitución.

Para los espe­cia­lis­tas, el MP se con­si­de­ra tími­do en su reper­cu­sión eco­nó­mi­ca y sobre­car­ga a los tra­ba­ja­do­res, mien­tras que se ven­de enga­ño­sa­men­te como una medi­da con­tra el desempleo.

A pesar de la revo­ca­ción de la dis­po­si­ción que per­mi­tió la sus­pen­sión del con­tra­to de tra­ba­jo y, en con­se­cuen­cia, la remu­ne­ra­ción del emplea­do por has­ta cua­tro meses, des­pués de desas­tro­sas reper­cu­sio­nes entre la pobla­ción gene­ral, el resul­ta­do de la reu­nión de téc­ni­cos del Minis­te­rio de Eco­no­mía en el Pala­cio de Pla­nal­to que dis­cu­tió los deta­lles de un nue­vo par­la­men­ta­rio, que debe­ría reme­diar los erro­res de este primero.

EL PRESIDENTE JAIR BOLSONARO Y EL MINISTRO DE ECONOMÍA, PAULO GUEDES (FOTO: ISAC NÓBREGA /​PR)

El momen­to socio­eco­nó­mi­co es de gran rele­van­cia mun­dial, ya que no se pue­de admi­tir ni tole­rar que las medi­das se tomen solo para bene­fi­ciar a las empre­sas y cor­po­ra­cio­nes en detri­men­to de toda la cla­se tra­ba­ja­do­ra, que nece­si­ta incen­ti­vos eco­nó­mi­cos y fis­ca­les para per­ma­ne­cer en el país. casa De lo con­tra­rio, ade­más de estar expues­tos a expo­ner y poner en ries­go su salud per­so­nal y fami­liar, lo harán con aque­llos en la comu­ni­dad en general.

Basa­do en este pen­sa­mien­to y dado el vacío de pau­tas deja­das por el pre­si­den­te, el espa­cio fue par­cial­men­te ocu­pa­do por la Cáma­ra de Dipu­tados. Como medi­da extra­or­di­na­ria, los líde­res de la opo­si­ción pro­pu­sie­ron la crea­ción de un pro­gra­ma de ingre­sos bási­cos para las fami­lias más pobres, mien­tras dure la emer­gen­cia cau­sa­da por la pan­de­mia. El tex­to se pre­sen­ta como una solu­ción plau­si­ble y hono­ra­ble, por­que de acuer­do con la guía de Juan Pablo Bohos­lavsk, un exper­to inde­pen­dien­te de las Nacio­nes Uni­das, «los incen­ti­vos fis­ca­les y los paque­tes de pro­tec­ción social diri­gi­dos a aque­llos menos capa­ces de lidiar con la cri­sis son esen­cia­les para miti­gar la cri­sis». con­se­cuen­cias devas­ta­do­ras de la pandemia ”.

Debe recor­dar­se que el pro­pó­si­to del Esta­do y de las empre­sas en gene­ral es pro­por­cio­nar ser­vi­cios a la pobla­ción para con­tri­buir al bien social, y no al revés.

El tex­to apro­ba­do por la Cáma­ra pre­vé el pago de ayu­da de emer­gen­cia por un mon­to de 600 reales a per­so­nas de bajos ingre­sos y 1200, en los casos en que la madre es la cabe­za de la fami­lia. A pesar de ser un valor infe­rior a lo que nues­tra Cons­ti­tu­ción defi­ne como míni­mo para garan­ti­zar que una fami­lia viva con dig­ni­dad, pue­de repre­sen­tar el comien­zo de una dis­cu­sión huma­ni­ta­ria sobre la cri­sis en la polí­ti­ca nacional.

Al expli­car el tex­to, el dipu­tado Mar­ce­lo Frei­xo (Psol-RJ) dijo que la opo­si­ción pro­po­ne una alter­na­ti­va al ses­go del gobierno, que, según él, se cen­tra mucho en la eco­no­mía. «La opo­si­ción enten­dió que la agen­da prio­ri­ta­ria es el ingre­so de las fami­lias más vulnerables».

El momen­to exi­ge la pre­va­len­cia de los dere­chos huma­nos, de modo que el uso de recur­sos nacio­na­les y reser­vas eco­nó­mi­cas y /​o, si es nece­sa­rio, la movi­li­za­ción de ayu­da de orga­ni­za­cio­nes huma­ni­ta­rias y la coope­ra­ción inter­na­cio­nal, garan­ti­cen recur­sos para con­tri­buir a la lucha efec­ti­va con­tra la pan­de­mia de COVID- 19) Suce­de que inclu­so estas medi­das deben ser soli­ci­ta­das o apro­ba­das por el gobierno iner­te de Bol­so­na­ro. El pro­yec­to de ley aún no se ha vota­do en el Sena­do y pos­te­rior­men­te irá a la san­ción pre­si­den­cial, lo que nos arro­ja a un abis­mo de incertidumbre.

Lo que es segu­ro has­ta aho­ra es que la pan­de­mia mues­tra el dina­mis­mo de las rela­cio­nes eco­nó­mi­cas, ya que el esce­na­rio de rece­sión y ajus­te fis­cal, que has­ta ayer se apli­ca­ba a nivel mun­dial, se ha con­ver­ti­do en una indu­men­ta­ria que ya no nos sir­ve. Los mejo­res resul­ta­dos en la pre­ser­va­ción de la vida se pre­sen­ta­ron en paí­ses que aflo­ja­ron sus cin­tu­ro­nes para enfren­tar COVID-19.

Si tene­mos más jui­cio que suer­te, qui­zás Pau­lo Gue­des renun­cie a su anti­cua­da polí­ti­ca neo­li­be­ral, y el coro­na­vi­rus ter­mi­na­rá ente­rran­do el cla­ro dis­cur­so de que es con la reti­ra­da de los dere­chos socia­les que la eco­no­mía cre­ce­rá nue­va­men­te. Ya hay bue­nos ejem­plos a seguir.

Brecht ya nos advir­tió que hay muchas mane­ras de matar: ‘Pue­des cla­var­le un cuchi­llo en el vien­tre /​qui­tar­le el pan /​no tra­tar una enfer­me­dad /​meter­lo en una casa no salu­da­ble /​empu­jar­lo al sui­ci­dio /​tor­tu­rar­lo has­ta a la muer­te por tra­ba­jo /​lle­var­lo a la gue­rra «. Es inacep­ta­ble que solo algu­nos de estos for­mu­la­rios estén prohi­bi­dos en nues­tro país.

.

* Car­ta Capi­tal – FOTO PORTADA: MLADEN ANTONOV /​AFP

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *