Argen­ti­na. Para­noia, ham­bre y repre­sión o rebe­lión popu­lar (II)

Por José «Güe­so» Saya­go, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 13 abril 2020

En la 1ra Par­te de la nota (*a) afirmé: 

– Que la cau­sa de la actual cri­sis es la Bancarrota
Finan­cie­ra Inter­na­cio­nal ini­cia­da entre el 2007/​2008 con epi­cen­tro en EE.UU.

– Que con la dimen­sión y el volu­men de la intervención
del Esta­do nor­te­ame­ri­cano en los nego­cios pri­va­dos, los prin­ci­pios Liberales
(neo y geron­te) se fue­ron por la letrina. 

– Que la
Deu­da Exter­na Argen­ti­na es lite­ral­men­te IM-PA-GA-BLE.

– Que esto refle­ja la impu­ni­dad polí­ti­ca del régimen
de la Demo­cra­cia Representativa.

Ver­da­des (¿?) Haga­mos un paneo
sobre cier­tas «ver­da­des» que andan dan­do vuel­tas por ahí. 

La Gue­rra Comer­cial entre EE.UU y Chi­na refle­ja según
algu­nos la preo­cu­pa­ción nor­te­ame­ri­ca­na por no per­der la supre­ma­cía fren­te a la
poten­cia asiá­ti­ca emer­gen­te. El pro­ble­ma es que inde­pen­dien­te­men­te de las
impre­sio­nes que des­ti­la el asun­to, es una obli­ga­ción de pre­ci­sión conceptual
tener bien en cla­ro qué sig­ni­fi­ca­do tie­ne en el régi­men capi­ta­lis­ta el tér­mino “eco­no­mía poten­cia”.

Des­de que el capi­ta­lis­mo adqui­rió el carác­ter IMPERIALISTA
cor­po­ri­zó en las Fuer­zas Arma­das más crue­les, a su gen­dar­me para impo­ner por
las malas lo que no fue con­so­li­da­do toda­vía por «las bue­nas»: que
todos los demás Esta­dos inde­pen­dien­tes (!) “acep­ten” las reglas del jue­go. A
saber: 

– Pro­pie­dad Pri­va­da… – Secre­to Comercial… –
Liber­tad de Comercio…

Estos tres asun­tos encie­rran las pre­mi­sas fundamentales
que le dan sen­ti­do a todo el régi­men capitalista. 

El apa­ra­to esta­tal esta­dou­ni­den­se fue el des­ta­ca­do para
jugar ese rol de gen­dar­me inter­na­cio­nal en el perío­do del plano supe­rior del
Capi­ta­lis­mo. Por ello cuan­do se habla de Impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano nos
refe­ri­mos a su poder de fue­go, pero cuan­do habla­mos del poder del Capital
Finan­cie­ro Inter­na­cio­nal nos refe­ri­mos al poder de con­jun­to del régimen
capi­ta­lis­ta para estran­gu­lar la eco­no­mía de tal o cual Esta­do que intente
defen­der­se de su poder y pro­te­ger su inde­pen­den­cia. Ese carác­ter des­pó­ti­co da
for­ma y con­te­ni­do a lo que sería una eco­no­mía poten­cia lo cual constituye
en for­ma dis­tin­ti­va cuan­do los capi­ta­les de un país domi­nan la eco­no­mía de otro
u otros países.

Si se toma esta pre­mi­sa con­cep­tual deberemos
con­si­de­rar que sien­do Chi­na el país con mayor con­cen­tra­ción de inver­sio­nes de
capi­ta­les extran­je­ros en el perío­do de los últi­mos 20 años a la fecha, su
eco­no­mía está sien­do domi­na­da por los flu­jos y reflu­jos de estos capi­ta­les. Uno
de esos movi­mien­tos fue pro­vo­ca­do por el regre­so de capi­ta­les nor­te­ame­ri­ca­nos y
de otros paí­ses al fue­ro de las inver­sio­nes en terri­to­rio nor­te­ame­ri­cano a
par­tir que Jero­me Powel (Pte. de la RFA) infor­ma­ra de cré­di­tos con Tasas de
inte­rés muy bajas y has­ta del 0%. 

Dicha dis­po­si­ción inme­dia­ta­men­te des­pla­zó una gran masa
de inver­sio­nes de Chi­na, dis­mi­nu­yen­do la famo­sa tasa de cre­ci­mien­to Chino del
8% anual en 2014, al 6.5% en 2018 (*b), lo que en un país con 1.360 millo­nes de
habi­tan­tes sig­ni­fi­ca que al menos 520 millo­nes viven con ingre­sos por deba­jo de
nive­les de pobre­za. Inde­pen­dien­te­men­te de lo que digan los gurúes del
“Socia­lis­mo de Mer­ca­do”, lo cier­to es que el famo­so des­pe­gue Chino se reali­zó bajo
la for­ma de mano de obra súper bara­ta y el ingre­so de un T’sunami de
inver­sio­nes extran­je­ras cuyos bene­fi­cios pri­va­dos obvia­men­te cir­cu­lan hacia sus
casas matri­ces, y hoy direc­ta­men­te se están reti­ran­do del cir­cui­to financiero
chino. 

La pre­gun­ta que pro­ba­ble­men­te tira luz sobre el
pro­ble­ma sería. Si EE.UU pue­de hacer esto con Chi­na ¿por qué Chi­na no puede
hacer lo mis­mo con los EE.UU? Res­pues­ta: Por la mis­ma razón por la que una
ver­da­de­ra poten­cia mucho más sóli­da que la actual Chi­na, se derrum­bó ante la
pre­sión cons­tan­te de la acción frag­men­ta­do­ra de las barre­ras nacio­na­les que ejerce
el Impe­ria­lis­mo moderno. Esa ver­da­de­ra poten­cia fue la URSS. Enton­ces ¿no hay
salida?

De la cuna de la
demo­cra­cia a la RFA 

A esca­la
inter­na­cio­nal, la mone­da en que se rea­li­za el 95% de las transacciones
comerciales/​financieras es el dólar. A ojo de “baqueano” deja blan­co sobre
negro que el país que pue­da dis­po­ner de la mayor masa de dóla­res esta­rá en
mejo­res con­di­cio­nes que el resto. 

La RFA (Reser­va Fede­ral nor­te Ame­ri­ca­na o FED por sus
siglas en inglés) es una ins­ti­tu­ción pri­va­da, no per­te­ne­ce al Esta­do norteamericano,
y es la úni­ca ins­ti­tu­ción en el pla­ne­ta que impri­me los bille­tes dólar. 

Podría­mos decir que la RFA es como un cal­co en mayores
dimen­sio­nes de lo que cons­ti­tu­yó en su momen­to la Demo­cra­cia Grie­ga de los
siglos IV y V antes de Cris­to. A saber: Una mino­ría social (los griegos)
vivien­do en demo­cra­cia, a cos­ti­lla de 500.000 escla­vos tra­ba­jan­do en los campos
para ellos, so pena de ser ani­qui­la­dos por los temi­bles “300 de Leó­ni­das” si se
revelacen. 

La Reser­va Fede­ral no res­pon­de al Con­gre­so de EE.UU, y
mucho menos al pre­si­den­te de turno. Es al revés. Todos ellos son sus empleados,
mulos y mato­nes; y cuan­do son des­pe­di­dos, el segu­ro de des­em­pleo se lo paga el
pue­blo esta­dou­ni­den­se. Por ello todas las ins­ti­tu­cio­nes que cons­ti­tu­yen el
Esta­do de ese país no gobier­nan a la RFA, sino que actúan como intermediario
del poder de ese orga­nis­mo sobre la pobla­ción esta­dou­ni­den­se y del res­to de la
humanidad. 

Como dato podría­mos tomar cen­te­na­res de ejem­plos. Pero
solo vamos a tomar uno. Duran­te 2008 este orga­nis­mo es el que habi­li­tó que el
Con­gre­so nor­te­ame­ri­cano vota­ra favo­ra­ble­men­te los enor­mes (lo digo
lite­ral­men­te) paque­tes de dine­ro como sal­va­ta­je para ban­cos y/​o empresas
norteamericanas.

Tener la potes­tad de impri­mir los bille­tes dólar, es
uno de los meca­nis­mos por los cua­les el capi­tal nor­te­ame­ri­cano se impo­ne en el
mer­ca­do inter­na­cio­nal sobre el res­to, ya que dis­po­ne ili­mi­ta­da­men­te de la
mone­da en la que se rea­li­zan todos los movi­mien­tos comer­cia­les y finan­cie­ros. No
es el úni­co ins­tru­men­to, sin embar­go es una base de sus­ten­ta­ción muy potente.
Ergo: Para el régi­men capi­ta­lis­ta cuya cús­pi­de es la RFA todo el res­to de la
pobla­ción del pla­ne­ta somos los “escla­vos, meno­res, muje­res, y extran­je­ros” de
la ori­gi­na­ria Demo­cra­cia Grie­ga en la que se babean los libe­ra­les de la
actua­li­dad. Y que la cuen­ten como quie­ran, pero eso es hoy la famo­sa democracia
repre­sen­ta­ti­va en cual­quier par­te del mun­do: Inter­me­dia­rios de ese poder
des­pó­ti­co y que pone de relie­ve la for­mu­la­ción de Marx: la socie­dad bur­gue­sa parasita
sobre el régi­men del Tra­ba­jo Asa­la­ria­do que en tér­mi­nos moder­nos es un régimen
de escla­vi­tud generalizada. 

“EL OCTAVO…”

Con este méto­do (impre­sión ili­mi­ta­da de billetes
dólar) se pro­du­jo sobre todo a par­tir de la Gue­rra de Viet­nam, la apa­ri­ción de
enor­mes pro­por­cio­nes de capi­tal fic­ti­cio (dine­ro sin res­pal­do de riquezas
mate­ria­les), con el cual no solo fue­ron patean­do la pelo­ta para más ade­lan­te, e
inven­tan­do “éxi­tos” eco­nó­mi­cos, sino tam­bién crean­do un fenó­meno estremecedor:
Mien­tras el PBM (Pro­duc­to Bru­to Mun­dial) cons­ti­tu­ye unos 60 Billo­nes de dólares
anua­les, por el otro cos­ta­do el dine­ro cir­cu­lan­te es de 580 Billo­nes de
dólares!!! 

“El Octa­vo Pasa­je­ro”, al igual que ese cruel e impío
hués­ped de la saga de cien­cia fic­ción, está reven­tan­do el pecho de su anfitrión
en el cen­tro geo­grá­fi­co del poder finan­cie­ro: EE.UU. El capi­ta­lis­mo lo sabe, y
ya tie­ne todo resuel­to, peeero…

“EL TALÓN DE AQUILES” DEL RÉGIMEN CAPITALISTA.

Des­de hace más de 150 años Car­los Marx en su trabajo
de inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca (El Capi­tal) logró des­en­tra­ñar el secre­to de “La
Ganan­cia”, demos­tran­do que la mis­ma no es pro­duc­to de la habi­li­dad del capitalista
para comer­cia­li­zar favo­ra­ble­men­te su mer­can­cía en el mer­ca­do, sino el producto
orgá­ni­co de la Plus Valía que el capi­ta­lis­ta extrae de la Fuer­za de Tra­ba­jo de mano
de obra asa­la­ria­da, la cual com­pra en el mer­ca­do labo­ral en el sala­rio más bajo
posible. 

Esto sig­ni­fi­ca que aun­que en la lucha sin­di­cal los
obre­ros logren un alto sala­rio de con­ve­nio, el fenó­meno de la ganan­cia siempre
esta­rá vin­cu­la­do a esa rela­ción social de poder del patrón sobre el obrero,
poder que radi­ca en que el capi­ta­lis­ta tie­ne como pun­to de par­ti­da la propiedad
pri­va­da de las FF.PP (Fuer­zas Pro­duc­ti­vas): máqui­nas + fuer­za de trabajo +
mate­rias pri­mas. Todo redondo.

Nada pue­de malir sal

Lo que no que­da cla­ro es: Si el capi­ta­lis­mo tie­ne todo
el poder y, ade­más, ha derro­ta­do al comu­nis­mo repre­sen­ta­do por la ex URSS a
fines del Siglo XX …. ¿cómo es posi­ble que lue­go de tres déca­das de aquella
vic­to­ria de las fuer­zas del capi­tal sobre las fuer­zas del tra­ba­jo, los pueblos
del mun­do se vean sumer­gi­dos en una vorá­gi­ne de ham­bru­nas, guerras,
frag­men­ta­ción de gobier­nos y degra­da­ción de las ins­ti­tu­cio­nes de los Esta­dos, cuya
suma y com­bi­na­ción ponen de relie­ve la res­pon­sa­bi­li­dad de los ven­ce­do­res sobre
con­di­cio­nes de cam­bios cli­má­ti­cos de carac­te­rís­ti­cas bíbli­cas y de enfermedades
infec­cio­sas de leta­li­dad cine­ma­to­grá­fi­ca que apa­re­cen por el planeta? 

La res­pues­ta es la ten­den­cia decre­cien­te de la Tasa de
Ganan­cia capi­ta­lis­ta. Inde­te­ni­ble. Hagan lo que hagan los capi­ta­lis­tas, esa
ten­den­cia con­ti­núa crean­do ban­ca­rro­tas y ero­sio­nan­do el régi­men bur­gués de
conjunto. 

“Des­de
que alguien dijo:…”

Por lo tan­to nues­tro pla­ne­ta, habi­ta­do por una
pode­ro­sa espe­cie de vida (la huma­ni­dad), cuyo gra­do de desa­rro­llo tecnológico
podría ser uti­li­za­da en bene­fi­cio de sí mis­ma, y para el res­to de las especies,
muy por el con­tra­rio “Des­de que alguien dijo:… esto es mío” (apa­re­cien­do la
pro­pie­dad pri­va­da en tiem­pos remo­tos), has­ta nues­tros días, se halla en un
pun­to cul­mi­nan­te del lar­go perío­do de luchas inter­nas, de cuyo desenlace
depen­de el des­tino de todo y de todos. En este pun­to creo jus­to seña­lar que en
el esce­na­rio en que nos toca vivir, aque­lla for­mu­la­ción polí­ti­ca de Rosa
Luxem­bur­go “Socia­lis­mo o Bar­ba­rie” se yer­gue en medio de los espejismos
demo­cra­tis­tas como una poten­te voz hacia el acti­vis­mo hon­ra­do de todos los
pue­blos del mun­do, en sin­to­nía con los intere­ses de las cla­ses tra­ba­ja­do­ras. Mientras
la actual pan­de­mia del COVID-19 (coro­na­vi­rus) ha con­ci­ta­do la alar­ma de
millo­nes de per­so­nas alre­de­dor del mun­do, lamen­ta­ble­men­te solo una proporción
muy infe­rior ve con cla­ri­dad que esta pan­de­mia ha ser­vi­do para ocul­tar la
ver­da­de­ra pan­de­mia que se cier­ne sobre el hori­zon­te, en la for­ma de una recesión
impa­ra­ble. De allí que la acción polí­ti­ca revo­lu­cio­na­ria y socia­lis­ta adquiere
una rele­van­cia impos­ter­ga­ble de cara a la nue­va coyun­tu­ra car­ga­da de tensión
social de pro­por­cio­nes y dimen­sio­nes muy supe­rior a cual­quier otra del pasado. 

Default téc­ni­co, de hecho y de cohecho

El endeu­da­mien­to en Argen­ti­na com­pro­me­te el 66% del
PBI, lo cual ade­más de IMPAGABLE, deja sin nin­gu­na pers­pec­ti­va de crecimiento
ante un esce­na­rio inter­na­cio­nal total­men­te adver­so por la caí­da estre­pi­to­sa de
los pre­cios inter­na­cio­na­les de las mate­rias pri­mas (commodity’s) de la cual
depen­dían los nego­cios de una bur­gue­sía “nacio­nal” que déca­da tras déca­da prometieron
un ”derra­me” de bene­fi­cios sobre el res­to de las cla­ses some­ti­das a su poder,
que jamás se con­cre­to, excep­to como artícu­lo de cam­pa­ña uti­li­za­do por sus
par­ti­dos polí­ti­cos para pro­te­ger sus intere­ses. De la cons­ta­ta­ción de este
hecho sur­ge la refle­xión que al menos en nues­tro país la bur­gue­sía no juega
nin­gún rol como cla­se domi­nan­te con inten­cio­nes de defen­der sus intereses
fren­te al impe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano, sino solo en repe­tir inde­fi­ni­da­men­te con
abyec­ta dedi­ca­ción el saqueo extra de nues­tro Pue­blo por sus pri­vi­le­gios y
codicia. 

Una situa­ción de contraste

La ten­sión en Argen­ti­na está alcan­zan­do dimen­sio­nes de
inmi­nen­te esta­lli­do social. Si no suce­dió toda­vía es por­que un fenó­meno de
con­ten­ción toda­vía pre­va­le­ce entre el acti­vis­mo en gene­ral. Eso con­fi­gu­ra una
de las cla­ves del pro­ble­ma, pues la alter­na­ti­va es que las organizaciones
revo­lu­cio­na­rias y com­ba­ti­vas se esfuer­cen aún más en abor­dar ese asunto
inter­vi­nien­do entre el acti­vis­mo per­sua­dien­do para rever­tir una diná­mi­ca que no
ha cons­ti­tui­do nin­gu­na ven­ta­ja para las masas en Argen­ti­na, sino todo lo
contrario.

Sea como fue­re, es impen­sa­ble que la pobla­ción se
man­ten­ga man­sa inde­fi­ni­da­men­te. La his­to­ria de nues­tro pue­blo ha de emer­ger más
tem­prano que tar­de, e inexo­ra­ble­men­te recu­rri­rá a la úni­ca meto­do­lo­gía de lucha
que en los últi­mos 30 años le ha repre­sen­ta­do algu­na lógi­ca de sani­dad política.
En ese sen­ti­do muy pro­ba­ble­men­te resur­gi­rán los Pique­tes, y otra vez “mar­cha­rán”
des­de el inte­rior del país hacia Bs​.As sólo que a una velo­ci­dad y volu­men de
gen­te supe­rior a la ocu­rri­da en los ’90 del siglo pasado.

Las con­di­cio­nes obje­ti­vas para una modi­fi­ca­ción del régimen
social en Argen­ti­na han madu­ra­do des­de hace años: pobre­za, des­ocu­pa­ción, y desigualdad
social into­le­ra­ble. En la actual situa­ción de pan­de­mia, los ricos, a pesar de
repre­sen­tar focos infec­to­ló­gi­cos inocul­ta­bles no res­pe­tan la cuarentena
vio­len­tan­do todas las res­tric­cio­nes de trán­si­to dis­pues­tas por el gobierno
ponien­do en evi­den­cia la debi­li­dad del mismo. 

Las con­di­cio­nes sub­je­ti­vas: agru­pa­mien­tos lógi­ca­men­te patriotas
de un país sub­de­sa­rro­lla­do, pro­gra­má­ti­ca­men­te cla­sis­tas en la sociedad
capi­ta­lis­ta, y enar­bo­lan­do un subli­me amor por el pue­blo, refe­ren­cia­do en las
mayo­rías nacio­na­les de la ciu­dad y del cam­po, de todas las comu­ni­da­des criollas
y ori­gi­na­rias, se van des­ple­gan­do de mane­ra des­igual y has­ta diríamos
capri­cho­sas. Ya habla­re­mos de esto en otra nota. 

Un pue­blo, una clase

Pero el esce­na­rio de con­jun­to vie­ne des­en­vol­vien­do las
con­di­cio­nes de una nue­va Rebe­lión Popu­lar, y en ellas los bata­llo­nes más numerosos
de la cla­se obre­ra indus­trial, mien­tras toda­vía deben res­pon­der a direcciones
buro­crá­ti­cas, cho­can de fren­te con dis­po­si­cio­nes del gobierno que no hace nada
ante patro­na­les que no las cum­plen, ava­la­das por los jefes de sus sin­di­ca­tos y
de la CGT quie­nes se con­fa­bu­lan para que sus afi­lia­dos con­ti­núen exponiéndose
al con­ta­gio y por ende a sus fami­lias, sin que las cen­tra­les sin­di­ca­les muevan
un dedo en su defen­sa, ni aún ante des­pi­dos arbitrarios. 

Miles de veci­nas y veci­nos agru­pa­dos en las
orga­ni­za­cio­nes socia­les, silen­cio­sa­men­te están pro­ce­san­do el mis­mo disgusto
aco­rra­la­dos en sus barria­das, vien­do en las redes vir­tua­les el con­tras­te de una
cua­ren­te­na de cla­se que les ha deja­do expues­tos a una bol­si­ta de alimentos
secos que el gobierno deja caer por el cos­ta­do de la mesa, en medio de un
fes­tín en el que las cla­ses tra­ba­ja­do­ras somos con­vi­da­dos de piedra. 

Por­que para impo­ner una ver­da­de­ra cua­ren­te­na por la
fuer­za a los abyec­tos y peli­gro­sos rica­cho­nes para pro­te­ger­nos del coronavirus,
así como para exi­gir la cober­tu­ra de asis­ten­cia eco­nó­mi­ca y ali­men­ta­ria estatal
ante la rece­sión impa­ra­ble, el gran con­tras­te es que las masas debe­mos GANAR LAS CALLES!!!

Ese fenó­meno de movi­li­za­ción polí­ti­ca de masas todavía
no suce­de, y… “Eppur si muove”.

(*a)http://​www​.resu​men​la​ti​no​ame​ri​cano​.org/​2​0​2​0​/​0​4​/​0​4​/​a​r​g​e​n​t​i​n​a​-​p​a​r​a​n​o​i​a​-​h​a​m​b​r​e​-​y​-​r​e​p​r​e​s​i​o​n​-​o​-​r​e​b​e​l​i​o​n​-​p​o​p​u​l​ar/

(*b) https://​datos​ma​cro​.expan​sion​.com/​p​i​b​/​c​h​ina

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.