MARULANDA Y LAS FARC PARA PRINCIPIANTES

Aquí, des­car­gue y lea «Maru­lan­da y las FARC para prin­ci­pian­tes» en for­ma­to .pdf

Una antor­cha alum­bran­do con sus lla­mas en la oscu­ra noche de la mani­pu­la­ción y el enga­ño. Eso es MARULANDA Y LAS FARC PARA PRINCIPIANTES. Un cues­tio­na­mien­to a la men­ti­ra que ha pre­ten­di­do ter­gi­ver­sar la his­to­ria de una ges­ta insur­gen­te que tie­ne como alma el anhe­lo del pue­blo, el sue­ño de jus­ti­cia y liber­tad de los humildes.

La obra rei­vin­di­ca la vigen­cia y la legi­ti­mi­dad de la lucha arma­da como un dere­cho inalie­na­ble de los pue­blos a rebe­lar­se con­tra regí­me­nes tirá­ni­cos y terroristas.

Una lega­li­dad impues­ta por la cla­se domi­nan­te, como expre­sión de la vio­len­cia del poder, solo exci­ta a los que con­ci­ben patria como huma­ni­dad, a derri­bar­la a tra­vés del subli­me acto de la rebe­lión, con­ca­te­na­da con la movi­li­za­ción de pue­blos. Luchar por la dig­ni­dad, por la sobe­ra­nía, por una patria jus­ta y en paz, no es deli­to; es un dere­cho con­sa­gra­do por la legitimidad.

El rela­to de Sal­ga­ri es como el Atra­to (río colom­biano) de cau­ce polí­ti­co e ideo­ló­gi­co pro­fun­do, que se expla­ya, que des­bor­da sus ori­llas, para dar­le con­tex­to a una his­to­ria de resis­ten­cia heroi­ca, y tam­bién arti­cu­la­ción con la cau­sa anti­ca­pi­ta­lis­ta mun­dial. Es un ir y venir sobre la línea del tiem­po en bus­ca de con­tex­to y expli­ca­ción, que sin per­der el aci­mut, logra el pro­pó­si­to de deve­lar el esplen­dor de la ver­dad de una lucha justa.

Es una narra­ción extra­or­di­na­ria, didác­ti­ca, que bien la pue­den abor­dar exper­tos o ini­cia­dos. No se que­da en la des­crip­ción: apun­ta a las cau­sas de los fenó­me­nos que abor­da. La pasión acom­pa­ña el plan­tea­mien­to; sale en defen­sa de los opri­mi­dos y fus­ti­ga la vio­len­cia ins­ti­tu­cio­na­li­za­da, des­de la con­quis­ta, pasan­do por los hitos his­tó­ri­cos de los des­afue­ros del poder, como la masa­cre de las bana­ne­ras, el mag­ni­ci­dio de Gai­tán, la épo­ca de la vio­len­cia que se lle­vó la vida de 300 mil colom­bia­nos, la agre­sión mili­tar a Mar­que­ta­lia, el geno­ci­dio de la Unión Patrió­ti­ca con más de 5 mil muer­tos, el Plan Colom­bia, el para­mi­li­ta­ris­mo de Esta­do, las masa­cres, los “fal­sos posi­ti­vos”, las fosas comu­nes, el des­pla­za­mien­to for­zo­so, la cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta, la tor­tu­ra, la des­apa­ri­ción y el encar­ce­la­mien­to, y esa vio­len­cia sor­da y ase­si­na que es la polí­ti­ca neoliberal.

Iván Már­quez – Direc­ción Nacio­nal de las FARC-EP

Sour­ce link 

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.