Méxi­co. Libe­ra­ción anti­ci­pa­da de reos, alter­na­ti­va ante pan­de­mia

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de abril de 2020

La emer­gen­cia por COVID-19 debe­ría des­ta­par la corrup­ción que se vive al inte­rior de los pena­les, opi­na el acti­vis­ta recien­te­men­te libe­ra­do

José Hum­ber­tus Pérez –acti­vis­ta recien­te­men­te libe­ra­do tras per­ma­ne­cer cua­tro años en pri­sión acu­sa­do de los deli­tos de extor­sión y robo a casa habi­ta­ción con vio­len­cia y de los cua­les no fue posi­ble acre­di­tar cul­pa­bi­li­dad– ini­ció una cam­pa­ña para infor­mar a los fami­lia­res de los inter­nos que algu­nos de los pre­sos cuen­tan con el bene­fi­cio de la liber­tad con­di­cio­na­da, liber­tad anti­ci­pa­da o con bra­za­le­te, o con la pro­tec­ción de la Cons­ti­tu­ción y el Códi­go de Pro­ce­di­mien­tos Pena­les en caso de no haber reci­bi­do sen­ten­cia en dos años, ello con la inten­ción de con­tri­buir a la des­pre­su­ri­za­ción en apro­xi­ma­da­men­te 40 por cien­to los cen­tros peni­ten­cia­rios del Esta­do de Méxi­co en el con­tex­to del esta­do de la emer­gen­cia sani­ta­ria nacio­nal.

Median­te una trans­mi­sión en vivo afue­ra del penal de Barrien­tos, José Hum­ber­tus men­cio­nó que en el sis­te­ma peni­ten­cia­rio mexi­quen­se, de 29 mil pre­sos, 13 mil ya ten­drían que haber sido libe­ra­dos pero no ha suce­di­do por­que no exis­te volun­tad jurí­di­ca ni res­pe­to al Esta­do de Dere­chos; con­si­de­ró que la acción de libe­ra­ción debió lle­var­se a cabo des­de 2018, sin embar­go ni el enton­ces gober­na­dor Eru­viel Ávi­la Ville­gas, el pre­si­den­te del tri­bu­nal, Ser­gio Medi­na Peña­lo­za, ni el fis­cal, Ale­jan­dro Gómez Sán­chez, cum­plie­ron con su res­pon­sa­bi­li­dad de otor­gar esas liber­ta­des; las medi­das de super­vi­sión para quie­nes salie­ran por liber­tad con­di­cio­nal no fue­ron estruc­tu­ra­das.

Una de las preo­cu­pa­cio­nes del líder del Fren­te Mexi­quen­se en Defen­sa para una Vivien­da Dig­na, expli­có, es que ni los inter­nos ni sus fami­lia­res están infor­ma­dos de estos pro­ce­di­mien­tos lega­les y que en este momen­to de la con­tin­gen­cia sani­ta­ria repre­sen­ta un peli­gro por las con­di­cio­nes de haci­na­mien­to en las que se vive en la mayo­ría de los cen­tros peni­ten­cia­rios.

De acuer­do con datos del ter­cer infor­me espe­cial sobre Dere­chos Fun­da­men­ta­les de las Per­so­nas Pri­va­das de Liber­tad en la Infra­es­truc­tu­ra Peni­ten­cia­ria de la Comi­sión de Dere­chos Huma­nos del Esta­do de Méxi­co, que abar­ca de octu­bre de 2018 a octu­bre de 2019 se seña­la, como una gene­ra­li­dad, que las pri­sio­nes están reba­sa­das en cuan­to a capa­ci­dad, por men­cio­nar alguno, el penal de Chal­co tie­ne capa­ci­dad para 632 inter­nos, sin embar­go, según el infor­me, alber­ga a 3 mil 121 inter­nos con­tro­la­dos por 180 per­so­nas de segu­ri­dad y cus­to­dia.

Des­de la pers­pec­ti­va del acti­vis­ta, la posi­bi­li­dad de infor­mar a los fami­lia­res e inter­nos podría tam­bién paliar la situa­ción de reos que se encuen­tran reclui­dos por fabri­ca­ción de car­pe­tas. Asi­mis­mo, dijo que la situa­ción de la emer­gen­cia sani­ta­ria ten­dría que visua­li­zar la situa­ción que exis­te y que “los pena­les dejen de ser la caja chi­ca de muchos polí­ti­cos y muchos fun­cio­na­rios de los sis­te­mas peni­ten­cia­rios del todo el país”.

La pre­li­be­ra­ción es par­te de un dis­cur­so que se ha mane­ja­do a nivel fede­ral y esta­tal des­de hace tiem­po, sin embar­go, no ha sido lle­va­da a la prác­ti­ca, en sep­tiem­bre de 2019, la secre­ta­ria de Segu­ri­dad, Mari­bel Cer­van­tes, men­cio­nó que se esta­ba ges­tio­nan­do la liber­tad de al menos 4 mil inter­nos con con­de­nas por deli­tos meno­res, a tra­vés de bra­za­le­tes elec­tró­ni­cos; enton­ces men­cio­nó que la pro­pues­ta había sido pre­sen­ta­da al sis­te­ma Judi­cial.

Par­te del tra­ba­jo que José Hum­ber­tus Pérez, en con­jun­to con algu­nas aso­cia­cio­nes de Dere­chos Huma­nos, ha asu­mi­do es el de ase­so­rar a los inter­nos y fami­lia­res res­pec­to a la pre­sun­ción de ino­cen­cia.

Par­te del tra­ba­jo que José Hum­ber­tus Pérez, en con­jun­to con algu­nas aso­cia­cio­nes de Dere­chos Huma­nos, ha asu­mi­do es el de ase­so­rar a los inter­nos y fami­lia­res res­pec­to a la pre­sun­ción de ino­cen­cia.

Hum­ber­tus Pérez habló tam­bién de diver­sas defi­cien­cias en el sis­te­ma de salud al inte­rior de las peni­ten­cia­rías, de la exis­ten­cia de casos de saram­pión, de la fal­ta de aten­ción psi­quiá­tri­ca, de la caren­cia de tra­ta­mien­tos y medi­ci­nas, del nulo res­pe­to al dere­cho humano de la salud con la pobla­ción peni­ten­cia­ria.

Ante esta caren­cia, con­si­de­ró que en las cár­ce­les debe­ría apli­car­se el plan DN-III, esto es que los médi­cos atien­dan a los inter­nos y que es impor­tan­te hacer una valo­ra­ción de las defi­cien­cias de medi­ca­men­tos, camas, ins­tru­men­tal y per­so­nal, así como garan­ti­zar la aten­ción sufi­cien­te e inme­dia­ta para los inter­nos en gene­ral y en el caso espe­cí­fi­co del coro­na­vi­rus.

El infor­me de la Codhem seña­la, entre otras cifras, que el penal de Eca­te­pec alber­ga a 5 mil 504 inter­nos, cuan­do su capa­ci­dad es de mil 300, que el penal de Nezahual­có­yotl Bor­do Xochia­ca con­tie­ne a 4 mil 476 inter­nos, cuan­do su capa­ci­dad es de mil 750 y que el Cen­tro Peni­ten­cia­rio de Tlal­ne­pantla tie­ne a 4 mil 349 reos mien­tras su capa­ci­dad es de mil 38 inter­nos.

Fuen­te: Alfa Dia­rio

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *