MARULANDA Y LAS FARC PARA PRINCIPIANTES

Aquí, des­car­gue y lea «Maru­lan­da y las FARC para prin­ci­pian­tes» en for­ma­to .pdf

Una antor­cha alum­bran­do con sus lla­mas en la oscu­ra noche de la mani­pu­la­ción y el enga­ño. Eso es MARULANDA Y LAS FARC PARA PRINCIPIANTES. Un cues­tio­na­mien­to a la men­ti­ra que ha pre­ten­di­do ter­gi­ver­sar la his­to­ria de una ges­ta insur­gen­te que tie­ne como alma el anhe­lo del pue­blo, el sue­ño de jus­ti­cia y liber­tad de los humil­des.

La obra rei­vin­di­ca la vigen­cia y la legi­ti­mi­dad de la lucha arma­da como un dere­cho inalie­na­ble de los pue­blos a rebe­lar­se con­tra regí­me­nes tirá­ni­cos y terro­ris­tas.

Una lega­li­dad impues­ta por la cla­se domi­nan­te, como expre­sión de la vio­len­cia del poder, solo exci­ta a los que con­ci­ben patria como huma­ni­dad, a derri­bar­la a tra­vés del subli­me acto de la rebe­lión, con­ca­te­na­da con la movi­li­za­ción de pue­blos. Luchar por la dig­ni­dad, por la sobe­ra­nía, por una patria jus­ta y en paz, no es deli­to; es un dere­cho con­sa­gra­do por la legi­ti­mi­dad.

El rela­to de Sal­ga­ri es como el Atra­to (río colom­biano) de cau­ce polí­ti­co e ideo­ló­gi­co pro­fun­do, que se expla­ya, que des­bor­da sus ori­llas, para dar­le con­tex­to a una his­to­ria de resis­ten­cia heroi­ca, y tam­bién arti­cu­la­ción con la cau­sa anti­ca­pi­ta­lis­ta mun­dial. Es un ir y venir sobre la línea del tiem­po en bus­ca de con­tex­to y expli­ca­ción, que sin per­der el aci­mut, logra el pro­pó­si­to de deve­lar el esplen­dor de la ver­dad de una lucha jus­ta.

Es una narra­ción extra­or­di­na­ria, didác­ti­ca, que bien la pue­den abor­dar exper­tos o ini­cia­dos. No se que­da en la des­crip­ción: apun­ta a las cau­sas de los fenó­me­nos que abor­da. La pasión acom­pa­ña el plan­tea­mien­to; sale en defen­sa de los opri­mi­dos y fus­ti­ga la vio­len­cia ins­ti­tu­cio­na­li­za­da, des­de la con­quis­ta, pasan­do por los hitos his­tó­ri­cos de los des­afue­ros del poder, como la masa­cre de las bana­ne­ras, el mag­ni­ci­dio de Gai­tán, la épo­ca de la vio­len­cia que se lle­vó la vida de 300 mil colom­bia­nos, la agre­sión mili­tar a Mar­que­ta­lia, el geno­ci­dio de la Unión Patrió­ti­ca con más de 5 mil muer­tos, el Plan Colom­bia, el para­mi­li­ta­ris­mo de Esta­do, las masa­cres, los “fal­sos posi­ti­vos”, las fosas comu­nes, el des­pla­za­mien­to for­zo­so, la cri­mi­na­li­za­ción de la pro­tes­ta, la tor­tu­ra, la des­apa­ri­ción y el encar­ce­la­mien­to, y esa vio­len­cia sor­da y ase­si­na que es la polí­ti­ca neo­li­be­ral.

Iván Már­quez – Direc­ción Nacio­nal de las FARC-EP

Sour­ce link

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *