Chi­le. Covid-19: cómo los hal­co­nes del PIB tie­nen secues­tra­da la polí­ti­ca sani­ta­ria

Vic­tor Herre­ro A., Maxi­mi­liano Alar­cón G. y Cami­lo Solís /​Resu­men Lati­no­ame­ri­cano /​11 de abril de 2020

Esta vez no se tra­ta de enar­bo­lar el famo­so lema de ‘es la eco­no­mía, estú­pi­do’, sino que de cómo los hal­co­nes del gobierno y de las gran­des empre­sas tra­tan de man­te­ner el PIB a flo­te a cos­ta de la situa­ción sani­ta­ria.

El 3 de mar­zo se con­fir­mó el pri­mer caso de Coro­na­vi­rus en nues­tro país, un médi­co de Tal­ca que había regre­sa­do lue­go de un via­je por el Sudes­te asiá­ti­co. 

Cator­ce días des­pués, cuan­do en Chi­le habían 201 casos con­fir­ma­dos de Covid-19 y nin­gún muer­to, la aero­lí­nea Latam, que en 2018 obtu­vo ganan­cias por 182 millo­nes de dóla­res, pidió un res­ca­te finan­cie­ro al Esta­do.

“Esta es la cri­sis más gran­de que ha habi­do en la indus­tria aérea a nivel mun­dial, todas las líneas aéreas del mun­do van a nece­si­tar apo­yo de sus gobier­nos para salir ade­lan­te”, afir­mó a Chi­le­vi­sión Rober­to Alvo, CEO de la empre­sa que duran­te años tuvo entre sus mayo­res accio­nis­tas al actual man­da­ta­rio Sebas­tián Piñe­ra.

La rapi­dez con la que uno de los gran­des títu­los del IPSA de la Bol­sa de San­tia­go salió a pedir un res­ca­te esta­tal refle­ja el nudo gor­diano que enfren­ta la eco­no­mía chi­le­na –pero tam­bién la glo­bal– en la actual cri­sis sani­ta­ria que azo­ta a gran par­te del mun­do: ¿qué es más impor­tan­te,: res­guar­dar el cre­ci­mien­to y la esta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, o apos­tar por endeu­dar­se para garan­ti­zar la salud y super­vi­ven­cia de la pobla­ción? 

Se tra­ta pro­ba­ble­men­te de una dis­yun­ti­va que las eco­no­mías occi­den­ta­les, y la chi­le­na, no vivían des­de el crash bur­sá­til de 1929 y la con­si­guien­te ‘Gran Depre­sión’ de los años 30 del siglo pasa­do. Hace dos días, la pro­pia direc­to­ra geren­te del Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal (FMI), Kris­ta­li­na Geor­gie­va, ase­gu­ró que el mun­do enfren­ta “la peor caí­da eco­nó­mi­ca des­de la Gran Depre­sión”.

Mien­tras en muchos paí­ses del mun­do se ha comen­za­do a refle­xio­nar sobre qué cara ten­drá el capi­ta­lis­mo post Covid-19, en Chi­le los gran­des empre­sa­rios y gran par­te del gobierno están apos­tan­do a que todo siga igual. Eso, al menos, se des­pren­de, de una serie de decla­ra­cio­nes de las últi­mas sema­nas.

Los hal­co­nes del PIB

El miér­co­les el dia­rio El Mer­cu­rio infor­mó que el gobierno se abría a la posi­bi­li­dad de apo­yar e inclu­so a res­ca­tar a gran­des empre­sas chi­le­nas que se han vis­to cada vez más afec­ta­das por el des­plo­me en el con­su­mo (que equi­va­le a cer­ca de 60% del Pro­duc­to Interno Bru­to).

“Con­sul­ta­do este jue­ves sobre la posi­bi­li­dad de ayu­da a estas fir­mas gran­des, el minis­tro de Hacien­da, Igna­cio Brio­nes, dijo que ‘son casos que hay que ver uno a uno”», publi­có ese dia­rio. 

Pero lo cier­to es que, des­de el comien­zo de esta pan­de­mia, tan­to los voce­ros de las gran­des empre­sas como el gobierno se han preo­cu­pa­do por man­te­ner a la eco­no­mía andan­do. Esto a pesar de que todas las gran­des orga­ni­za­cio­nes mun­dia­les pre­vén una fuer­te rece­sión –si bien rela­ti­va­men­te cor­ta– para la eco­no­mía mun­dial.

En el caso de Chi­le, el Ban­co Cen­tral pro­yec­tó el 1 de abril una con­trac­ción de entre 1,5% y 2,5% para 2020, con un repun­te espe­ra­do de entre 3,8% y 4,8% para el pró­xi­mo año. Sin embar­go, las pro­yec­cio­nes son sólo eso, y la evo­lu­ción del coro­na­vi­rus bien podría cam­biar estas cifras, para bien o para mal.

Con los nue­vos anun­cios de res­ca­te fis­cal del gobierno –cuyos recur­sos pro­vie­nen en gran par­te de apre­tar aún más el cin­tu­rón de las par­ti­das públi­cas en edu­ca­ción y otros ámbi­tos socia­les – , el esfuer­zo alcan­za un 6,7% del PIB, según fuen­tes infor­ma­das del gobierno.

Si bien es un aumen­to con­si­de­ra­ble fren­te al 4,7% del PIB que sig­ni­fi­ca­ba el paque­te fis­cal anun­cia­do hace algu­nas sema­nas, aún está muy por detrás de muchos paí­ses de la Orga­ni­za­ción para la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE), que están invir­tien­do 20% o más de su PIB en con­te­ner la cri­sis, como es el caso de Ale­ma­nia, Fran­cia, Espa­ña o Ita­lia.

¿No será el momen­to de polí­ti­cas key­ne­sia­nas, aque­llas que favo­re­cen una gran expan­sión del gas­to públi­co en épo­cas de cri­sis? Algu­nos per­so­ne­ros en el gobierno dicen que sí, y pien­san que se pue­den hacer esfuer­zos fis­ca­les aún mayo­res.

“Hay quie­nes dicen que hay que mirar más la eco­no­mía que la salud públi­ca. La eco­no­mía se va a resen­tir con cua­ren­te­na o sin cua­ren­te­na. Por­que si tú no haces nada, la gen­te se va a enfer­mar y no va a poder ir a tra­ba­jar y peor aún, la gen­te va a morir. Cual­quie­ra de las alter­na­ti­vas va a resen­tir a la eco­no­mía”, dice Fabián Duar­te de la Facul­tad de Eco­no­mía y Nego­cios de la Uni­ver­si­dad de Chi­le.

Sin embar­go, la pie­dra de tope han sido, una vez más, varios gran­des empre­sa­rios.

Empre­sa­rios ner­vio­sos

«En los pró­xi­mos meses lo que va a ocu­rrir, que es una dis­cu­sión muy gran­de que está recién par­tien­do, es: ok asu­ma­mos que la pan­de­mia la logra­mos con­tro­lar y gana­mos tiem­po para que lle­gue la vacu­na, pero no pode­mos seguir paran­do la eco­no­mía y, por lo tan­to tene­mos que tomar ries­gos, y esos ries­gos sig­ni­fi­can que va a morir gen­te”», afir­mó hace tres días José Manuel Sil­va de la corre­do­ra de bol­sa Larraín Vial en una entre­vis­ta a La Ter­ce­ra.

Pero el lobby a favor de man­te­ner la eco­no­mía fun­cio­na­do ha esta­do en mar­cha des­de el comien­zo del esta­lli­do viral. El vier­nes 27 de mar­zo, en entre­vis­ta con la radio ADN, Juan Sutil, pre­si­den­te de la CPC, afir­mó que “si para­li­za­mos el país, pasa­mos a ser el país más pobre de Lati­noa­mé­ri­ca nue­va­men­te”.

El eco­no­mis­ta y direc­tor de la Bol­sa de San­tia­go, Jor­ge Qui­roz, advir­tió el 23 de mar­zo al dia­rio onli­ne El Líbe­ro, sobre las con­se­cuen­cias que la pan­de­mia podría tener sobre la eco­no­mía nacio­nal e inter­na­cio­nal. “La eco­no­mía no resis­te, ni siquie­ra sé si resis­te un mes de cua­ren­te­na total (…) ten­go la sen­sa­ción de que algu­nas de estas medi­das se están toman­do en otros paí­ses por­que resul­ta muy caro que la gen­te vea el sis­te­ma de salud colap­sa­do”. 

A la luz de estos deseos, que han sido los mis­mos de Donald Trump en Esta­dos Uni­dos, o los de Boris John­son en Ingla­te­rra –‘man­te­ner la eco­no­mía a flo­te’ – , cabe pre­gun­tar­se si La Mone­da no está copian­do un manual que, has­ta aho­ra, ha demos­tra­do ser fatal en esta cri­sis. Esta­dos Uni­dos se ha con­ver­ti­do en el país con mayo­res con­ta­gios y muer­tes en el mun­do, mien­tras que el Pri­mer Minis­tro bri­tá­ni­co está en cui­da­dos inten­si­vos por el virus.

Man­te­ner la eco­no­mía a flo­te ha sido una preo­cu­pa­ción de muchos paí­ses, no sólo de Chi­le. Pero la pre­gun­ta es cómo lograr­lo.

El lunes que vie­ne, por ejem­plo, se levan­ta­rá la cua­ren­te­na en las comu­nas de Lo Bar­ne­chea, Vita­cu­ra y Pro­vi­den­cia, mien­tras que en Ñuñoa y San­tia­go Cen­tro se man­ten­drá de mane­ra par­cial, y en Puen­te Alto se pon­drá bajo cua­ren­te­na a la mitad de la pobla­ción.

Muchos se pre­gun­tan cuán­to de estas medi­das corres­pon­den a medi­das sani­ta­rias o a intere­ses de gran­des empre­sas de seguir con sus nego­cios. Un ejem­plo que arro­ja dudas es el de la comu­na de Ñuñoa. Mien­tras en la par­te nor­te de esa comu­na se man­tu­vo la cua­ren­te­na –sec­ción que mayo­ri­ta­ria­men­te es habi­ta­cio­nal – , en la par­te sur se levan­tó, zona don­de pre­do­mi­nan indus­trias. Es más, según el dia­rio digi­tal Pau­ta, per­te­ne­cien­te a la Cáma­ra Chi­le­na de la Cons­truc­ción, este rela­ja­mien­to de nor­mas favo­re­ce a varios pro­yec­tos inmo­bi­lia­rios, entre ellos un mall de Álva­ro Saieh, el mul­ti­mi­llo­na­rio due­ño de Cope­sa.

“Es impor­tan­te con­si­de­rar que cuan­do des­de el mun­do empre­sa­rial y del gobierno lla­man a cui­dar la eco­no­mía, están hablan­do de la tasa de ganan­cia de los prin­ci­pa­les gru­pos eco­nó­mi­cos, eso es lo que se está res­guar­dan­do”, afir­ma Mar­co Kre­mer­man, inves­ti­ga­dor de la Fun­da­ción Sol.

Inter­fe­ren­cia*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *