Chi­le. Estu­dian­tes Uni­ver­si­dad Andrés Bello ini­cian movi­li­za­ción en recha­zo a moda­li­dad online

Resu­men Lati­no­ame­ri­cano* /​9 de abril de 2020

Debi­do al con­tex­to sani­ta­rio, la Uni­ver­si­dad Andrés Bello, al igual que muchas otras ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­cio­na­les a nivel nacio­nal, deci­dió cerrar sus puer­tas y con esto sus­pen­der las cla­ses pre­sen­cia­les de mane­ra total como for­ma de pre­ve­nir los con­ta­gios por Covid-19, dan­do con­ti­nui­dad al semes­tre aca­dé­mi­co a tra­vés de la pla­ta­for­ma Black­board con cla­ses en línea.

Cabe des­ta­car que la uni­ver­si­dad había pre­pa­ra­do pre­via­men­te el uso de esta pla­ta­for­ma en caso de nue­vas movi­li­za­cio­nes por el esta­lli­do social, ade­más de esto modi­fi­có un artícu­lo del con­tra­to, para así ase­gu­rar el poder hacer el cie­rre de semes­tre en la moda­li­dad que se esti­me conveniente.

Lue­go de una sema­na en esta moda­li­dad, la cual no estu­vo exen­ta de difi­cul­ta­des, hacien­do caso omi­so a todas las pro­ble­má­ti­cas expues­tas por lxs estu­dian­tes para poder acce­der a las cla­ses – ya que no todxs estxs cuen­tan con las herra­mien­tas nece­sa­rias – a esto se le sumó las pre­ca­rias medi­das de apo­yo eco­nó­mi­co que la Uni­ver­si­dad Andrés Bello ha brin­da­do a sus miles de estu­dian­tes, los cua­les has­ta el día de hoy con­ti­núan des­em­bol­san­do sumas que sobre­pa­san, en muchos casos, los 300 mil pesos men­sua­les (365 dólares).

Esto aún cuan­do no se está hacien­do uso de la infra­es­truc­tu­ra, ni labo­ra­to­rios, ni impre­sio­nes, etc.

Es por esto que estu­dian­tes de dis­tin­tas carre­ras de la UNAB sede Con­cep­ción, han deci­di­do para­li­zar y no acce­der a las cla­ses onli­ne pro­por­cio­na­das por la uni­ver­si­dad, has­ta que sus peti­cio­nes sean escuchadas.

«La deci­sión del paro onli­ne se sus­ten­ta en que este tipo de acce­so a la edu­ca­ción (cla­ses en línea) no está sien­do equi­ta­ti­vo para todas y todos, sino más bien con­si­de­ra­mos que favo­re­ce a quie­nes tie­nen los medios para hacer uso de las pre­sen­tes fuen­tes de acce­so a la edu­ca­ción y per­ju­di­ca a lxs que no, por lo que no es via­ble con­ti­nuar vali­dan­do las medi­das que ha impues­to la ins­ti­tu­ción para dar­le con­ti­nui­dad semes­tre aca­dé­mi­co, las cua­les en vez de con­fi­gu­rar­se como un apor­te en bene­fi­cio del pro­ce­so for­ma­ti­vo de las y los estu­dian­tes, se ha pre­sen­ta­do como una herra­mien­ta con múl­ti­ples defi­cien­cias y como un apa­ra­to segregador».

Agre­gan que «las cla­ses deben sus­pen­der­se de mane­ra total y ser reca­len­da­ri­za­das para su pos­te­rior recu­pe­ra­ción pre­sen­cial una vez que exis­tan las con­di­cio­nes sani­ta­rias para vol­ver a cla­ses, no es posi­ble dar­le con­ti­nui­dad al semes­tre mien­tras cada unx de nosotrxs y nues­tras fami­lias nos esfor­za­mos día a día para sobre­vi­vir a una pan­de­mia des­ata­da a nivel mundial».

A dos sema­nas de ini­cia­da la movi­li­za­ción, las auto­ri­da­des a car­go de dar­le solu­ción a estos con­flic­tos se han rehu­sa­do a sen­tar­se a nego­ciar, excu­sán­do­se en lo difi­cul­to­so que ha sido para estos la admi­nis­tra­ción de la ins­ti­tu­ción duran­te la pandemia.

Resu­men*

Itu­rria /​Fuen­te

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on Facebook
Share on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.