Cuba. Ante la más cruel de las gue­rras la más fir­me resis­ten­cia

Raúl Anto­nio Capo­te, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de abril del 2020.-

El más
ele­men­tal sen­ti­do de huma­ni­dad debe­ría cons­ti­tuir un freno a la sober­bia y al
egoís­mo en medio de una pan­de­mia que ha cau­sa­do miles de muer­tes. Pero no está
en la natu­ra­le­za del impe­ria­lis­mo ser mag­ná­ni­mo, por enci­ma de cual­quier valor
domi­na el deseo de ejer­cer su poder para domi­nar al mun­do.

Apro­ve­cha
las cir­cuns­tan­cias para obte­ner, median­te el ham­bre y la enfer­me­dad, lo que de
nin­gu­na otra for­ma han logra­do en más de 60 años de rigu­ro­so blo­queo eco­nó­mi­co,
finan­cie­ro y comer­cial.

El direc­tor
Gene­ral de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be del Minis­te­rio de Rela­cio­nes Exte­rio­res
de Cuba, Euge­nio Mar­tí­nez Enrí­quez, denun­ció en su cuen­ta ofi­cial de la red
social Twit­ter, que la empre­sa esta­dou­ni­den­se Vyai­re Medi­cal Inc. com­pró IMT
Medi­cal y Acu­tro­nic, el pro­vee­dor de res­pi­ra­do­res arti­fi­cia­les de la Isla y
anun­ció la sus­pen­sión de víncu­los con Cuba, por­que «la direc­triz cor­po­ra­ti­va
que tene­mos hoy día es sus­pen­der toda rela­ción comer­cial con Medi­cu­ba».

El
vice­pre­si­den­te de Medi­cu­ba, Luis Sil­va infor­mó que Cuba inten­tó adqui­rir
medi­ci­nas e insu­mos con 60 fir­mas del país nor­te­ño, de las cua­les sola­men­te dos
con­tes­ta­ron, entre ellas Bayer, con la que se fir­mó un acuer­do que no se pudo
eje­cu­tar, debi­do a la prohi­bi­ción emi­ti­da por el Depar­ta­men­to del Teso­ro de ese
país, con la jus­ti­fi­ca­ción de que, supues­ta­men­te, su per­mi­so había ven­ci­do.

Recien­te­men­te,
el pri­me­ro de abril, el emba­ja­dor de nues­tro país en Chi­na, Car­los Miguel
Perei­ra, denun­ció que el blo­queo impi­dió a la empre­sa Ali­ba­ba lle­var has­ta la
isla un dona­ti­vo para com­ba­tir la Covid-19. Es útil recor­dar que cuan­do la
pri­me­ra gran epi­de­mia de den­gue hemo­rrá­gi­co, intro­du­ci­do en Cuba en 1981, en la
que murie­ron 158 per­so­nas, de ellas 101 niños, la impo­si­bi­li­dad de adqui­rir a
tiem­po equi­pos de fumi­ga­ción de EE.UU., oca­sio­nó una mayor demo­ra para
con­tro­lar el vec­tor y un sig­ni­fi­ca­ti­vo aumen­to en el núme­ro de casos y muer­tes,
según la Ame­ri­can Asso­cia­tion for World Health.

No obs­tan­te, ante el deses­pe­ra­do espí­ri­tu de ven­gan­za, Cuba resis­te y resis­ti­rá, sobra espí­ri­tu de lucha, ver­güen­za, valor e inte­li­gen­cia para enfren­tar este reto o cual­quie­ra otro. La isla libre y rebel­de se levan­ta soli­da­ria, y como ase­gu­ró Fidel: «el pue­blo cubano ven­ce­rá».

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *