Eus­kal Herria. Con­me­mo­ra­ron el Día de la Patria Vas­ca (Abe­rri Egu­na) can­tan­do des­de ven­ta­nas y bal­co­nes /​Diversos pro­nun­cia­mien­tos inde­pen­den­tis­tas

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 12 abril 2020.-

A las 12.30 en pun­to ha teni­do lugar en Eus­kal Herria un even­to úni­co, en el que dife­ren­tes sen­si­bi­li­da­des se han uni­do como nun­ca, sin ni siquie­ra estar jun­tos, para cele­brar el Abe­rri Egu­na, pero tam­bién para ren­dir home­na­je a las víc­ti­mas del Covid-19 y a las per­so­nas que tra­ba­jan estos días para que los demás no ten­ga­mos que salir de casa.

Aberri
Algu­nas ven­ta­nas deco­ra­das para la oca­sión en Larra­betzu (Aritz LOIOLA /​FOKU)

A pesar de las limi­ta­cio­nes, este año las socie­dad vas­ca se las ha arre­gla­do para estar más uni­da que nun­ca. El Abe­rri Egu­na de 2020 será recor­da­do como el día en que lo cele­bra­mos des­de la inti­mi­dad de nues­tra casa, sin gran­des actos polí­ti­cos pero con mayor par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na gra­cias a la ini­cia­ti­va Eus­kal Herria Bate­ra, que ha vis­to la situa­ción de cri­sis sani­ta­ria como una «opor­tu­ni­dad de cele­brar el día de la nación vas­ca con un ges­to rea­li­za­do simul­tá­nea­men­te en toda Eus­kal Herria, al tiem­po que ren­di­mos home­na­je y mos­tra­mos nues­tras con­do­len­cias a las víc­ti­mas de las cri­sis y mani­fes­ta­mos nues­tra gra­ti­tud a quie­nes nos están cui­dan­do».

Los bal­co­nes se han lle­na­do de vida las últi­mas sema­nas con citas dia­rias de aplau­sos y espon­tá­neos que se ani­man a can­tar o tocar músi­ca, y los veci­nos han apro­ve­cha­do para cono­cer­se más y mos­trar su soli­da­ri­dad con quie­nes lo nece­si­tan.

Calle Esta­fe­ta, en el Cas­co Vie­jo de Iru­ñea (Pam­plo­na).

Siguien­do esa diná­mi­ca, Eus­kal Herria Bate­ra ha lan­za­do, hoy a las
12.30, un even­to vir­tual com­pues­to por músi­ca. Pri­me­ro, una voz ha
expli­ca­do que la pri­me­ra can­ción sería para escu­char­la en silen­cio, en
home­na­je a los falle­ci­dos por el Covid-19 y a todas las per­so­nas que
tra­ba­jan estos días para que los demás no ten­ga­mos que salir de casa y
nos man­ten­ga­mos a sal­vo. El minu­to de silen­cio lo ha acom­pa­ña­do por un
vio­lín que toca­ba las notas de la bella ‘Xal­ba­do­rren heriotzean’.

Tras ello, dos can­cio­nes que sin ser him­nos se han gana­do el cora­zón
de varias gene­ra­cio­nes han ani­ma­do a can­tar: ‘Txo­ria txo­ri’ e ‘Iku­si
men­di­za­leak’. La idea era que la gen­te salie­ra a las ven­ta­nas y bal­co­nes
y can­ta­ran estas popu­la­res can­cio­nes con ban­de­ras de Eus­kal Herria. El
even­to ha ter­mi­na­do con un fuer­te irrin­tzi y el gri­to de «Gora Eus­kal
Herri buru­ja­bea!».

La retrans­mi­sión ha podi­do seguir­se en el canal de You­tu­be de Eus­kal
Herria Bate­ra, así como en varios cana­les de tele­vi­sión y en una
vein­te­na de radios, entre las que se encon­tra­ba NAIZ Irra­tia.

Un futu­ro de con­ver­gen­cia

En un comu­ni­ca­do, Eus­kal Herria Bate­ra ha expre­sa­do que «en las
socie­da­des com­ple­jas, es gran­de la diver­si­dad y resul­ta difí­cil alcan­zar
la uni­dad, tener un mis­mo obje­ti­vo, com­par­tir el mis­mo camino». Por
ello, con­si­de­ra que es más fácil «la simul­ta­nei­dad, con­ver­ger en los
obje­ti­vos y sin­cro­ni­zar los iti­ne­ra­rios, for­ta­le­cer­se mutua­men­te
actuan­do de for­ma con­jun­ta, cons­truir comu­ni­dad sobre la diver­si­dad».

En su opi­nión, el Abe­rri Egu­na de este año es un «paso rele­van­te en
esa direc­ción» dado que «muchas per­so­nas se han uni­do a la cele­bra­ción
aten­dien­do a una pro­pues­ta con­ver­gen­te». La cele­bra­ción ha demos­tra­do
que «ha bas­ta­do que un peque­ño gru­po de per­so­nas ofre­cie­ra una
opor­tu­ni­dad para que miles de per­so­nas hayan par­ti­ci­pa­do en un ges­to
común, y para que agen­tes socia­les, par­ti­dos y sin­di­ca­tos se hayan
suma­do a la ini­cia­ti­va».

Siguien­do este ejer­ci­cio, pro­po­nen que a par­tir de aho­ra en Eus­kal Herria se haga país para «pro­mo­ver la con­ver­gen­cia, para com­pac­tar una comu­ni­dad que sea la base de pro­yec­tos polí­ti­cos del futu­ro siem­pre sobre las bases del deba­te demo­crá­ti­ca, con diná­mi­cas de con­fron­ta­ción cuan­do sea nece­sa­rio y diná­mi­cas de cola­bo­ra­ción siem­pre que sea posi­ble».


Comu­ni­ca­do del Movi­mien­to pro Amnis­tía y con­tra la Repre­sión

El Movi­mien­to Pro Amnis­tía y Con­tra la Repre­sión quie­re rei­vin­di­car la inde­pen­den­cia de Eus­kal Herria en el día del Abe­rri Egu­na, como lo hace a lo lar­go de todo el año. El nues­tro es un pue­blo opri­mi­do por dos esta­dos. La fron­te­ra arti­fi­cial impues­ta por los Esta­dos espa­ñol y fran­cés tie­ne otra gra­ve con­se­cuen­cia: al mis­mo tiem­po que hacen des­apa­re­cer el eus­ke­ra, nos impo­nen dos idio­mas dis­tin­tos para impul­sar la fal­ta de enten­di­mien­to entre lxs vascxs de ambos lados, y bus­can la asi­mi­la­ción de Eus­kal Herria median­te la impo­si­ción de dos cul­tu­ras extran­je­ras dife­ren­tes.

Solo la inde­pen­den­cia, solo tener un esta­do pro­pio, pue­de garan­ti­zar la super­vi­ven­cia de nues­tro pue­blo. Por otro lado, para lograr una ver­da­de­ra inde­pen­den­cia no es sufi­cien­te con dis­po­ner de un esta­do pro­pio si dicho esta­do está al ser­vi­cio del impe­ria­lis­mo. No que­re­mos un esta­do domi­na­do por las deci­sio­nes diri­gi­das por la oli­gar­quía mun­dial. No que­re­mos un esta­do que opri­ma a otros pue­blos. No que­re­mos un esta­do que con­de­na al pue­blo a la mise­ria en favor del inte­rés de unos pocos, sino una Eus­kal Herria inde­pen­dien­te y socia­lis­ta.

En un día como el de hoy no nos pode­mos olvi­dar de lxs mili­tan­tes polí­ticxs que están sufrien­do la cár­cel, la depor­ta­ción o el exi­lio por luchar por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo para Eus­kal Herria, ni tam­po­co de lxs guda­ris caídxs en la lucha. Siga­mos tra­ba­jan­do por estos obje­ti­vos

¡Inde­pen­den­cia, socia­lis­mo y amnis­tía!

Eus­kal Herria, 12 abril 2020


Soli­da­ri­dad con el pue­blo vas­co por par­te de otras nacio­nes a tra­vés de las redes socia­les

Bajo los hash­tag #AberriEguna2020 y #Eus­kalHe­rria­Ba­te­ra
innu­me­ra­bles men­sa­jes inun­dan las redes en las últi­mas horas. El Abe­rri
Egu­na de 2020 es dife­ren­te y así se está inter­pre­tan­do tam­bién en las
redes.

Per­so­nas con­fi­na­das en dis­tin­tas loca­li­da­des vas­cas, algu­nas anó­ni­mas
y otras cono­ci­das, colo­can en sus cuen­tas fotos con la iku­rri­ña, la
ban­de­ra de Nafa­rroa y car­te­les de ela­bo­ra­ción pro­pia.

Des­ta­can igual­men­te men­sa­jes lle­ga­dos des­de fue­ra de Eus­kal Herria. Para­dó­ji­ca­men­te, cuan­do la pobla­ción vas­ca está más «ais­la­da» que nun­ca, lle­ga más poten­te la voz de la soli­da­ri­dad inter­na­cio­na­lis­ta.

Imagen
Des­de los cam­pa­men­tos saha­rauis
Imagen
Ver imagen en Twitter
Car­les Puig­de­mont, des­de el exi­lio se suma a la cele­bra­ción.
Joao Pedro Ste­di­le, del MST de Bra­sil

HERRITAR BATASUNA: LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA ES LA ÚNICA SALIDA

En un exten­so docu­men­to, la orga­ni­za­ción Herri­tar Bata­su­na recuer­da el Día de la Patria Vas­ca, y par­te de un aná­li­sis inter­na­cio­nal para lue­go pro­nun­ciar­se sobre la reali­dad local, todo ello en el mar­co de la actual gue­rra bac­te­rio­ló­gi­ca. Esta es la par­te final del docu­men­to:

Aho­ra y aquí. ¿Qué hacer?

Nos encon­tra­mos en un esta­do de gue­rra, sitio y excep­ción en todo el
pla­ne­ta. En estos momen­tos no es posi­ble hacer gran­des cosas, pero sí
muchas y dife­ren­tes.

En pri­mer lugar, for­mar­se e infor­mar­se debi­da­men­te. Deba­tir entre
noso­tras. Man­te­ner, pro­fun­di­zar, enri­que­cer y mul­ti­pli­car los víncu­los y
rela­cio­nes mili­tan­tes.

Apro­ve­char todas las posi­bi­li­da­des que se pre­sen­tan para poli­ti­zar la
situa­ción, y con ello des­per­tar con­cien­cias. Refor­zar las vie­jas redes de
soli­da­ri­dad y crear nue­vas.

Hacer fren­te, con los medios de que dis­pon­ga­mos, a la repre­sión y
ocu­pa­ción mili­tar.

Hacer pro­pa­gan­da y agi­ta­ción en las fábri­cas, orga­ni­zar asam­bleas obre­ras,
jun­tar­se con las com­pa­ñe­ras para hablar, deba­tir sobre lo qué se pue­de
hacer…

No tra­gar­se la sar­ta de men­ti­ras y medias

ver­da­des de nin­gún Gobierno, ni de la bur­gue­sía, ni de nin­gún poli­ti­qui­llo
pro­fe­sio­nal, ni de nigún medio de (in)comunicación del sis­te­ma. Por el
con­tra­rio, difun­dir ver­da­des revo­lu­cio­na­rias, median­te toda la tec­no­lo­gía
que ten­ga­mos a nues­tro alcan­ce. Pro­te­ger y cola­bo­rar, siem­pre que
poda­mos, con los medios de comu­ni­ca­ción revo­lu­cio­na­rios.

Cui­dar­se y ayu­dar­se mutua­men­te, prac­ti­can­do con­tí­nua­men­te y en todo
momen­to los valo­res y la éti­ca pro­le­ta­ria revo­lu­cio­na­ria.

Inten­si­fi­car y endu­re­cer la lucha con­tra el patriar­ca­do, en todos los ámbi­tos,
sobre todo aho­ra que nos tie­nen con­fi­na­dos en nues­tras casas.

Abrir la puer­ta a la espe­ran­za, no asus­tar­se ni aco­bar­dar­se. Resis­tir, no
ren­dir­se, ense­ñar los dien­tes, y maña­na o pasa­do maña­na gane­mos.

Agu­di­zar inin­te­rrum­pi­da­men­te la con­cien­cia revo­lu­cio­na­ria de cla­se, a la
vez que pre­pa­rar­se para ganar las pró­xi­mas bata­llas de la lucha de cla­ses,
sien­do siem­pre cons­cien­tes de que resul­ta­rá muy difí­cil, duro y dolo­ro­so.
La bur­gue­sía sabe per­fec­ta­men­te a lo que jue­ga y lo que se jue­ga. Y la
oli­gar­quía impe­ria­lis­ta aún más si cabe. Ambas tie­nen una deter­mi­na­ción
abso­lu­ta.

En ese sen­ti­do, que­re­mos recor­dar lo que diji­mos en nues­tro comu­ni­ca­do
ante­rior:

HERRITAR BATASUNA hace un lla­ma­mien­to al Pue­blo Tra­ba­ja­dor
Vas­co, y espe­cial­men­te a la Cla­se Obre­ra Vas­ca para luchar con­tra esta
pan­de­mia impe­ria­lis­ta geno­ci­da, para sal­var todas las vidas posi­bles. Para
ello es impres­cin­di­ble supe­rar el ais­la­mien­to social y el esta­do de shock

que nos quie­ren impo­ner, y no ame­dren­tar­se ante la into­xi­ca­ción
mediá­ti­ca.

Res­pe­tan­do en todo momen­to las medi­das que exi­gen tan­to la salud
per­so­nal como colec­ti­va, tene­mos que tejer redes de soli­da­ri­dad y
auto­de­fen­sa barrio por barrio, pue­blo por pue­blo, fábri­ca por fábri­ca,
para ayu­dar­nos mutua­men­te, para des­ac­ti­var el páni­co y el mie­do, para
hacer fren­te a las medi­das repre­si­vas y a los recor­tes anti­so­cia­les que la
Bur­gue­sía quie­re rea­li­zar, para cons­truir la soli­da­ri­dad de la
tra­ba­ja­do­ras.

Esta lucha será lar­ga y dura, y a nivel mun­dial. No tene­mos duda de
que las tra­ba­ja­do­ras ven­ce­re­mos, des­de Vene­zue­la a Pales­ti­na, de Cuba a
Yemen, de Chi­le a Siria, de Irak a Fili­pi­nas, de Boli­via a Corea. Como ya
hemos mani­fes­ta­do en otras oca­sio­nes, apo­ya­mos el Eje de la Resis­ten­cia
Anti­im­pe­ria­lis­ta, dejan­do meri­dia­na­men­te cla­ro siem­pre que nues­tro
obje­ti­vo es la Revo­lu­ción Socia­lis­ta a nivel mun­dial, en el camino de un
pla­ne­ta libre, sin cla­ses socia­les, ni esta­dos, ni patriar­ca­do.

La prio­ri­dad, en estos momen­tos, es derro­tar en todos los fren­tes al
Impe­ria­lis­mo hege­mó­ni­co yan­qui-sio­nis­ta, antes de que esta­lle la III.
Gue­rra Mun­dial. Y si ese esta­lli­do cri­mi­nal suce­de, ven­cer a los Esta­dos
Uni­dos de Amé­ri­ca y a todos sus saté­li­tes, como en la Segun­da Gue­rra
Mun­dial lo hizo, en Sta­lin­gra­do y Ber­lín, el Ejér­ci­to Rojo de Obre­ros y
Cam­pe­si­nos.

La Bur­gue­sía nos quie­re asus­ta­das y ame­dren­ta­das, ais­la­das y
des­orien­ta­das. Noso­tras debe­mos res­pon­der a esta ofen­si­va neo­fas­cis­ta
con fir­me­za y cora­je, cons­cien­tes y soli­da­rias. En los pró­xi­mos días
tene­mos que seguir tra­ba­jan­do y luchan­do con­tra esta ofen­si­va cri­mi­nal de
la Bur­gue­sía Impe­ria­lis­ta.

Eus­kal Herria es un peque­ño país en este con­flic­to pla­ne­ta­rio
gigan­te, pero esta­mos segu­ras de que el Pro­le­ta­ria­do Revo­lu­cio­na­rio
V asco cum­pli­rá con su deber: luchar con­tra el Impe­ria­lis­mo, para
cons­truir el Esta­do Socia­lis­ta Vas­co.

Para fina­li­zar, que­re­mos mos­trar nues­tra adhe­sión a la cam­pa­ña que la
orga­ni­za­ción de jóve­nes GKS está lle­van­do a cabo, a la vez que hace­mos
un lla­ma­mien­to a que el día del Abe­rri Egu­na lo cele­bre­mos a tra­vés de las
ven­ta­nas y bal­co­nes de nues­tras casas, bajo la siguien­te con­sig­na:

KLASE INDEPENDENTZIAZ, NAZIO INDEPENDENTZIA: LANGILEON EUSKAL HERRIA!
GORA NAFARROAKO EUSKAL ERREPUBLIKA SOZIALISTA!

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *