El Gobierno espa­ñol ras­trea las redes para com­pro­bar dis­cur­sos “peli­gro­sos” – La otra Andalucía

Cui­da­do con lo que dices en las redes socia­les. El minis­tro del Inte­rior, Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka, ha afir­ma­do que el Gobierno está hacien­do una moni­to­ri­za­ción ( o sea un ras­treo y che­king) de las redes socia­les “con el fin de com­pro­bar algu­nos dis­cur­sos que pue­den ser peli­gro­sos o delic­ti­vos”, así como con las “cam­pa­ñas de des­in­for­ma­ción”. En nin­gún momen­to ha espe­ci­fi­ca­do que entien­de el gobierno por “des­in­for­ma­ción”.

Refe­ren­cias a la liber­tad de expre­sión, sin duda una de las víc­ti­ma del Covid-19, se pue­de encon­trar en los pri­me­ros docu­men­tos de dere­chos huma­nos. La Decla­ra­ción de Dere­chos de Ingla­te­rra de 1689 esta­ble­ció legal­men­te el dere­cho cons­ti­tu­cio­nal de “liber­tad de expre­sión en el Par­la­men­to” que toda­vía está vigen­te.​La Decla­ra­ción de los Dere­chos del Hom­bre y del Ciu­da­dano, adop­ta­da duran­te la Revo­lu­ción Fran­ce­sa en 1789, afir­mó espe­cí­fi­ca­men­te la liber­tad de expre­sión como un dere­cho inalienable.

“Son las pro­pias pla­ta­for­mas, siguien­do sus pro­to­co­los de actua­ción, las que acuer­dan la reti­ra­da, no es el Gobierno, ni el Minis­te­rio del Inte­rior ni las Fuer­zas y Cuer­pos de Segu­ri­dad”, ha pre­ci­sa­do este sába­do Mar­las­ka en rue­da de pren­sa tele­má­ti­ca des­de La Mon­cloa. Pero es el gobierno el que ras­trea y avi­sa a las pla­ta­for­mas de los men­sa­jes que con­si­de­ra inadecuados.

El minis­tro para dar una apa­rien­cia de res­pe­to a la liber­tad de opi­nión ha resal­ta­do que la crí­ti­ca “es la base del Esta­do de Dere­cho”. “Nos enri­que­ce y nos for­ta­le­ce a todos, no hay nin­gu­na limi­ta­ción a la crí­ti­ca”, ha sen­ten­cia­do. Sal­vo el cri­te­rio del pro­pio gobierno español.

El con­trol de las redes socia­les vie­ne de atrás ya que el Gobierno pro­vi­sio­nal de Pedro Sán­chez apro­bó con el apo­yo de Uni­das Pode­mos la Ley de Segu­ri­dad Digi­tal, la Mor­da­za Digi­tal, apli­ca­ble masi­va­men­te a dis­po­si­ti­vos, ser­vi­cios, usua­rios y sitios on-line y electrónicos. 

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

Latest posts by Fran­cis­co Víl­chez (see all)

(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “facebook-jssdk”));(function(d, s, id){
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js​.id = id;
js.src = «https://​con​nect​.face​book​.net/​e​n​_​U​S​/​s​d​k​.​j​s​#​x​f​b​m​l​=​1​&​v​e​r​s​i​o​n​=​v​2.6»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(docu­ment, “script”, “face­book-jssdk”));

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.