Colom­bia. La prio­ri­dad de Duque es el sec­tor finan­cie­ro

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​9 de abril de 2020

Mucho revue­lo han cau­sa­do algu­nas de las medi­das toma­das por el Gobierno Nacio­nal fren­te a la ame­na­za de la pan­de­mia COVID-19 en Colom­bia. Entre las más polé­mi­cas, tene­mos al Decre­to 444, fir­ma­do el 21 de mar­zo del 2020. Es el cen­tro de dis­cu­sión para Alcal­des, Gober­na­do­res, aca­dé­mi­cos, polí­ti­cos y fun­cio­na­rios del gobierno de Duque en gene­ral.

Por Han­sel Fore­ro*. La Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal ini­ció la sema­na pasa­da un estu­dio sobre la cons­ti­tu­cio­na­li­dad de dicho man­da­to pre­si­den­cial. ¿En qué con­sis­te? ¿Por qué ha gene­ra­do tan­ta polé­mi­ca? ¿A quién bene­fi­cia y a quién afec­ta? A con­ti­nua­ción rea­li­za­mos un bre­ve aná­li­sis.

ABC del Decre­to 444

Fue emi­ti­do por el Minis­te­rio de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co. Es un ins­tru­men­to legal que per­mi­tió crear el Fon­do de Miti­ga­ción de Emer­gen­cias –FOME – , como una bol­sa de recur­sos para, supues­ta­men­te, redu­cir los efec­tos nega­ti­vos de la emer­gen­cia social y eco­nó­mi­ca pro­duc­to de la enfer­me­dad COVID-19 en Colom­bia.

Ade­más de la crea­ción de FOME, el Decre­to otor­gó facul­ta­des para que el Minis­te­rio de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co faci­li­te liqui­dez al sec­tor finan­cie­ro y así com­prar bonos de deu­da, accio­nes y otor­gar cré­di­tos a empre­sas pri­va­das, mix­tas y públi­cas que sean con­si­de­ra­das como de inte­rés nacio­nal. Siem­pre y cuan­do se hayan vis­to afec­ta­das por la emer­gen­cia.

Fuen­tes de recur­sos para el FOME

Según el Decre­to 444, las fuen­tes con­cre­tas de los recur­sos para el FOME son cua­tro los siguien­tes:

1) Recur­sos has­ta del 80 % del total del Fon­do de Aho­rro y Esta­bi­li­za­ción.

2) Recur­sos del Fon­do Nacio­nal de Pen­sio­nes de Enti­da­des Terri­to­ria­les –FONPET- del 2019 que no han sido paga­dos a las enti­da­des terri­to­ria­les y el total de recur­sos des­ti­na­dos para los años 2020, 2021, 2022. Pue­den ser más años según las nece­si­da­des defi­ni­das por el Minis­te­rio de Hacien­da.

3) Los recur­sos des­ti­na­dos direc­ta­men­te del Pre­su­pues­to Gene­ral de la Nación ‑PGN-. Sin embar­go, no es cla­ro si se rea­li­za­rían modi­fi­ca­cio­nes al PGN o serán recur­sos de los perio­dos fis­ca­les de los siguien­tes años.

4) Los ren­di­mien­tos finan­cie­ros gene­ra­dos por la admi­nis­tra­ción de recur­sos, es decir, las ganan­cias obte­ni­das pro­duc­to de intere­ses de los demás fon­dos del Esta­do y los demás que el Gobierno deter­mi­ne.
Cabe seña­lar que, de estos recur­sos, dos hace par­te del Sis­te­ma Gene­ral de Rega­lías (el 1 y el 2) y dos son toma­dos de otros rubros (el 3 y el 4).

¿Qué es el Fon­do de Aho­rro y Esta­bi­li­za­ción?

Es una bol­sa de recur­sos que reúne has­ta el 30% del total de las rega­lías obte­ni­das anual­men­te por el Esta­do. Este fon­do fue crea­do con la refor­ma al Sis­te­ma Gene­ral de Rega­lías en el año 2012. Tie­ne por obje­to ser un meca­nis­mo de aho­rro para even­tua­les des­equi­li­brios fis­ca­les o macro­eco­nó­mi­cos que afec­ten a las enti­da­des terri­to­ria­les. Es admi­nis­tra­do por el Ban­co de la Repú­bli­ca, pero en caso de ser uti­li­za­do debe ser dis­tri­bui­do a las enti­da­des terri­to­ria­les según lo esta­ble­ci­do en el artícu­lo 361 de la Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca, es decir, los recur­sos de este fon­do deben ser repar­ti­dos a Gober­na­cio­nes y muni­ci­pios, no ser uti­li­za­dos por el Gobierno Nacio­nal Cen­tral.

Ade­más, el Decre­to 444 plan­tea que los recur­sos del FAE serán pres­ta­dos al FOME en dóla­res con 0% de inte­rés. Debe­rán ser paga­dos a par­tir del año 2023 con una con­tri­bu­ción de un billón anual has­ta que se extin­ga la obli­ga­ción. Según los cálcu­los del Gobierno Nacio­nal, para 2017 los recur­sos del FAE jun­to con sus ren­di­mien­tos osci­la­ban entre los 11 billo­nes de pesos. Ya han pasa­do más de 2 años y es difí­cil obte­ner infor­ma­ción pre­ci­sa sobre el total de los recur­sos que con­tie­ne el FAE, lo que plan­tea una difi­cul­tad para esti­mar cuan­to equi­va­le el 80% de los recur­sos del FAE que se des­ti­na­rá al FOME.

¿Qué es el Fon­do Nacio­nal de Pen­sio­nes de Enti­da­des Terri­to­ria­les ‑FONPET?

Tam­bién sur­gió con la refor­ma al Sis­te­ma Gene­ral de Rega­lías en el 2012. Es un fon­do para des­ti­nar el 10 % del total de las rega­lías obte­ni­das anual­men­te por el Esta­do (Art. 361 CPC). Esta bol­sa de recur­sos ha con­tri­bui­do a sol­ven­tar el pasi­vo pen­sio­nal que tie­nen las Enti­da­des Terri­to­ria­les, logran­do que miles de per­so­nas pue­dan acce­der a su pen­sión. Según el Depar­ta­men­to Nacio­nal de Pla­nea­ción, en el año 2017 el pasi­vo pen­sio­nal esta­ba alre­de­dor de los $21,5 billo­nes.

El argu­men­to del Gobierno Nacio­nal para cen­tra­li­zar los recur­sos del FONPET es que actual­men­te el fon­do sol­ven­ta el 80 % del pasi­vo pen­sio­nal de las Enti­da­des Terri­to­ria­les y que, por lo tan­to, uti­li­zar estos recur­sos no afec­ta­rá las finan­zas públi­cas terri­to­ria­les.

Según el Decre­to 444, los recur­sos FONPET del año 2019 que no han sido entre­ga­dos a las enti­da­des terri­to­ria­les, más el total de los recur­sos que obten­drá duran­te los años 2020, 2021 y 2022 serán des­ti­na­dos al FOME, se entre­ga­rán en dóla­res y ten­drán un pla­zo de 10 años para ser paga­dos con 0% de inte­rés. Ade­más, que­da a dis­po­si­ción del Minis­te­rio de Hacien­da si es nece­sa­rio uti­li­zar recur­sos del FONPET duran­te más años.

Apo­yo a la liqui­dez del sec­tor finan­cie­ro

La liqui­dez a gran­des ras­gos se refie­re a la capa­ci­dad de un actor (per­so­na natu­ral o jurí­di­ca) de dis­po­ner de dine­ro en efec­ti­vo o de con­ver­tir sus acti­vos en dine­ro en efec­ti­vo. El apo­yo a la liqui­dez del sec­tor finan­cie­ro por par­te del Esta­do se rea­li­za para pre­ve­nir que los ban­cos se que­den sin dine­ro en efec­ti­vo para rea­li­zar prés­ta­mos, pues­to que la emer­gen­cia del COVID-19 pue­de gene­rar que un gru­po pobla­cio­nal reti­re sus aho­rros de los ban­cos y que otro gru­po pobla­cio­nal no pue­da pagar sus deu­das, dejan­do a los ban­cos sin dine­ro en efec­ti­vo para poder rea­li­zar cré­di­tos.

Actual­men­te el Esta­do cuen­ta con fon­dos que tie­nen por obje­ti­vo apo­yar la liqui­dez del sec­tor finan­cie­ro en los casos que sea nece­sa­rio, tal es el caso del Fon­do Nacio­nal de Garan­tías que pres­ta­rá liqui­dez a ban­cos de pri­mer piso (Ban­cos que pres­tan a per­so­nas y empre­sas) para que otor­guen cré­di­tos con intere­ses bajos a empre­sas afec­ta­das por la emer­gen­cia del COVID-19 para que paguen nómi­nas.

Otro fon­do que pres­ta liqui­dez al sec­tor finan­cie­ro es el Fon­do para la Esta­bi­li­za­ción de la Car­te­ra Hipo­te­ca­ria –FECH- este fon­do es admi­nis­tra­do por el Ban­co de la Repú­bli­ca y se le con­ce­de en el decre­to 444 del 2020 que sea quien admi­nis­tre y reali­ce las ope­ra­cio­nes de trans­fe­ren­cia tem­po­ral de valo­res del FOME al sec­tor finan­cie­ro, según las deter­mi­na­cio­nes del Minis­te­rio de Hacien­da. Es decir, con el Decre­to 444 del 2020 el Gobierno Nacio­nal toma más dine­ro de los colom­bia­nos, espe­cí­fi­ca­men­te de las enti­da­des terri­to­ria­les para otor­gar­le prés­ta­mos 0% inte­rés al sec­tor finan­cie­ro.

Las ope­ra­cio­nes de trans­fe­ren­cia de valo­res auto­ri­za­das por el Decre­to 444 para que reali­ce el FECH se rea­li­za­rán en dóla­res, ten­drán un pla­zo para ser pagas de has­ta 365 días y serán des­ti­na­das a pres­tar liqui­dez a los ban­cos de pri­mer y segun­do piso (Ban­cos que pres­tan a ban­cos), esto según el gobierno de Duque para garan­ti­zar prés­ta­mos a las empre­sas y hoga­res que se hayan vis­to afec­ta­dos por la emer­gen­cia social y eco­nó­mi­ca pro­vo­ca­da por el COVID-19.

¿Cómo plan­tea el Decre­to pro­te­ger la eco­no­mía?

La visión de pro­tec­ción de la eco­no­mía que tie­ne el Decre­to 444 del 2020 par­te de las tesis neo­li­be­ra­les pues­tas en prác­ti­ca por los Chica­go Boys crio­llos, que diri­gen la eco­no­mía nacio­nal. Estos creen que hay que debi­li­tar el sec­tor públi­co y for­ta­le­cer el sec­tor pri­va­do pues lo públi­co no es efi­cien­te. Así, des­de la déca­da de 1990 han pro­pi­cia­do la pri­va­ti­za­ción de la salud y los ser­vi­cios bási­cos. Esta visión que ase­gu­ra que dis­mi­nu­yen­do impues­tos a los gran­des capi­ta­les se está poten­cian­do el empleo, el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y por lo tan­to ayu­dan­do a los pobres. En el Decre­to 444 se plan­tea que las ope­ra­cio­nes del FOME serán regu­la­das por el dere­cho pri­va­do, es decir que no serán las nece­si­da­des socia­les las que pri­men sino la menor afec­ta­ción del mer­ca­do.

Los recur­sos del FOME irán en mayor medi­da al sec­tor finan­cie­ro con 0% de inte­rés, el sec­tor finan­cie­ro uti­li­za­rá estos recur­sos para otor­gar cré­di­tos a hoga­res y empre­sas con el inte­rés del mer­ca­do. Es decir, los ban­cos gana­rán pla­ta con los recur­sos públi­cos.

Ade­más, esta visión neo­li­be­ral de esti­mu­lar la ofer­ta ‑ban­cos- y no la deman­da ‑pue­blos- gene­ra una cri­sis eco­nó­mi­ca más pro­fun­da, pues­to que los ban­cos pue­den con­tar con recur­sos para pres­tar, las empre­sas se pue­den endeu­dar para pro­du­cir. Pero si la mayo­ría de la pobla­ción afec­ta­da por la emer­gen­cia social y eco­nó­mi­ca no cuen­ta con recur­sos para con­su­mir, ni para pagar sus deu­das y cré­di­tos con­traí­dos, la eco­no­mía colom­bia­na se asfi­xia­ría y aumen­ta­ría la cri­sis. Será peor la cura que la enfer­me­dad, pues­to que las peque­ñas y media­nas empre­sas se enfren­ta­rán a cré­di­tos impa­ga­bles, cre­ce­rá el des­em­pleo, los tra­ba­ja­do­res no ten­drían capa­ci­dad adqui­si­ti­va para com­prar. Se des­ace­le­ra­rá la eco­no­mía.

Polé­mi­ca por el Decre­to 444 del 2020

Aun­que el decre­to ha sido cri­ti­ca­do y defen­di­do de mane­ra super­fi­cial, son 3 aspec­tos los que sobre­sa­len:

Recur­sos para Salud: El obje­to del decre­to plan­tea que el FOME se crea para aten­der nece­si­da­des de recur­sos para salud. Ade­más, en los dis­cur­sos guber­na­men­ta­les y has­ta de algu­nos per­so­na­jes de la opo­si­ción como Gus­ta­vo Petro se ase­gu­ra que el Decre­to bus­ca aumen­tar recur­sos para la Salud y pre­ven­ción del COVID-19. Sin embar­go, la reali­dad es otra: la mayo­ría de artícu­los y accio­nes que plan­tea el Decre­to 444 están orien­ta­dos a “aten­der las nece­si­da­des eco­nó­mi­cas y socia­les de las empre­sas pro­duc­ti­vas y finan­cie­ras”.

La úni­ca ven­ta­na abier­ta que deja el Decre­to 444 del 2020 para que los recur­sos del FOME vayan a for­ta­le­cer la salud en las enti­da­des terri­to­ria­les, está en el Lite­ral 1 del Artícu­lo 4, que esta­ble­ce que uno de los usos de los recur­sos del FOME será para aten­der nece­si­da­des adi­cio­na­les de las enti­da­des que hacen par­te del Pre­su­pues­to Gene­ral de la Nación. Esto quie­re decir que la mayor par­te de los recur­sos del FOME se des­ti­na­rán para apo­yar a las empre­sas que el Minis­te­rio de Hacien­da deter­mi­ne.

Cen­tra­li­za­ción de recur­sos terri­to­ria­les: Aun­que las dos prin­ci­pa­les fuen­tes de recur­sos del FOME pro­vie­nen de recur­sos de rega­lías (es decir de recur­sos que cons­ti­tu­cio­nal­men­te deben ser otor­ga­dos a depar­ta­men­tos, muni­ci­pios y dis­tri­tos) el Decre­to 444 del 2020 no plan­tea meca­nis­mos de coor­di­na­ción en la toma de deci­sio­nes sobre sus recur­sos entre el Gobierno Nacio­nal y los Gobier­nos Terri­to­ria­les. Por el con­tra­rio, con­ce­de la facul­tad de la toma de deci­sio­nes sobre los recur­sos exclu­si­va­men­te al Minis­te­rio de Hacien­da y Cré­di­to Públi­co y, como res­pon­sa­ble de algu­nas ope­ra­cio­nes, al Ban­co de la Repú­bli­ca.

Aspec­to injus­to con las finan­zas públi­cas terri­to­ria­les que pue­de ser incons­ti­tu­cio­nal, pues­to que no cum­ple con los Artícu­los 288 y 361 de la Cons­ti­tu­ción Polí­ti­ca de Colom­bia. El Artícu­lo 288 se refie­re a los prin­ci­pios de com­ple­men­ta­rie­dad, con­cu­rren­cia y sub­si­dia­rie­dad que rigen la rela­ción entre el Gobierno Nacio­nal y las Enti­da­des Terri­to­ria­les. El Artícu­lo 361 refie­re a los usos exclu­si­vos de los recur­sos de rega­lías por las enti­da­des terri­to­ria­les.

Fal­ta de pre­ci­sión: Ade­más de no con­tem­plar meca­nis­mos de coor­di­na­ción y toma de deci­sio­nes entre Gobierno Nacio­nal y enti­da­des terri­to­ria­les, el Decre­to no plan­tea cuán­to por­cen­ta­je del total del FOME será des­ti­na­do al for­ta­le­ci­mien­to del sis­te­ma de salud públi­co, cuán­to por­cen­ta­je para la trans­fe­ren­cia de valo­res o liqui­dez al sec­tor finan­cie­ro, y cuán­to por­cen­ta­je al finan­cia­mien­to de empre­sas de inte­rés nacio­nal.

Asi­mis­mo, no plan­tea meca­nis­mos de prio­ri­za­ción o foca­li­za­ción del gas­to para finan­cia­mien­to de empre­sas de inte­rés nacio­nal afec­ta­das por la emer­gen­cia social y eco­nó­mi­ca. Es un peli­gro que las empre­sas apo­ya­das sean esco­gi­das por el Minis­te­rio de Hacien­da, pues­to que podrán ser apo­ya­das ope­ra­cio­nes finan­cie­ras que ten­gan efec­tos adver­sos en la eco­no­mía (Pará­gra­fo 1 Art. 4), ade­más que a la cabe­za de este Minis­te­rio (Alber­to Carras­qui­lla) se le cono­cen cer­ca­nía con el Gru­po AVAL, de Luis Car­los Sar­mien­to Angu­lo, el ban­que­ro más rico de Colom­bia.

¿A quién bene­fi­cia el decre­to?

• Al sec­tor finan­cie­ro, pues el Esta­do les pres­ta­rá recur­sos de liqui­dez en dóla­res con 0% de inte­rés para que este pres­te a empre­sas y hoga­res con el inte­rés del mer­ca­do.
• A quie­nes están a favor de la pri­va­ti­za­ción de empre­sas públi­cas y quie­nes pre­ten­den com­prar­las, pues­to que el decre­to per­mi­te com­prar y ven­der accio­nes de empre­sas públi­cas.
• A las empre­sas comer­cia­les y pro­duc­ti­vas que el Minis­te­rio de Hacien­da va a bene­fi­ciar con com­pra de bonos, accio­nes y otor­ga­mien­to de cré­di­tos.
• De mane­ra incier­ta pue­de bene­fi­ciar a las empre­sas públi­cas, inclui­das las de las Enti­da­des Terri­to­ria­les que se afec­ten por la emer­gen­cia social y eco­nó­mi­ca pro­du­ci­da por el COVID-19.

¿A quién afec­ta el decre­to?
• A los colom­bia­nos y colom­bia­nas víc­ti­mas de la COVID-19 y sus fami­lias, pues­to que recur­sos que pue­den uti­li­zar­se en la pro­tec­ción de su vida serán des­ti­na­dos al sec­tor pri­va­do.
• A los colom­bia­nos y colom­bia­nas que viven del rebus­que y son o que­da­rán des­em­plea­dos, pues­to que según cifras del Depar­ta­men­to Admi­nis­tra­ti­vo Nacio­nal de Esta­dís­ti­ca ‑DANE- el 42.8% de la pobla­ción colom­bia­na se ocu­pa en la infor­ma­li­dad y el 12,2% es des­em­plea­da (es decir a 5.450.685 per­so­nas). Estas per­so­nas de bajos recur­sos son quie­nes no tie­nen cómo ali­men­tar­se en esta cua­ren­te­na.
• A las y los pen­sio­na­dos y actua­les emplea­dos de las empre­sas públi­cas depar­ta­men­ta­les, muni­ci­pa­les y dis­tri­ta­les pues­to que se están pres­tan­do los recur­sos de sus pen­sio­nes al sec­tor pri­va­do.
• Las finan­zas públi­cas y la auto­no­mía de las enti­da­des terri­to­ria­les, dado que cen­tra­li­za recur­sos (que ya son difí­ci­les de tri­bu­tar) para otor­gar prés­ta­mos al sec­tor pri­va­do.
• La esta­bi­li­dad fis­cal terri­to­rial y nacio­nal, ya que no se sabe qué pue­da pasar con el pre­cio del petró­leo, prin­ci­pal fuen­te de ingre­so para la nación, debi­do a la depen­den­cia de la eco­no­mía extrac­ti­vis­ta que his­tó­ri­ca­men­te ha teni­do Colom­bia. En las últi­mas sema­nas se han regis­tra­do pre­cios his­tó­ri­cos a la baja, cer­ca de 23 dóla­res el barril.

*Han­sel Fore­ro es espe­cia­lis­ta en Aná­li­sis de Polí­ti­cas Públi­cas de la Uni­ver­si­dad Nacio­nal de Colom­bia y cola­bo­ra­dor de Colom­bia Infor­ma.

CI HF/PC/09/04/2020/08:30

– Chica­go Boys es una deno­mi­na­ción apa­re­ci­da en los años 1970 que hace refe­ren­cia a los eco­no­mis­tas libe­ra­les edu­ca­dos en la Uni­ver­si­dad de Chica­go, don­de apren­die­ron de las ideas eco­nó­mi­cas de los esta­dou­ni­den­ses Mil­ton Fried­man y Arnold Har­ber­ger.

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *