Inter­na­cio­nal. ‎“Defen­der Euro­pe 2020”, un ejer­ci­cio ver­gon­zo­so

por Willy Wim­mer*, Resu­men Lati­no­ame­ri­cano, 09 de abril de 2020

Euro­pa se deba­te deses­pe­ra­da­men­te fren­te la cri­sis del COVID-19, pero Esta­dos Uni­dos y ‎sus socios de la OTAN man­tie­nen a toda cos­ta el gigan­tes­co ejer­ci­cio mili­tar “Defen­der Euro­pe 2020”. Willy ‎Wim­mer, ex secre­ta­rio de Esta­do del minis­te­rio de Defen­sa de Ale­ma­nia, obser­va que una Euro­pa ‎occi­den­tal sumi­sa vuel­ve a poner su sue­lo al ser­vi­cio de la geo­po­lí­ti­ca ‎de Washing­ton y resal­ta la gra­ve com­pli­ci­dad de Ber­lín en esta nue­va pro­vo­ca­ción con­tra la ‎Fede­ra­ción Rusa. ‎

Des­de que se lle­vó a cabo en sue­lo
euro­peo la gue­rra de la OTAN con­tra la Repú­bli­ca Fede­ral ‎de
Yugos­la­via –gue­rra que con­tra­de­cía el dere­cho inter­na­cio­nal – , la OTAN ha
segui­do ‎fomen­tan­do sis­te­má­ti­ca­men­te la ero­sión del dere­cho inter­na­cio­nal.

¿Tie­nen las rela­cio­nes ‎inter­na­cio­na­les
que estar some­ti­das a la ley de la sel­va? Lo que pre­do­mi­na
es el pun­to de vis­ta ‎de Esta­dos Uni­dos y esta­mos vien­do como
nues­tros paí­ses euro­peos son con­ver­ti­dos ‎sis­te­má­ti­ca­men­te en posi­cio­nes
avan­za­das de Washing­ton, piso­tean­do para ello con el mayor ‎des­pre­cio
todo nues­tro orden jurí­di­co. Sí, hoy nos vemos nue­va­men­te en la obli­ga­ción
de ‎repa­sar las lec­cio­nes que nos deja­ron las dos gue­rras
mun­dia­les. ‎

Y nos vemos en la obli­ga­ción de seña­lar
que, des­de la gue­rra con­tra Yugos­la­via, el «Occi­den­te ‎de los valo­res»
es una noción del pasa­do. Des­de 1945, lo que había evi­ta­do
la gue­rra era ‎la Car­ta de las Nacio­nes Uni­das, con­cre­ta­men­te
a tra­vés del Con­se­jo de Segu­ri­dad de la ONU. ‎La gue­rra
no debe­ría ser posi­ble más que en caso de legí­ti­ma defen­sa y
úni­ca­men­te según ‎las reglas de las Nacio­nes Uni­das. La OTAN
mis­ma sólo era con­ce­bi­ble como una orga­ni­za­ción ‎pura­men­te defen­si­va y
vin­cu­la­da a la mis­ma Car­ta de las Nacio­nes Uni­das. ‎

Ale­ma­nia con­tri­bu­yó a rom­per con
lo úni­co que pro­te­gía a la huma­ni­dad de nue­vas ‎des­truc­cio­nes
ya que, des­de la gue­rra de 1999 con­tra Yugos­la­via,
ha veni­do soca­van­do ‎deli­be­ra­da­men­te, median­te ope­ra­cio­nes mili­ta­res
que con­tra­di­cen la Car­ta de la ONU, el ‎com­pro­mi­so de la nación
ale­ma­na en pro de reglas apli­ca­bles del dere­cho inter­na­cio­nal. ‎

No se tra­ta de temas pura­men­te
his­tó­ri­cos. Cual­quie­ra que pres­te aten­ción a los ‎acon­te­ci­mien­tos podrá
notar el enor­me incre­men­to del trá­fi­co aéreo mili­tar, así como los ‎movi­mien­tos
de tan­ques que cru­zan Ale­ma­nia rum­bo al terri­to­rio ruso. Esta polí­ti­ca
hacia Rusia ‎está en mar­cha des­de 1992, des­de que
supues­ta­men­te ter­mi­nó la gue­rra fría, con­tra­di­ce todos ‎los acuer­dos
inter­na­cio­na­les fir­ma­dos en el momen­to de la reuni­fi­ca­ción ale­ma­na y vio­la
los ‎com­pro­mi­sos con­traí­dos ante la Unión Sovié­ti­ca en noviem­bre
de 1990, con la fir­ma de la ‎Car­ta de París. ‎

Un espí­ri­tu de bue­na vecin­dad debía
regir la vida en Euro­pa. ¿Dón­de están las prohi­bi­cio­nes ‎del
gobierno fede­ral ale­mán que debían impe­dir que el ejér­ci­to de
Esta­dos Uni­dos avan­za­ra ‎hacia Rusia?, país que –en el
pre­ci­so momen­to en que se desa­rro­lla el ejer­ci­cio de
la OTAN– ‎esta­rá con­me­mo­ran­do el enor­me tri­bu­to en vidas
que tuvo que pagar duran­te la Segun­da ‎Gue­rra Mun­dial

¿Dón­de esta­ba y dón­de está
el pre­si­den­te de la Repú­bli­ca Fede­ral ‎de Ale­ma­nia que, duran­te
su man­da­to, nos recor­da­ba la impor­tan­cia de la Car­ta de
las ‎Nacio­nes Uni­das como medio de pre­ve­nir la gue­rra?, pero que hoy
obe­de­ce cie­ga­men­te a un ‎gobierno fede­ral com­pla­cien­te, per­mi­tien­do
una vez más que las tro­pas ale­ma­nas vayan a la ‎gue­rra
sin man­da­to de las Nacio­nes Uni­das. ‎

La can­ci­ller ale­ma­na Ange­la Mer­kel rom­pe
un tabú al hacer que los sol­da­dos ale­ma­nes ‎par­ti­ci­pen en el ejer­ci­cio de
la OTAN de mayor enver­ga­du­ra que se orga­ni­za con­tra Rusia ‎des­de
el fin de la gue­rra fría. Esa rup­tu­ra pue­de impe­dir que
se con­cre­te el lar­go pro­ce­so de ‎avan­ce hacia una paz dura­de­ra,
pro­ce­so que se había hecho posi­ble gra­cias a ges­tos admi­ra­bles ‎y
a una acción lúci­da hacia la Fede­ra­ción Rusa y el pue­blo ruso. ‎

Tene­mos que recor­dar que ese mis­mo pue­blo
ruso con­ver­sa con el pue­blo ale­mán hacien­do gala ‎de una ampli­tud
de men­te que pue­de pare­cer incon­ce­bi­ble des­pués de las des­truc­cio­nes de
la ‎Segun­da Gue­rra Mun­dial y de la agre­sión del Reich ale­mán con­tra la
Unión Sovié­ti­ca. ‎Sin embar­go, don­de quie­ra que usted vaya como
ciu­da­dano ale­mán, en las calles y pla­zas de ‎ese for­mi­da­ble país,
reci­bi­rá una calu­ro­sa bien­ve­ni­da. En 1987, cuan­do yo visi­té la
céle­bre ‎Divi­sión Taman, cer­ca de Mos­cú, como pri­mer repre­sen­tan­te de
un minis­te­rio de Defen­sa ‎occi­den­tal, pude com­pro­bar per­so­nal­men­te
que en el museo de la Divi­sión no había ‎abso­lu­ta­men­te nada que
pudie­se ser con­si­de­ra­do deni­gran­te hacia los sol­da­dos la Wehr­macht, ‎a pesar
de haber sido esta el enemi­go mor­tal de la URSS duran­te la Segun­da
Gue­rra Mun­dial. ‎El coro­nel que enca­be­za­ba la direc­ción polí­ti­ca de
la Divi­sión me dijo sim­ple­men­te, citan­do ‎pala­bras de su pro­pia
madre, que cada joven sol­da­do ale­mán muer­to en aque­lla gue­rra había ‎sido
tam­bién moti­vo de due­lo para una madre ale­ma­na. ‎

En 1985, el pre­si­den­te ale­mán Richard
von Weiz­sac­ker denun­ció en el Bun­des­tag un ‎com­por­ta­mien­to que podría
cali­fi­car­se como «olvi­do de la His­to­ria». Aque­lla expre­sión es ‎apli­ca­ble
al com­por­ta­mien­to de los diri­gen­tes ale­ma­nes de hoy, los cua­les
vota­ron para que ‎los sol­da­dos ale­ma­nes par­ti­ci­pa­ran en el ejer­ci­cio
de la OTAN «Defen­der Euro­pe 2020». ‎Esos diri­gen­tes ale­ma­nes
abrie­ron un camino y per­mi­ten que los gene­ra­les de la Bun­des­wehr ‎hablen
de ese ejer­ci­cio como lo hacen. No cues­tio­nan que sol­da­dos ale­ma­nes
se atrin­che­ren ‎‎«a las puer­tas de Lenin­gra­do-San Peters­bur­go»,
ciu­dad rusa que es hoy una joya de la ‎cul­tu­ra común
euro­pea. ‎

El 28 de enero de 2020, duran­te la
con­me­mo­ra­ción de la libe­ra­ción de Ausch­witz, el pre­si­den­te ‎ruso
Vla­di­mir Putin inau­gu­ró en Jeru­sa­lén un memo­rial dedi­ca­do al recuer­do
del blo­queo ‎de Lenin­gra­do por par­te del Reich ale­mán, duran­te
la Segun­da Gue­rra Mun­dial. La can­ci­ller ‎ale­ma­na esta­ba pre­sen­te y
ella es res­pon­sa­ble de que Rusia sea hoy blan­co del injus­to ‎‎«espí­ri­tu
de Ver­sa­lles», que ame­na­za con poner a Rusia en la posi­ción que
la pro­pia ‎Ale­ma­nia vivió duran­te la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial y
en Ver­sa­lles. ‎

No es por tan­to sor­pren­den­te que,
en mayo de 2019, el gobierno fede­ral ale­mán no haya ‎con­me­mo­ra­do
el cen­te­na­rio de «Ver­sa­lles», ni que el pre­si­den­te ale­mán tam­po­co
lo haya ‎men­cio­na­do en una cere­mo­nia de con­me­mo­ra­ción rea­li­za­da bajo
su res­pon­sa­bi­li­dad. Ver­sa­lles ‎repre­sen­ta el «demo­nio de
la ven­gan­za», pero tam­bién sim­bo­li­za­ba la inca­pa­ci­dad deli­be­ra­da ‎de
luchar por la paz dado el hecho que los prin­ci­pa­les diri­gen­tes
vin­cu­la­dos al Tra­ta­do de ‎Ver­sa­lles sabían que el docu­men­to que
esta­ban redac­tan­do en 1919 sem­bra­ba la semi­lla de la ‎pró­xi­ma
gue­rra. Wolf­gang Effen­ber­ger sub­ra­yó inclu­so que el maris­cal fran­cés Foch,
a cuya ‎tum­ba acu­dió el pre­si­den­te esta­dou­ni­den­se Donald Trump
en 2017 para ren­dir­le home­na­je, ya ‎habla­ba enton­ces de una pró­xi­ma
gue­rra para den­tro de 20 años. Y no se equi­vo­có. ‎

Esa for­ma de pen­sar se expre­sa nue­va­men­te
en el gran ejer­ci­cio de la OTAN, deli­be­ra­da­men­te ‎pla­nea­do para el
ani­ver­sa­rio del fin de la Segun­da Gue­rra Mun­dial, que ter­mi­nó el 9 de
mayo ‎de 1945. Obe­dien­te ante la OTAN, Occi­den­te no sabe
cons­truir la paz, sólo sabe hacer ‎la gue­rra, ya sea
la gue­rra fría o una gue­rra san­grien­ta. ‎

La con­fe­ren­cia rea­li­za­da en abril
del año 2000 en Bra­tis­la­va (Eslo­va­quia) defi­nió cla­ra­men­te ‎el obje­ti­vo
de Esta­dos Uni­dos en Euro­pa: des­ple­gar una cor­ti­na de hie­rro
entre el Bál­ti­co y el Mar Negro, que Rusia se que­de don­de
está, que se divi­da o que esta­lle en peque­ños Esta­dos. ‎El ejer­ci­cio
de la OTAN, pre­sen­ta­do como «Defen­der Euro­pe 2020», es un «ejer­ci­cio ‎ver­gon­zo­so»,
útil sólo para los par­ti­da­rios de la gue­rra. ‎

* Ex dipu­tado de la Willy Wim­merC­SU (de 1986 a 2009), fue secre­ta­rio de Esta­do en el minis­te­rio fede­ral de Defen­sa de Ale­ma­nia (de 1988 a 1992) y vice­pre­si­den­te de la Asam­blea Par­la­men­ta­ria de la OSCE (de 1994 al 2000).

Fuen­te: Zeit Fra­gen (Sui­za) /​Red Vol­tai­re

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *