Argen­ti­na. Resu­men gre­mial y social. Caso Techint: El acuer­do homo­lo­ga­do por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo vio­la la nor­ma­ti­va de emergencia/​La pan­de­mia de los des­pi­dos y las suspensiones/​Las nue­vas acti­vi­da­des excep­tua­das de la cua­ren­te­na obli­ga­to­ria … (Más info)

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 de abril de 2020 .-  Con infor­ma­ción pro­pia y de Mun­do Gre­mial, Info Gre­mial, Noti­cias Gre­mia­les, Gre­mia­les del Sur, Corrien­te Sin­di­cal Fede­ral, Canal Abier­to, ANRed, Esta­do de Aler­ta y Agen­cias

EL CASO TECHINT

El acuer­do homo­lo­ga­do por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo vio­la la nor­ma­ti­va de emergencia

POR JORGE ELIZONDO

El Gobierno Nacio­nal ha prohi­bi­do los des­pi­dos por Decre­to 329 del 31 de mar­zo de 2020, cuyo artícu­lo 2° determina:

“Prohí­ben­se los des­pi­dos sin jus­ta cau­sa y por las cau­sa­les de fal­ta o dis­mi­nu­ción de tra­ba­jo y fuer­za mayor por el pla­zo de sesen­ta (60) días con­ta­dos a par­tir de la fecha de publi­ca­ción del pre­sen­te decre­to en el Bole­tín Oficial”.

El artícu­lo 4° del mis­mo Decre­to decla­ra la nuli­dad de los des­pi­dos y sus­pen­sio­nes vio­la­to­rios de estas prohi­bi­cio­nes en estos tér­mi­nos: “No pro­du­ci­rán efec­to alguno, man­te­nién­do­se vigen­tes las rela­cio­nes labo­ra­les exis­ten­tes y sus con­di­cio­nes actuales”.

Los emplea­do­res que des­pi­den o sus­pen­den vio­lan no sólo el Decre­to 329, sino el ple­xo nor­ma­ti­vo de la emer­gen­cia, cons­ti­tui­do por el DNU 297 del 20/​03/​2020, de ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio, y las reso­lu­cio­nes del Minis­te­rio de Tra­ba­jo, que con­tie­nen diver­sas nor­mas pro­tec­to­rias del tra­ba­jo tales como las dis­pen­sas para con­cu­rrir al mismo.

Dos días antes, el gru­po eco­nó­mi­co Techint Com­pa­ñía Téc­ni­ca Inter­na­cio­nal S.A.C.I. había anun­cia­do el des­pi­do de 1.450 tra­ba­ja­do­res encua­dra­dos en el Esta­tu­to de la Cons­truc­ción (ley 22.250), que cum­plían sus tareas en las pro­vin­cias de Bue­nos Aires, Tucu­mán y Neuquén.

El 30 de mar­zo de 2020, el Minis­te­rio de Tra­ba­jo de la Nación some­te el con­flic­to a con­ci­lia­ción obligatoria.

El 6 de abril se cele­bra un acuer­do entre la UOCRA y Techint en vir­tud del cual se acuer­da con­va­li­dar los des­pi­dos de todos los tra­ba­ja­do­res, sobre la base de las siguien­tes condiciones:

  1. Que ambas par­tes cono­cen los tér­mi­nos, alcan­ces y pro­ce­di­mien­tos de la ley 22.250. como así tam­bién la excep­cio­na­li­dad de la pan­de­mia Covid-19.
  2. La empre­sa abo­na­rá a cada tra­ba­ja­dor la liqui­da­ción final corres­pon­dien­te, inclu­yen­do sala­rios has­ta el 6 de abril de 2020.
  3. La empre­sa entre­ga­rá a cada tra­ba­ja­dor el cer­ti­fi­ca­do de libre dis­po­ni­bi­li­dad del fon­do de cese labo­ral ley 22.250.
  4. La empre­sa se avie­ne a abo­nar una gra­ti­fi­ca­ción extra­or­di­na­ria que se efec­ti­vi­za­rá jun­to con el pago de la liqui­da­ción final, que va de $ 33.000 para la cate­go­ría de ofi­cial espe­cia­li­za­do, a $ 24.000 para la cate­go­ría de ayudante.

El Secre­ta­rio de Tra­ba­jo de la Nación resuel­ve decla­rar el acuer­do homo­lo­ga­do median­te la Reso­lu­ción N° 355 del 6/​04/​20. El artícu­lo 5° esta­ble­ce que “la homo­lo­ga­ción del acuer­do mar­co colec­ti­vo que se dis­po­ne por el artícu­lo 1° de la pre­sen­te Reso­lu­ción, lo es sin per­jui­cio de los dere­chos indi­vi­dua­les de los tra­ba­ja­do­res com­pren­di­dos en el mismo”.

En pri­mer lugar, resul­ta evi­den­te que el Decre­to 32920 ha sido igno­ra­do tan­to en el tex­to del acuer­do como en la reso­lu­ción del Secre­ta­rio de Tra­ba­jo que lo homo­lo­ga. Así ha sido bur­la­do el con­jun­to de nor­mas dic­ta­das por el Gobierno Nacio­nal con­tra la pro­pa­ga­ción de la pan­de­mia Covid-19 y para mori­ge­rar sus con­se­cuen­cias sobre la población.

Con­tra­ria­men­te a la infor­ma­ción ter­gi­ver­sa­da de diver­sos medios grá­fi­cos y tele­vi­si­vos, a los tra­ba­ja­do­res des­pe­di­dos no se les abo­na­rá indem­ni­za­ción algu­na por des­pi­do, ni dupli­ca­da por apli­ca­ción del Decre­to 342019, ni sim­ple. Los 1.450 tra­ba­ja­do­res están encua­dra­dos en el Esta­tu­to de la Cons­truc­ción ley 22.250, de con­te­ni­do cla­ra­men­te incons­ti­tu­cio­nal y dis­cri­mi­na­to­rio, que pri­va a los tra­ba­ja­do­res de la cons­truc­ción del dere­cho a ser indem­ni­za­dos en caso de des­pi­do arbi­tra­rio o sin cau­sa. Sólo se les abo­na­rá el Fon­do de Cese Labo­ral (apor­tes del 12 % duran­te el pri­mer año y del 8 % a par­tir del segun­do), los sala­rios has­ta el 6/​4/​20 y la gra­ti­fi­ca­ción otor­ga­da por la empresa.

Pero el Decre­to 32920 no esta­ble­ce dife­ren­cia algu­na entre los tra­ba­ja­do­res; debe apli­car­se a todos, inclu­yen­do por supues­to a los de la cons­truc­ción. Don­de la ley no dis­tin­gue, no debe­mos dis­tin­guir. No pue­de pre­va­le­cer la ley 22.250 —que pri­va de esta­bi­li­dad a los tra­ba­ja­do­res de la cons­truc­ción— sobre la nor­ma­ti­va de emer­gen­cia, que prohí­be todos los despidos.

Con­si­de­ra­mos que el acuer­do homo­lo­ga­do por la Secre­ta­ría de Tra­ba­jo, depen­dien­te del Minis­te­rio de Tra­ba­jo de la Nación, vio­la el Decre­to 329 y el con­jun­to de la nor­ma­ti­va de emer­gen­cia, y que pue­de ser cues­tio­na­do legal­men­te por los tra­ba­ja­do­res afectados.

El artícu­lo 223 bis de la Ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo fue intro­du­ci­do por la ley 24.700, san­cio­na­da en 1996, de cla­ra impron­ta neo­li­be­ral, la mis­ma que esta­ble­ció como bene­fi­cios socia­les los vales del almuer­zo, has­ta un tope máxi­mo por día de tra­ba­jo que fije la auto­ri­dad de apli­ca­ción y los vales ali­men­ta­rios o tic­kets canasta.

El obje­ti­vo de la ley 24.700 era redu­cir al máxi­mo la remu­ne­ra­ción de los tra­ba­ja­do­res, faci­li­tan­do que los emplea­do­res pudie­ran sus­ti­tuir­lo par­cial­men­te por rubros no remu­ne­ra­to­rios no suje­tos a apor­tes ni contribuciones.

Esa mis­ma ley crea la posi­bi­li­dad de que las sus­pen­sio­nes por fuer­za mayor o fal­ta de tra­ba­jo pue­dan con­va­li­dar­se a tra­vés del pago de sumas no remuneratorias.

El pla­zo por el que se pro­yec­ta esta situa­ción depen­de de lo pac­ta­do por las par­tes indi­vi­dual o colec­ti­va­men­te, siem­pre que el acuer­do sea homo­lo­ga­do por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo, lo que impli­ca un alar­ga­mien­to de las sus­pen­sio­nes por fuer­za mayor o fal­ta de tra­ba­jo. Se ha dicho que “esta nor­ma pre­ten­de a tra­vés de sumas no remu­ne­ra­to­rias per­mi­tir al emplea­dor median­te acuer­do indi­vi­dual o colec­ti­vo, homo­lo­ga­do por auto­ri­dad de apli­ca­ción, ampliar los pla­zos de sus­pen­sión, pero otor­gan­do a cam­bio sumas de dine­ro que en vez de con­si­de­rar­se sala­ria­les, se entien­den como no remu­ne­ra­ti­vas” [1].

La apli­ca­ción del artícu­lo 223 bis –ya fue­re a tra­vés de acuer­dos indi­vi­dua­les o colec­ti­vos homo­lo­ga­dos por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo pro­vin­cial o nacio­nal— afec­ta el prin­ci­pio de indem­ni­dad del tra­ba­ja­dor, pues se obli­ga a los tra­ba­ja­do­res a com­par­tir el ries­go empre­sa­rio. El artícu­lo 223 bis de la LCT vio­la el orden públi­co labo­ral al per­mi­tir al titu­lar de la empre­sa ampliar el perio­do de sus­pen­sión, abo­nan­do sumas que –aun­que no pue­den ser infe­rio­res a las habi­tua­les— no están suje­tas a apor­tes y con­tri­bu­cio­nes de la segu­ri­dad social y no se tie­nen en cuen­ta para el cómpu­to del SAC. Vio­la el prin­ci­pio pro­tec­to­rio (artícu­lo 12), la intan­gi­bi­li­dad de la remu­ne­ra­ción (artícu­lo 74 LCT y el Con­ve­nio N° 95 de la OIT [2]. 

El artícu­lo 223 bis no men­cio­na el pro­ce­di­mien­to pre­ven­ti­vo de cri­sis, incor­po­ra­do por la Ley Nacio­nal de Empleo 24.013 (artícu­los 98 y siguientes).

No obs­tan­te ello, si la empre­sa invo­ca razo­nes de fuer­za mayor o fal­ta de tra­ba­jo que afec­ten al 15 % del per­so­nal en empre­sas de has­ta 400 tra­ba­ja­do­res, al 10 % en empre­sas de 400 a 1.000, y al 5 % en empre­sas de 1.000 o más tra­ba­ja­do­res, resul­ta inevi­ta­ble que se lle­ve ade­lan­te dicho pro­ce­di­mien­to, con inter­ven­ción de la orga­ni­za­ción sin­di­cal, y que el acuer­do debi­da­men­te homo­lo­ga­do sea el resul­ta­do del mismo.

En el caso de tra­tar­se de sus­pen­sio­nes que pudie­ren afec­tar a menos tra­ba­ja­do­res, es apli­ca­ble el Decre­to 32888.

El artícu­lo 223 bis de la LCT no pue­de apli­car­se al mar­gen de la nor­ma­ti­va de emer­gen­cia, par­ti­cu­lar­men­te el artícu­lo 8° del Decre­to N° 297, que reco­no­ce el dere­cho de los tra­ba­ja­do­res a per­ci­bir en for­ma ínte­gra sus remu­ne­ra­cio­nes duran­te el ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obligatorio:

Duran­te la vigen­cia de tal ais­la­mien­to, «los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras del sec­tor pri­va­do ten­drán dere­cho al goce ínte­gro de sus ingre­sos habi­tua­les, en los tér­mi­nos que esta­ble­ce­rá la regla­men­ta­ción del Minis­te­rio de Tra­ba­jo, Empleo y Segu­ri­dad Social”.

Tam­po­co pue­de igno­rar­se que la Reso­lu­ción 21900 del Minis­te­rio de Tra­ba­jo, cuyo artícu­lo 1° asig­na­ba carác­ter no remu­ne­ra­ti­vo a las sumas per­ci­bi­das por aque­llos tra­ba­ja­do­res que no pue­dan rea­li­zar tareas en su lugar de ais­la­mien­to, ha sido dero­ga­da por el mis­mo minis­te­rio median­te la Reso­lu­ción 27920. El “goce ínte­gro de sus ingre­sos habi­tua­les” supo­ne enton­ces que en todos los casos: tra­ba­jo en ser­vi­cios esen­cia­les o excep­tua­dos, tra­ba­jo en el lugar de ais­la­mien­to o impo­si­bi­li­dad de cum­plir tareas, el tra­ba­ja­dor o la tra­ba­ja­do­ra deben per­ci­bir la inte­gri­dad de sus habe­res sin alte­ra­ción algu­na de su carác­ter remunerativo.

En con­se­cuen­cia, los acuer­dos indi­vi­dua­les o colec­ti­vos debi­da­men­te homo­lo­ga­dos que asig­na­rían carác­ter no remu­ne­ra­ti­vo a los habe­res que per­ci­ban los tra­ba­ja­do­res que no pres­ten ser­vi­cios, sólo podrían tener una apli­ca­ción limi­ta­da y siem­pre aco­ta­da a los acuer­dos sus­crip­tos en el mar­co de un Pro­ce­di­mien­to Pre­ven­ti­vo de Cri­sis de Empresas.

Aho­ra es Acin­dar: otra empre­sa de pri­me­ra línea apu­ra sus­pen­sio­nes y baja de salarios

La cri­sis glo­bal a la que no esca­pa Argen­ti­na, agi­ta el fan­tas­ma del des­em­pleo masi­vo, pese a que el Gobierno prohi­bió des­pi­dos y sus­pen­sio­nes por 60 días, y dic­tó Con­ci­lia­cio­nes Obli­ga­to­rias como en el caso de Techint.

Aho­ra pare­ce el turno de la mega side­rúr­gi­ca Acin­dar, de la com­pa­ñía Arce­lor Mit­tal, en su plan­ta de Villa Cons­ti­tu­ción, al sur de San­ta Fe, don­de se ape­ló a un esque­ma de sus­pen­sio­nes rota­ti­vas con una reduc­ción del sala­rio a unos 1.200 emplea­dos direc­tos más otros 1.000 con­tra­tis­tas, como res­pues­ta al para­te eco­nó­mi­co gene­ra­do por el ais­la­mien­to obligatorio.

Por estas horas está nego­cian­do con la sec­cio­nal de Villa Cons­ti­tu­ción de la Unión Obre­ra Meta­lúr­gi­ca (UOM) las con­di­cio­nes que impon­drá para los tra­ba­ja­do­res de la ace­ría ubi­ca­da sobre el río Para­ná. Por video­con­fe­ren­cia entre la com­pa­ñía y la comi­sión direc­ti­va del gre­mio lle­van ade­lan­te la nego­cia­ción en la que la UOM inten­ta vol­ver a “foja cero” la situación.

Acin­dar plan­tea la reduc­ción del suel­do al 65%, cues­tión que fue recha­za­da de plano y lue­go pro­pu­sie­ron un 75% por tres meses, mien­tras que la UOM, según pudo saber Esta­do de Aler­ta, insis­te en res­pe­tar el DNU 32920 del Eje­cu­ti­vo nacio­nal publi­ca­do hace ape­nas diez días que prohí­be las sus­pen­sio­nes “por las cau­sa­les de fuer­za mayor o fal­ta o dis­mi­nu­ción de tra­ba­jo por el pla­zo de sesen­ta días de publi­ca­da la norma”.

Por supues­to la empre­sa se resis­te a esa posi­bi­li­dad. Fuen­tes del gre­mio reve­la­ron que des­de la side­rúr­gi­ca des­li­za­ron la posi­bi­li­dad de reduc­ción de per­so­nal des­pués de los 60 días del DNU, que no es más que una for­ma de pre­sio­nar la fir­ma del acuer­do, según entien­den los dirigentes.

Una de las empre­sas más gran­des de la Argen­ti­na, com­pe­ti­do­ra del gru­po de Pao­lo Roca, bus­ca como sali­da su mis­ma varia­ble de ajus­te: los tra­ba­ja­do­res, ampa­ra­da en que reci­be infor­mes loca­les y mun­dia­les res­pec­to al futu­ro negro del sec­tor: «una reduc­ción de los des­pa­chos de pro­duc­tos de entre el 70/​80% y la cade­na de pagos esta­rá que­bra­da”, sin saber en qué momen­to vol­ve­rá la reactivación.

El dile­ma de los gre­mios es que ésta emer­gen­cia los pone en un lugar que no quie­ren estar: tener que acep­tar reba­jas o sus­pen­sio­nes de modo que no se con­vier­tan en masi­vas pér­di­das de fuen­tes de trabajo.

Ya ocu­rrió con SMATA y las auto­mo­tri­ces. Con la rece­sión de Macri ya fue nece­sa­rio acep­tar algu­nas sus­pen­sio­nes rota­ti­vas. El esce­na­rio aho­ra pare­ce repe­tir­se con más fuer­za y no sólo en empre­sas peque­ñas y media­nas que no tie­nen espal­da para pagar la nómi­na sala­rial de sus emplea­dos en tiem­pos de baja o nula fac­tu­ra­ción, sino en gran­des hol­dings empre­sa­rios, cuyo pago de sala­rios está demos­tra­do que no los lle­va­ría a ries­go de quie­bra por lo menos en los pró­xi­mos meses.

La situa­ción glo­bal no cola­bo­ra. Sólo en Esta­dos Uni­dos los des­pi­dos están a la orden del día. Hubo una ola de 10 millo­nes de per­so­nas des­vin­cu­la­das que se que­da­ron sin tra­ba­jo tan sólo en dos semanas.

Ita­lia, en tan­to, tuvo que recu­rrir a una prohi­bi­ción de cesan­tías por 60 días como la Argen­ti­na y Espa­ña se apro­bó un real decre­to en el que se “prohi­ben tem­po­ral­men­te, has­ta que aca­be la cri­sis sani­ta­ria, los des­pi­dos por fuer­za mayor o cau­sas obje­ti­vas de carác­ter eco­nó­mi­co, téc­ni­co, orga­ni­za­ti­vas o de pro­duc­ción, que se jus­ti­fi­quen por el impac­to del Coronavirus”.

Estos des­pi­dos que que­dan aho­ra prohi­bi­dos en la penín­su­la ibé­ri­ca tie­nen una indem­ni­za­ción por des­pi­do de 20 días por año tra­ba­ja­do y un anua­li­dad como máxi­mo, cuan­do el juez encuen­tra pro­ce­den­tes estas cau­sas. Si bien, en el caso de encon­trar­las impro­ce­den­tes, la indem­ni­za­ción se ele­va has­ta los 33 días por año tra­ba­ja­do y dos anua­li­da­des como máxi­mo. Lo cier­to es que, des­glo­san­do ese tex­to se dedu­ce que más que prohi­bir los des­pi­dos, los encarecen.

No es dis­tin­to de lo que ana­li­zan las gran­des mul­ti­na­cio­na­les de la Argen­ti­na, quie­nes ejer­cen enor­me pre­sión sobre el Eje­cu­ti­vo, que por éstas horas regla­men­ta todas y cada una de las medi­das que tomó para asis­tir a las peque­ñas, media­nas empre­sas y a los autó­no­mos e infor­ma­les. Tam­bién sobre los gre­mios, que están dan­do bata­lla “en medio de una gran incer­ti­dum­bre sani­ta­ria y eco­nó­mi­ca” don­de deben hacer equi­li­brio por su doble rol, como cus­to­dios de cada uno de los sec­to­res de tra­ba­jo y como dado­res de empleo. Cada uno de ellos tam­bién es una PyMEs que «se topa» con las mis­mas difi­cul­ta­des a la hora de la supervivencia.

Reaper­tu­ra de Dáni­ca Lla­va­llol: “le pusi­mos un freno a una empre­sa que entró que­rien­do lle­var­se los dere­chos labo­ra­les y sala­ria­les puestos”

Por Sin­di­ca­to de Obre­ros y Emplea­dos de la Indus­tria Acei­te­ra (SOEIA)

Reaper­tu­ra de Avex Dáni­ca Llavallol

En el día de la fecha el Gru­po Bel­trán desis­tió de su con­duc­ta de sis­te­má­ti­co incum­pli­mien­to nor­ma­ti­vo y legal, y reac­ti­vó la plan­ta de Avex Dáni­ca ubi­ca­da en Lla­va­llol para el ingre­so del turno de las 5 am.

Tras haber fal­ta­do a los pro­to­co­los sani­ta­rios de la pan­de­mia, des­pe­dir cin­co com­pa­ñe­ros por per­se­cu­ción sin­di­cal y rea­li­zar duran­te cin­co días un loc­kout patro­nal para des­co­no­cer la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria, el Gru­po Bel­trán modi­fi­có su accionar.

Esto se logró fun­da­men­tal­men­te gra­cias a la fir­me volun­tad de las com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros tra­ba­ja­do­res acei­te­ros de la plan­ta Avex Dáni­ca quie­nes, jun­to a su orga­ni­za­ción gre­mial, su Sin­di­ca­to y su Fede­ra­ción, sos­tu­vie­ron fir­me­men­te la volun­tad de lucha en defen­sa de la salud, de la vida, de los pues­tos de tra­ba­jo y todos los dere­chos labo­ra­les que legí­ti­ma­men­te les corresponden.

Por eso com­pa­ñe­ras y com­pa­ñe­ros, en pri­mer lugar lo vivi­do hoy es una vic­to­ria obrera.

Esto se logró tam­bién gra­cias a la soli­da­ri­dad y el acom­pa­ña­mien­to de muchas per­so­nas, entre las que que­re­mos men­cio­nar a las tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res de pren­sa que cola­bo­ra­ron en la difu­sión del con­flic­to, que tras­cen­dió y se ins­ta­ló mucho más allá de lo que espe­ra­ba nadie. En par­ti­cu­lar, la empre­sa, que por pri­me­ra vez tuvo que inten­tar dar expli­ca­cio­nes públi­ca­men­te de lo que esta­ba hacien­do en esta planta.

Y se logró tam­bién gra­cias a que en el Esta­do, en el Minis­te­rio de Tra­ba­jo de la Pro­vin­cia de Bue­nos Aires y en la ges­tión exis­te aho­ra, des­de diciem­bre pasa­do, la volun­tad de hacer cum­plir las leyes y nor­mas dic­ta­das para regu­lar la rela­ción entre el capi­tal y el tra­ba­jo. Así de sim­ple como es des­cri­bir­lo, mar­ca un mun­do de dife­ren­cia con la reali­dad que vivi­mos duran­te el perio­do ante­rior. Bien lo sabe­mos los tra­ba­ja­do­res y las tra­ba­ja­do­ras argen­ti­nas, que veni­mos de cua­tro años don­de sufri­mos innu­me­ra­bles ata­ques a nues­tros derechos.

Hoy en Dáni­ca le pusi­mos un freno a una empre­sa que entró que­rien­do lle­var­se todos los dere­chos labo­ra­les y sala­ria­les puestos.

Recha­za­mos la inter­pre­ta­ción que hizo el Gru­po Bel­trán en su comu­ni­ca­do, inten­tan­do cul­par al sin­di­ca­to de todas las deci­sio­nes arbi­tra­rias toma­das por la patronal.

Esta orga­ni­za­ción gre­mial no quie­re otra cosa más que una vida dig­na para cada uno de nues­tros repre­sen­ta­dos, cada tra­ba­ja­do­ra, cada tra­ba­ja­dor y cada una de nues­tras familias.

Esta orga­ni­za­ción gre­mial no es intran­si­gen­te y nun­ca aban­do­nó el diá­lo­go. Pero no va a nego­ciar una refor­ma labo­ral en minia­tu­ra en la plan­ta de Avex Dáni­ca Lla­va­llol, no va a nego­ciar el Con­ve­nio Colec­ti­vo de Tra­ba­jo 42005 a la baja ni va a renun­ciar al Sala­rio Míni­mo Vital y Móvil según la Cons­ti­tu­ción Nacio­nal y la Ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo, que es la ban­de­ra de nues­tra Fede­ra­ción y de nues­tro Sindicato.

Este gre­mio segui­rá defen­dien­do jun­to a cada una de sus afi­lia­das y afi­lia­dos la salud, la vida, los pues­tos de tra­ba­jo y todos los dere­chos de los com­pa­ñe­ros trabajadores.

¡Viva la cla­se trabajadora!

Comi­sión Direc­ti­va SOEIA Capi­tal y GBA

La pan­de­mia de los des­pi­dos y las suspensiones

En medio de la cua­ren­te­na y vio­lan­do el decre­to ofi­cial, empre­sas de todos los sec­to­res deci­die­ron ajus­tar por el empleo, pese a la ayu­da del gobierno

Por San­dra Cicaré

La pandemia de los despidos y las suspensiones

Des­pi­dos, sus­pen­sio­nes y cam­bios en las con­di­cio­nes labo­ra­les. Las patro­na­les se están hacien­do un fes­tín en medio de la cri­sis agu­di­za­da por la pan­de­mia del coro­na­vi­rus, des­oyen­do no sólo las dis­po­si­cio­nes ofi­cia­les, sino tam­bién mos­tran­do que están muy lejos de cul­ti­var la «éti­ca de la soli­da­ri­dad» que les pidió el pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez en esta situa­ción de emergencia.

Des­de el caso más des­me­su­ra­do, como la des­vin­cu­la­ción de 1.450 ope­ra­rios del gru­po Techint, has­ta empre­sas media­nas y chi­cas con una vein­te­na de tra­ba­ja­do­res licen­cia­dos o con reduc­cio­nes de sala­rio de los más varia­dos sec­to­res, el mapa del empleo viró tan rápi­da­men­te como la expan­sión del virus. De un momen­to a otro se pasó de la dis­cu­sión pari­ta­ria a la ela­bo­ra­ción de estra­te­gias de con­ten­ción para sos­te­ner las fuen­tes de trabajo.

Pero, ade­más, la den­si­dad y capi­la­ri­dad de la cri­sis des­ata­da por la pan­de­mia obli­ga­rá a mirar el futu­ro de las rela­cio­nes labo­ra­les con una nue­va len­te, don­de el rol del Esta­do, las nego­cia­cio­nes colec­ti­vas y los nue­vos acuer­dos entre capi­tal y tra­ba­jo toma­rán una diná­mi­ca tami­za­da por la urgencia.

«La situa­ción que esta­mos atra­ve­san­do y la que vamos a atra­ve­sar es terri­ble­men­te dura, pero no hay otra mane­ra de salir que dia­lo­gan­do», dijo el abo­ga­do labo­ra­lis­ta y ase­sor de la Unión Obre­ra Meta­lúr­gi­ca (UOM) Rosa­rio, Pablo Cerra, quien seña­ló que es tiem­po de «explo­rar» en for­ma inno­va­do­ra qué tipo de acuer­dos lle­var ade­lan­te con las empre­sas con la pre­mi­sa de que «no sea solo el tra­ba­ja­dor el que pague esta crisis».

Los acuer­dos en esta con­tin­gen­cia serán la lla­ve para des­tra­bar la com­ple­ja tra­ma que se ave­ci­na y para María Euge­nia Cag­giano —abo­ga­da labo­ra­lis­ta y ase­so­ra de gre­mios del sec­tor públi­co y tam­bién pri­va­do, esen­cial­men­te indus­trial— herra­mien­tas como «la nego­cia­ción colec­ti­va sobe­ra­na y los comi­tés mix­tos de salud y segu­ri­dad labo­ral», son fun­da­men­ta­les para dar­le con­te­ni­do con­cre­to en el terri­to­rio al con­jun­to de medi­das que dis­pu­so el gobierno nacio­nal, y pun­tual­men­te en San­ta Fe, don­de ya vie­nen funcionando.

«Aho­ra lo más impor­tan­te en cual­quier nego­cia­ción es man­te­ner la nómi­na de tra­ba­ja­do­res», dijo Cag­giano y valo­ró el rol de la sin­di­ca­li­za­ción tan denos­ta­da en los últi­mos años cuan­do se hizo un cul­to de la acti­vi­dad empren­de­do­ra. «Hoy esos tra­ba­ja­do­res están fue­ra del sis­te­ma y esta situa­ción nos mues­tra la nece­si­dad de que haya cada vez más tra­ba­ja­do­res aden­tro», reflexionó.

Pero a la inver­sa del refrán, en este caso lo impor­tan­te no debe­ría tapar lo urgen­te, que hoy se expre­sa en reba­jas de sala­rios de fac­to y sin la media­ción del Minis­te­rio de Tra­ba­jo, sus­pen­sio­nes, vaca­cio­nes ade­lan­ta­das, e inclu­so des­pi­dos sin cau­sa. Esta situa­ción des­pa­bi­ló la cua­ren­te­na y obli­gó a los gre­mios a plan­tar­se con recla­mos a la auto­ri­dad labo­ral fren­te a los lími­tes que tie­ne la pro­tes­ta social en épo­ca aislamiento.

La Orga­ni­za­ción Inter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT) esti­mó esa sema­na que 195 millo­nes de empleos de tiem­po com­ple­to podrían per­der­se sólo en el segun­do cua­tri­mes­tre del año por el coro­na­vi­rus, lo que repre­sen­ta casi el 7 por cien­to de las horas tota­les de tra­ba­jo del planeta.

El orga­nis­mo de la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Unidas(ONU) agre­gó que 2.700 millo­nes de tra­ba­ja­do­res, o más o menos el 81 por cien­to de la fuer­za labo­ral glo­bal, se encuen­tran afec­ta­dos en estos momen­tos por medi­das de con­fi­na­mien­to total o parcial.

«El Esta­do debe estar pre­sen­te ante esta situa­ción, por­que así como está a car­go de con­du­cir las medi­das por la pan­de­mia tie­ne que hacer­se res­pon­sa­ble de fre­nar abu­sos empre­sa­rios y avi­va­das», dijo el secre­ta­rio gre­mial de la Aso­cia­ción Emplea­dos de Comer­cio (AEC), Juan Gómez, quien rela­tó que en el sec­tor comer­cial local las irre­gu­la­ri­da­des se pre­sen­ta­ron bajo la for­ma de reduc­ción de sala­rios del mes de mar­zo, anun­cios de algo simi­lar en los habe­res de abril y ade­lan­to de vaca­cio­nes, ade­más de sus­pen­sio­nes y despidos.

«Hay empre­sas que están vio­lan­do las nor­mas y apro­ve­chán­do­se de la situa­ción ya que no quie­ren pagar todo el suel­do de mar­zo cuan­do se per­die­ron sólo seis días hábi­les, y para los habe­res de abril, tie­nen las herra­mien­tas de ayu­da que dis­pu­so el Esta­do para que esto no ocu­rra», refle­xio­nó el diri­gen­te quien ase­gu­ró que denun­cia­ron 14 casos ante el Minis­te­rio de Tra­ba­jo de San­ta Fe.

Con esta preo­cu­pa­ción y para ana­li­zar la cri­sis por la pan­de­mia en los dis­tin­tos sec­to­res labo­ra­les y hacer un moni­to­reo sema­nal, AEC fue anfi­trio­na en una reu­nión de dis­tin­tos gre­mios como la UOM, Barri­do y Lim­pie­za, Fren­te Mul­ti­sec­to­rial 21F, Nor­te, Movi­mien­to Obre­ro Rosa­rino, Movi­mien­to Sin­di­cal Rosa­rino, Aso­cia­ción Ban­ca­ria, Siprus, Amsa­fe, CTA de los Tra­ba­ja­do­res, Acei­te­ros, Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res Muni­ci­pa­les y Con­fe­de­ra­ción Argen­ti­na de Tra­ba­ja­do­res del Trans­por­te (Catt).

Otro Esta­do

A poco de que el gobierno nacio­nal decre­ta­ra la cua­ren­te­na, muchas empre­sas empe­za­ron a batir el par­che argu­men­tan­do que la caí­da de la acti­vi­dad pro­fun­di­za­ría la crí­ti­ca situa­ción que venían arras­tran­do en los últi­mos cua­tro años. Para poner un poco de anes­te­sia, el Eje­cu­ti­vo fue anun­cian­do pro­gre­si­va­men­te un con­jun­to de medi­das para aten­der esen­cial­men­te al sec­tor pyme, el mayor dador de empleo del país. Lo hizo median­te una bate­ría de herra­mien­tas como que fue­ron des­de cré­di­tos a tasas del 24 por cien­to (habi­li­ta­das median­te la fle­xi­bi­li­za­ción de regu­la­cio­nes del Ban­co Cen­tral a las enti­da­des), has­ta la eli­mi­na­ción del pago de apor­tes patro­na­les, ayu­das com­pen­sa­to­rias al sala­rio para empre­sas de menos de 100 tra­ba­ja­do­res y sub­si­dios como el Repro para las más grandes

Aun así, muchas empre­sas, vio­lan­do los decre­tos 297, 325 y 329 de 2020, que ade­más del ais­la­mien­to obli­ga­to­rio prohí­ben los des­pi­dos sin jus­ta cau­sa y las sus­pen­sio­nes por las cau­sa­les de fal­ta o dis­mi­nu­ción de tra­ba­jo y fuer­za mayor por 60 días a par­tir del 31 de mar­zo, deci­die­ron des­pren­der­se de sus tra­ba­ja­do­res o bajar­les el suel­do en una situa­ción de extre­ma emer­gen­cia sani­ta­ria y social.

Uno de los gre­mios que salió con fuer­tes denun­cias públi­cas fue el de la cons­truc­ción. El secre­ta­rio gene­ral de la sec­cio­nal Rosa­rio de la Uocra, Car­los Ver­ga­ra, mani­fes­tó su preo­cu­pa­ción por los cer­ca de 300 des­pi­dos que rea­li­za­ron empre­sas cons­truc­to­ras des­de que se arran­có la cua­ren­te­na. Según indi­có, el 70 por cien­to de las fir­mas que tra­ba­jan en el sec­tor públi­co y pri­va­do apro­ve­cha­ron la situa­ción para enviar tele­gra­mas a los obre­ros, acen­tuan­do la cri­sis labo­ral que arras­tra el sector.

Tam­bién los tra­ba­ja­do­res de Never­land, el espa­cio de entre­te­ni­mien­to que fun­cio­na en el Shop­ping Por­tal Rosa­rio, denun­cia­ron la deci­sión de la empre­sa de sus­pen­der a par­tir del 1º de abril a los casi 390 emplea­dos y les comu­ni­ca­ron uni­la­te­ral­men­te que solo se les abo­na­ra el pro­por­cio­nal de los días tra­ba­ja­dos duran­te mar­zo, lo sig­ni­fi­can que ape­nas per­ci­bi­rán poco más del 30 por cien­to de sus sala­rios. El Sin­di­ca­to Uni­co de Tra­ba­ja­do­res de Espec­tacu­los Publi­cos y Afi­nes, gre­mio que los nuclea denun­ció la situa­ción y apun­tó a Ares SA, la fir­ma que admi­nis­tra el espa­cio de entretenimiento.

Tam­bién des­de AEC denun­cia­ron a empre­sas como Jule­ri­que (que en medio de la pan­de­mia le dio vaca­cio­nes a su per­so­nal), y a otras por vio­la­ción a las dis­po­si­cio­nes nacio­na­les como Gar­ba­rino, Los Dos Chi­nos, Ges­tión Inte­gral de Cobran­zas, Joe Des­sing SA, Coti­llón Ale­gría, Scan­di­na­vian Out­doors SA, Ciba SRL, La Lily SA, Sil­tac SRL, Mar­ce­lo Tren­to SRL, Eda­com SRL, Paci­fic Group, Bruno Gabriel y Gus­ta­vo S.H y Cal­za­dos Gunar SA.

Por otra par­te, se pre­sen­tó la sema­na pasa­da en la Legis­la­tu­ra un pro­yec­to de comu­ni­ca­ción pidién­do­le al gobierno pro­vin­cial que inter­ce­da ante el des­pi­do de 35 tra­ba­ja­do­res de la empre­sa Uni­fe SA que explo­ta­ba la fran­qui­cia de la empre­sa de urgen­cia médi­cas Vit­tal de Rosa­rio. Una terri­ble iro­nía en medio de la cri­sis sani­ta­ria ya que es per­so­nal que pres­ta­ba ser­vi­cio de for­ma direc­ta, en rela­ción de depen­den­cia (enfer­me­ros, para­mé­di­cos, des­pa­cha­do­res, admi­nis­tra­ti­vos, etc.) y de mane­ra indi­rec­ta, como mono­tri­bu­tis­tas (médi­cos, cho­fe­res de con­sul­ta, maes­tran­zas, etc).

Tam­bién en Rosa­rio, el bar Para­di­so, ubi­ca­do en la Ram­bla Cata­lun­ya, des­pi­dió a 14 tra­ba­ja­do­res sin cau­sa. Se tra­ta de una de las con­ce­sio­nes gas­tro­nó­mi­cas muni­ci­pa­les y por esa razón el edil Car­los Car­do­zo, pre­sen­tó un pro­yec­to de comu­ni­ca­ción, para que el Eje­cu­ti­vo Muni­ci­pal inter­ven­ga en for­ma «urgen­te» para dar mar­cha atrás con la deci­sión empre­sa­rial en ple­na cua­ren­te­na obligatoria.

Por otra par­te, unos 1.600 tra­ba­ja­do­res del sur de la pro­vin­cia _​y más de 28 mil en el país_​emplea­dos en empre­sas de comi­da rápi­da, como Mc Donald’s, Bur­ger King, Mos­ta­za, Star­bucks y otras del rubro, cobra­ron sólo la mitad de su sala­rio tras la deci­sión uni­la­te­ral de las com­pa­ñías que los emplean, las cua­les en medio de la cua­ren­te­na les des­con­ta­ron bue­na par­te de la segun­da quin­ce­na de mar­zo y no les paga­ron el pre­sen­tis­mo. Jor­ge Juá­rez, secre­ta­rio gene­ral del Sin­di­ca­to de Obre­ros Pas­te­le­ros y Con­fi­te­ros, de Rosa­rio y de la 2º cir­cuns­crip­ción de San­ta Fe, denun­ció esta situa­ción ante el Minis­te­rio de Tra­ba­jo de San­ta Fe y la Fede­ra­ción de Pas­te­le­ros hizo lo pro­pio en la car­te­ra labo­ral de la Nación. Fren­te a eso, el jue­ves el minis­tro nacio­nal del área Clau­dio Moro­ni dic­ta­mi­nó a favor del pedi­do gre­mial y abrió una nego­cia­ción sobre los suel­dos de abril, y pre­ci­só que «no tuvo sus­ten­to legal el des­cuen­to que prac­ti­ca­ron las com­pa­ñías sobre los sala­rios de sus empleados».

«Los tra­ba­ja­do­res no reci­bie­ron el pago de asis­ten­cia per­fec­ta y en los pagos de la segun­da quin­ce­na de mar­zo hubo des­cuen­tos que van del 40 por cien­to al 50 por cien­to». Tam­bién seña­ló que se tra­ta de «una deci­sión arbi­tra­ria, ile­gí­ti­ma y en des­me­dro de la legis­la­ción de par­te de los emplea­do­res», denun­ció Juárez.

La deci­sión del gobierno de con­ti­nuar con el ais­la­mien­to y ana­li­zar una sali­da pro­gre­si­va de la cua­ren­te­na ten­só aún más la cuer­da, ya que los empre­sa­rios y comer­cian­tes siguen pre­sio­nan­do para vol­ver a la acti­vi­dad, con el argu­men­to de que la caí­da de las ven­tas les impi­de afron­tar los com­pro­mi­sos sala­ria­les. Los comi­tés de cri­sis que for­mó Fer­nán­dez con sus minis­tros y repre­sen­tan­tes de la indus­tria (UIA) y las cen­tra­les obre­ras (CGT) bus­can encon­trar una sali­da inter­me­dia a esta tensión.

Des­de la Fede­ra­ción Indus­trial de San­ta Fe (Fis­fe) una enti­dad que tie­ne a uno de sus refe­ren­tes par­ti­ci­pan­do de ese comi­té (Gui­ller­mo Moret­ti, vice­pre­si­den­te de la UIA y de Fis­fe) con­si­de­ran que este es un momen­to en el cual «hay que tra­ba­jar ali­nea­dos con el gobierno nacio­nal» fren­te al com­ba­te del Covid 19, mani­fes­tó el titu­lar de la enti­dad fabril san­ta­fe­si­na, Víc­tor Sarmiento.

«En este momen­to el Esta­do con­du­ce y noso­tros acom­pa­ña­mos», dijo el diri­gen­te y plan­teó que la pre­mi­sa de sos­te­ner el empleo no está en duda. «En San­ta Fe la indus­tria no son gru­pos mul­ti­na­cio­na­les, sino que el 87 por cien­to es pyme, por lo tan­to, no nos sen­ti­mos afec­ta­dos cuan­do el pre­si­den­te Fer­nán­dez tra­tó de «mise­ra­bles» a quie­nes «olvi­dan a quie­nes tra­ba­jan para ellos y en la cri­sis los despiden».

«El esfuer­zo que esta­mos dan­do las pymes para sos­te­ner las fuen­tes de tra­ba­jo es como nun­ca se vio. No somos mul­ti­na­cio­na­les o gran­des com­pa­ñías que deci­di­mos sus­pen­der o echar. A noso­tros for­mar a un tra­ba­ja­dor nos cues­ta dine­ro y tene­mos el fir­me com­pro­mi­so de luchar has­ta ulti­ma con­se­cuen­cia para sos­te­ner las fuen­tes de tra­ba­jo», dijo Sar­mien­to quien valo­ró el rol que está jugan­do el Esta­do para asis­tir al sec­tor, aun­que vol­vió a reite­rar su crí­ti­ca al sec­tor finan­cie­ro. «A los ban­cos toda­vía les fal­ta hacer el esfuer­zo que hace­mos todos, por­que ellos son los gran­des gana­do­res en los últi­mos años», dijo el dirigente.

El sec­tor indus­trial, que tie­ne la mayor can­ti­dad de rubros excep­tua­dos de la cua­ren­te­na debi­do a que inte­gra la cade­na de pro­duc­ción de ele­men­tos impres­cin­di­bles, es el que vie­ne pujan­do para que se incor­po­ren más sec­to­res a la acti­vi­dad, pero tam­bién el que mos­tró en el país, las pri­me­ras vio­la­cio­nes al decre­to que prohí­be des­pi­dos y suspensiones.

Al caso de Techint, que fina­li­zó con el des­pi­do a cam­bio de una indem­ni­za­ción más abul­ta­da, se le suma­ron empre­sas como las que arman pro­duc­tos elec­tró­ni­cos apro­ve­chan­do el régi­men pro­mo­cio­nal de Tie­rra del Fue­go, que paga­ron ape­nas el 70 por cien­to del sala­rio a sus tra­ba­ja­do­res. Ade­más, en San Luis, la com­pa­ñía Mabe —líder en la fabri­ca­ción de hela­de­ras en la Argen­ti­na— sus­pen­dió a todo su per­so­nal has­ta el 19 de abril y abo­na­rá solo el 70 por cien­to de sus suel­dos. En Bue­nos Aires, la empre­sa Avex Dáni­ca (Gru­po Bel­trán), tras incum­plir los pro­to­co­los sani­ta­rios por la pan­de­mia y des­pe­dir a cin­co tra­ba­ja­do­res, incum­plió la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria dic­ta­da por el Minis­te­rio de Tra­ba­jo con un loc­kout patro­nal en una acti­vi­dad que fue decla­ra­da esen­cial por el Ejecutivo.

En el cor­dón indus­trial, el Sin­di­ca­to de Vigi­la­do­res de San Loren­zo (Sutra­vip) denun­ció a dos empre­sas que omi­ten pre­ser­var la cua­ren­te­na de tra­ba­ja­do­res mayo­res a 60 años».

En la indus­tria meta­lúr­gi­ca, que en la pro­vin­cia venía muy gol­pea­da y tra­ba­jan­do a la mitad de su capa­ci­dad, el pano­ra­ma es oscu­ro. «Tuvi­mos algún caso ais­la­do de sus­pen­sio­nes que fue denun­cia­do por el gre­mio y nos pusi­mos en comu­ni­ca­ción con el Minis­te­rio de Tra­ba­jo», dijo Cerra y des­ta­có el «sen­ti­do común» que pri­mó entre los empre­sa­rios de la Aso­cia­ción de Indus­tria­les Meta­lúr­gi­cos (AIM) de Rosa­rio para «evi­tar que sus afi­lia­dos tomen con­duc­tas drás­ti­cas y así con­ser­var los pues­tos de tra­ba­jo sin lle­var ade­lan­te medi­das unilaterales».

«En estos tiem­pos que vivi­mos nece­si­ta­mos ese tipo de ges­tos. No obs­tan­te, en el caso don­de hubo con­duc­tas ais­la­das de empre­sas las denun­cia­mos», agre­gó el abo­ga­do de la UOM, quien mos­tró una foto actual de lo que ocu­rre en el sec­tor: «En la mayo­ría de las empre­sas meta­lúr­gi­cas la quin­ce­na que se está pagan­do en estos momen­tos corres­pon­dien­te a mar­zo, alcan­zó un cum­pli­mien­to bas­tan­te impor­tan­te, pero lo que todos están vien­do es que se va a com­pli­car el pago de la pri­me­ra quin­ce­na de abril que ven­ce a media­dos de mes».

En ese esce­na­rio «esta­mos explo­ran­do medi­das que ate­núen, inde­pen­dien­te­men­te de la apli­ca­ción de las medi­das del gobierno, la situa­ción», dijo Cerra y plan­teó que casi en un 90 por cien­to de los casos es pro­ba­ble que deba­mos «lle­gar a un acuer­do con las empre­sas, ana­li­zan­do cada caso en par­ti­cu­lar, por­que no todas tie­nen las mis­mas espaldas».

De este modo, la cri­sis por la pan­de­mia obli­ga­rá a «bara­jar y dar de nue­vo» tam­bién en lo labo­ral. Pero el pun­to jus­to esta­rá en evi­tar que eso se lle­ve pues­to la con­quis­ta de los dere­chos en fun­ción de tute­lar un bien superior.

El pén­du­lo

«La cla­ve está en ver dón­de se ubi­ca el pén­du­lo en una situa­ción de emer­gen­cia, cuan­do osci­la entre medi­das que pro­mue­ven el Esta­do de bien­es­tar o las nece­si­da­des del capi­tal», dijo Cag­giano, quien recor­dó que en la Argen­ti­na se vivie­ron muchas expe­rien­cias, esen­cial­men­te de emer­gen­cia eco­nó­mi­ca o ins­ti­tu­cio­nal o polí­ti­ca —nun­ca sani­ta­rias— que con la excu­sa de ase­gu­rar la «defen­sa del Esta­do, el bien públi­co o pre­ser­var la segu­ri­dad nacio­nal se uti­li­za­ron para «lle­var ade­lan­te un pro­gra­ma de gobierno de con­cen­tra­ción de poder, cuan­do no de impunidad».

A su jui­cio, hoy «el pén­du­lo está para­do un Esta­do que le impor­ta el bien­es­tar social» y «no se supri­mió nin­gún dere­cho ni siquie­ra con el ais­la­mien­to obli­ga­to­rio», dijo. «A nin­gún capi­ta­lis­ta se le pide que cie­rre la fábri­ca, sino que todos hagan un apor­te», agre­gó la abo­ga­da quien tam­bién recor­dó que «lo intere­san­te es que todas las medi­das que se toma­ron no fue­ron nue­vas, sino que se adop­ta­ron inclu­so en el gobierno de Perón en la gue­rra y pos­gue­rra don­de se dis­pu­so con­ge­la­mien­to de alqui­le­res, sus­pen­sión de eje­cu­cio­nes hipo­te­ca­rias», entre otras.

Por eso, para Cag­giano «la nego­cia­ción colec­ti­va nece­si­ta­rá otra diná­mi­ca, y en este aspec­to, la nego­cia­ción de cada acti­vi­dad es sobe­ra­na», dijo y es quien con­si­de­ra que des­de el lado del tra­ba­ja­dor, «para hacer­se fuer­te nada mejor que la acti­vi­dad del comi­té mix­to una ins­ti­tu­ción que fun­cio­na en San­ta Fe, ya que cada diri­gen­te en cada esta­ble­ci­mien­to cono­ce cómo desa­rro­llar un espa­cio segu­ro y saludable».

Para Gómez (AEC), el rol del Esta­do como garan­te de los dere­chos labo­ra­les, en esta coyun­tu­ra es cla­ve. «Debe inter­ve­nir en esta situa­ción espe­cial», dijo y plan­teó que en muchos rubros «hay un cam­bio uni­la­te­ral a incon­sul­to de las con­di­cio­nes labo­ra­les o sala­ria­les y fren­te a esto tie­ne que estar el Minis­te­rio de Tra­ba­jo actuan­do», agre­gó el diri­gen­te mer­can­til para evi­tar «avi­va­das» mucho más cuan­do «el Esta­do tan­to nacio­nal como pro­vin­cial y muni­ci­pal puso a dis­po­si­ción de los comer­cian­tes herra­mien­tas para poder ayu­dar ante esta situación».

Aun así, no des­co­no­ció la com­ple­ja tra­ma eco­nó­mi­ca que se ave­ci­na y dijo que «fren­te a esta com­ple­ji­dad tie­ne que haber un ida y vuel­ta con las dis­tin­tas ins­tan­cias ofi­cia­les, sin­di­ca­les y empresariales».

El Minis­te­rio de Tra­ba­jo de la pro­vin­cia que con­du­ce Rober­to Suker­man habi­li­tó una nue­va vía de comu­ni­ca­ción para reci­bir con­sul­tas y denun­cias por sus­pen­sio­nes, des­pi­dos, pagos de sala­rios y con­di­cio­nes en el desa­rro­llo del tra­ba­jo a tra­vés de un correo elec­tró­ni­co ([email protected]​santafe.​gov.​ar) una ins­tan­cia que per­mi­te a muchos tra­ba­ja­do­res que están teme­ro­sos por sus fuen­tes de tra­ba­jo o sin cober­tu­ra sin­di­cal, rea­li­zar la denun­cia ante el orga­nis­mo oficial.

Pero ade­más, abrió una ins­tan­cia de nego­cia­ción tri­par­ti­ta —media­da por el Esta­do— que será cla­ve en los nue­vos tiem­pos ya que la cri­sis labo­ral no sólo afec­ta­rá a empre­sas con espal­das para con­ti­nuar con la acti­vi­dad, sino las peque­ñas y micro que, pese a los esfuer­zos del Esta­do están enfren­tan­do serios incon­ve­nien­tes para acce­der a los bene­fi­cios financieros.

«Todos los para­dig­mas van a cam­biar», dijo Sar­mien­to, el titu­lar de Fis­fe al ana­li­zar el día des­pués del ais­la­mien­to obli­ga­to­rio y el gol­pe de la pan­de­mia sobre la socie­dad y la eco­no­mía. «Cam­bia­rá el esce­na­rio comer­cial, la deman­da y la ofer­ta y segu­ra­men­te habrá que sen­tar­se de nue­vo a dia­lo­gar para que dis­tri­bu­ción de las pér­di­das sea equi­ta­ti­va, tan­to para tra­ba­ja­do­res como para las empre­sas», dijo.

En ese sen­ti­do, Cerra plan­teó que «lo que se ave­ci­na eco­nó­mi­ca­men­te es real­men­te muy com­pli­ca­do, y fren­te a esto, el gobierno, los gre­mios y las empre­sas ten­dre­mos que tener la sufi­cien­te sabi­du­ría y con­cien­cia para poder explo­rar sali­das», dijo y vati­ci­nó que la dis­cu­sión pari­ta­ria que his­tó­ri­ca­men­te se agi­li­za en estos tiem­pos que­da­rá en un segun­do plano. «La pari­ta­ria tie­ne que ver con lle­var un pla­to de comi­da, pero si no hay tra­ba­jo no tene­mos pari­ta­ria, por eso no me ima­gino hoy el esce­na­rio de dis­cu­sión sala­rial, lo úni­co que ima­gino es ver como con­ser­va­mos los pues­tos de tra­ba­jo», sentenció.

La defen­sa del empleo y la paritaria

Así como el gobierno nacio­nal dejó en un segun­do plano la rene­go­cia­ción de la deu­da, que se plan­tea­ba como el obje­ti­vo prio­ri­ta­rio ape­nas asu­mió Alber­to Fer­nán­dez, para algu­nos gre­mios la dis­cu­sión pari­ta­ria de este año segui­rá el mis­mo camino. “Hoy esta­mos abo­ca­dos exclu­si­va­men­te a ver cómo pode­mos con­ser­var los pues­tos de tra­ba­jo”, dijo el abo­ga­do de la UOM local, Pablo Cerra y dijo que no se tra­ta de un “jui­cio de valor” sino de “algo mera­men­te des­crip­ti­vo de la reali­dad”. En este esce­na­rio para el abo­ga­do la prio­ri­dad es “tra­tar de evi­tar las empre­sas cie­rren y lograr que los tra­ba­ja­do­res ten­gan tra­ba­jo”. En cam­bio, des­de la posi­ción de la Cen­tral de Tra­ba­ja­dorxs de la Argen­ti­na Autó­no­ma (CTAA) regio­nal Rosa­rio. “Las pari­ta­rias no pue­den espe­rar, por­que en el dere­cho al sala­rio digno se jue­ga tam­bién el dere­cho a la salud”, dijo la orga­ni­za­ción en un comunicado.

CTAA: “Las pari­ta­rias no pue­den esperar”

La emer­gen­cia por la pan­de­mia no sólo puso el aler­ta sobre las fuen­tes de tra­ba­jo que se pier­den, sino ade­más sobre las con­di­cio­nes del empleo en la región. En ese mar­co, la Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res de la Argen­ti­na Autó­no­ma (CTAA) regio­nal Rosa­rio plan­teó que, ante la cri­sis sani­ta­ria, “no pue­de sos­la­yar­se que la per­ca­ri­za­ción labo­ral vul­ne­ra­bi­li­za con­tin­gen­tes enor­mes, tan­to en el sec­tor públi­co como pri­va­do, expo­nién­do­los a mayo­res ries­gos de mane­ra mul­ti­fo­cal (por caren­cia de sala­rios dig­nos, fal­ta de ele­men­tos de segu­ri­dad, jor­na­das exten­di­das sin con­trol, vio­la­ción de decre­tos y nor­ma­ti­vas, etcétera).

En ese mar­co, ape­lan al cum­pli­mien­to de la ley 12.913÷2008 de comi­tés mix­tos de segu­ri­dad e higie­ne. “Des­de la CTAA Rosa­rio vamos a sos­te­ner las luchas, la pelea por las con­quis­tas de dere­chos”, dijo el tex­to y seña­ló que “las pari­ta­rias no pue­den espe­rar, por­que en el dere­cho al sala­rio digno se jue­ga tam­bién el dere­cho a la salud”.

Sólo el Pue­blo sal­va­rá al Pueblo.

Es nece­sa­rio sumar a las orga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les y socia­les en los equi­pos de tra­ba­jo que defi­nen y apli­can medi­das en la emer­gen­cia sani­ta­ria.
Sólo la comu­ni­dad orga­ni­za­da podrá sor­tear está cri­sis y los desa­fíos del futu­ro con jus­ti­cia social. 

Des­de #SIBSA jun­to a las Socie­da­des Cien­tí­fi­cas, Orga­ni­za­cio­nes de la Socie­dad Civil y Uni­ver­si­da­des, aba­jo fir­man­tes, expre­sa­mos nues­tro repu­dio ante todo acto de dis­cri­mi­na­ción, como los que afec­tan al per­so­nal de salud. 

PANDEMIA EN EL HOSPITAL

Hos­pi­tal Álva­rez: “Espe­ra­ba un kit de segu­ri­dad y me die­ron una lámina”

Tra­ba­ja­do­res del hos­pi­tal nos dan sus tes­ti­mo­nios e imá­ge­nes que no pue­den dar más que rabia. Así cui­dan al per­so­nal de salud en la CABA, la ciu­dad más rica del país.

Por Lud­mi­la Mena Téc­ni­ca en Hemo­te­ra­pia e inmunohematología 

Una tra­ba­ja­do­ra nos comen­ta­ba cómo están vivien­do la pan­de­mia y con indig­na­ción decía: “Nos hacen hacer una fila para entre­gar­nos un supues­to kit para el coro­na­vi­rus, me die­ron un sobre de made­ra con una lámi­na tras­lu­ci­da aden­tro, para que des­pués según indi­ca­cio­nes vos mis­ma te armes una más­ca­ra facial.”

Pare­ce un chis­te, pero es la tris­te reali­dad que enfren­tan los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de la salud día a día, los que hace años sos­tie­nen el sis­te­ma de salud, a pesar de los gobier­nos que se dedi­ca­ron a pagar la deu­da exter­na a los bui­tres y al FMI, a cos­ta de des­fi­nan­ciar el sis­te­ma de salud, que hoy lle­ga en pési­mas con­di­cio­nes para enfren­tar una pan­de­mia de las carac­te­rís­ti­cas del COVID-19.

“Nos hacen hacer tre­men­da fila, pre­sen­tar el DNI como si no nos cono­cie­ran que somos emplea­dos del hos­pi­tal y a modo de bur­la nos dan una lámi­na. No hay bar­bi­jos N95, no hay cami­so­li­nes hemo­rre­pe­len­tes, no hay botas, no hay cofias, no hay anti­pa­rras, no hay nada, así nos cui­dan a los que cuidamos”.

El per­so­nal de salud, uno de los más expues­tos hoy en día, está abso­lu­ta­men­te des­cui­da­do. “Mi mamá me hizo una más­ca­ra de pro­tec­ción con una radio­gra­fía que lim­pió con lavan­di­na y con eso me protejo”.

Ante esta indig­nan­te situa­ción que se repi­te en todos los hos­pi­ta­les, les rea­li­za­mos algu­nas pre­gun­tas a tra­ba­ja­do­res de este hos­pi­tal. Com­par­ti­mos algu­nas de sus res­pues­tas, res­guar­dan­do su iden­ti­dad para que no sean sancionadas.

LID: ¿Cuál es la situa­ción actual del hos­pi­tal en cuan­to los ele­men­tos de pro­tec­ción per­so­nal e insu­mos básicos?

O: “La situa­ción es con­fu­sa debi­do a que el Direc­tor Médi­co, los jefes de depar­ta­men­to, de divi­sión y de uni­dad, dicen que hay de todo, pero des­pués escu­chas a cole­gas, com­pa­ñe­ras enfer­me­ras y téc­ni­cos que les esca­ti­man o reta­cean los elementos”.

M: “Si soli­ci­tas con una rece­ta alcohol en gel, te dan uno solo por ser­vi­cio, si es que hay, y por lo gene­ral no hay, lo mis­mo pasa con el jabón y con las toa­llas de papel.

LID: ¿Cuál es la reali­dad de la tera­pia del hos­pi­tal? ¿Cuán­tas camas tie­nen? ¿Cuán­tas están ocu­pa­das? ¿Qué con­di­cio­nes labo­ra­les tienen?

O: “Hay 5 camas ocu­pa­das de 8 en total. El hos­pi­tal es chi­co, con 262 camas de baja com­ple­ji­dad, con pocas camas de tera­pia. Reco­mien­dan tener el 10% de la dotación”.

M: “En la tera­pia tenía­mos dos pacien­tes con COVID posi­ti­vo. A los com­pa­ñe­ros les pro­ve­ye­ron a tra­vés de dona­cio­nes más­ca­ras facia­les. Los bar­bi­jos que les da el hos­pi­tal no son N95 sino comu­nes, se ponen boti­tas y cami­so­lín celes­te que son descartables”.

LID: ¿Cómo tra­ba­jan gene­ral­men­te? ¿Cuán­tos enfer­me­ros hay cada cuán­tos pacien­tes? ¿Cuán­tas horas trabajan?

O: “Tan­to en salas gene­ra­les como en áreas cerra­das siem­pre fal­tan enfermeras”.

M: “Por lo gene­ral, la can­ti­dad de pacien­tes exce­de a la de enfer­me­ras. Hay ser­vi­cios en los que hay 10 pacien­tes por enfer­me­ra. Por ejem­plo, en trau­ma­to­lo­gía cuan­do está lleno, son 24 pacien­tes para 2 enfer­me­ras que tra­ba­jan 10 horas noche por medio.

LID: ¿Han incor­po­ra­do per­so­nal nue­vo por la cri­sis sanitaria?

O: “Que yo sepa no se han incorporado”.

M: “No sólo no se incor­po­ró, sino que los 30 mil que Alber­to Fer­nán­dez había anun­cia­do que nos iban a dar, al final van a ser 20 mil y en 4 cuo­tas de 5 mil pesos por mes, no vaya a ser cosa que nos vaya­mos de vacaciones”.

LID: ¿Se ha toma­do algu­na medi­da fren­te a esta crisis?

M: “La úni­ca medi­da que se tomó fue dar­nos a cada turno una peque­ña cla­se de bio­se­gu­ri­dad, en don­de nos ense­ñan a uti­li­zar el mate­rial, cosa que es total­men­te irri­so­ria por­que te dicen que tenés que entrar a una habi­ta­ción con botas, cami­so­lín, bar­bi­jo, cofia, dos o tres pares de guan­tes y des­car­tar todo antes de salir de la habi­ta­ción, por lo cual debe­ría­mos tener un equi­po de esos por pacien­te. La reali­dad es que cuan­do vos vas a la sala tenés un sólo cami­so­lín que no es hemo­rre­pe­len­te y tenés que aten­der a todos los pacien­tes con el mis­mo y con mucha suer­te tenés dos bar­bi­jos por turno”.

LID: ¿Qué dicen los sindicatos?

O: “SUTECBA nada. Aso­cia­ción de pro­fe­sio­na­les nada. La filial de Médi­cos Muni­ci­pa­les del Álva­rez solo tie­ne reunio­nes a dia­rio siguien­do los acon­te­ci­mien­tos”.
M: “El sin­di­ca­to está total­men­te des­apa­re­ci­do, no apa­re­ció nadie a pre­gun­tar­nos cómo esta­mos, si nos fal­tan cosas, si esta­mos bien o mal.”

LID: ¿Hay pro­fe­sio­na­les contagiados?

M: “Hay médi­cos que ya con­tra­je­ron el virus, que estu­vie­ron en con­tac­to con pacien­tes y con cole­gas infec­ta­dos. Estu­vi­mos aten­dien­do pacien­tes que los ingre­sa­mos sin saber que eran futu­ros COVID, y tuvie­ron que ais­lar com­pa­ñe­ros de car­dio, por ejem­plo. Aho­ra tene­mos una médi­ca que está inter­na­da con COVID posi­ti­vo y tene­mos todo el plan­tel del turno maña­na de trau­ma­to­lo­gía con ais­la­mien­to, per­so­nal de enfer­me­ría y resi­den­tes, espe­ran­do el resul­ta­do, por­que la médi­ca con­tra­jo el virus en otra ins­ti­tu­ción don­de tra­ba­ja, com­par­tió jor­na­da labo­ral con sus com­pa­ñe­ros del hos­pi­tal, aten­dió gen­te, todo sin protección”.

LID: ¿Qué pen­sás del pro­yec­to de ley de Myriam Breg­man y Ale­jan­dri­na Barry sobre la nece­si­dad del tes­teo masi­vo y la cen­tra­li­za­ción de la salud en un sis­te­ma único?

O: “Me pare­ce bueno tes­tear a la mayor can­ti­dad de tra­ba­ja­do­res de la salud en con­tac­to con pacien­tes. Des­de el pun­to de vis­ta esta­dís­ti­co es bueno tener una gran can­ti­dad de tes­teo, pero debi­do a la fal­ta de recur­sos debe­ría­mos tes­tear a los tra­ba­ja­do­res de la salud en con­tac­to con pacientes”.

M: “El pro­yec­to me pare­ce exce­len­te, pero pien­so que si no nos dan ni un cami­so­lín por pacien­te menos nos van a hacer tes­teos masi­vos. Sería lo ideal, oja­lá fue­se así, esta­mos ante una pandemia”.

Esta es la reali­dad de boca de quie­nes la viven día a día. Es nece­sa­rio que tan­to el GCBA como el Gobierno Nacio­nal aumen­ten el pre­su­pues­to des­ti­na­do a la salud públi­ca, imple­men­ten el tes­teo al per­so­nal de salud y pro­vean de todos los ele­men­tos de bio­se­gu­ri­dad que, con cinis­mo, anun­ció la Sub­se­cre­ta­ria de Aten­ción Hos­pi­ta­la­ria de Bue­nos Aires, ex Direc­to­ra del Hos­pi­tal Álva­rez, Dra. Cor­de­ro, quien dijo que era nece­sa­rio imple­men­tar el uso de bar­bi­jos y más­ca­ra de pro­tec­ción facial en todo el per­so­nal de salud y un equi­po de pro­tec­ción per­so­nal com­ple­to a quie­nes atien­den pacien­tes posi­ti­vos, muy ale­ja­do de lo que nos cuen­tan los trabajadores.

Esto podría garan­ti­zar­se, por ejem­plo, si el Esta­do le die­ra tra­ba­jo a fábri­cas recu­pe­ra­das como Mady­graf, una grá­fi­ca bajo con­trol obre­ro que rees­truc­tu­ró su pro­duc­ción para pro­du­cir mas­ca­ri­llas y alcohol en gel.Tam­bién, se debe recon­ver­tir la indus­tria para poner todos los recur­sos al ser­vi­cio de enfren­tar la pandemia.

Es nece­sa­ria la uni­fi­ca­ción del sis­te­ma de salud para que todos los recur­sos estén a dis­po­si­ción de enfren­tar esta pan­de­mia, dejan­do de prio­ri­zar la ganan­cia de un puña­do de empre­sa­rios y ponien­do bajo órbi­ta del esta­do el sis­te­ma de pre­pa­gas y obras socia­les. A la vez que se haga una real inver­sión, des­ti­nan­do los millo­nes que se pagan en deu­da exter­na, a la mejo­ra y equi­pa­mien­to de todas las instituciones.

EL VIRUS DEL DÍA DESPUÉS
Ha lle­ga­do la hora de con­ta­giar el virus de una socie­dad alter­na­ti­va para el día después.

POR VICTORIO PAULÓN

Nos sen­ti­mos lejos de las fosas comu­nes de Nue­va York.

Vue­lan como aves de rapi­ña sobre los fon­dos del Esta­do. El gobierno de Alber­to y Cris­ti­na emi­te bille­tes para sub­si­dios, bonos, ali­men­tos, hos­pi­ta­les de cam­pa­ña, insu­mos médi­cos y ayu­das asis­ten­cia­les. Enfren­te una cater­va de mise­ra­bles bus­ca que­dar­se con esa pla­ta. Algu­nos for­ma­do­res de pre­cios o de la inter­me­dia­ción se la lle­van con los pre­cios de los ali­men­tos y de los pro­duc­tos de lim­pie­za. Los ban­cos chan­ta­jean para dar los prés­ta­mos suel­do a las pymes, y la indus­tria y el comer­cio quie­ren que mue­ran los que ten­gan que morir para que haya gen­te cir­cu­lan­do y com­pran­do en las calles.

Tal vez haya lle­ga­do la hora de con­ta­giar un virus que nos obli­gue a pen­sar una socie­dad alter­na­ti­va basa­da en for­mas de soli­da­ri­dad y coope­ra­ción para el día des­pués. Los argen­ti­nos aún no cae­mos en la dimen­sión del horror, no acep­ta­mos la inevi­ta­ble pan­de­mia con sus secue­las de dolor y ausen­cias en nues­tro terri­to­rio. Somos rebel­des ante la lle­ga­da de la enfer­me­dad y la muer­te a nues­tros com­pa­ñe­ros, her­ma­nos, fami­lia. Vivi­mos el encie­rro y el ais­la­mien­to, somos pri­sio­ne­ros de len­tos via­jes al labu­ro en espe­ra de los con­tro­les, sopor­ta­mos una sar­ta de empre­sa­rios mise­ra­bles que se nie­gan a ceder sus pri­vi­le­gios. Los medios de comu­ni­ca­ción se esfuer­zan por difun­dir un cli­ma de páni­co por el virus, y pro­vo­can un esta­do de con­mo­ción del cual es impo­si­ble sus­traer­se. Nos sen­ti­mos lejos de las fosas comu­nes de Nue­va York.

Como lo ha seña­la­do el filó­so­fo ita­liano Fran­co “Bifo” Berar­di: “Ima­gi­ne­mos una posi­bi­li­dad que has­ta ayer pare­cía impen­sa­ble: redis­tri­bu­ción del ingre­so, reduc­ción del tiem­po de tra­ba­jo, inver­sión de ener­gías de la socie­dad en cien­cia, edu­ca­ción, salud. Aún no sabe­mos cómo sal­dre­mos de la pes­te del Covid-19 cuyas con­di­cio­nes de expan­sión fue­ron crea­das por los recor­tes a la salud públi­ca del neo­li­be­ra­lis­mo. (…) Es un sal­to men­tal que nin­gu­na pré­di­ca polí­ti­ca habría podi­do pro­du­cir. La igual­dad ha vuel­to al cen­tro de la esce­na. Ima­gi­né­mos­la como el pun­to de par­ti­da para el tiem­po que ven­drá”. Berar­di dic­ta cla­ses en la Uni­ver­si­dad de Bolog­na, epi­cen­tro ita­liano de la enfermedad.

El Gran Her­mano y los nego­cios turbios

“Mal­di­ta poli­cía”: Boto­nes des­cha­va­dos en vivo por la cama­ri­ta del celu fue­ron desafectados.

Ya nada será igual exis­tien­do en cada celu­lar una cáma­ra. El Gran Her­mano tele­fó­ni­co en manos de un tra­ba­ja­dor del fri­go­rí­fi­co Pen­ta de Quil­mes trans­mi­tió en vivo el jue­ves a la tar­de para Cró­ni­ca HD, des­de la Roton­da de Pas­co. Mos­tró en deta­lle la bru­ta­li­dad repre­si­va poli­cial con sus con­sa­bi­das balas de goma, palos y con efec­ti­vos des­co­no­cien­do las medi­das sani­ta­rias más ele­men­ta­les. De inme­dia­to, el gobierno pro­vin­cial des­afec­tó a los poli­cías que repri­mie­ron a los tra­ba­ja­do­res reu­ni­dos en asam­blea (viven en barrios adya­cen­tes y habían lle­ga­do a pie al fren­te de la empre­sa para defen­der su fuen­te de tra­ba­jo). La medi­da se dis­pu­so a tra­vés de la Audi­to­ría Gene­ral de Asun­tos Inter­nos que depen­de del Minis­tro de Segu­ri­dad, Ser­gio Ber­ni. Fue deci­di­da por el gober­na­dor Axel Kici­llof en con­cor­dan­cia con lo mani­fes­ta­do por la inten­den­ta de Quil­mes, May­ra Men­do­za, quien repu­dió enér­gi­ca­men­te el accio­nar vio­len­to de la Poli­cía. La auto­no­mía de la Bonae­ren­se (no hubo nin­gu­na orden de repri­mir) apa­re­ce impú­di­ca a tra­vés de acuer­dos bajo la man­ga rea­li­za­dos por apor­tan­tes a la “coope­ra­do­ra poli­cial” del des­ta­ca­men­to corres­pon­dien­te, que uti­li­zan efec­ti­vos como mano de obra de tin­te para­po­li­cial para impo­ner­se ante los recla­mos obre­ros. Esta vez las cáma­ras de Gran Her­mano escra­cha­ron con su cáma­ra sor­pre­sa a efec­ti­vos de la Comi­sa­ría 5ª de La Caña­da, Quil­mes Oeste.

El inven­tor de “Car­ne para Todos”, Ricar­do Bruz­ze­se, se pre­sen­ta como “geren­cia­dor y no due­ño” del fri­go­rí­fi­co y según la perio­dis­ta Gra­cie­la Moreno, se mues­tra infle­xi­ble. “La plan­ta tie­ne orden de des­alo­jo. No habrá des­pi­dos, se irá a la quie­bra. La idea es que vinie­ran a tomar­la otros empre­sa­rios, pero con este pro­ble­ma no podrá ser, no sé cómo vol­ve­rán los clien­tes”. Los dele­ga­dos lo denun­cian como un per­so­na­je mafio­so que “siem­pre hace lo mis­mo, en el fri­go­rí­fi­co La Hue­lla inven­tó que los dele­ga­dos eran extor­sio­na­do­res. Acá no va a pasar, todos sabe­mos cómo actuar y nues­tro recla­mo es para defen­der los dere­chos de los tra­ba­ja­do­res que en medio de esta pan­de­mia no cobra­ron sus suel­dos y aho­ra están sin tra­ba­jo y sin saber cómo segui­rán. Pedi­mos la inter­ven­ción del Minis­te­rio, no nos alcan­za con que lo mul­ten, que­re­mos trabajar».

El extra­ño epi­so­dio, un sal­to cua­li­ta­ti­vo en la acti­tud empre­sa­ria de des­dén por el decre­to pre­si­den­cial que impi­de des­pi­dos y sus­pen­sio­nes, lle­ga tras una audien­cia de con­ci­lia­ción don­de se lla­mó a las par­tes a con­ti­nuar nego­cian­do por los empleos de 250 tra­ba­ja­do­res que están sin poder cobrar su suel­do pese a per­te­ne­cer a una acti­vi­dad con­si­de­ra­da esen­cial. La reu­nión fue enca­be­za­da por la inten­den­ta de Quil­mes, May­ra Men­do­za, y par­ti­ci­pó el direc­tor pro­vin­cial de Dele­ga­cio­nes Regio­na­les del Minis­te­rio de Tra­ba­jo, Miguel Funes, que le trans­mi­tió a la jefa comu­nal la situa­ción que atra­vie­san los tra­ba­ja­do­res del fri­go­rí­fi­co, “ya que el titu­lar de la empre­sa hace dos sema­nas que no per­mi­te el ingre­so del per­so­nal a su lugar de tra­ba­jo, no abo­nó los suel­dos ni aca­tó la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria”. En la reu­nión se acor­dó insis­tir con las pre­sen­ta­cio­nes lega­les ante el Minis­te­rio de Tra­ba­jo de la Nación y de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires y la bús­que­da de una solu­ción al con­flic­to”, remar­ca­ron des­de el Muni­ci­pio. Pero Bruz­ze­se fue a fon­do con su estra­te­gia vio­len­ta y man­dó a “su” poli­cía. Con la inten­den­ta de Quil­mes a la cabe­za, la ola de repu­dio y con­de­na inun­dó las redes y sal­tó a los medios. La inter­sin­di­cal de dere­chos huma­nos, los orga­nis­mos de dere­chos huma­nos y la mayo­ría de los espa­cios demo­crá­ti­cos hicie­ron escu­char sus voces de condena.

Más mie­do por la comi­da que por la salud

Refe­ren­tes de la CTA del Conur­bano pro­fun­do cuen­tan a quien los quie­ra escu­char una reali­dad ape­nas vis­lum­bra­da en los medios. “Los com­pa­ñe­ros están reca­lien­tes por­que el empre­sa­ria­do no le dio cin­co de bola al pedi­do de ‘ganen un poco menos’ de Alber­to Fer­nán­dez”. Afir­man que “el tsu­na­mi de des­cuen­tos en los suel­dos dejó a los barrios sin un man­go y ter­mi­nó de liqui­dar las expec­ta­ti­vas de hacer una reser­va de ali­men­tos para los tiem­pos peo­res que se vie­nen”. La bur­gue­sía gran­de, media­na y chi­ca se tiró de pan­za sobre sus dine­ros cla­man­do por su dere­cho a la pro­pie­dad al mis­mo tiem­po que recla­man sub­si­dios para socia­li­zar las pér­di­das. Modes­tos obre­ros de la cons­truc­ción o per­so­nas del ser­vi­cio domés­ti­co, jar­di­ne­ros y mecá­ni­cos, se vie­ron de un día para otro sin un man­go, has­ta que los varo­nes empe­za­ron a ir a los come­do­res, que se lle­na­ron. En Quil­mes y La Matan­za se con­vo­có a los mili­ta­res a dis­tri­buir racio­nes de comi­da en los barrios peri­fé­ri­cos.

Hubo momen­tos de ten­sión por la fal­ta de luga­res para comer y cir­cu­la el tup­per de “deli­very pike­te­ro” para que los vie­jos se que­den en casa. “Lo que más bron­ca da es que gran­des mar­cas como McDonald’s (la que puso un local en la Villa 31), Bur­ger King o Gar­ba­rino se hagan los pobre­ci­tos y dejen tira­da a la gen­te”, afir­man. Las empre­sas de comi­das rápi­das Star­bucks , Bur­ger King y McDonald’s paga­ron menos del 50% del sala­rio de mar­zo a sus tra­ba­ja­do­res. Fue­ron afec­ta­dos unos 25.000 emplea­dos de todo el país.

Una ten­sa cal­ma defi­ne el ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio (ASPO) en las calles de Flo­ren­cio Vare­la o Villa Cons­truc­to­ra en La Matan­za. Los más pre­vi­so­res advier­ten sobre el temor de que “en unos días no va a haber nada para comer”. Las fami­lias nume­ro­sas que atra­vie­san tres o cua­tro gene­ra­cio­nes no pue­den per­ma­ne­cer en el encie­rro de pie­zas de 3×2 sin revo­que y a con­tra­pi­so ali­sa­do y salen a la vere­da de las calles trans­ver­sa­les a las ave­ni­das. Se jue­ga en los pasi­llos y patios inter­nos por­que “gra­cias a dios no hizo frío y solo llo­vió dos o tres veces en estos días”, apun­tan miran­do al cie­lo. Los com­pa­ñe­ros seña­lan que “los pre­cios se dis­pa­ra­ron y la gen­te se deses­pe­ra cuan­do no le alcan­za”. En el barrio San Ambro­sio, de Bella Vis­ta, “se ve muy poca gen­te, les chi­ques ape­nas se ven en las calles, se sale a com­prar duran­te la maña­na para el día, no se ven abue­los por las calles, los úni­cos que se pue­de ver cami­nan­do son los jóve­nes de 20 a 40 años que hacen las compras”.

El temor al con­ta­gio calla los par­lan­tes de cum­bia y músi­ca lito­ra­le­ña y el silen­cio lle­na de dra­ma­tis­mo las calles. Ape­nas se escu­cha músi­ca para dejar tes­ti­mo­nio de que es fin de sema­na. “La pla­ta se va volan­do, así como se cobra se gas­ta en ali­men­tos de los más bási­cos. Hay mucha angus­tia y se repi­ten las pre­gun­tas sobre nove­da­des por el cobro del ingre­so fami­liar de emer­gen­cia (IFE) o del plus de los coope­ra­ti­vis­tas que pin­ta­ron escue­las en febre­ro y mar­zo. Todos están aten­tos a pes­car un bille­te, pero no hay ven­de­do­res ambu­lan­tes de pan case­ro o chi­pa­ci­tos por mie­do al deco­mi­so. Se arman ferias iti­ne­ran­tes para mal­ven­der lo que haya en casa y hacer unos man­gos para comer por un día. Están un par de horas, ven­den, hacen can­je, o lo que pue­dan y reco­gen todo para ir ahí nomás, al barrio de al lado.” Sin bar­bi­jos, sin dis­tan­cias, sin mie­do. Sin Esta­do. Por necesidad.

El sus­to es más por lo eco­nó­mi­co que por lo sani­ta­rio “Todo está muy con­te­ni­do”, dicen en Almi­ran­te Brown. Hay con­fian­za en la polí­ti­ca sani­ta­ria que rela­ta la doc­to­ra Car­la Viz­zio­ti, voce­ra de la cal­ma y la serie­dad en el día a día. No alcan­za, muchos pien­san que el Pre­si­den­te debe poner­le un fin a la cos­tum­bre de los empre­sa­rios de que­dar­se con todo. “El IFE para aque­llos sec­to­res de la eco­no­mía infor­mal que has­ta el momen­to no reci­bían ayu­da esta­tal, más los refuer­zos de la AUH, el sala­rio social, las pen­sio­nes, alcan­za para unos diez días. Esto va para lar­go», pien­san, y no se des­ani­man. Saben que no alcanza.

Los que echan y los que desechan

Techint con­cre­tó la des­vin­cu­la­ción de alre­de­dor de 1.500 tra­ba­ja­do­res de sus obras par­ti­cu­la­res en Tucu­mán, Bue­nos Aires y Neu­quén tras lle­gar a un acuer­do con Gerar­do Mar­tí­nez, secre­ta­rio gene­ral de los alba­ñi­les, un hom­bre de esca­sa fir­me­za a la hora de resis­tir los des­pi­dos aje­nos. Un duro gol­pe para la polí­ti­ca de man­te­ner el empleo que sos­tie­ne el gobierno. Ali­nea­das tras la polí­ti­ca de Pao­lo Roc­ca siguen las empre­sas side­rúr­gi­cas, que pre­ten­den poner en fun­cio­na­mien­to las diver­sas plan­tas. La comi­sión inter­na de Acin­dar de Villa Cons­ti­tu­ción denun­cia pre­sio­nes y ame­na­zas para arran­car con la pro­duc­ción. Otro mul­ti­mi­llo­na­rio con nego­cios en decli­ve, el her­mano Miguel (de Mar­cos Gal­pe­rín, migran­te a Uru­guay, y due­ño de Mer­ca­do Libre), exhi­bió la paté­ti­ca mise­ra­bi­li­dad de los gran­des empre­sa­rios en la Argen­ti­na. El dipu­tado Itai Hag­man denun­ció que Sade­sa, la cur­tiem­bre de la fami­lia que pro­vee cue­ros a Nike y Adi­das, des­pi­de per­so­nal por car­ta docu­men­to pese al decre­to de Alberto.

La fami­lia mul­ti­mi­llo­na­ria Gal­pe­rín, des­pi­de tra­ba­ja­do­res de su cur­tiem­bre en Fiorito.

La diri­gen­te docen­te de Chu­but Gladys Friol afir­ma que “la pro­vin­cia es un her­vi­de­ro: aun no ter­mi­na­mos de cobrar el mes de febre­ro. Enci­ma Fede­ri­co Maz­zo­ni como minis­tro de Segu­ri­dad se está man­dan­do muchos mocos. Pusie­ron la res­tric­ción para salir a com­prar de acuer­do al núme­ro de docu­men­to: par unos días e impar otros. Te paran en la calle y si sos núme­ro par y es día para impa­res te lle­van en cana, te secues­tran el auto. Hay varias denun­cias de abu­sos den­tro de las comi­sa­rías, muje­res a las que hicie­ron des­nu­dar. En la salud están como noso­tros, nos deben dos meses pero labu­ran igual por­que son cons­cien­tes de la situa­ción”. El gober­na­dor Mariano Arcio­ni no renun­cia a su polí­ti­ca de escar­mien­to sobre una pobla­ción que no se resig­na a vivir sin cobrar sus sueldos.

Una reu­nión vir­tual de diri­gen­tes de ATE de todos los fren­tes afec­ta­dos por la situa­ción de CABA eva­luó con dure­za que la com­bi­na­ción entre den­gue y Covid-19, un cóc­tel explo­si­vo para los tra­ba­ja­do­res y la socie­dad, no se per­ci­be como noti­cia urgen­te. El dis­tri­to más rico del país no está abas­te­cien­do de insu­mos y de ele­men­tos de pro­tec­ción a los tra­ba­ja­do­res. En el con­tex­to de la pan­de­mia, los diri­gen­tes esta­ta­les de los tra­ba­ja­do­res emplea­dos en el terri­to­rio gober­na­do por Hora­cio Larre­ta mani­fies­tan su preo­cu­pa­ción por los com­pa­ñe­ros del sec­tor salud, los que asis­ten en cen­tros de cui­da­dos, y quie­nes tra­ba­jan en asis­ten­cia gene­ral. “Al igual que en el Mal­brán, Coni­cet y todos los sec­to­res que están a des­ta­jo tra­ba­jan­do en equi­pos mul­ti­dis­ci­pli­na­rios, los aplau­sos reco­no­cen, pero hay que sumar­les con­di­cio­nes y sala­rios. Es impres­cin­di­ble que los eva­so­res y blan­quea­do­res, pon­gan recur­sos. Es una medi­da que ban­ca­mos, el nues­tro no es un sin­di­ca­to que vaya a decla­rar un paro un jue­ves san­to en un esce­na­rio de extre­ma deli­ca­de­za, quien lo hace des­nu­da las mise­rias huma­nas de un sin­di­ca­lis­mo care­ta que fin­ge luchar”.

Las 2.200 per­so­nas enfer­mas de den­gue cons­ti­tu­yen una cifra récord silen­cia­da has­ta la sor­di­na por la pren­sa en el dis­tri­to capi­ta­lino, en espe­cial la zona de Flo­res Sur. La evi­den­te fal­ta de insu­mos pro­vis­tos por la patro­nal super­mer­ca­dis­ta enca­be­za­da por Alfre­do Coto ya tie­ne sus pri­me­ras víc­ti­mas y baja per­sia­nas por “desin­fec­ción”, lo que pue­de resul­tar de alto cos­to sani­ta­rio. Según el dia­rio BAE hay al menos cin­co casos de coro­na­vi­rus entre tra­ba­ja­do­res de las gran­des cade­nas de super­mer­ca­dos de CABA: uno en Coto Once, fren­te a Pla­za Mise­re­re; tres en el Coto de Reco­le­ta, de French y Puey­rre­dón, y un quin­to caso en el Carre­four Express de Cór­do­ba y Ecua­dor. La coti­dia­ni­dad del tra­to con miles de clien­tes pone en ries­go a los tra­ba­ja­do­res y exi­ge un esfuer­zo mayor en la segu­ri­dad. Entre los volun­ta­rios de los vue­los de repa­tria­ción hay al menos dos tri­pu­lan­tes con­ta­gia­dos. La enfer­me­dad ya está entre noso­tros. Miles de con­ta­gia­dos pro­du­ci­rán muchas muer­tes y dolor.

Coto y su sin­di­ca­lis­ta Ramón Muer­za pro­tes­tan con­tra el cie­rre por abu­sos de precios.

El fin de la dic­ta­du­ra finan­cie­ra planetaria

“Hemos enca­ra­do el aná­li­sis de la pro­fun­da meta­mor­fo­sis del sis­te­ma polí­ti­co duran­te el pre­do­mi­nio del nue­vo patrón de acu­mu­la­ción sus­ten­ta­do en la valo­ri­za­ción finan­cie­ra del capi­tal» (Basual­do, 2001). Este plan­teo reto­mó los apor­tes rea­li­za­dos por Anto­nio Grams­ci acer­ca del ‘trans­for­mis­mo’, el cual alu­de a una situa­ción en que la cla­se domi­nan­te ejer­ce el con­sen­so en la super­es­truc­tu­ra, sin modi­fi­car las con­di­cio­nes de vida de los sec­to­res socia­les subal­ter­nos, median­te la hege­mo­nía que ejer­cen los inte­lec­tua­les orgá­ni­cos de la cla­se domi­nan­te sobre los inte­lec­tua­les del res­to de los sec­to­res socia­les, defi­nien­do una situa­ción que no nece­sa­ria­men­te es tran­si­to­ria sino que sur­ge como una alter­na­ti­va orgá­ni­ca de lar­go pla­zo. Este pare­ce enton­ces haber sido el moti­vo por el cual, a lo lar­go de las últi­mas déca­das, fue­ron coop­ta­dos cua­dros polí­ti­cos, diri­gen­tes sin­di­ca­les y socia­les, etc. que con­ser­va­ron, e inclu­so en algu­nos casos for­ta­le­cie­ron, sus lide­raz­gos debi­do al res­pal­do que encon­tra­ron en los sec­to­res de poder.

“Resul­ta inne­ga­ble que su dise­ño abre­vó en las nue­vas con­di­cio­nes impe­ran­tes en la eco­no­mía mun­dial bajo la hege­mo­nía del neo­li­be­ra­lis­mo pero, al mis­mo tiem­po, tam­bién es indis­cu­ti­ble que asu­mió ras­gos idio­sin­crá­ti­cos loca­les que indi­can que se tra­tó de una ‘revan­cha cla­sis­ta’ sin pre­ce­den­tes his­tó­ri­cos en el país no sólo por el ejer­ci­cio de una repre­sión sin lími­tes sino tam­bién por sus carac­te­rís­ti­cas eco­nó­mi­cas, polí­ti­cas y socia­les» (Basual­do, 2009).

El pen­sa­mien­to del cate­drá­ti­co de His­to­ria y Eco­no­mía Eduar­do Basual­do refle­ja cabal­men­te la reali­dad que esta­mos vivien­do y su desa­rro­llo his­tó­ri­co. Expli­ca a su vez el com­por­ta­mien­to de las gran­des empre­sas, los des­pi­dos de Techint, las reba­jas sala­ria­les apli­ca­das por todos lados y los anun­cios sobre lo que vie­ne, que es más de lo mis­mo. Expli­ca asi­mis­mo la impa­ra­ble esca­la­da de los pre­cios, la resis­ten­cia a cual­quier medi­da que impli­que aumen­tar los apor­tes que deben hacer las gran­des for­tu­nas para paliar el mal momen­to y la lupa pues­ta sobre todas las deci­sio­nes guber­na­men­ta­les en la bús­que­da de algu­na falla por don­de entrar­le al Pre­si­den­te, que está tran­si­tan­do el pico más alto de apro­ba­ción a cua­tro meses de haber asu­mi­do en medio de una situa­ción caó­ti­ca agra­va­da por la pan­de­mia. Esta es la for­ma que adquie­re la dispu­ta polí­ti­ca en tiem­pos del coronavirus.

La impor­tan­cia de bus­car las cau­sas pro­fun­das del com­por­ta­mien­to anti­so­cial de los sec­to­res más con­cen­tra­dos del poder eco­nó­mi­co pre­ten­de ser un apor­te a ele­var el nivel del deba­te polí­ti­co rei­nan­te, que no es el plan­tea­do en tér­mi­nos de cons­pi­ra­ción, de des­es­ta­bi­li­za­ción sino que en reali­dad se tra­ta de esta­ble­cer un nue­vo orden mun­dial ante el ago­ta­mien­to de la dic­ta­du­ra finan­cie­ra pla­ne­ta­ria que repre­sen­ta el neo­li­be­ra­lis­mo. Este ago­ta­mien­to se pre­ci­pi­tó con la apa­ri­ción de la pan­de­mia y va a ir cam­bian­do día a día por­que en reali­dad no habrá un día des­pués ni aun cuan­do se logre la vacu­na. Tal vez haya un nue­vo esce­na­rio mun­dial don­de se van a expre­sar las deman­das pos­ter­ga­das y su des­tino esta­rá deter­mi­na­do por los logros de la resis­ten­cia popular.

Car­ta del Papa a los movi­mien­tos y orga­ni­za­cio­nes populares

Papa Fran­cis­co: «Tal vez sea tiem­po de un sala­rio universal»

El Papa Fran­cis­co escri­bió una car­ta don­de refle­xio­na y sos­tie­ne que «tal vez sea tiem­po de pen­sar un sala­rio uni­ver­sal” que reco­noz­ca y dig­ni­fi­que las nobles e insus­ti­tui­bles tareas de los movi­mien­tos sociales.

Papa Francisco

Foto: La ver­dad noticias

En la car­ta des­ta­ca que los movi­mien­tos popu­la­res son «un ver­da­de­ro ejér­ci­to invi­si­ble que pelea en las más peli­gro­sas trin­che­ras. Un ejér­ci­to sin más arma que la soli­da­ri­dad, la espe­ran­za y el sen­ti­do de la comu­ni­dad que rever­de­ce en estos días en los que nadie se sal­va solo». El sumo pon­tí­fi­ce, advier­te, que «a las peri­fe­rias no lle­gan las solu­cio­nes del mer­ca­do y esca­sea la pre­sen­cia del Esta­do. Tam­po­co uds. tie­nen los recur­sos para desa­rro­llar su fun­ción” y que son momen­tos don­de «se aca­ban todas las excu­sas para sos­te­ner privilegios».

Des­ta­ca la labor, de las muje­res de los come­do­res comu­ni­ta­rios, coci­nan­do deli­cio­sos gui­sos para cien­tos de niños y niñas, que «nun­ca apa­re­cen en los gran­des medios», tam­bién la tarea de la agri­cul­tu­ra fami­liar, que sigue «labran­do para pro­du­cir ali­men­tos sanos sin des­truir la natu­ra­le­za, sin aca­pa­rar­los, ni espe­cu­lar con la nece­si­dad del pueblo».

Fran­cis­co reco­no­ce, ade­más, la difi­cul­tad de que­dar­se en casa para «aquel que vive en una peque­ña vivien­da pre­ca­ria o direc­ta­men­te care­ce de techo, para los migran­tes, para las per­so­nas pri­va­das de liber­tad o para aque­llos que rea­li­zan un pro­ce­so de sana­ción por adicciones».

Dedi­ca un párra­fo tam­bién a los gobier­nos, espe­ran­do que com­pren­dan que «los para­dig­mas tec­no­crá­ti­cos (sean esta­do­cén­tri­cos, sean mer­ca­do­cén­tri­cos) no son sufi­cien­tes para abor­dar esta cri­sis ni los otros gran­des pro­ble­mas de la humanidad».

Tam­bién reco­no­ce que los movi­mien­tos socia­les han sido exclui­dos de los bene­fi­cios de la glo­ba­li­za­ción, «sin nin­gún tipo de garan­tías lega­les que los pro­te­ja. Ven­de­do­res ambu­lan­tes, los reci­cla­do­res, los ferian­tes, los peque­ños agri­cul­to­res, los cons­truc­to­res, los cos­tu­re­ros, los que rea­li­zan dis­tin­tas tareas de cuidado».

Advier­te, el Papa Fran­cis­co, que los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras infor­ma­les, inde­pen­dien­tes o de la eco­no­mía popu­lar, «no tie­nen sala­rio esta­ble para resis­tir este momento…y las cua­ren­te­nas se les hacen insoportables.»

El líder de la igle­sia cató­li­ca, refle­xio­na y dice enton­ces, que «tal vez sea tiem­po de pen­sar un sala­rio uni­ver­sal que reco­noz­ca y dig­ni­fi­que las nobles e insus­ti­tui­bles tareas que rea­li­zan; capaz de garan­ti­zar y hacer reali­dad esa con­sig­na tan huma­na y cris­tia­na: nin­gún tra­ba­ja­dor sin derechos».

Fina­li­za con­vo­can­do a pen­sar en «el des­pués», pro­po­ne pen­sar en el «pro­yec­to de desa­rro­llo humano inte­gral que anhe­la­mos, cen­tra­do en el pro­ta­go­nis­mo de los pue­blos en toda su diver­si­dad y el acce­so uni­ver­sal a esas tres T que uste­des defien­den: Tie­rra, Techo y Trabajo».

Espe­ra, que «este momen­to de peli­gro» per­mi­ta una con­ver­sión huma­nis­ta y eco­ló­gi­ca que ter­mi­ne con la ido­la­tría del dine­ro y pon­ga la dig­ni­dad y la vida en el cen­tro». Entien­de que nues­tra civi­li­za­ción com­pe­ti­ti­va e indi­vi­dua­lis­ta, con sus rit­mos de pro­duc­ción y con­su­mo, nece­si­ta repen­sar­se, regenerarse».

.

TEXTO COMPLETO DE LA CARTA DEL PAPA FRANCISCO

A los her­ma­nos y her­ma­nas de los movi­mien­tos y orga­ni­za­cio­nes populares

Que­ri­dos amigos

Con fre­cuen­cia recuer­do nues­tros encuen­tros: dos en el Vati­cano y uno en San­ta Cruz de la Sie­rra y les con­fie­so que esta «memo­ria» me hace bien, me acer­ca a ·uste­des, me hace repen­sar en tan­tos diá­lo­gos duran­te esos encuen­tros y en tan­tas ilu­sio­nes que nacie­ron y cre­cie­ron allí y muchos de ellas se hicie­ron reali­dad. Aho­ra, en medio de esta pan­de­mia, los vuel­vo a recor­dar de modo espe­cial y quie­ro estar­les cerca.

En estos días de tan­ta angus­tia y difi­cul­tad, muchos se han refe­ri­do a la pan­de­mia que sufri­mos con metá­fo­ras béli­cas. Si la lucha con­tra el COVID es una gue­rra, uste­des son un ver­da­de­ro ejér­ci­to invi­si­ble que pelea en las más peli­gro­sas trin­che­ras. Un ejér­ci­to sin más arma que la soli­da­ri­dad, la espe­ran­za y el sen­ti­do de la comu­ni­dad que rever­de­ce en estos días en los que nadie se sal­va solo. Uste­des son para mí, como les dije en nues­tros encuen­tros, ver­da­de­ros poe­tas socia­les, que des­de las peri­fe­rias olvi­da­das crean solu­cio­nes dig­nas para los pro­ble­mas más acu­cian­tes de los excluidos.

Sé que muchas veces no se los reco­no­ce como es debi­do por­que para este sis­te­ma son ver­da­de­ra­men­te invi­si­bles. A las peri­fe­rias no lle­gan las solu­cio­nes del mer­ca­do y esca­sea la pre­sen­cia pro­tec­to­ra del Esta­do. Tam­po­co uste­des tie­nen los recur­sos para rea­li­zar su fun­ción. Se los mira con des­con­fian­za por supe­rar la mera filan­tro­pía a tra­vés la orga­ni­za­ción comu­ni­ta­ria o recla­mar por sus dere­chos en vez de que­dar­se resig­na­dos espe­ran­do a ver si cae algu­na miga­ja de los que deten­tan el poder eco­nó­mi­co. Muchas veces mas­ti­can bron­ca e impo­ten­cia al ver las des­igual­da­des que per­sis­ten inclu­so en momen­tos don­de se aca­ban todas las excu­sas para sos­te­ner pri­vi­le­gios. Sin embar­go, no se encie­rran en la que­ja: se arre­man­gan y siguen tra­ba­jan­do por sus fami­lias, por sus barrios, por el bien común. Esta acti­tud de Uste­des me ayu­da, cues­tio­na y ense­ña mucho.

Pien­so en las per­so­nas, sobre todo muje­res, que mul­ti­pli­can el pan en los come­do­res comu­ni­ta­rios coci­nan­do con dos cebo­llas y un paque­te de arroz un deli­cio­so gui­so para cien­tos de niños, pien­so en los enfer­mos, pien­so en los ancia­nos. Nun­ca apa­re­cen en los gran­des medios. Tam­po­co los cam­pe­si­nos y agri­cul­to­res fami­lia­res que siguen labran­do para pro­du­cir ali­men­tos sanos sin des­truir la natu­ra­le­za, sin aca­pa­rar­los ni espe­cu­lar con la nece­si­dad del pue­blo. Quie­ro que sepan que nues­tro Padre Celes­tial los mira, los valo­ra, los reco­no­ce y for­ta­le­ce en su opción.

Qué difí­cil es que­dar­se en casa para aquel que vive en una peque­ña vivien­da pre­ca­ria o que direc­ta­men­te care­ce de un techo. Qué difí­cil es para los migran­tes, las per­so­nas pri­va­das de liber­tad o para aque­llos que rea­li­zan un pro­ce­so de sana­ción por adic­cio­nes. Uste­des están ahí, ponien­do el cuer­po jun­to a ellos, para hacer las cosas menos difí­ci­les, menos dolo­ro­sas. Los feli­ci­to y agra­dez­co de cora­zón. Espe­ro que los gobier­nos com­pren­dan que los para­dig­mas tec­no­crá­ti­cos (sean esta­do­cén­tri­cos, sean mer­ca­do­cén­tri­cos) no son sufi­cien­tes para abor­dar esta cri­sis ni los otros gran­des pro­ble­mas de la huma­ni­dad. Aho­ra más que nun­ca, son las per­so­nas, las comu­ni­da­des, los pue­blos quie­nes deben estar en el cen­tro, uni­dos para curar, cui­dar, compartir.

Sé que uste­des han sido exclui­dos de los bene­fi­cios de la glo­ba­li­za­ción. No gozan de esos pla­ce­res super­fi­cia­les que anes­te­sian tan­tas con­cien­cias. A pesar de ello, siem­pre tie­nen que sufrir sus per­jui­cios. Los males que aque­jan a todos, a uste­des los gol­pean doble­men­te. Muchos de uste­des viven el día a día sin nin­gún tipo de garan­tías lega­les que los pro­te­ja. Los ven­de­do­res ambu­lan­tes, los reci­cla­do­res, los ferian­tes, los peque­ños agri­cul­to­res, los cons­truc­to­res, los cos­tu­re­ros, los que rea­li­zan dis­tin­tas tareas de cui­da­do. Uste­des, tra­ba­ja­do­res infor­ma­les, inde­pen­dien­tes o de la eco­no­mía popu­lar, no tie­nen un sala­rio esta­ble para resis­tir este momen­to … y las cua­ren­te­nas se les hacen inso­por­ta­bles. Tal vez sea tiem­po de pen­sar en un sala­rio uni­ver­sal que reco­noz­ca y dig­ni­fi­que las nobles e insus­ti­tui­bles tareas que rea­li­zan; capaz de garan­ti­zar y hacer reali­dad esa con­sig­na tan huma­na y tan cris­tia­na: nin­gún tra­ba­ja­dor sin derechos.

Tam­bién qui­sie­ra invi­tar­los a pen­sar en «el des­pués» por­que esta tor­men­ta va a ter­mi­nar y sus gra­ves con­se­cuen­cias ya se sien­ten. Uste­des no son unos impro­vi­sa­dos, tie­ne la cul­tu­ra, la meto­do­lo­gía pero prin­ci­pal­men­te la sabi­du­ría que se ama­sa con la leva­du­ra de sen­tir el dolor del otro como pro­pio. Quie­ro que pen­se­mos en el pro­yec­to de desa­rro­llo humano inte­gral que anhe­la­mos, cen­tra­do en el pro­ta­go­nis­mo de los Pue­blos en toda su diver­si­dad y el acce­so uni­ver­sal a esas tres T que uste­des defien­den: tie­rra, techo y tra­ba­jo. Espe­ro que este momen­to de peli­gro nos saque del pilo­to auto­má­ti­co, sacu­da nues­tras con­cien­cias dor­mi­das y per­mi­ta una con­ver­sión huma­nis­ta y eco­ló­gi­ca que ter­mi­ne con la ido­la­tría del dine­ro y pon­ga la dig­ni­dad y la vida en el cen­tro. Nues­tra civi­li­za­ción, tan com­pe­ti­ti­va e indi­vi­dua­lis­ta, con sus rit­mos fre­né­ti­cos de pro­duc­ción y con­su­mo, sus lujos exce­si­vos y ganan­cias des­me­di­das para pocos, nece­si­ta bajar un cam­bio, repen­sar­se, rege­ne­rar­se. Uste­des son cons­truc­to­res indis­pen­sa­bles de ese cam­bio impos­ter­ga­ble; es más, uste­des poseen una voz auto­ri­za­da para tes­ti­mo­niar que esto es posi­ble. Uste­des saben de cri­sis y pri­va­cio­nes… que con pudor, dig­ni­dad, com­pro­mi­so, esfuer­zo y soli­da­ri­dad logran trans­for­mar en pro­me­sa de vida para sus fami­lias y comunidades.

Sigan con su lucha y cuí­den­se como her­ma­nos. Rezo por uste­des, rezo con uste­des y quie­ro pedir­le a nues­tro Padre Dios que los ben­di­ga, los col­me de su amor y los defien­da en el camino dán­do­les esa fuer­za que nos man­tie­ne en pie y no defrau­da: la espe­ran­za. Por favor, recen por mí que tam­bién lo necesito.

Fra­ter­nal­men­te, Ciu­dad del Vati­cano, 12 de abril de 2020, Domin­go de Pascua.

El Gre­mio Odon­to­ló­gi­co Argen­tino advier­te que hay 60.000 trabajadores/​as desempleados/​as

Des­de el Gre­mio Odon­to­ló­gi­co Argen­tino advier­ten que, aun­que acom­pa­ñan lo hecho por el gobierno argen­tino, han que­da­do afue­ra de “todas las medi­das dis­pues­tas por el Presidente”.

Dentistas

Foto: El Confidencia

Seña­lan que “la OMS el día 15 de mar­zo nos reti­ró de la aten­ción ya que somos unos de los mayo­res vec­to­res del Covid-19, gru­po de ries­go” y des­de ese enton­ces son 60.000 tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras des­em­plea­dos y que el Minis­te­rio de Salud no los inclu­ye en nin­gún pro­to­co­lo de aten­ción de ruti­na ni dijo la for­ma en que se irán incor­po­ran­do los tratamientos.

Expli­can tam­bién, en el comu­ni­ca­do, que al tra­ba­jar a menos de 50 cm del pacien­te, es una pro­fe­sión de ries­go, por lo que “no tene­mos dadas las garan­tías en cuan­to a pro­tec­ción para el pro­fe­sio­nal y el pacien­te para el retorno de la acti­vi­dad y aten­ción de urgen­cias”, y advier­ten que “hay esca­sez de insu­mos y los sobre­pre­cios nos vie­nen asfi­xian­do hace años (bar­bi­jos $400 antes de la cua­ren­te­na, hoy en día se con­si­guen has­ta a $6000)”.

Yasky ade­lan­tó que espe­ran recau­dar u$s2.500 millo­nes con el Impues­to a la riqueza

Yasky adelantó que esperan recaudar u$s2.500 millones con el Impuesto a la riqueza

El titu­lar de la CTA de los Tra­ba­ja­do­res, Hugo Yasky, reve­ló que el pro­yec­to ya fue dis­cu­ti­do con la titu­lar de la AFIP, Mer­ce­des Mar­có del Pont. «No afec­ta­rá a quien aho­rró», dijo.13/04/2020 00:01:00

El líder ceteís­ta y dipu­tado nacio­nal por el Fren­te de Todos, Hugo Yasky, reve­ló que el pro­yec­to de ley para crear un impues­to extra­or­di­na­rio a las gran­des for­tu­nas ya fue habla­do con la titu­lar de la AFIP, Mer­ce­des Mar­có del Pont, y que el Gobierno espe­ra recau­dar u$s2.500 millo­nes con su aplicación.

«En un pri­mer momen­to era un impues­to a las gran­des for­tu­nas per­so­na­les. Lue­go vimos que es nece­sa­rio hablar de per­so­na jurí­di­ca y empre­sas. Es un uni­ver­so que no exce­de a 200 per­so­nas y en las empre­sas que­dan solo 200 que obtu­vie­ron mayo­res», expli­có el titu­lar de la CTA de los Tra­ba­ja­do­res en diá­lo­go con Radio Con Vos.

En este sen­ti­do, Yasky afir­mó: «Car­los Heller (dipu­tado, pre­si­den­te de la Comi­sión de Pre­su­pues­to) tie­ne la tarea asig­na­da por Máxi­mo Kirch­ner de com­pa­ti­bi­li­zar un pro­yec­to con las dis­tin­tas pro­pues­tas. La idea es un impues­to extra­or­di­na­rio por úni­ca vez con esta situa­ción fue­ra de lo común y que el Esta­do cuen­te con recur­sos para la tarea sani­ta­ria y social».

Ade­más, el gre­mia­lis­ta des­ta­có que «es un impues­to que ni de lejos toca­rá a alguien que aho­rró y tie­ne dos inmue­bles o tres o cua­tro» y que con su apli­ca­ción, el Esta­do espe­ra «recau­dar u$s2500 millones «.

Con res­pec­to al diá­lo­go con la AFIP, orga­nis­mo encar­ga­do de apli­car el even­tual impues­to, el diri­gen­te expli­có que «ya se habló» con Mar­có del Pont, su titu­lar, al tiem­po que agre­gó que «no va a afec­tar al que tie­ne una PYME, un bar o un restaurante»

En el mar­co de emer­gen­cia, el deba­te públi­co tam­bién estu­vo cru­za­do por el suel­do de dis­tin­tos acto­res de la polí­ti­ca. Sobre la idea de bajar la die­ta de los dipu­tados, Yasky seña­ló: «Cuan­do Ser­gio Mas­sa dio a cono­cer los núme­ros que sig­ni­fi­ca­rían el ajus­te a lo lar­go de un año de 40% en las die­tas, son 200 millo­nes de pesos al año. Eso no sir­ve ni para com­prar alcohol en gel».

El Coro­na­vi­rus des­trui­rá 14 millo­nes de empleos en Amé­ri­ca Latina

El Coronavirus destruirá 14 millones de empleos en América Latina

Según un estu­dio de la OIT, el COVID-19 des­trui­rá el equi­va­len­te a 14 millo­nes de empleos y será un desa­fío para los gobier­nos a bus­car medi­das para enfren­tar la cri­sis en Amé­ri­ca Lati­na y el Caribe.13/04/2020 00:02:00

La región regis­tra pér­di­das enor­mes en horas de tra­ba­jo que se refle­jan en una caí­da de la can­ti­dad de empleo. La pan­de­mia afec­ta en for­ma espe­cial a sec­to­res que gene­ran gran can­ti­dad de pues­tos labo­ra­les en la región, como son comer­cio y servicios.

Según un infor­me ela­bo­ra­do por la OIT; el efec­to catas­tró­fi­co que ha teni­do el COVID-19 sobre el tiem­po de tra­ba­jo y los ingre­sos labo­ra­les en el mun­do se repi­te en Amé­ri­ca Lati­na y el Caribe.

Según la orga­ni­za­ción tri­par­ti­ta, en la región la pan­de­mia cau­sa­rá la pér­di­da de 5,7 por cien­to de las horas de tra­ba­jo en el segun­do tri­mes­tre de este año, lo que equi­va­le a 14 millo­nes de tra­ba­ja­do­res a tiem­po completo.

Las series de datos reco­pi­la­das para un nue­vo infor­me de la OIT lan­za­do en Gine­bra, la segun­da edi­ción del obser­va­to­rio sobre «El COVID-19 y el mun­do del tra­ba­jo», inclu­yen infor­ma­ción regio­nal y sec­to­rial para comen­zar a medir el tama­ño del gran desa­fío que plan­tea­rá la cri­sis del mun­do del trabajo.

«Esta­mos ante una des­truc­ción masi­va de empleos, y esto plan­tea un desa­fío de mag­ni­tu­des sin pre­ce­den­tes en los mer­ca­dos labo­ra­les de Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be», dijo el Direc­tor Regio­nal de la OIT, Viní­cius Pinheiro.

«Des­de aho­ra sabe­mos que al mis­mo tiem­po que se supera la emer­gen­cia sani­ta­ria debe­re­mos enfren­tar una ver­da­de­ra recons­truc­ción de nues­tros mer­ca­dos de tra­ba­jo», agrega.

Más de 220 mil empre­sas ya se regis­tra­ron en el pro­gra­ma de Asis­ten­cia al Tra­ba­jo y la Producción

Más de 220 mil empresas ya se registraron en el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción

Más de 220 mil emplea­do­res se regis­tra­ron en las pri­me­ras 48 horas en el Pro­gra­ma de Asis­ten­cia en Emer­gen­cia para el Tra­ba­jo y la Pro­duc­ción (ATP), infor­mó la Admi­nis­tra­ción Fede­ral de Ingre­sos Públi­cos (AFIP).12/04/2020 00:00:00

Sie­te de cada diez empre­sas que acce­die­ron al pro­gra­ma obtu­vie­ron auto­má­ti­ca­men­te una pró­rro­ga por dos meses del pago de las con­tri­bu­cio­nes patro­na­les corres­pon­dien­tes a mar­zo que ven­cían en abril, agre­gó el orga­nis­mo en un comunicado.

Las empre­sas intere­sa­das en acce­der a los dis­tin­tos bene­fi­cios crea­dos para amor­ti­guar el impac­to eco­nó­mi­co del ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio deben ins­cri­bir­se en el sitio web de la AFIP.

Todos los emplea­do­res, sin impor­tar la acti­vi­dad que desa­rro­llan ni la can­ti­dad de tra­ba­ja­do­res que se desem­pe­ñan en su fir­ma, deben regis­trar­se has­ta el pró­xi­mo miér­co­les 15 de abril, inclu­si­ve, acla­ró el organismo.

La regis­tra­ción no solo no impli­ca renun­ciar a nin­gún bene­fi­cio pre­vis­to en el pro­gra­ma sino que faci­li­ta­rá el acce­so a futu­ras herra­mien­tas que se creen en el mar­co de la emer­gen­cia sanitaria.

A par­tir del lunes 13 de abril, la AFIP soli­ci­ta­rá a cada empre­sa ins­crip­ta en el pro­gra­ma datos eco­nó­mi­cos para deter­mi­nar cuá­les son los demás bene­fi­cios a los que podrá acce­der; el orga­nis­mo reque­ri­rá los datos de fac­tu­ra­ción por ventas.

Los emplea­do­res debe­rán repor­tar los ingre­sos fac­tu­ra­dos entre los días 12 de mar­zo y el 12 de abril de 2019 y 2020.

Al ingre­sar al sis­te­ma debe­rán com­ple­tar el mon­to total para ambos años y car­gar una pla­ni­lla con infor­ma­ción des­agre­ga­da (podrán des­car­gar del sitio un mode­lo de ese documento).

A las empre­sas con más de 100 tra­ba­ja­do­res se les reque­ri­rán datos finan­cie­ros básicos.

Con el obje­ti­vo de faci­li­tar y redu­cir la car­ga buro­crá­ti­ca, el pro­ce­di­mien­to de ins­crip­ción al ATP soli­ci­ta a los emplea­do­res que habi­li­ten al orga­nis­mo a com­par­tir infor­ma­ción con el Minis­te­rio de Tra­ba­jo y la Anses.

La AFIP sólo requie­re este per­mi­so para que las empre­sas no se vean en la nece­si­dad de rea­li­zar una pre­sen­ta­ción adi­cio­nal ante las depen­den­cias encar­ga­das de cana­li­zar el pago de los REPRO y la asig­na­ción com­pen­sa­to­ria al sala­rio, dos de los bene­fi­cios pre­vis­tos en el pro­gra­ma, acla­ró el comunicado.

Estas son las nue­vas acti­vi­da­des excep­tua­das de la cua­ren­te­na obligatoria

Estas son las nuevas actividades exceptuadas de la cuarentena obligatoria

El gobierno esti­pu­ló una nue­va lis­ta de acti­vi­da­des excep­tua­das del ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio. Mirá quie­nes son los nue­vos tra­ba­ja­do­res esenciales12/​04/​2020 00:00:00

El pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez fir­mó el decre­to de nece­si­dad y urgen­cia 355 por el cual se pro­rro­ga has­ta el 26 de abril el ais­la­mien­to pre­ven­ti­vo, social y obli­ga­to­rio ante la pan­de­mia de coro­na­vi­rus y esta­ble­ce la posi­bi­li­dad de incor­po­rar excep­cio­nes para acti­vi­da­des o áreas espe­cí­fi­cas a pedi­do de gobernadores.

Sin embar­go, en ese decre­to no que­da­ron expli­ci­ta­das las acti­vi­da­des que que­da­rán excep­tua­das tras el anun­cio de una leve «fle­xi­bi­li­za­ción». Solo se esta­ble­ció cuál será el pro­ce­di­mien­to para incluir­las al lis­ta­do. Las acti­vi­da­des excep­tua­das final­men­te fue­ron enu­me­ra­das a tra­vés de una deci­sión administrativa.

Según la nor­ma acla­ra­to­ria, las acti­vi­da­des que serán excep­tua­das has­ta el momen­to son:

Cir­cu­la­ción de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad y aque­llas com­pren­di­das en el colec­ti­vo de tras­torno del espec­tro autis­ta, para rea­li­zar bre­ves sali­das en la cer­ca­nía de su resi­den­cia, jun­to con un fami­liar o con­vi­vien­te. En tales casos, las per­so­nas asis­ti­das y su acom­pa­ñan­te debe­rán por­tar sus res­pec­ti­vos Docu­men­tos Nacio­na­les de Iden­ti­dad y el Cer­ti­fi­ca­do Úni­co de Dis­ca­pa­ci­dad o la pres­crip­ción médi­ca don­de se indi­que el diag­nós­ti­co y la nece­si­dad de sali­das, la cual podrá ser con­fec­cio­na­da en for­ma digital.

Pres­ta­cio­nes pro­fe­sio­na­les a domi­ci­lio des­ti­na­das a per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad y aque­llas com­pren­di­das en el colec­ti­vo de tras­torno del espec­tro autis­ta. Los pro­fe­sio­na­les debe­rán por­tar copia del Docu­men­to Nacio­nal de Iden­ti­dad de la per­so­na bajo tra­ta­mien­to y del Cer­ti­fi­ca­do Úni­co de Dis­ca­pa­ci­dad, o la pres­crip­ción médi­ca corres­pon­dien­te con los requi­si­tos pre­vis­tos en el inci­so anterior.

Acti­vi­dad ban­ca­ria con aten­ción al públi­co, exclu­si­va­men­te con sis­te­ma de tur­nos. El Ban­co Cen­tral esta­ble­ce­rá, mien­tras dure la medi­da de ais­la­mien­to social, pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio, los tér­mi­nos y con­di­cio­nes en los cua­les se rea­li­za­rá la acti­vi­dad ban­ca­ria, pudien­do ampliar o res­trin­gir días y hora­rios de aten­ción, ser­vi­cios a ser pres­ta­dos y gru­pos exclu­si­vos o prio­ri­ta­rios de per­so­nas a ser aten­di­das, así como todo otro aspec­to nece­sa­rio para dar cum­pli­mien­to a las ins­truc­cio­nes y reco­men­da­cio­nes de la auto­ri­dad sanitaria.

Talle­res para man­te­ni­mien­to y repa­ra­ción de auto­mo­to­res, moto­ci­cle­tas y bici­cle­tas, exclu­si­va­men­te para trans­por­te públi­co, vehícu­los de las fuer­zas de segu­ri­dad y fuer­zas arma­das, vehícu­los afec­ta­dos a las pres­ta­cio­nes de salud o al per­so­nal con auto­ri­za­ción para cir­cu­lar, con­for­me la nor­ma­ti­va vigente.

Ven­ta de repues­tos, par­tes y pie­zas para auto­mo­to­res, moto­ci­cle­tas y bici­cle­tas úni­ca­men­te bajo la moda­li­dad de entre­ga puer­ta a puer­ta. En nin­gún caso podrán rea­li­zar aten­ción al público.

Fabri­ca­ción de neu­má­ti­cos; ven­ta y repa­ra­ción de los mis­mos exclu­si­va­men­te para trans­por­te públi­co, vehícu­los de las fuer­zas de segu­ri­dad y fuer­zas arma­das, vehícu­los afec­ta­dos a las pres­ta­cio­nes de salud o al per­so­nal con auto­ri­za­ción para cir­cu­lar, con­for­me la nor­ma­ti­va vigente.

Ven­ta de artícu­los de libre­ría e insu­mos infor­má­ti­cos, exclu­si­va­men­te bajo la moda­li­dad de entre­ga a domi­ci­lio. En nin­gún caso se podrá rea­li­zar aten­ción al público.

Soli­da­ri­dad con los tra­ba­ja­do­res del Penta. 

Como es de públi­co cono­ci­mien­to los tra­ba­ja­do­res del Pen­ta nos encon­tra­mos en lucha en defen­sa de nues­tros pues­tos de tra­ba­jo y el salario.

En el dia de ayer fui­mos bru­tal­men­te repri­mi­dos en momen­tos que nos encon­trá­ba­mos rea­li­zan­do una pro­tes­ta pací­fi­ca en las puer­tas de la empresa.

Que­re­mos hacer un lla­ma­do a la soli­da­ri­dad a todas orga­ni­za­cio­nes o sin­di­ca­to que pue­dan acer­car­se este lunes 13 de Abril a par­tir de las 9hs a la accion que rea­li­za­re­mos en la roton­da de Pas­co( Cami­mo Gene­ral Bel­grano y Pasco,Quilmes) y acer­car su dona­ción ya que el empre­sa­rio Bruz­ze­se man­tie­ne las puer­tas de la fabri­ca cerra­da des­aca­tan­do la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria y no nos paga los suel­dos adeudados.

Agra­de­ce­mos la enor­me soli­da­ri­dad de todos/​as los/​as que nos estan apoyando.

Tra­ba­ja­do­res del Pen­ta en Lucha.

Coro­na­vi­rus: Los clu­bes ya advier­ten difi­cul­ta­des para pagar salarios

Por Redac­ción EDA –

Los clu­bes argen­ti­nos no esca­pan a los pro­ble­mas que trae el coro­na­vi­rus, con la pará­li­sis de la acti­vi­dad eco­nó­mi­ca, y ya mues­tran difi­cul­ta­des para pagar los suel­dos a sus emplea­dos. En este mar­co, el rol Utedyc, el sin­di­ca­to que agru­pa a los tra­ba­ja­do­res de las ins­ti­tu­cio­nes, que­da des­di­bu­ja­do y el Esta­do inten­ta que la cri­sis no se profundice.

La pri­me­ra ins­ti­tu­ción que indi­có pro­ble­mas fue Ferro que, como si fue­ra una pyme, le soli­ci­tó al Gobierno el REPRO (Pro­gra­ma de Recu­pe­ra­ción Pro­duc­ti­va) para poder afron­tar habe­res de 250 emplea­dos. Daniel Pan­dol­fi, el titu­lar de la enti­dad de Caba­lli­to, expli­có: «No somos una empre­sa, pero los clu­bes somos Aso­cia­cio­nes civi­les que emplea­mos y brin­da­mos ser­vi­cio a la comu­ni­dad. Es por eso que nos pre­sen­ta­mos para pedir Repro y nos dije­ron que podría­mos ingre­sar en el Pro­gra­ma. Esta sema­na, hici­mos la pre­sen­ta­ción corres­pon­dien­te y esta­mos a la espe­ra de la definición».

En las pró­xi­mas sema­nas podrían imi­tar al ver­do­la­ga Rosa­rio Cen­tral y Newells de Rosa­rio, que hoy pue­den pagar los suel­dos de sus tra­ba­ja­do­res de abril pero que en mayo, tras un abril sin acti­vi­da­des, ten­drán incon­ve­nien­tes. Argen­ti­nos y Ban­fi­eld tam­bién se encuen­tran com­pli­ca­dos. Vale des­ta­car que para todos estos clu­bes el ingre­so de la cuo­ta social es fun­da­men­tal y sin esos fon­dos su eco­no­mía comien­za a tambalear.

El pre­si­den­te de Cen­tral, Rodol­fo Di Polli­na, sos­tu­vo que “hay ingre­sos que deja­ron de exis­tir y otros se redu­je­ron con­si­de­ra­ble­men­te” y ade­lan­tó que «la reba­ja sala­rial a los juga­do­res segu­ra­men­te ocu­rri­rá para poder pagar­les el suel­do a los demás emplea­dos del club». “Casi la mitad de los socios no pagó la cuo­ta. Ese es un ingre­so muy impor­tan­te y que este mes no tene­mos”, lamen­tó Di Polli­na. El pano­ra­ma es toda­vía más crí­ti­co en las ins­ti­tu­cio­nes del ascen­so, cuyos tra­ba­ja­do­res están cobran­do en cuo­tas, y no hay accio­nes pre­ci­sas de Utedyc en los conflictos.

Para la AFA la situa­ción no pasa des­aper­ci­bi­da y ya ges­tio­na el acce­so a cré­di­tos blan­dos. Para el Gobierno tam­po­co: a tra­vés del Minis­te­rio de Turis­mo y Depor­tes que lide­ra Matías Lam­mens se rea­li­za­rán accio­nes con­cre­tas para ali­viar las arcas de los clubes.

«Cono­ce­mos bien el rol social que cum­plen los clu­bes y cómo se pusie­ron inme­dia­ta­men­te a dis­po­si­ción ofre­cien­do sus ins­ta­la­cio­nes para com­ba­tir esta pan­de­mia. Por eso, vamos a acom­pa­ñar­los en este momen­to crí­ti­co con estas medi­das y con otras que anun­cia­re­mos opor­tu­na­men­te», mani­fes­tó el ministro.

Por su par­te, la secre­ta­ria de Depor­tes de la Nación, Inés Arron­do seña­ló que “es muy impor­tan­te que los clu­bes y las fede­ra­cio­nes, fun­da­men­ta­les en el desa­rro­llo del depor­te nacio­nal, estén com­pren­di­dos den­tro de los bene­fi­cios de este Pro­gra­ma. Con estas herra­mien­tas, segui­re­mos aho­ra tra­ba­jan­do con ellos, jun­to al minis­tro Lam­mens, para ir resol­vien­do situa­cio­nes pro­pias de la coyuntura”.

Minis­te­rio de Turis­mo y Depor­tes@TurDepAR

Habi­li­ta­mos un equi­po espe­cia­li­za­do para acom­pa­ñar y asis­tir a las PyMES turís­ti­cas, clu­bes y fede­ra­cio­nes en la ins­crip­ción a los bene­fi­cios que el Gobierno Nacio­nal dis­pu­so en esta emergencia. 

Envia­nos tu con­sul­ta a [email protected]​turismo.​gob.​ar #Argen­ti­naU­ni­da

Múl­ti­ples ini­cia­ti­vas gre­mia­les para con­tri­buir a la lucha con­tra la epidemia

En las últi­mas sema­nas, en el mar­co de la cua­ren­te­na obli­ga­to­ria deci­di­da por el Gobierno nacio­nal para tra­tar de miti­gar los con­ta­gios por coro­na­vi­rus, los dis­tin­tos sin­di­ca­tos, fede­ra­cio­nes y con­fe­de­ra­cio­nes gre­mia­les han demos­tra­do su deci­sión de poner sus recur­sos al ser­vi­cio de la lucha con­tra la pan­de­mia, impul­san­do diver­sas ini­cia­ti­vas al res­pec­to, des­de la cesión de miles de pla­zas hote­le­ras para alo­jar a con­ta­gia­dos has­ta la pues­ta a dis­po­si­ción de la estruc­tu­ra médi­ca gre­mial, pasan­do por múl­ti­ples ini­cia­ti­vas de apo­yo y asis­ten­cia a sus afi­lia­dos y a la comu­ni­dad en su conjunto.

En muchos casos, los gre­mios vin­cu­la­dos con las tareas con­si­de­ra­das esen­cia­les (salud, trans­por­te, comer­cio, etc.) han logra­do ade­más el pago de una serie de bonos extra­or­di­na­rios para sus afi­lia­dos que deben cum­plir tareas en el mar­co de la cua­ren­te­na, ponien­do en ries­go su salud. La pre­sión gre­mial tam­bién ha logra­do que las Ase­gu­ra­do­ras de Ries­gos de Tra­ba­jo (ART) deban asu­mir el tra­ta­mien­to de los posi­bles con­ta­gios por coro­na­vi­rus en el con­tex­to laboral.

Prác­ti­ca­men­te des­de el ini­cio del ais­la­mien­to social pre­ven­ti­vo y obli­ga­to­rio, la Con­fe­de­ra­ción Gene­ral del Tra­ba­jo (CGT) puso a dis­po­si­ción del gobierno su estruc­tu­ra hote­le­ra en todo el país para alo­jar a per­so­nas que deben cum­plir con la cua­ren­te­na obli­ga­to­ria des­pués de haber regre­sa­do de un via­je al exte­rior o por con­tac­to con algún afectado.

La sema­na pasa­da tam­bién el sin­di­ca­to de Camio­ne­ros puso a dis­po­si­ción de la pro­vin­cia de Bue­nos Aires la tota­li­dad de las ins­ta­la­cio­nes del Sana­to­rio Antár­ti­da, en el barrio por­te­ño de Caba­lli­to. Las 300 camas de este sana­to­rio, con alto nivel de apa­ra­to­lo­gía, cons­ti­tu­yen el segun­do cen­tro de emer­gen­cia para aten­ción espe­cia­li­za­da de enfer­mos por coro­na­vi­rus de la pro­vin­cia. El ges­to mere­ció la visi­ta del gober­na­dor Axel Kici­llof y del pre­si­den­te Alber­to Fer­nán­dez, quien des­ta­có: “Duran­te mucho tiem­po nos qui­sie­ron hacer creer que el pro­ble­ma de la Argen­ti­na eran los polí­ti­cos y los sin­di­ca­lis­tas, pero el pro­ble­ma de la Argen­ti­na son los que especulan”.

Hace algu­nos días el titu­lar de la Fede­ra­ción Argen­ti­na de Tra­ba­ja­do­res de Edi­fi­cios de Ren­ta y Hori­zon­tal (Fateryh) Víc­tor San­ta María fir­mó con la direc­to­ra eje­cu­ti­va del PAMI Lua­na Vol­no­vich un acuer­do para asis­tir a los adul­tos mayo­res que vivan en los edi­fi­cios: “Los encar­ga­dos de edi­fi­cios asis­ti­rán y ofre­ce­rán infor­ma­ción a los adul­tos mayo­res, admi­nis­tra­do­res, tra­ba­ja­do­res y afi­lia­dos de la obra social sin­di­cal res­pec­to de las nece­sa­rias medi­das para miti­gar su propagación”.

Por su par­te, dis­tin­tas sec­cio­na­les de la Unión de Tra­ba­ja­do­res del Turis­mo, Hote­le­ros y Gas­tro­nó­mi­cos de la Repú­bli­ca Argen­ti­na (UTHGRA) vie­nen garan­ti­zan­do un cro­no­gra­ma de vacu­na­cio­nes anti­gri­pa­les para per­so­nas en gru­pos de ries­go o mayo­res de 65 años.

La Unión de Tra­ba­ja­do­res de la Eco­no­mía Popu­lar (UTEP), impul­só una fuer­te cam­pa­ña de empa­dro­na­mien­to de tra­ba­ja­do­res pre­ca­ri­za­dos para que pue­dan ins­cri­bir­se en el Anses para per­ci­bir el Ingre­so Fami­liar de Emer­gen­cia (IFE) de 10 mil pesos impul­sa­do por el Gobierno para cola­bo­rar con la difí­cil situa­ción de estos sec­to­res, así como las tra­ba­ja­do­ras domés­ti­cas y los mono­tri­bu­tis­tas de las cate­go­rías más bajas. Tam­bién la Aso­cia­ción de Muje­res Mere­tri­ces de la Argen­ti­na (AMMAR) orga­ni­zó diver­sas colec­tas y repar­to de ali­men­tos para las tra­ba­ja­do­ras sexua­les que per­die­ron su fuen­te de ingre­sos en el mar­co de la cua­ren­te­na obligatoria.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.