¿Qué medi­ca­men­tos pro­du­ce e inves­ti­ga Bio­Cu­ba­Far­ma en la lucha con­tra la COVID-19?

Cuba, Orfi­lio Peláez, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 10 de abril del 2020

Para cono­cer cómo mar­chan las
inves­ti­ga­cio­nes cien­tí­fi­cas cen­tra­das en la bús­que­da de nue­vos pro­duc­tos
para enfren­tar la covid-19 y el empleo con el mis­mo fin de otros ya
desa­rro­lla­dos en el país, Gran­ma obtu­vo las siguien­tes decla­ra­cio­nes del doc­tor Eduar­do Mar­tí­nez Díaz, pre­si­den­te del Gru­po Empre­sa­rial Bio­Cu­ba­Far­ma:

–¿Que ha esta­do hacien­do la indus­tria bio­tec­no­ló­gi­ca y far­ma­céu­ti­ca cuba­na para enfren­tar la covid-19?

–Nues­tro Gru­po Empre­sa­rial dis­po­ne de un plan espe­cí­fi­co con cua­tro com­po­nen­tes fun­da­men­ta­les que son:

Sumi­nis­tro de los medi­ca­men­tos que for­man par­te del pro­to­co­lo del Minis­te­rio de Salud Públi­ca (Min­sap) para la covid-19.

Acti­vi­dad de Inves­ti­ga­ción-Desa­rro­llo para apor­tar nue­vos pro­duc­tos y cono­ci­mien­tos al com­ba­te con­tra este virus.

Coope­ra­ción con otros paí­ses en el sumi­nis­tro de medi­ca­men­tos para luchar con­tra la pan­de­mia.

Plan de medi­das inter­nas en nues­tras empre­sas para pro­te­ger a los
tra­ba­ja­do­res y garan­ti­zar las ope­ra­cio­nes en las actua­les
cir­cuns­tan­cias.

–¿Cuan­tos pro­duc­tos sumi­nis­tra en la actua­li­dad Bio­Cu­ba­Far­ma al pro­to­co­lo cubano de enfren­ta­mien­to a la covid-19?

–En un ini­cio se defi­nie­ron 22 medi­ca­men­tos, varios anti­vi­ra­les
enca­be­za­dos por el Inter­fe­rón y un gru­po impor­tan­te de fár­ma­cos de uso
hos­pi­ta­la­rio para los pacien­tes en las dife­ren­tes fases, inclui­do el
esta­do gra­ve y crí­ti­co. Actual­men­te con­ta­mos con exis­ten­cias de ellos
para miles de pacien­tes y con­ti­nua­mos for­ta­le­cien­do las capa­ci­da­des
pro­duc­ti­vas.

«Tam­bién las empre­sas de Bio­Cu-baFar­ma se han incor­po­ra­do a la
pro­duc­ción de naso­bu­cos y pro­duc­tos higie­ni­zan­tes como jabo­nes
medi­ci­na­les, solu­ción de hipo­clo­ri­to, solu­cio­nes hidro­al­cohó­li­cas, etc.

«Igual­men­te, a par­tir de las capa­ci­da­des de nues­tras fábri­cas de
equi­pos y dis­po­si­ti­vos, en coor­di­na­ción con otras empre­sas del país y
tra­ba­ja­do­res por cuen­ta pro­pia, tra­ba­ja­mos en la repa­ra­ción de
equi­pa­mien­tos muy impor­tan­tes para enfren­tar esta pan­de­mia, como los
ven­ti­la­do­res pul­mo­na­res, mien­tras esta­mos fabri­can­do medios indi­vi­dua­les
de pro­tec­ción, fun­da­men­tal­men­te más­ca­ras res­pi­ra­do­ras con fil­tros,
vise­ras, gafas y tra­jes».

–¿Cuá­les son los avan­ces cien­tí­fi­cos más sig­ni­fi­ca­ti­vos?

–Des­de un ini­cio crea­mos en Bio­Cu­ba­Far­ma un gru­po de tra­ba­jo y se
acti­va­ron las comi­sio­nes del Con­se­jo Cien­tí­fi­co, enfo­ca­das en la lucha
con­tra la epi­de­mia. Una de las tareas per­ma­nen­tes ha sido la bús­que­da
de infor­ma­ción, el estu­dio de las carac­te­rís­ti­cas del virus y el
com­por­ta­mien­to de la pan­de­mia en gene­ral.

«El pro­ce­sa­mien­to de la infor­ma­ción nos ha per­mi­ti­do, en un perio­do
de tiem­po rela­ti­va­men­te cor­to, hacer pro­pues­tas de uso de medi­ca­men­tos
para su incor­po­ra­ción en el pro­to­co­lo o para su eva­lua­ción clí­ni­ca
ini­cial.

«Hoy sabe­mos que una vez ocu­rri­da la infec­ción con el sars – CoV‑2, los pacien­tes pue­den tomar dos cami­nos dife­ren­tes:

El 80 % de las per­so­nas que se infec­tan pasan la enfer­me­dad de for­ma leve o asin­to­má­ti­ca.

El 20 % pre­sen­tan com­pli­ca­cio­nes y pasan a un esta­do de gra­ve o
crí­ti­co. Lamen­ta­ble­men­te la leta­li­dad pro­me­dio a nivel mun­dial está por
enci­ma del 5 % y en algu­nos paí­ses sobre­pa­sa el 10 %.

«La dife­ren­cia entre el gru­po 1 y 2 está fun­da­men­tal­men­te en el
esta­do inmu­no­ló­gi­co de las per­so­nas infec­ta­das. Se cono­ce que los casos
gra­ves lle­gan a tener 60 veces mayor car­ga viral que los leves. Esto
ocu­rre por­que las per­so­nas con el sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co débil no
res­pon­den de inme­dia­to a la infec­ción y este virus, que tie­ne una alta
capa­ci­dad de repli­ca­ción, alcan­za altos nive­les de copias.

«Asi­mis­mo, han podi­do defi­nir­se varios gru­pos de ries­go que tie­nen en
común la debi­li­dad en su sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co y, por lo tan­to, son más
vul­ne­ra­bles a tener com­pli­ca­cio­nes cuan­do se infec­tan con el nue­vo
coro­na­vi­rus.

«Estos gru­pos de ries­gos son las per­so­nas mayo­res de 60 años,
per­so­nas inmu­no­de­pri­mi­das, pacien­tes dia­bé­ti­cos, con cán­cer,
hiper­ten­sos, etc.

«Ante este esce­na­rio, nos cen­tra­mos en poder dis­po­ner de medi­ca­men­tos
para for­ta­le­cer el sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co de las per­so­nas vul­ne­ra­bles,
medi­ca­men­tos con efec­to anti­vi­ral y fár­ma­cos para evi­tar la muer­te de
los pacien­tes gra­ves y crí­ti­cos.

«Duran­te las últi­mas sema­nas se han inclui­do en el pro­to­co­lo de la
covid-19, la Bio­mo­du­li­na t y el Fac­tor de Trans­fe­ren­cia, dos
medi­ca­men­tos que for­ta­le­cen el sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co. Tam­bién se está
pro­du­cien­do una varian­te de inter­fe­rón para su uso por vía nasal, el
cual será uti­li­za­do de for­ma pre­ven­ti­va con igual pro­pó­si­to.

«Por otra par­te, ya se están eva­luan­do dos vacu­nas de amplio espec­tro
para esti­mu­lar el sis­te­ma inmu­ne inna­to. Son vacu­nas de nue­vo tipo en
las que hemos esta­do tra­ba­jan­do con el obje­ti­vo, pre­ci­sa­men­te, de
‘‘entre­nar’’ al sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co de per­so­nas sus­cep­ti­bles a
infec­cio­nes vira­les.

«Tales pro­duc­tos per­mi­ten pre­pa­rar a las per­so­nas para que, una vez
infec­ta­das, desa­rro­llen una res­pues­ta inmu­no­ló­gi­ca más efec­ti­va. Estas
vacu­nas podrían ser incor­po­ra­das pró­xi­ma­men­te en el pro­to­co­lo de lucha
con­tra la covid-19».

–¿Qué están hacien­do para tra­tar de evi­tar la muer­te de los pacien­tes en esta­do crí­ti­co o gra­ve?

–Como men­cio­né ante­rior­men­te, los pacien­tes gra­ves lle­gan a tener una
car­ga viral 60 veces mayor que aque­llos con un desa­rro­llo leve de la
enfer­me­dad. Esa alta car­ga viral pro­du­ce una res­pues­ta en el orga­nis­mo,
que con­du­ce a lo que se le lla­ma «tor­men­ta de cito­qui­nas», pro­vo­can­do un
pro­ce­so de hiper­in­fla­ma­ción que agra­va el esta­do de los pacien­tes.

«A par­tir de estas infor­ma­cio­nes se han estu­dia­do en deta­lle los
meca­nis­mos mole­cu­la­res y hemos iden­ti­fi­ca­do medi­ca­men­tos con capa­ci­dad
de fre­nar esta ‘‘tor­men­ta de cito­qui­nas’’, que pue­de cau­sar la muer­te a
los pacien­tes en un perio­do bre­ve de tiem­po.

«De igual for­ma, le pro­pu­si­mos al gru­po de exper­tos del Min­sap dos
medi­ca­men­tos para su uso en los pacien­tes gra­ves y crí­ti­cos. Des­pués de
un aná­li­sis rigu­ro­so se apro­bó su eva­lua­ción de for­ma con­tra­la­da. Vale
resal­tar que estos medi­ca­men­tos tie­nen una pro­ba­da segu­ri­dad
far­ma­co­ló­gi­ca y evi­den­cias de efi­ca­cia en otras enfer­me­da­des en estu­dio.

«Has­ta la fecha los refe­ri­dos fár­ma­cos ya han sido usa­dos en varios
pacien­tes con la covid-19 y comen­za­mos a ver resul­ta­dos alen­ta­do­res,
aun­que por supues­to, tene­mos que espe­rar a tener más evi­den­cias para
afir­mar que los pro­duc­tos están tenien­do el efec­to desea­do y por lo
tan­to sal­van­do vidas».

–¿He leí­do algu­nas noti­cias que plan­tean que los inter­fe­ro­nes no tie­nen una demos­tra­ción clí­ni­ca para su uso en la covid-19?

–Nin­guno de los pro­duc­tos que hoy se uti­li­za mun­dial­men­te en el
tra­ta­mien­to de la covid-19 tie­ne evi­den­cia clí­ni­ca demos­tra­da en un
estu­dio con­tro­la­do. O sea, no se ha teni­do tiem­po para rea­li­zar ensa­yos
clí­ni­cos con todo el rigor nece­sa­rio, que per­mi­ta eva­luar la efi­ca­cia de
algún medi­ca­men­to espe­cí­fi­co en esta pan­de­mia.

«Se han plan­tea­do y apro­ba­do por las auto­ri­da­des regu­la­to­rias de los
paí­ses a nivel mun­dial una gran can­ti­dad de medi­ca­men­tos. Noso­tros lo
esta­mos hacien­do tam­bién. Por ejem­plo, cada pro­pues­ta de nues­tros
cien­tí­fi­cos la ana­li­za­mos en el Gru­po de Tra­ba­jo de Bio­Cu­ba­Far­ma y
pos­te­rior­men­te se pre­sen­ta a un gru­po de exper­tos en el Min­sap, en el
cual par­ti­ci­pa Cec­med y el Cen­tro Coor­di­na­dor de Estu­dios Clí­ni­cos
(Cen­cec), don­de se aprue­ba.

«Hemos esta­ble­ci­do meca­nis­mos espe­cia­les para la rápi­da eva­lua­ción y apro­ba­ción de los pro­to­co­los, man­te­nien­do un alto rigor.

«En el caso del Inter­fe­rón Alfa 2b Humano Recom­bi­nan­te, pro­du­ci­do en
nues­tro país, está inclui­do en el pro­to­co­lo de tra­ta­mien­to a la
covid-19, jun­to a otros anti­vi­ra­les quí­mi­cos. El inter­fe­rón es
impor­tan­te para que el orga­nis­mo com­ba­ta al virus por la acti­va­ción del
sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co y acti­va­ción de los meca­nis­mos de inhi­bi­ción de la
repli­ca­ción viral.

«Sabe­mos que des­de el ini­cio de la epi­de­mia en Chi­na, el Inter­fe­rón
fue incor­po­ra­do en el pro­to­co­lo de tra­ta­mien­to. A par­tir de los
resul­ta­dos que se fue­ron obte­nien­do, este medi­ca­men­to fue reco­men­da­do
por un con­sen­so de exper­tos y pasó a for­mar par­te de las guías
tera­péu­ti­cas que se fue­ron apro­ban­do, no solo en Chi­na, sino tam­bién en
otros paí­ses.

«Para el caso par­ti­cu­lar de Cuba, el empleo de este medi­ca­men­to en la
epi­de­mia de la covid-19 mues­tra resul­ta­dos muy posi­ti­vos en lo refe­ri­do
a evi­tar que los pacien­tes evo­lu­cio­nen a la gra­ve­dad».

–¿Están tra­ba­jan­do en vacu­nas pre­ven­ti­vas espe­cí­fi­cas para este virus?

–Según la lite­ra­tu­ra espe­cia­li­za­da no se cono­ce la mag­ni­tud de los
pacien­tes infec­ta­dos asin­to­má­ti­cos. Estos pacien­tes son una de las
cau­sas fun­da­men­ta­les de la expan­sión de la epi­de­mia, de ahí la
impor­tan­cia de la pes­qui­sa acti­va para iden­ti­fi­car­los y ais­lar­los.

«Hoy se plan­tea que en esta epi­de­mia habrá que vivir con­te­nien­do las
trans­mi­sio­nes para ir mane­jan­do la situa­ción has­ta que se logre una
vacu­na pre­ven­ti­va espe­cí­fi­ca. Ya han repor­ta­do la exis­ten­cia de 60
can­di­da­tos de vacu­nas a nivel mun­dial y dos comen­za­ron prue­bas en
huma­nos.

«Noso­tros tam­bién esta­mos enfo­ca­dos en el desa­rro­llo de vacu­nas
pre­ven­ti­vas espe­cí­fi­cas para este virus. Tene­mos el dise­ño de cua­tro
can­di­da­tos y se tra­ba­ja ace­le­ra­da­men­te para en el menor tiem­po posi­ble
ini­ciar las eva­lua­cio­nes en mode­los ani­ma­les».

–¿Tam­bién tra­ba­jan en el desa­rro­llo de sis­te­mas diag­nós­ti­co?

–Si, como se cono­ce, la prue­ba de pcr (siglas en inglés de Reac­ción
en Cade­na de la Poli­me­ra­sa) en tiem­po real es la fun­da­men­tal para
con­fir­mar los por­ta­do­res del virus. Se han desa­rro­lla­do sis­te­mas
diag­nós­ti­cos rápi­dos para medir los anti­cuer­pos, que se pro­du­cen duran­te
la infec­ción.

«Noso­tros esta­mos tra­ba­jan­do en el desa­rro­llo de un sis­te­ma tipo Eli­sa (acró­ni­mo del inglés Enzy­me-Lin­ked Immu­no­Sor­bent Assay: ‘‘ensa­yo por inmu­no­ab­sor­ción liga­do a enzi­mas’’) basa­do en la tec­no­lo­gía del Sis­te­ma Ultra­mi­cro­ana­lí­ti­co (suma), que podría estar dis­po­ni­ble en las pró­xi­mas sema­nas. Real­men­te es un reto tener el sis­te­ma mon­ta­do y vali­da­do en tan poco tiem­po, pero labo­ra­mos inten­sa­men­te par­ta lograr­lo».

Toma­do de Gran­ma

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *