Chi­le. Los paque­tes eco­nó­mi­cos del gobierno en la abso­lu­ta oscu­ri­dad: ¿Cómo, cuán­do, a quié­nes les lle­ga­rán los beneficios?

Ser­gio Aran­ci­bia*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 11 de abril de 2020.-

El régi­men anun­ció recien­te­men­te un segun­do paque­te de medi­das enca­mi­na­das a pre­ser­var los ingre­sos de los sec­to­res más vul­ne­ra­bles de la pobla­ción, enten­dien­do por tales a los tra­ba­ja­do­res infor­ma­les, los tra­ba­ja­do­res por cuen­ta pro­pia, los tra­ba­ja­do­res a con­tra­ta y muchos de los tra­ba­ja­do­res de las pymes.

No se sabe si este segun­do plan sus­ti­tu­ye o com­ple­men­ta el plan ante­rior, lla­ma­do Covid 19, que ofre­cía 50 mil pesos por hogar (59 dóla­res). No hay has­ta el momen­to, res­pec­to a ese pri­mer paque­te de medi­das, sufi­cien­te infor­ma­ción sobre cuál es el uni­ver­so de per­so­nas a las cua­les va a lle­gar esa ayu­da de 50 mil pesos, ni cómo van a ser selec­cio­na­dos, ni cómo será el meca­nis­mo de pago.

Lo mis­mo suce­de con este segun­do paque­te: se anun­cia que exis­ten 2 mil millo­nes de dóla­res para finan­ciar­lo, los cua­les se saca­rían de la reasig­na­ción de los fon­dos ya com­pro­me­ti­dos en el pre­su­pues­to de la nación del pre­sen­te año, lo cual sig­ni­fi­ca, en buen roman­ce, que no tie­nen la pla­ta en la mano, ni saben bien qué acti­vi­da­des o qué minis­te­rios que­da­rán con menos recur­sos que los defi­ni­dos ini­cial­men­te. Si lo supie­ran lo habrían dicho. Si lo saben, es nece­sa­rio que la ciu­da­da­nía esté tam­bién infor­ma­da de ello.

Ade­más, esa can­ti­dad, divi­di­da por los 2 millo­nes 600 mil per­so­nas – que se supo­nen deben ser bene­fi­cia­dos – arro­ja un pro­me­dio apro­xi­ma­do de 600 mil pesos per capi­ta. ¿Eso será el mon­to para tres meses? ¿O has­ta que ter­mi­ne la emer­gen­cia ¿O has­ta el pró­xi­mo paque­te de medidas?

¿Y cómo se cana­li­za­rá esa ayu­da? ¿Como se selec­cio­na­rán los bene­fi­cia­dos? ¿Cuán­to será el mon­to de ayu­da que reci­bi­rá cada per­so­na o cada hogar? ¿Cuál será el meca­nis­mo para cana­li­zar esa ayu­da? ¿Será en efec­ti­vo? ¿Será en espe­cies ali­men­ti­cias? ¿Se hará a tra­vés de los ban­cos? ¿A tra­vés de la tar­je­ta RUT del Ban­coEs­ta­do? ¿Por cuán­to tiem­po? ¿Los bene­fi­cia­dos del Covid 19 podrán ser bene­fi­cia­dos tam­bién de este nue­vo plan de apoyo?

La fal­ta de res­pues­ta a estos muchos inte­rro­gan­tes pone de mani­fies­to que el Gobierno actúa con un alto gra­do de impro­vi­sa­ción y/​o de fal­ta de trans­pa­ren­cia, que lan­za medi­das que no están bien estu­dia­das, o que su capa­ci­dad de comu­ni­ca­ción es muy baja, no logran­do dar satis­fac­ción a todas las legí­ti­mas dudas que se plan­tea la ciu­da­da­nía res­pec­to a estos pla­nes guber­na­men­ta­les. La estra­te­gia que pre­si­de el accio­nar del Gobierno pare­ce resu­mir­se en la famo­sa fra­se de “allí vamos viendo”.

Fren­te a todo ello se hace nece­sa­ria la más com­ple­ta y pron­ta infor­ma­ción sobre todos los pun­tos que que­dan oscu­ros. Hay que dar­le cer­te­zas y segu­ri­da­des – y no más frus­tra­cio­nes – a las víc­ti­mas del des­ca­la­bro sani­ta­rio y social en que ya esta­mos insertos.

Ade­más, pare­ce impor­tan­te insis­tir en que los recur­sos se cana­li­cen, en todo lo que se pue­da, a tra­vés de los muni­ci­pios, sin per­jui­cio de la ple­na uti­li­za­ción de la red ban­ca­ria, sobre todo de Ban­co Esta­do, sin cobro de comi­sio­nes. Igual­men­te hay que defi­nir con pre­ci­sión el mon­to de las ayu­das, las cua­les no pue­den ser meno­res que el sala­rio míni­mo, y debe variar de acuer­do a la can­ti­dad de miem­bros de cada hogar.

Con res­pec­to a los recur­sos que se reco­lec­ta­rán por la vía incier­ta de la recon­ver­sión pre­su­pues­ta­ria – que aun cuan­do se jun­ten ínte­gra­men­te serán insu­fi­cien­tes – se hace nece­sa­rio que esos recur­sos se com­ple­men­ten con la emi­sión de títu­los de deu­da que sean com­pra­dos obli­ga­to­ria­men­te por el Ban­co Cen­tral – que debe coope­rar con esta cam­pa­ña y no solo con el sal­va­ta­je empre­sa­rial – de modo de aten­der más amplia­men­te a toda la pobla­ción afectada.

*Fuen­te: El Clarín

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.